arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Nuevo orden

Drama. Thriller En México D.F. se celebra una fastuosa boda de alta alcurnia mientras en las calles cercanas se viven violentas protestas con el foco en la lucha de clases, derivando la tensa situación en un cruento golpe de estado. Vista a través de los ojos de la joven novia del enlace y de los sirvientes que trabajan para su pudiente familia, 'Nuevo orden' sigue las huellas del derrumbe de un sistema político y del nacimiento de un desgarrador nuevo reemplazo. (FILMAFFINITY) [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 10 >>
27 de octubre de 2020
30 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aún más que aterrarme la distópica situación que presenta Nuevo Orden, me aterra más el linchamiento mediático que cada vez es más común en contra de cualquier persona común o figura pública.
Lo peor es que se hacen juicios aun sin conocer el contexto o como sucede en este caso, sin ver la película. Nos dejamos llevar por lo que las masas digan dejando nuestra responsabilidad de crítica y opinión en otras personas para centrarnos más en mostrarnos indignados o moralmente superiores a los demás y todo aquel que no nos de la razón.

Dicho esto tal vez no se podrá estar de acuerdo con la decisión de Michel Franco en contar su historia desde una perspectiva principalmente de la clase privilegiada. Pero esto no hace a una película o expresión artística automáticamente clasista como erróneamente se ha dicho. Y aún si así fuera el caso, censurar otros puntos de vista solo porque no sean igual al nuestro es muy peligroso porque a la larga perdemos todos. No hay que olvidar que en el pasado se hizo lo mismo con temas que afortunadamente hoy en día se puede hablar con total libertad.

Hablando de la película en sí su mensaje es muy evidente. Esta habla sobre un nuevo orden como su título lo dice, pero impuesto desde la violencia y la opresión ejercida por la militarización como si de un estado fascista se tratase. Un nuevo orden en el que todos perdemos pero quienes más lo hacen son las clases menos favorecidas.

Regresando a la película otro gran acierto son sus personajes que se muestran como lo que son, humanos con sus virtudes y defectos. La mayoría son detestables de una forma u otra mientras que otros pecan de ingenuos. El individualismo de la sociedad se hace muy presente, los poderosos abusan de otros privilegiados y los oprimidos y viceversa pero también de otros en su misma condición social.
En cuanto a dirección destaca la puesta en cámara. Son varias las escenas que gracias al uso del sonido nos invita a que nosotros como espectadores y nuestra imaginación adivinemos lo que no podemos ver en pantalla. También es muy notable las actuaciones de todo el reparto, pero quien lo hace excelente es Naian Gonzalez en su interpretación como Marianne.

Sin embargo la película dista de ser redonda. El principal problema está en su guión que contiene algunas situaciones un tanto forzadas que si se pueden ver como una victimización de los ricos. La historia y el discurso se van dejando de lado conforme avanza la trama en favor del Shock Value, lo que me hace pensar que Franco estaba más interesado en impactar que en narrar una historia. La verdad es que la premisa daba para muchas cosas más. Por ejemplo el papel que desempeñarían los medios de comunicación (más aun los mexicanos y su elitista reputación), que suceso detona las protestas, abordar si el propio estado secuestro las manifestaciones en favor de crear una revolución violenta para así tener una excusa en imponer su nuevo régimen, etc…

En fin la película se queda más en lo anecdótico y lo impactante no logrando compensar esto ofreciendo una reflexión más profunda o amplia, limitándose solo a lo superficial y la violencia. Aun así es una propuesta diferente que espero de pie a qué se hagan cosas distintas dentro del cine mexicano más comercial que suele estar lleno de comedias románticas poco innovadoras, cinematográficamente pobres, clichés y estereotipos verdaderamente clasistas.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Luis Deckard
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de noviembre de 2020
37 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desde que apareció el tráiler promocional de Nuevo orden, esta película no ha dejado de ser tema de conversación habitual en México. Y es que si algo fue notable en aquel momento, fue el sensacionalismo del tráiler. En él se muestra de manera condensada el momento más candente de la película, en el que una boda en un barrio rico de la Ciudad de México se ve interrumpida (invadida) por una manifestación violenta perpetrada por miembros pertenecientes a los estratos desfavorecidos de la sociedad. Lo que chocó a algunos fue el sesgo narrativo por el que todo parece contarse solo desde el punto de vista de los privilegiados de esta sociedad (¿hipotética?, ¿real?) que se retrata. Quizás para zanjar interpretaciones inadecuadas, el director del filme, Michel Franco, advirtió en una ya bastante conocida rueda de prensa que su película buscaba combatir el racismo y que el racismo se podía dar en ambos sentidos (de blancos a mestizos y viceversa). Al respecto, solo cabe hacer notar que este alegato contra el “racismo inverso” y contra el uso del término whitexican parecieron no ser otra cosa que un acto para limpiar la mala fama que se estaba creando la película, pues tampoco son temas que se relacionen de manera directa con su trama, que no es desde luego antirracista (y tampoco es que tuviera que serlo; pero la necesidad de aclararlo es algo que podía despertar más suspicacias de las que ya había). Si el tráiler ya había dejado mal parada a la película ante algunos, las declaraciones de Franco no hicieron mucho para acabar con las reticencias.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Huichilobitos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de febrero de 2021
21 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuando se estrenó "Los Olvidados" de Luis Buñuel, buena parte de la opinión pública la rechazó por inmoral, porque mostraba una imagen desagradable de México, gente como Jorge Negrete, que había trabajado con el director aragonés, le dieron la espalda por pensar que atentaba contra el buen gusto y la moral nacional. Han pasado 70 años y con el estreno de "Nuevo Orden" comprobamos que hay cosas que han cambiado, mientras que otras continúan igual.

Y es que tanto la una como la otra han sido criticadas en base a percepciones bastante equivocadas. Curiosamente ambas películas recurren a hechos ciertamente truculentos y exagerados, escenas que bien pueden perturbarnos y generar rechazo, aunque en el fondo no hacen sino señalar cierta problemática que, con otras formas, reside en la sociedad. Da igual que la llamemos mexicana o española. Vista hoy "Los olvidados" no ha perdido su gancho, aunque resulta ya más digerible y, en todo caso, pudo ocupar el lugar que le correspondía a su calidad. No sé si eso le ocurrirá a "Nuevo Mundo", en todo caso ciertas críticas me suenan igual de injustas.

Se la tacha de clasista, de limitarse a escenificar los temores de la clase acomodada, como si Agustín Laje se hubiera atrevido a representar sus fantasías más retorcidas, o, en todo caso, ser exageradamente ambigua en cuanto a su posicionamiento. No es en absoluto así, conviene tener un poco de perspicacia y preguntarse cuáles son las causas posibles de esa situación a través de ciertas pistas que la película va dejando. Sin ir más lejos, podemos ver como la policía recorre una explanada frente a un edificio gubernamental repleto de tiendas de campaña, por lo que claramente se deduce que acampadas de protestas, un largo período de manifestaciones que tras ser ignorados, los olvidados del sistema decidieron ir más lejos para desfogar su rabia. En ese sentido la historia de Rolando es capital, quien atraviesa una penosa situación personal y no encuentra ayuda, a penas recibe una limosna de sus viejos empleadores y no parece que pueda obtener más ayuda. Desasistido. Mientras que en el hospital dónde está ingresada su esposa la situación es turbulenta, en la boda que se celebra en El Pedregal, todo es despreocupación, fiesta y música. Ahí mencionan las mordidas que repartió el patriarca Novello entre los invitados hay autoridades, hay una jueza... ¿en serio que no podemos percibir la relación endogámica entre el dinero y los diferentes poderes (política y judicatura)?

Es cierto que la narración se concentra en buena parte en el devenir de la familia Novello, los ricos, mientras que los mestizos e indígenas quedan en un segundo plano. Esa decisión me resultó de gran astucia porque viene a refutar el típico pensamiento proyectado por los voceros de las élites, el pensamiento de la oligarquía, que creen que si bien pueden existir ciertas problemáticas en la sociedad, éstas no les alcanzarán a ellos, protegidos por su dinero y sus propiedades, servirá de diques de contención frente a las crisis económicas y sociales. "Nuevo Orden" evoca un escenario dónde efectivamente eso sí ocurre. La gente se harta y la sociedad colapsa. Si la historia se volcara exclusivamente en los humildes, ¿cuántos de esos pijos, de esos fresas, podrían mirar entonces la película con mueca impávida o sencillamente tacharla estúpidamente de 'buenista'? Según yo lo veo, Franco desea mostrar que los problemas de desigualdad, de continuar esta trayectoria, podría efectivamente traer grandes altercados, consecuencias verdaderamente inquietantes y que despiertan un temor que la película refleja con una contundencia inapelable.

Noticias recientes como ahora el asalto al capitolio de Washington DC el pasado 6 de Enero, las protestas de los Chalecos amarillos o las manifestaciones multitudinarias en Chile, si bien se deben a motivos diferentes y las dos últimas son legítimas mientras que la primera fue un intento de golpe de estado, son hechos que vienen a corroborar la reflexión de Michel Franco. Todas surgen desde un enorme malestar social, la rabia de los olvidados, que perciben que sus sociedades poseen recursos para solucionar sus problemas, pero que sin embargo les son vedados para reservarlos a los más pudientes. En ese sentido, creo que esa ambigüedad del autor es acertada, no muestra una visión unívoca y deja espacio para que el espectador pueda interpretar a su manera la historia que presencia. Desafortunadamente, compruebo que esa capacidad, a nivel general, parece algo atrofiada, que mucha gente se muestra incapaz de pasar la lectura superficial. Porque incluso se podría esbozar la visión histórica que subyace, donde estos hechos serían otro capítulo violento más del siglo XIX (el siglo de revueltas), el porfiriato, y la revolución de 1910. "Sólo los muertos han visto el final de la guerra", reza el epígrafe final.

A mí modo de ver se trata de una obra anarquista de izquierdas, que desconfía de los poderes tales como el ejército, la política o las élites económicas, en todo caso muestra confianza en los lazos transversales que los personajes tejen al margen de raza y clase social, que constituyen el caldo de cultivo para salvar el porvenir y desviarnos de tan siniestras visiones.

En cuanto al final, doy mi interpretación personal en el spoiler.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Villano
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de octubre de 2020
20 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una distopía brutal, con punto de vista claro sobre una revuelta social en la cual los pobres someten a los ricos robándoles todo. Creando una especie régimen totalitario que llama al orden a todos los ciudadanos para equilibrar la balanza y repartir la riqueza. Todo vale, secuestros, asesinatos, violaciones etc...

La historia comienza en una boda de una familia de clase alta en Mexico, vemos como unas personas de aspecto pobre irrumpen en la mansión donde se está celebrando y se desata una locura colectiva. A la vez vemos militares han tomado las calles de la ciudad y junto a patrullas de ciudadanos están colaborando en las revueltas saqueándolo todo.

Michel Franco consigue helarte la sangre con toda esta situación tan desconcertante en que el rico pasa de pisotear al pobre a que el pobre tome el control y pisotee al rico. A fin de cuentas se nota que la avaricia, el odio, la envidia y la venganza no es sinónimo de clase social, sino que va implícito en el ser humano.

Tras ganar el Premio del Jurado en el Festival de Cine de Venecia, pudo verse en la sección perlas del Festival de San Sebastián donde creo mucha polémica dando mucho que hablar por la crudeza de sus imágenes. También en México recibió muchos palos porque no dejaba en buen lugar al país.

Puede escandalizar a un cierto tipo de público, pero para mí ha sido una de las mejores películas que he visto este año.
Destino Arrakis.com
videorecord
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de diciembre de 2020
10 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Guillermo Arriaga, uno de los mejores escritores y guionista de Latinoamérica escribió:

“Este país se divide en dos: en los que tienen miedo y en los que tienen rabia”

Dicha máxima, es el pesar de nuestra amada Latinoamérica. El peso con el que debemos cargar cada habitante, de cada país de este continente.

Nuevo Orden de Michel Franco está en el ojo del huracán, donde el público mexicano se encuentra dividido sobre la mirada del autor con respecto a los temas que plantea: militarización, racismo y clasismo. No voy a hablar sobre la polémica del racismo inverso en el que se vio envuelto el director, porque creo que sus comentarios no supedita el subtexto de la obra. Que a mi parecer, habla sobre el cáncer que ha envenenado las venas abiertas de América Latina, que son las fuerzas armadas y la Élite.

Yo pertenezco al segundo grupo acá en Chile. Pertenezco a la clase media con rabia, a esa clase media que mis padres y abuelos forjaron desde la necesidad extrema de la clase baja y que me permitieron a mi, tener hoy en día un piso sólido en el cual pararme y ver que efectivamente esté país, como todos en Latinoamérica, está dominado por una clase política que no ve seres humanos, fuera de su burbuja y que trabaja por y para ellos mismos.

No creo que la película sea amarilla y que no tome una postura sobre los temas que habla. Solo que lo hace desde una hipérbole social que está hirviendo en estos mismos instantes, con distintos estallidos sociales a lo largo del continente. Este fervor nos ciega, viendo solo dos extremos de la realidad, creyendo que la gente debe tomar un bando u otro, olvidándonos de que los matices existen. Matices mismos por los cuales deberíamos luchar por obtener y que Michel Franco muestra a través de dos puntos de vistas alternos. Los que sí debemos decir que se carga más hacía la clase alta, pero porque el director pertenece a la Élite que está representando y finalmente habla desde la experiencia. Pero no sataniza ni martiriza a ninguna de las dos clases a las cuales les da nombre y rostros de individuos porque eso son al final del día, seres humanos con miedo o con rabia.

¿Pero qué pasa con la tercera clase? Las fuerzas armadas. Que hoy en día, han vuelto a salir a las calles con más fuerza para los estallidos e innecesariamente para la pandemia. A ellos no se les otorga nombre ni rostros en la película, porque no existe en dichas instituciones nefastas, cabida para el individuo, la empatía o la ideología, sino que solo para las órdenes. Las órdenes de una Élite que no piensa ceder el poder y que está película muestra de manera excelente y polémica, porque la verdad nos patea en el rostro en cada plano de esta “distopía”, que lamentablemente no podemos llamarla así, porque está sucediendo en las calles, en estos mismos momentos.
Joaquín Campos Astroza
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 10 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados