arrow

Niágara

7,0
4.392
votos
Año
1953
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Intriga. Drama. Thriller | Melodrama
Sinopsis
George Loomis (Joseph Cotten) y su esposa Rose (Marilyn Monroe), se van de vacaciones a las cataratas del Niágara. Las fuertes crisis emocionales que padece George, afectan hondamente a su joven y bella esposa, y esto la predispone a aceptar los galanteos de un apuesto joven que conoce durante un paseo... Una gran tragedia comenzará a tomar forma de aquí en adelante. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 7 >>
8 de agosto de 2009
36 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
-Ella era muy hermosa. Sólo una mujer como ella puede ponerse unos vestidos como esos. Parecía insatisfecha… Creo que no era feliz; tal vez su ambición la perdiera pero nunca podría haberme imaginado que quisiera matar a su marido.
Su marido, en cambio, me causó una profunda impresión. Me dijo que el amor no correspondido le devoraba. Estaba enfermo de celos; sí que veo lógico ahora que actuara como actuara.
Si hubiera conocido a otra mujer, si se hubiera unido a una mujer enamorada de él, que no la importara tanto el lujo y la diversión estoy segura que no hubiera llegado a ese punto de locura. Me asustó cuantas veces le vi: en la habitación, en los puentes de las cataratas… Con esa expresión… Siempre como acorralado; supongo que es el reflejo de un amor no correspondido. Ahora siento pena por él.
-¿Actuaría su marido igual con usted si le fuera infiel?
-No creo, inspector. Mi marido es gilipollas. Ahora se ha ido a pescar con su jefe. En cierta forma… A veces pienso que debería haberme casado con alguien tan pasional como… George.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
fantomas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de marzo de 2010
28 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un matrimonio joven y enamorado va a las cataratas del Niágara, esperando disfrutar de las vacaciones. Pero las cosas se tuercen, y no porque tengan una crisis de pareja.

Qué bien hace Joseph Cotten de marido atormentado. Y qué sensación de peligro provoca sin decir ni hacer nada, en ese plano en que aparece a lo lejos.

Qué suspense hay en la secuencia de la persecución de Cotten a la Monroe, y también en la de la embarcación que se acerca al precipicio. No sólo Hitchcock sabía crearlo.

El personaje de la Monroe se parece a las cataratas. Seres muy bellos, pero cuidado con acercarte demasiado.
IzaNezzie
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de abril de 2007
25 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es inusual ver a Marilyn hacer el papel de mujer fatal, fría y calculadora y todo ello magníficamente interpretado. Sorprende que después de haberla visto mil veces en su típico papel de rubia tonta, en este film es todo lo contrario y realmente funciona.

A destacar:
- El paisaje, por supuesto. La imágenes de las cataratas son... mejor verlo que explicarlo.
- Esa malvada Marilyn cantando a susurros.
- El punto de partida de la trama, muy atrayente.
- Conseguir una auténtica mujer fatal y sin tener que quietarse nada (Estoy de acuerdo con una de las críticas anteriores) lo cual en el cine de hoy día no es muy común. Se prefiere el destape.
- Muy bueno Cotten en su papel.

No está tan bien:
- El final se alarga demasiado, creo yo. Podría haber concluído antes y hubiese quedado mejor.
- Se echa de menos algo más de tensión en el ambiente.
- Irregular interpretación de Jean Peters, que no me la termino de creer.

Conclusión: en conjunto está bien. Bastante entretenida y por tanto, recomendable.
Ana Cervantes
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de enero de 2006
22 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Niágara" ha sido definida como un tórrido melodrama pasional. Catapultó al estrellato a Marilyn Monroe, quien aparece en esta película extraordinariamente bella y provocativa, especialmente en la famosa escena en la que baila y se contonea embutida en un ajustado vestido rojo. El impacto que causó la sensualidad de Marilyn en "Niágara fué tal, que cierta revista, señaló, que en este filme había dos obras maestras de la naturaleza: las cataratas del Niágara y la Monroe. La película fué producida por Charles Brackett y el guión escrito por dos antiguos socios de Billy Wilder. Walter Reisch y Richard Breen.El realizador Henry Hathaway se mostró satisfecho con el resultado final de la película, si bien señaló que quizás hubiera logrado una película de mayor calidad con James Mason en el papel de marido burlado.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
pablo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de mayo de 2011
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Film realizado por Henry Hathaway (1898-1985) (“Valor de ley”, 1969), a partir de un guión escrito por Charles Brackett, Walter Reisch y Richard L. Breen. Se rueda entre junio y julio de 1952 en las cataratas del Niágara y en el plató nº 5 de Fox Studios (Century City, L.A., CA), con un presupuesto de 1.250.000 USD. Producido por Charles Brackett para la Fox, se estrena el 21-I-1953 (NYC).

La acción dramática tiene lugar en las cataratas del Niágara y alrededores (territorio de Canadá) a lo largo de unos pocos días del verano de 1952. Allí se encuentran y relacionan dos parejas jóvenes y una mayor. Polly y Ray Catler forman la pareja enamorada y perfecta. Rose y George Loomis forman una pareja atormentada por los celos enfermizos del marido tras su participación en la guerra de Corea y su paso por el hospital para enfermos mentales de Littleman. La pareja formada por Jeff Kettering y su esposa, ambos de unos 50 años, marcan las diferencias entre jóvenes y mayores. Los papeles protagonistas corresponden a Rose (Monroe), sensual, seductora y atractiva, que desborda erotismo y carnalidad. Polly (Peters) es sobria, seria, formal y discreta. George (Cotten) es inestable, inseguro y vulnerable. Ray (Adams) encarna la figura de un exitoso ejecutivo de ventas de seguros, ingenuo y de luces limitadas.

La narración se sirve en gran medida de los contrastes para dar relieve y vistosidad al relato. Contrastan poderosamente la belleza de las dos protagonistas, sus concepciones de la feminidad y de su papel en la vida, sus gustos en el vestir y su manera de relacionarse con los hombres y las personas del entorno. Una es generosa, atenta y servicial, frente a la otra que es presumida y dada a llamar la atención exhibiendo sensualidad y una desbordante belleza. Contrastan también las dos parejas jóvenes, que encarnan, respectivamente, la felicidad y la infelicidad, la armonía y la disputa, el enamoramiento y el desamor. Los dos maridos representan papeles opuestos: mientas uno triunfa en su trabajo profesional, el otro acumula fracasos profesionales en cadena, etc.

Por lo demás, el film hace un uso inteligente y convincente de los símbolos, los paralelismos y las semejanzas. En este sentido complementa y amplía el inmenso atractivo de Marilyn enmarcándolo en el paisaje inmenso y monumental del lugar. Potencia la sensualidad de la actriz poniéndola en relación con las imágenes repetidas de las aguas que se desbordan para precipitarse en el abismo. Poco antes ha comparado la manera de ser de Polly con las aguas tranquilas y quietas, casi inmóviles, que hay río arriba. En pocas ocasiones se ha dado en cine una interrelación tan lograda y coherente de paisaje y argumento. Posiblemente decir esto es un tópico, pero es tan cierto que no se puede dejar de decir.

.../
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 7 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados