arrow

Las vacaciones del señor Hulot

7,5
4.698
votos
Sinopsis
En un balneario de la costa atlántica, los veraneantes son incapaces de apartarse de sus rutinarias costumbres urbanas. Hasta que llega monsieur Hulot al volante de su viejo cacharro y rompe la calma estival. Para gran alegría de los niños, Hulot ofrecerá a los huéspedes del hotel unas vacaciones inolvidables. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 8 >>
25 de junio de 2006
42 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es verano y en un hotel de la costa bretona se reúnen turistas de habla francesa, inglesa y germana. Y, con todos, el señor Hulot que, hablar, no habla mucho y, sin embargo, no pasa desapercibido entre sus eventuales convecinos. Aunque no pueda negarse que es un hombre considerado, hay que reconocer que el señor Hulot suele ser de lo más inoportuno, por lo que sus buenas intenciones desembocan a menudo en hecatombe. Es una persona sociable pero, aunque no se dé cuenta o aunque no le importe, es un ser asocial. No es extraño que desde el primer día de vacaciones despierte ojeriza en el militar retirado, un viejo autoritario y metódico. Sin duda, Hulot no se ve como un tipo solitario, desgarbado, extravagante y anárquico, sino que tal vez se imagine a sí mismo como un héroe aventurero y romántico, semejante al pirata del que se disfraza para poder bailar con la chica de la que se ha enamorado.

Escena tras escena, cualquier personaje puede protagonizar una situación cómica, casi siempre basada en lo ridículo de lo convencional. Solo el señor Hulot se sale de lo ordinario y es capaz de sembrar el caos en la playa por sus arduas relaciones con las personas (el dueño del hotel, la bella Martine...) y, también, con los objetos (la barca, la caseta de fuegos de artificio, su propio automóvil...). Aunque Jacques Tati filma la variopinta sociedad playera con irónica sorna lo hace también con entrañable cariño. No es baladí el plano que muestra por vez primera la playa, con las cabezas infantiles en primer término, con el significado de descubrimiento que ello conlleva, al menos para el espectador que conserve el recuerdo de la primera vez que vio el mar. El humor no nace de la realidad misma sino de cuestionarla (1) y Les vacances de Monsieur Hulot es una observación personal de lo más irrisorio del comportamiento social; pero si funciona es porque las situaciones representadas devienen reconocibles para el espectador (a no ser que éste prefiera la montaña).

(1) http://www.filmaffinity.com/es/review/58938453.html
Kick'Em Ars
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de septiembre de 2009
50 de 70 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hagamos un pequeño viaje en el tiempo.

Estamos en la Antigua Grecia, periodo arcaico de la Historia del Arte.
Piensen por ejemplo en el Discóbolo o en el Poríforo.
Céntrense en sus caras, en el marcado hieratismo, su rigidez en las facciones, su ausencia de emociones.

Bien, ahora que tienen la imagen fresca, volvamos al presente.

Sigan manteniendo en sus mentes esa imagen.

Ahora póngale debajo de ella mi nick, porque esa cara es la que se me quedó las casi dos horas que dura la obra del señor Tati.

Hubiera jurado que estábamos en los orígenes de eso que hoy llamamos "humor" de no ser porque he visto a genios como Chaplin o Buster Keaton, Lubitsch o los hermanos Marx; con los cuales he compartido risas y carjadadas a montones.
Visualmente no le reniego nada, pero es a nivel estructural, el guión y el gag, que son demasiado simples y evidentes, casi tanto como los videos de caídas y tropezones.
Una gran decepción, después del gran status que ocupa este director/actor, que no haya conseguido sacarme ni una sola sonrisa (ya ni siquiera digo risa) en las interminables vacaciones por Saint-Marc-sur-Mer, donde he llegado a odiar el coche-metralleta con bocina de ganso, la puerta-muelle de los cojones y la idiotez compulsiva del protagonista.
Dichosos aquellos que le ven el humor a este hombre, ellos lo disfrutan.
Dragondave
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de septiembre de 2008
18 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Segundo largometraje de Tati, considerado por algunos como el mejor de los 6 que realizó. Escrito por J. Tati, Henri Marquet, Jacques Lagrange y Pierre Aubert, desarrolla un argumento original de Tati y Marquet. Se rueda en escenarios naturales de Saint-Marc-sur-Mer (Bretaña, Francia) y en los platós de los Studios de Boulogne-Billancourt (Francia), con notoria precariedad de medios. Nominado a un Oscar (guión) y al Gran Premio de Cannes, gana el premio Louis Delluc (Tati). Producido por Fred Orain y Jacques Tati para Cady Films, se estrena el 25-II-1953 (Francia).

La acción dramática tiene lugar en Saint-Marc-sur-Mer y alrededores a lo largo de unos días de vacaciones del verano de 1952. El señor Hulot al volante de un coche Amilcar 1924 llega a una pequeña población portuaria bretona, dotada de playa y de servicios de alojamiento, restauración, deportes y ocio, en la que se reúne cada año una colonia de unos 30 veraneantes del país y algún extranjero. Les mueve el deseo de huir de la rutina diaria, tomar el sol, bañarse en el mar y dedicarse al descanso y al ocio. Hulot se hospeda en el Hotel de la Plage, como la mayoría de los veraneantes de la localidad. Es un personaje solitario, soltero, extravagante, alto, inseguro y desgarbado. Extremadamente amable, ceremonioso y de buen corazón, es incapaz de establecer relaciones de amistad con otros veraneantes. Viste con corrección urbana, lleva unos pantalones algo cortos de pierna, fuma en pipa y anda apoyándose en las puntas de los pies.

El film es una comedia cómica, en la que tienen gran importancia los lances de humor visual y las incidencias sonoras (ruidos, susurros, explosiones, golpes...). El guión se presenta muy elaborado. El diálogo es escaso y ocupa una posición marginal. Se inspira con frecuencia en la técnica de los antiguos slapsticks. Suma ironía, sarcasmo, sensibilidad y ternura. Presenta una nutrida galería de personajes singulares, entre los que se encuentra un comandante jubilado, autoritario y susceptible; un aburridísimo y locuaz idealista de izquierdas; un negociante que vive colgado del teléfono; una turista inglesa que sólo habla en inglés; unos camareros muy sufridos; la joven más guapa y rubia, asediada por moscones; etc. Trata con gran cariño y simpatía a los niños y a los animales domésticos.

Hulot, inconsciente e involuntariamente, hace cosas nimias que desencadenan grandes catástrofes colectivas. Sin saberlo y sin quererlo infringe las reglas de convivencia y las de los juegos que practica (incumple los horarios de las comidas, las reglas del tenis, las del ping-pong), por lo que provoca desórdenes, perplejidades y desbarajustes. Rompe la calma del lugar, uno de sus principales atractivos (enciende por error fuegos artificiales en plena noche). Provoca situaciones imprevisibles, que generan confusiones (despedida del duelo en el camposanto). A veces se comporta de manera inapropiada (ensucia el suelo con los zapatos embarrados).
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de octubre de 2007
34 de 56 usuarios han encontrado esta crítica útil
A pesar de concurrir por esta estupenda página y tratar de hacer críticas sabihondas que demuestren la vastedad de mis conocimientos sobre el 7ª Arte he llegado a la conclusión de que NO soy cinéfila, sobre todo porque:
- Me aburro con Tarkovski.
- Duermo a pierna suelta con Wong War Kai.
- Me corto las venas con Kubrick.
- "El sol del membrillo" me parece la película más soporífera de la Historia.
- Y no me río con Tati.
La película que nos ocupa me resultó un coñazo insufrible y desde luego no apto para todo tipo de públicos.
Eso sí, si uno es, por ejemplo, un arqueólogo del cine que quiera ver pura comedia de gags fosilizada, con pinceladas de crítica social muy light, apreciará las sutilezas varias de "Las vacaciones del señor Hulot" y sin duda le sacará mucho mejor partido que el que yo le he sacado.
Neathara
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de octubre de 2005
17 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una de las más celebradas comedias de Jacques Tati, con su personaje de Monsieur Hulot que va a pasar unas vacaciones a un tranquilo hotel de la costa, dónde se rodeará de gente un tanto extraña, que no harán sino incrementar la extravagancia de su propia condición.
El humor de Tati está predominantemente basado en la imagen, en el gag visual, combinando una especie de ingenuo surrealismo, con lo abusrdo y estrafalario, además de un extraordinario sentido de la observación y de hacer de lo más sencillo, lo más imprescindible y delirante. El resultado son comedias excelentes e inteligentes, herederas legítimas y directas del cine mudo cómico y de gente como Chaplin, Lloyd, Sennett o Keaton.
kafka
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 8 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados