arrow

El tiempo en sus manos

7,2
7.673
votos
Sinopsis
Inglaterra, 1899. Un científico construye un vehículo que le permite viajar a través del tiempo. Con él emprende un alucinante viaje a través de los siglos y es testigo, entre otros acontecimientos, de la Segunda Guerra Mundial y de un holocausto atómico en 1966, del que sale ileso. Su último destino es un paradisíaco lugar del futuro, cuyas gentes viven en el año 802.701, donde le tocará vivir una increíble aventura. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 11 >>
12 de marzo de 2007
85 de 107 usuarios han encontrado esta crítica útil
Durante gran parte de mi vida esta fue la película por excelencia que tenía en el altar de la admiración y el culto; sin duda por lo mucho que me había hecho soñar desde que la vi siendo un niño, por lo mucho que me había identificado con el personaje que encarna Rod Taylor, heróico, viajero, con capacidad para irse de donde las cosas van mal, saltado a otro lugar (esto lo he procurado hacer yo también cada vez que mi vida perdía sentido y había que restablecerla viajando a otro lugar, situación, empezando con gente nueva; es decir, usar el poder o "máquina del tiempo" que es decidir nuestro destino cambiándolo por decisión y riesgo de uno mismo). De igual forma, esta era mi película preferida de todas las habidas, porque Ivette Mimieux me había cautivado, enamorado, con su tranquilidad, sosiego, calma, belleza, mansedumbre, naturalidad; ella era mi musa o emblema femenino, el ideal de mujer que siempre aspiré encontrar y unir a mí. Y sobre todo, EL TIEMPO EN SUS MANOS ha representado según mis experiencias, la película entre películas, porque me llevaba a ese mundo paradisíaco o utópico que tanto he deseado y deseo, donde la vida consiste en amar, tomar el sol, bañarse, reposar, comer frutos sabrosísimos, jugar, reír, gozar de un equilibrio natural donde hay abundacia de todo para todos —por supuesto sin tener al lado la amenaza de esos degenerados canívales "morloks", sino viviendo y disfrutando de la etapa posterior, esa en la que el viajero del tiempo regresa junto a su amada, cuando dichos monstruos ya han sido erradicados o exterminados—.

Una película que en el género de ciencia ficción es una de las mejores que se han hecho, pues pese al tiempo transcurrido y haber tenido versiones semejantes con más presupuesto y técnicas actuales, no ha sido aún superada en emoción, desarrollo espléndido y romance tan precioso y delicado como el que aquí aparece entre los personajes de Rod Taylor e Ivette Mimieux. Película asombrosa por el tema del viaje en el tiempo, tan bien conducido y dirigido por el director Georpe Pal, que sin duda hizo en ésta, la mejor película de toda su filmografía.

Fej Delvahe
Fej Delvahe
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de septiembre de 2006
55 de 68 usuarios han encontrado esta crítica útil
Producida y dirigida por un amante de la literatura de Wells, el húngaro George Pal, "El tiempo en sus manos" es todo un clásico de la ciencia-ficción con el que han disfrutado diferentes generaciones de cinéfilos.
Aunque George Pal fue más productor ("La guerra de los mundos" "Cuando ruge la marabunta" "Cuando los mundos chocan") que director, se hizo bastante conocido por el musical infantil "El pequeño gigante", lo que le animo a volver a dirigir en este caso cogiendo otro texto de Wells "La maquina del tiempo" y prescindiendo de Byron Haskin, su director fetiche, para ponerse el mismo detrás de la cámara. El resultado es una película de agradable visionado para todas las edades que destila detalles por todos sus poros.

El guión de todas formas no termina de sacar del todo partido de la obra de Wells, y aunque está bastante fielmente adaptado no debemos olvidar que sobre todo busca el entretenimiento más que la reflexión filosófica que es lo que más abunda en el libro del autor nacido en Kent. Aún así resulta curioso como antes, lo bien que sacaban partido de un buen texto para una película, hecho que los guionistas de hoy parecen no conseguir con cinco masters a sus espaldas.

Para Rod Taylor era su primer papel de protagonista después de estar a la sombra de gente como Rock Hudson, James Dean, Burt Lancater o Montgomery Clift en varias películas y la verdad que un papel interesante, con ese aire de ironía y socarronería puramente australiana que le valdría posteriormente poder hacer "Los pájaros" con Alfred Hitchcock. Claro que ahí acabó su suerte porque se fue diluyendo como un azucarillo para acabar haciendo cosas tipo "Marbella, un golpe de cinco estrellas".

Sin lugar a dudas destacar los efectos especiales que son para la época correctos aunque me parece excesivo que se llevase el Oscar por ellos, aunque también es cierto que ese año tampoco había nada rescatable en ese apartado por lo que no tuvo competencia.

Una muy buena fotografía de Paul Vogel, que había trabajado con gente del nivel de John Ford en la extraordinaria "Escrito bajo el sol".

Película por tanto recomendable, porque aunque "El tiempo en sus manos" tenga ese aire que destila de serie B es quizá por ello lo que nos hace quererla tanto y tenerla siempre presente en nuestros recuerdos cinematográficos. Claro que sin volverse loco como hacen todos los frikis de la ciencia-ficción que suben a los altares a todo bicho viviente y ven obras maestras debajo las piedras.

Evidentemente del remake o mejor llamarlo bazofia de hace unos años mejor no hablar.
vircenguetorix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de abril de 2010
29 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Este film que sin duda alguna colocaría los primeros asentamientos de un género que conocemos en el cine como ciencia ficción, no sólo por su narrativa y los temas que abarca sino por la utilización de algo que hoy en día no podría concebirse si nos referimos a película de la ciencia ficción, hablamos claro está de los Efectos Visuales.

Para entender el valor de este film debemos haber conocido antes a las dos figuras que sin su aportación no sería posible esta película, el creador de la historia y el que la mostró desde un punto de vista: el escritor H.G. Wells y director George Pal.

Sabido esto, la trama es sencilla: un individuo cuya identidad siempre permanece en el anónimo –para dar mayor veracidad a la historia- inventa un artilugio que le permite viajar en el tiempo y se va hacia un futuro lejano, exactamente al año 802.001 (*). Entonces el viajero del tiempo, descubre en aquella lejana Tierra, la humanidad tal como hoy la conocemos ya no existe y ha evolucionado en dos especies: los Elois y los Morloks. Pero aquel mundo desconocido para él, encierra más misterios de los cuales tendrá que desentrañarlos con las únicas armas que tiene: sus dotes deductivas y su intelecto científico. Descubriendo que aquel paraíso terrenal oculta el auténtico infierno.

(*) Una fecha donde ningún visionario excepto Wells podría reputar lo que allí ve, convirtiéndose la mente del escritor en la autentica Máquina del Tiempo.

Sin embargo, debemos recordar que “El tiempo en sus Manos” es una adaptación cinematográfica, y por tanto encontramos algunas divergencias respecto a la novela , como pueden ser: el aspecto de los Elois y los Morlocks (que el mismo director diseñó) difieren por los descritos por Wells ya que la época en que fue rodada no existían los medios técnicos en la industria del maquillaje para caracterizarlos; otra diferencia llamativa es que en ningún momento el viajero del tiempo puede "hablar" con ningún ser del futuro -algo lógico ya que en ese futuro casi infinito seguramente ningunas de nuestras lenguas hubieran sobrevivido-... cosa que George Pal lo resuelve este obstáculo con gran ingenio en gran parte debido a que sería impensable en los años 60 una película carente de diálogos con el único sustento de una voz en off; y por último el otro cambio más relevante: el origen de las razas.

Mientras que Wells había un claro mensaje de lucha de contra la distinción de clases en donde los Morloks eran el producto de una evolución de la clase proletariada que esclavizada por el trabajo con las maquinas son obligados a vivir en las entrañas de la tierra aislada del aire limpio (tal como ocurriría en tiempos de la revolución industrial en Inglaterra) y los Elois no son otra cosa que la evolución de la clase burguesa que vivía suntuosamente sin ningún tipo de preocupaciones; ... este mensaje de una mente social demócrata era imposible mostrarlo al público norteamericano que perseguía cualquier idea que alimentara el comunismo,...
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
D_Karasu
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de noviembre de 2007
24 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
Basada en la obra de H.G. Wells, George Pal se las ingenió para poner en pantalla una complicada historia que en apariencia requeriría muchísimos medios para hacerla posible. Al final fue la historia quién fue muy por delante de los efectos visuales, bastante pintorescos (especialmente para estos días) pero muy nostálgicos y supongo que satisfactorios para la época. Lo cierto es que no fue una superproducción y sus rudimentarios efectos fueron más que suficientes para contar una historia de manera impecable, es de esas películas que siempre gustan ver una y otra vez, por sus actuaciones, por su funcionalidad y por el acierto del también productor Pal que supo invertir gran ingenio y dotar de credibilidad una historia tan compleja sin los medios que ahora conocemos. Film de culto para todo buen amante del cine de Ciencia-Ficción.
Prometheus
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de abril de 2010
21 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cualquier aficionado de la ciencia-ficción y en especial de los viajes en el tiempo dentro de este género, debería ver este segundo largometraje realizado por George Pal, que se basó en la novela The Time Machine de H.G. Wells con guión basado en la novela homónima y que fue adaptado al cine por el guionista David Duncan.

La historia se desarrolla en el año 1899 en Inglaterra, donde los amigos de George Wells (Rod Taylor) se reúnen en su casa para una cena organizada por el recientemente citado, que desea explicarles algo de gran relevancia. Pero Wells, lejos de aparecer a la hora convenida, llega a la reunión mucho más tarde y con la cena ya comenzada, interrumpiendo la impaciencia de los comensales que ven como éste aparece en un estado calamitoso, con su vestimenta rota y con una actitud que casi le impide hablar. Mientras se recupera, sus amigos le preguntan qué le ha sucedido. Será cuando Wells les narre los hechos que le han sucedido y donde se ha encontrado durante todo este tiempo.

El reparto de la película está encabezado por el australiano Rod Taylor, conocido por películas como El árbol de la vida (1957, Edward Dmytryk) o Los pájaros (1963, Alfred Hitchcock). Sin duda, uno de sus papeles más famosos sería el que realiza en este film, encarnando al científico inventor Herbert George Wells, viajando en el tiempo. El otro personaje destacado del reparto es el interpretado por Alan Young, que se pone en la piel de David Filby, amigo íntimo del protagonista. Sin olvidarnos de Yvette Mimieux, realizando el papel de Weena, una eloi* que siente afecto por el protagonista al haberle salvado éste de una situación peligrosa.

La banda sonora está realizada por el compositor Russel García, que creará unos temas
acordes con la película, llenos de ritmos palpitantes y esperanzadores que nos acompañarán durante todo el transcurso de la cinta. Nos ofrece temas relajantes y románticos, que en algunos momentos estarán inmersos en los momentos de mayor acción y sorpresa de la película

Una de las ventajas que hace que El tiempo en sus manos sea una de las mejores películas de ciencia-ficción de todos los tiempos es su alto grado de fidelidad con la novela de H. G. Wells, pues todos y cada uno de los detalles del libro estarán representados en esta cinta. Por ejemplo, en la película podemos ver como el personaje principal es casi como se caracteriza a Wells: pálido, sumamente inteligente, correcto en el habla, con un extraordinario conocimiento del mundo en el que vive y culturizado tanto en lo científico como en lo social, y al que también le preocupa saber qué pasará con la humanidad.

Otra de las facetas a destacar de la película es cómo muestra y resuelve todos los interrogantes que existen. Por ejemplo, se nos dará una excelente explicación de cada una de las dimensiones que existen para comprender de una forma mejor los viajes en el tiempo.

(Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento por falta de espacio)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
SCuenca
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 11 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados