arrow
España España · La isla del fin del mundo
Críticas de fantomas
Ordenadas por:
1515 críticas
6
12 de abril de 2013
230 de 277 usuarios han encontrado esta crítica útil
Difícil de calificar, diría. Como espectáculo apocalíptico tiene sus méritos, es entretenida. El caso es que no me queda más remedio que referirme a Gattaca por el punto de destino que coincide con la trama Oblivion. Titán está en la órbita de Saturno y parece un satélite con posibilidades. ¿Con posibilidades para qué? No lo sé. Pero promete porque está vacío, pensaría un espabilado. La diferencia entre los dos tipos de ciencia ficción es la clave. La de Gattaca y la de Oblivion. La ciencia ficción debería ser sutil como un velo de seda que nos llevara el pensamiento hacia el futuro, pero sin estridencias, sin plataformas piramidales de tipo faraónico ni drones guardianes. La ciencia ficción es un ejercicio de adivinación. En Oblivion la ciencia ficción es una profesión del presente, la era digital de la actualidad y la revisión de los artefactos destructivos pero en el fondo, una ciencia ficción que es primitiva.

El futuro en Oblivion es el presente, ese presente ya representado desde hace años en el cine, desde antes que la estatua de la libertad yaciera semienterrada, ignorada por esos monos con revólver que volvían a dominar el mundo. Y las plataformas lamentándolo mucho, son ya muy conocidas. En Oblivion verás buenas escenas y una película de aventuras más o menos pero se echa de menos el guión novedoso de una historia que haga reflexionar, una historia que profundice algo más sobre el sentido de la misión y, sobre todo, que nos llene de la tensión por ver el siguiente paso. Oblivion es un combate con escenas sin fuerza, un espectáculo sin ficción y una misión que se presenta correctamente pero que se desparrama a pesar de todo. Spoiler.

No es mala película. Verla en el cine tiene sus alicientes pero algunos queremos ciencia ficción de la antigua porque somos así de caprichosos; la de hoy día está visto que ya no nos sorprende. Echamos de menos la poderosa ciencia ficción de la intriga, la de mantener la respiración, aunque sea la "cifi" de andar por casa, como la de Gattaca, que viajaban a Titán en cohete con chaqueta y corbata. La ciencia ficción debería ser, sobre todo, imaginación y desasosiego; no sólo espectáculo deslumbrante de batallitas y saltos a lo misión imposible.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
fantomas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
29 de junio de 2008
188 de 205 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tal vez la película número uno. El tercer hombre es puro arte. Como en literatura o en pintura, se advierte enseguida la obra maestra. No me voy a extender por la era donde está ya todo trillado. Me gustaría señalar lo que yo he visto en esta película y es lo siguiente: tres niveles y tres escenas.
El primer nivel se alcanza en la noria, en las alturas. Ahí Harry Lime dice: "si miras desde aquí a los hombres, parecen hormiguitas; qué más da una más o menos..." Eso mismo diría Dios si no se hubiera hecho un día hombre. Porque el caso es que cada hormiguita tiene su esperanza, su amor, su reunión mensual para hablar de literatura, de Beckett o de Zane Gray...
El segundo nivel está en la superficie, donde el hombre lucha por sobrevivir. Ahí están dos escenas grandiosas en el cine: cuando Lime aparece entre sombras bajo un portal porque el gato le descubre y la escena final de la película que es el desencuentro más explícito jamás filmado. La primera alcanza un momento nostálgico difícil de olvidar con una preciosa melodía de esas que a lo largo de la vida tendrás más de una ocasión de volver a oír (en mi caso la llevo de tono de llamada en el móvil).
Harry Lime es nuestro amigo de toda la vida: el más guapo, el que de joven se llevaba de calle a todas las chicas, el más gracioso, el que todos querían estar a su lado, el que siempre tenía dinero cuando no había un duro en las casas... ¡Cuánto quisimos a Harry Lime! ¡Cómo no se iba a enamorar de él la mujer más bella y sensata! No es extraño que una chica guapa, seria y con lo pies en la tierra termine locamente enamorada del hombre más soñador y sinvergüenza que conozca; al fin y al cabo trabajadores y de apariencia estólida hay más que botellines.
Y el tercer nivel es el submundo. El infierno. Ahí no hay reuniones, ni amistad... Sólo huída y peligro, miedo y muerte. Y es bajo tierra donde aparece la tercera escena más lograda del cine: esas manos queriendo salir de la muerte, aferrándose a la vida como es el instinto primario del ser humano. Esos dedos que salen entre los barrotes inútilmente quieren tener ojos en las puntas para ver por última vez el cielo. Todo se acaba así.
No obstante, con un poco de suerte tedrás amigos, camaradas, decepciones, golpes y encuentros en un mundo que siempre será hostil, acabe de terminar la II GM o hayan pasado ya más de 60 años. Pero si bajas del jeep a esperar a una mujer con la gabardina cruzada en el brazo en el paseo del parque más lánguido del mundo, sabiendo que ella no está enamorada de ti ni posiblemente lo esté nunca y tu ya le hayas dicho con tristeza lo mucho que la quieres, y ella pase ante ti sin mirarte siguiendo su camino, habrás tenido la suerte de vivir también una bonita historia de amor.
fantomas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
27 de diciembre de 2013
157 de 204 usuarios han encontrado esta crítica útil
Podría hablar largo y tendido sobre Walter Mitty pero no voy a hacerlo. Si tienes muy bien puestos los pies sobre la tierra que pisas, ésta no es tu película. Si no te emocionas con las chorradas tiernas que cualquier cosa fuera de lo normal puede causar, no es tu película, insisto.

Hay muchos puntos que puedes aún así interpretar favorablemente. Yo no sé si una aleta es de marsopa o de tiburón ni si a un tiburón le puedes espantar dándole con un maletín en el hocico, pero por suerte, son cosas que carecen de importancia. Eso son las chorradas que te atraen al guión, que te le hace cercano; entonces luego te sueltan bonitas imágenes perfectamente combinadas con la música más acertada posible y te enseñan algo de la vida; así de paso se consigue unos resultados de lo más agradables. Si lo ves así, bien; te emocionarás.

Algunos esperan su tiempo pacientemente para cazar la imagen del gato fantasma y luego sólo quieren contemplarlo. Pues sí, ese gato fantasma forma parte ya de ti, y tú de él, y ese conjunto formará parte de un todo y cuando más compartas la vida más parte del todo serás. Me río de esa gente que va de viaje y se tira todo el santo día haciendo fotos para poder enseñarlas luego; al final resulta que no ha visto nada. Insisto, si eres de esos presumidos con barba recortada, este rollo no te va a convencer.

Sí, es bonito viajar. No obstante, no nos confundamos. Aquí se habla de muchachos y de envejecer. Ése es el viaje. Viajar también viajan los chilenos en ese barco pesquero, pero no por placer ni aventura, sino para trabajar. La vida no es un escaparate de tus fotos bonitas en el facebook; no te engañes.

He conocido a Walter Mitty, ese tímido trabajador desconocido por alguna compañera de la misma empresa, ¿raro, eh? Y no voy a hablar de él porque ya lo hace un tío con autoridad, Sean O´Connell, la quintaesencia del viajero incansable. Todo trabajador honrado tendrá siempre un admirador respetable que le hará justicia, no sé si mucha o poca, pero siempre algo de justicia.
Una bonita película, entretenida, emotiva, simpática y llena de positivismo.
fantomas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
13 de mayo de 2011
176 de 245 usuarios han encontrado esta crítica útil
No sé que tendrán que ver algunos para poner buena nota a este tipo de películas de acción.

He visto que muchos usuarios puntúan sus películas por casilleros piramidales. O sea, que tienen puesto un 10 a una sola película y no caben más en el casillero. Todo lo más un par de ellas. Y un 9 para unas pocas. Son zona VIP. Su razonamiento es el siguiente: Si he puesto a Robert de Niro un 10 en la famosa película de Coppola, pues… ¡Cómo le voy a poner un 10 a Peter Sellers, aunque sea en una de Blake Edwards!!! Es un ejemplo.

Pues se puede, señores. Se pueden dar 9 y 10 a toda película que simplemente agrade y amenice. Sin complejos.

Y no se crean que un 10 a Fellini o a Antonioni viste más. Porque alguna de las películas de esos caballeros son para coger una depresión de las gordas, para llegar a casa llorando y hacer pensar a la mujer que la has dejado de querer. En cambio con Nesson en plan frenético tienes entretenimiento asegurado.

Ir al cine a ver a una vieja haciendo punto que se le cae el ovillo de lana al suelo, y rueda un poco hasta que se detiene, para descubrir que metafóricamente esa escena representa el Adiós a la vida, de Verdi, tiene su intríngulis no lo niego pero, también mola ver a Nesson frente a Martin Harris "B", el de los ojos azules; entre otras muchas secuencias de acción que ofrece Sin identidad. Mola más, qué coño.

La película está pero que muy bien. Creíble o no creíble es atrayente en su intriga como buen cine Negro actual. Espías, persecuciones y una taxista competente. Esta es la película de la gente competente. Desde el príncipe a la taxista, desde el jefe segurata a las enfermeras. ¿A quién no le gustan los viejos agentes secretos que guardan un último sobrecito en un bote? Hay mucho campo de maíz por delante para pasar un buen rato distraído.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
fantomas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
14 de marzo de 2014
203 de 308 usuarios han encontrado esta crítica útil
La llegada de Rafa a Euskadi es como ponerse a ver 8 apellidos vascos ¿de qué irá esto? Bueno, pues afortunadamente tenemos una película lejos de miedos y sobre todo lejos de convencionalismos y temas tabú. Esto hace que pueda parecer muy previsible, la típica comedia romántica de enredos ambientada con grandes contrastes por todos conocidos: cultura, lengua, clima, etc etc, y encima agregando las tradiciones tan dispares, vamos a decir que sí, que sí coño, que es la típica comedia tonta romántica de enredos y con las consabidas tonterías de siempre, pero amigo, funciona.

Y funciona porque resulta que no quieres descubrir nada de nada; que te lo sabes todo y no quieres que nadie te salga teorizando sobre el conflicto vasco. Quieres que te cuenten, sí, pero lejos de teorías. Quieres el calor de las herriko tabernas, chistes tontos y escenas previsibles con gente de la calle y de la mar, y entonces te puedes dar cuenta que justo esa es la mejor cualidad de la película y, la verdad, tiene muchas, pero la más importante es su absoluta sencillez. No es ninguna joya del cine, ni espléndida ni reveladora ni un auténtico bombazo… Pues mejor que mejor, ese es el secreto.

La película está hecha con ganas de agradar, con una fotografía estupenda como no puede ser de otra forma con esos paisajes tan hermosos y con la cualidad de que con un mono tema tan sencillo no decae en ningún momento. Porque tiene momentos espléndidos y personajes dentro de la lógica que dominan la acción con una naturalidad y espontaneidad digna de reconocer. Igual que el choque de generaciones se hace súper creíble y hasta emociona un pelín, agradablemente, siempre con la sencillez por delante, o la simpleza si quieres; con un conflicto padre e hija como única historia venida de atrás que ahí queda.

No busques tres pies al gato ni te hagas el listo teorizando sobre el guión, la pobre producción, la previsibilidad de las escenas o las raíces vascas. La tierra está llena de raíces y los topos y otros roedores sin pedigrí alguno se las meriendan con todo descaro y sin saber de qué leches son. No busques 8 apellidos vascos… bueno, a no ser que una chica vasca te guste mucho y no te quede más remedio. Yo creo que uno pasa un buen rato, eso es lo que cuenta y hay que agradecerlo.
fantomas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados