arrow

Desgracia

6,0
1.521
votos
Año
2008
País
Australia
Director
Reparto
Género
Drama | África
Sinopsis
La vida del profesor David Lune se viene abajo después de un impulsivo romance con una de sus alumnas. Se ve obligado a dejar su puesto en la Universidad de Ciudad del Cabo y se refugia en la apartada granja de su hija. Una vez allí, asiste impotente a acto brutal de los que su hija es víctima. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 >>
30 de julio de 2009
27 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
Difícil y ambicioso proyecto el que decidió emprender el director Steve Jacobs, tratándose de una de las mejores novelas del siglo XX, premio Booker 1999, del escritor sudafricano J.M. Coetzee, con unas connotaciones políticas, sociales y también literarias muy particulares.

Toda la historia transcurre con el telón de fondo de una Sudáfrica post Apartheid pero con unas secuelas muy significativas en la moral y el estilo de vida de sus habitantes.
La vida del profesor David Lune cambiará para siempre cuando se vea inmerso en un asunto de abuso sexual en su Universidad y con diversos problemas de convivencia cuando decida apartarse a vivir con su hija en una granja apartada.

Personaje complejo donde los haya, muy al estilo de algunos papeles que ya emprendiese con anterioridad John Malkovich, por lo que se intuye su fácil adaptación al mismo, lo cual se ve reflejado en el resultado final. Conecta aunque en ocasiones parezca distante; expresa suficientemente aunque resulte ciertamente desequilibrante.

Steve Jacobs se ha decidido por una adaptación lo más fiel posible a la novela. Lo que en otros casos podría ser algo destacable e incluso plausible, en esta ocasión se encuentra con una importante barrera. El hecho de ser fiel a dicha novela configura demasiados enigmas, momentos de alguna confusión y principalmente un tiempo narrativo que en otras historias se antoja aconsejable, pero en esta termina por exprimir demasiados momentos monótonos y sin profundidad.

“Desgracia” es una novela magnífica, que revela un submundo moral y social que permanece aún desconocido en buena parte de Occidente. Steve Jacobs absorbe toda esa esencia y lo adapta a una sutil manera de rodar, donde son los personajes los que conformarán los matices, y donde la cámara se limitará a observar en la distancia, creándose momentos de reflexión y preguntas sin respuestas.

La convivencia en una Sudáfrica post Apartheid servirá de excusa para conformar toda una estupenda metáfora sobre la moral humana en momentos límites, y especialmente la barbaridad asomando a la puerta de un hogar cargado de desidia y sueños arruinados. Es un verdadero toque de atención sobre lo que existe y no se quiere observar, sobre lo que todavía permanece y cuesta ver desaparecer.

Aunque la historia es realmente buena, debido al talento del escritor Coetzee, la adaptación se quedan en un vano intento por mostrar el mismo resultado literario. La primera historia se sostiene con pinzas, donde no está bien explicado el abuso de poder, y no se obtiene la garantía de credibilidad necesaria para comprender las connotaciones en toda su profundidad. La segunda y más compleja historia deja demasiadas cuestiones sin resolver.
Luces y sombras en un cruel cuento que se va perdiendo en la distancia.


sergio_roma00@yahoo.es
Sergio Roma
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de agosto de 2009
12 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
David Laurie (soberbio John Malkovich) imparte clases de Poesia Romántica en la Universidad de Ciudad del Cabo. Vive solo en su apartamento donde toca el piano e intenta componer una ópera sobre una etapa de la vida de Lord Byron en Italia. Por las noches comparte cama con una misma prostituta hasta que un día sus ojos se clavan con una de sus alumnas, Melanie (Antoinette Engel) a la que abusa. La confesión de ella le cuesta el cargo y por orgullo prescinde de su culpabilidad y huye de la ciudad buscando refugio en la casa de su hija Lucy (Jessica Haines) que comparte un vivero con su vecino Petrus (Eric Ebouaney) y que vive de la venda de su recolección, en el mercado. David intenta rehacer su vida pero unos violentos acontecimientos precipitarán a una reflexión y replanteamiento sobre su llegada.

Leer o no a Coetzee no importa si se esta viendo una adaptación suya a la gran pantalla. Tratándose de una película de un director que unos años atrás había dirigido la ruidosa tragicomedia "La Spagnola" sobre la vida de los inmigrantes en Australia, nadie se creería tal cambio de registro a la hora de planificar el film. Porque se nota que Jacobs ha querido plasmar al celuloide lo que Coetzee transcribió en la pluma. De allí que le dé más importancia al tema soncabado del sentimiento de culpa y el remordimiento antes que los prejuicios sociales y racistas de una país como la Sudáfrica posterior al Apartheid (y como ejemplo la metáfora de los entierros caninos; ¿Qué somos? ¿Qué hacemos aquí? ¿Que tratamiento merecemos recibir?)

Lo Mejor: John Malkovich, no cabe duda
Lo Peor: lo lento de su discurso
Natxo Borràs
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de noviembre de 2009
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aquellos que han quedado fascinados con la obra, incluyendo el mensaje del libro, están en su derecho de disfrutarla, dentro del plano artístico. Sin duda la actuación es impecable y no se puede decir ya un elogio más al respecto, así como la dirección que resulta profesional y prolija, aunque a algunos no encontramos muy agradables esos letargos y desenlaces irresolutos.
El tema sociológico que se pretende argumentar allí, es fuertemente actual y tiene asiento en la realidad cruda de este nuevo siglo, no solo observable en ambientes como en el que se desencadena este drama, sino que puede extenderse a toda la Aldea Global, en momentos en que el avance de la barbarie solapada, la falta de politicas sociales sólidas, y los vacíos en la "seguridad pública" que ostentan algunos Estados ausentes, es vivida en términos muy similares al clima de zozobra tan bien elaborado en el film.
Si bien ataco el mensaje en principio, es porque este parece estar lleno de inconsistencias que por momentos nos alejan del maravilloso 7mo. arte-espejo-de-la-vida-misma. Asimismo, la falta de un planteo abarcativo denuncian la falta de diagnóstico y algún tipo de desconocimiento del núcleo de problemas aquí tratado.
Luego, la realización es en si muy digna de alabarse y, como dijo alguien con certeza, en este magnífico site: "...si no quieren pasar un mal rato, no vayan a verla"; pero a su vez, no es menos cierto que, si desean ver una gran película, pueden ver "Desgracia", eso sí, lleven una gran amplitud de criterio en sus convicciones.
Jrbaires
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de octubre de 2010
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
La incalculable capacidad interpretativa de Malkovich se queda huérfana a lo largo del trayecto. Una lástima. Sobretodo por la fuerza del relato, probablemente sin estar a la altura de la novela, como casi siempre.

Tal vez no sea el ritmo ni su lentitud, tampoco la ténue profundidad en sus emociones, ni tan si quiera las ganas de uno esperando ver a John perdiendo el control de su temperamento. No.
Tal vez sea la simbiosis que hay entre la impotencia que se expresa y la falta de contundencia que Jacobs emplea.

Y no entendamos por contundencia una dosis de dramaturgia más agresiva...

Por ello a uno le queda un sabor similar al... Casi.

Lo mejor: Malcovich, sin duda. Y el final.
Lo menos mejor: el Casi.
Ury Brao
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de agosto de 2009
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me extraña que una película como “Desgracia” esté pasando desapercibida por la cartelera o al menos que no haya despertado la expectación que creo que se merece. La película del semi-desconocido Steve Jacobs parte del presumiblemente buen material (confieso no haber leído la novela) del premio nobel de literatura J. M. Coetzee y resulta un perfecto retrato del choque entre dos mundos, dos culturas que se muestran alejadas incluso a la hora de valorar los terribles efectos que la violencia puede dejar en las personas que la padecen en carne propia.

John Malkovich, más contenido que de costumbre, ejerce de locomotora de una historia cruda y desesperanzada , en una ajustada interpretación del protagonista, el profesor Lurie, un hombre que asiste atónito y en primera fila a la sucesión de acontecimientos que cambiarán su vida y sus valores para siempre. Es precisamente la evolución de este personaje lo más interesante, que no lo único, de la película. Malkovich se pone al servicio de su personaje igual que este se acaba adaptando a las normas del entorno al que ha ido a parar, al tiempo que busca la redención por unos hechos de los que en principio no sentía ninguna necesidad de ser perdonado.

Jacobs narra la historia desde el máximo respeto a la novela original, sin pretender en ningún momento la notoriedad, sabedor que en la calidad del texto está la mayor riqueza de la película. Lo deja todo en manos de este y de las interpretaciones de sus actores, los cuales no defraudan en ningún momento. Con un portentoso arranque, “Desgracia” engancha al espectador desde el primer momento y lo lleva de la mano a un viaje en el cual los valores morales del mundo occidental se verán sacudidos de una manera irreparable. De igual manera que la Sudáfrica post-apartheid no podrá olvidar el rencor y las heridas durante muchas generaciones, los personajes de “Desgracia” estarán condenados a vivir con una realidad cuyas cicatrices parecen condenadas a cerrarse más lentamente de lo que sería deseable. Ellos sufrirán los efectos de unas causas sobre las que esta excelente película parece invitarnos a reflexionar.

Lo mejor: el personaje del profesor Lurie.

Lo peor: que vaya a pasar injustamente desapercibida.
AMQE
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados