Haz click aquí para copiar la URL

Prisioneros de Ghostland

Ciencia ficción. Acción. Thriller En la traicionera frontera de la ciudad de Samurai Town, un ladrón de bancos sin escrúpulos (Nicolas Cage) es liberado de la cárcel por un pudiente señor de la guerra conocido como The Governor (Bill Moseley) para que encuentre a Bernice (Sofia Boutella), su nieta adoptiva, que desaparecido sin dejar rastro. Para garantizar que cumpla su palabra, el ladrón es obligado a llevar puesto un traje de cuero que se autodestruirá en un periodo ... [+]
1 2 3 4 5 6 >>
Críticas 29
Críticas ordenadas por utilidad
31 de marzo de 2022
16 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Su premisa prometía desatar la locura pero no hay excesos, ni riesgos en la película. Los diálogos planos de la historia se complementa con una narración estéticamente insulsa y visualmente desaprovechada. Es todo un despropósito, desde el montaje hasta los momentos ridículos que se precipitan al vacío sin tener gracia. La condición de Sion Sono de ser un director bizarro se queda lejos de la exageración de sus películas anteriores, mostrando en este film una propuesta que no acierta con su ritmo siendo demasiado conservadora.
Loppez tomatoes
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
31 de enero de 2022
15 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desde luego, no aprendo la lección de que no te puedes fiar de los trailers. Parecía una cosa y desde luego ni se le ha acercado a como yo suponía que sería la peli. Te ponen las 4 escenas de turno que hay un poco de acción y un actor famoso que cada vez está en horas más bajas (me duele decirlo, he disfrutado muchas buenas pelis de Nic) pero para mi está cavando su propia tumba aceptando estos mojones que le denigran e incluso me atrevería a decir ridiculizan como actor. Le pasa algo similar a lo de Bruce Willis, siendo lo que han sido, se han quedado para pelis de serie Z. También supongo que debería haberme olido algo viendo la nota media (que demasiado alta me parece!!), y el hecho de que ni se hayan molestado en doblarla al español y sacado solamente una sesion por dia y en 2 cines en toda mi ciudad (estreno limitadisimo). De hecho, tuve que ir adrede a unos cines que no había ido en mi vida para verla.

Y ya entrando en materia, no sé ni que decir sobre lo que he visto, sinceramente no he entendido la trama (como dicen otras críticas da la sensación que ni la tiene). No entiendo quién o que son los que retienen en "Ghostland" a toda esa peña, ni por qué el Gobernador ese teniendo un ejército no va él mismo a por su nieta. Un completo desvarío.

Es ridícula y da vergüenza ajena. Creo que entra en el top 10 de peores pelis que he visto jamás.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Loco por el cine
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de septiembre de 2021
13 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Prisoners of the Ghostland (2021) es la última película de Sion Sono, y que ha tenido su Preestreno internacional en el festival de Sundance de este año y que en España lo hará próximamente en el festival de Sitges. Lo cierto es que la película ha dejado dividida a la crítica y la recepción del público no ha sido la mejor, para una película controvertida que sigue la senda de las últimas películas del japónes, cada cuál más exagerada y etérea narrativamente hablando.

Prisoners of the Ghostland es un pastiche en el que Sion Sono ha metido en una batidora todas las referencias cinematográficas que conoce y ha bebido, sobre todo del cine norteamericano (y europeo) de Serie B (es interesante remarcar que por el contrario, de cine japonés no encontramos tantas referencias, por no decir ninguna). Así, la película se ve en realidad como una lista en la que se van enumerando todas las influencias y referencias. Una obra posmoderna en todo su esplendor, que es capaz de admirar, pero no de crear algo nuevo.

En este contexto ha querido encuadrar el director japonés a Nicolas Cage, un actor que recordemos también se labró su carrera en películas de acción y desenfrenadas, y que ahora parece el ideal para encarnar al modelo de personaje protagonista que simboliza todo lo que la serie B ha pretendido. Desde luego el actor ideal para el proyecto, que aún así se encuentra un tanto perdido en algunos momentos. 

Referencias (I)

El campamento de los "prisioneros" puede recordarnos desde películas como Mad Max hasta obras de explotación italianas como Los Nuevos Bárbaros (1987) de Enzo Castellari. Nos encontramos con una estructura muy similar, que también aprovecha troppos típicos de este subgénero del cine postapocalíptico, como el naufragio de la tecnología humana (y la subsecuente invención de una nueva que resulta adaptable a los nuevos tiempos), los mesías que guían a las desesperadas poblaciones que han sobrevivido, el surgimiento de una cultura violenta que no respeta la vida (el "hombre-rata" y sus secuaces) y otros elementos particulares, incluyendo una estética "desértica".

Referencias (II)

La acción que acontece en el pueblo es un claro homenaje al Spaghetti Western, en todos los sentidos. Empezando por el obvio diseño de producción e incluyendo la música que compone Joseph Trapanese, que emula las míticas melodías tan típicas de este tipo de películas. Pero también nos encontramos con una trama que se apoya en muchos argumentos parecidos del género (la búsqueda de un desaparecido raptado por los indios).

El personaje del gobernandor por ejemplo está relacionado con los típicos villanos que habitan el género del Western (tanto en su vertiente clásica como en el cine italiano) y que utilizan su parcela de poder para uso personal. En todo caso, la huella de Sono está también en la exageración de cada uno de los aspectos de la película, y también los personajes están sobredimensionados.

Uno de los grandes motivos por los que la película ha sido tan criticada es por su absoluta falta de narrativa y coherencia. La película no cuenta realmente una historia, sino que simplemente se dedica a seguir los pasos de Nic Cage, mientras el guion desglosa las referencias que hemos comentado anteriormente. Esta falta de narrativa, también muy típica de la posmodernidad, puede resultar repelente para los espectadores más acostumbrados a una historia con introducción, nudo y desenlace.

Sin embargo, a Sono todo esto le da igual, y no tiene reparos en mezclar flashbacks, historias dentro de historias y en perder continuamente el hilo de la narración. Como decíamos, esto no es lo que realmente le interesa al director. 

Conclusión

Prisoners of the Ghostland no es el proyecto que todos esperábamos. Loco sí, pero sin la magia necesaria para que podamos entrar de lleno en el desenfrenado mundo que plantea el japonés. Aún así, tiene los suficientes elementos como para recomendarla para los amantes del género.

Crítica escrita para Cinemagavia.es
Kyrios
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de enero de 2022
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
La fantasía, la imaginación o la originalidad siempre tienen la mayor de mis simpatías. Pero aplicadas sin orden ni concierto al libreto de una película suelen provocar un efecto nada positivo, que va del hastío a la intranquilidad de estar ante una tremenda pérdida de tiempo. La sensación aumenta cuando percibimos, conforme avanza el relato, que en realidad la supuesta originalidad no es sino un refrito incongruente de spaghetti western, saga Mad Max o teatro kabuki.

Sion Sono, su director, llevó su fama más allá de Japón gracias a la violencia desinhibida, el colorido brillante y el anclaje de sus relatos en los poemas que escribía desde sus comienzos como polifacético artista. Su alianza con Nicolas Cage en Prisioneros de Ghostland no ha resultado tan eficaz como supongo que pretendían, no pudiendo culpar de ello al errático actor norteamericano (acusado habitual e injustamente de torpedear sus propios trabajos).

La historia de un ladrón parcialmente honrado, de un señor de la guerra cruel y despótico y la lucha por resistir del enigmático poblado de supervivientes podría haber funcionado si el guion hubiese potenciado con un poco más de empuje inteligente alguno de sus curiosos aspectos. Porque, incomprensiblemente, este film adolece de una exasperante tibieza. Es decir, podría haber sido mucho más violento (Cage y compañía nos tienen acostumbrados a mucha más sangre), más procaz, más explícito en lo sexual (de lo que me alegro por respeto a los actores) o más comprometido en sus denuncias. En definitiva, el desvarío de una cinta que no sabe a dónde va, ni siquiera tiene suficientes excesos transgresores que oculten sus carencias narrativas.

Como con algo hay que subsistir cuando se visiona un producto de este estilo, podemos descubrir algunos elementos positivos. Por un lado, la sinceridad y fe en el proyecto que parecen tener sus realizadores, desde el director y los guionistas a los actores y la dirección artística. Y por otro, los aciertos visuales que irrumpen de vez en cuando y alegran la vista del espectador, como los que frenan el tiempo o el colorido contraste del asalto al banco. Lástima que todo ello no lleve a ningún destino concreto o al menos reconocible.

www.contraste.info
Revista Contraste
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de febrero de 2022
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Más allá de que realice películas mejores, peores, buenas o malas, la carrera cinematográfica de Nicolas Cage es digna de estudio. Tipo valiente donde los haya, es capaz de afrontar papeles de lo más arriesgados, sin temer la repercusión que pueda tener en su carrera. Así, algunas decisiones cuestionables le han relegado a un segundo plano del estrellato Hollywoodiense… bueno, eso y sus arriesgadas interpretaciones.

Quizás por eso, o porque su locura no tiene fin, ha decidido ponerse en manos del director japonés Sion Sono y sumarse al barco de esta extravagante ida de olla que, a cada minuto que pasa, más consigue que ponga los ojos como platos. Sono ha intentado juntar tantas cosas a la vez, tocar tantos palos, que el resultado termina yéndose a pique.

Cage encarna a un ladrón de bancos que debe recuperar a la nieta adoptiva del Gobernador, mandamás de un pueblo en el que conviven vaqueros, samuráis y geishas (de lo más variopinto vaya). Debe ir hasta el territorio prohibido de Ghostland donde encontrará aún más locura.

Hasta aquí se puede leer… y casi comprender de esta película que, tras sus dos escenas introductorias en donde comprobamos que el presupuesto se fue en la puesta en escena (de lo más colorida y llamativa) y no en la acción, continúa de forma intrigante, con la presentación del pueblo hasta la llegada al desierto. Ahí ya hay un par de escenas que me sacaron de mi sitio y que, sinceramente, me parecieron una bobada.

Pero, inmediatamente el film termina colmando la paciencia del espectador. Da rienda suelta a algunos de los peores dejes de Cage, un guión caótico, con un desarrollo difícil de comprender que dan lugar a una película densa, aburrida y por la que terminas perdiendo el interés. ‘Prisioneros de Ghostland’ es un delirante, aburrido e incomprensible viaje lleno de brutalidad y sangre.

Más en: https://alquimistacinefilo.wordpress.com/
Hickeystyle
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow