arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Erin Brockovich

Drama Erin Brockovich es una madre soltera que consigue un puesto de trabajo en un pequeño despacho de abogados. Su personalidad poco convencional hará que sus comienzos no sean demasiado alentadores, pero todo cambiará cuando decida investigar el extraño caso de unos clientes que padecen una sospechosa enfermedad. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 11 >>
3 de noviembre de 2009
113 de 191 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Aprenda Derecho en una hora, ¡Adelante, es muy fácil! ¡Resultados garantizados!" (Favio Rossini)
"Erin Brockobitch: maruja" (Sines Crúpulos)
"El espectador de Erin Brockovich jamás precisará gafas de pasta" (Taylor).
" Asincronía de planos sin ética ni estética" (Servadac)
"Cuando la cámara se descojona" (Txarly)
"El día en que Julia Roberts nos enseñó que el feminismo no era quemar sujetadores, sino ponerles triple de relleno" (valkiria)
"En los telefilmes basados en hechos reales convertir a una cateta en una héroa es la máxima" (nanci_nanci)
"Hegel la desaprobaría profundamente si bien Schopenhauer podría considerar una interesante variación de los hábitos sexuales del macaco americano macho" (Hemicéfalo)
"Hito del pechopalomismo" (elminino)
"Mucho abogado y poca caña" (Bronto)
"La película favorita de mi suegra y de Condolezza Rice" (CuchiCuchi)
"El diario de una fusilable de los cojones" (Gilbert)
" Me impactó decepcionantemente" (maripon)
"Yo sé un poco de Derecho y esta película no tiene ni pies ni cabeza" (elintelectual)
"¿Cuándo sale la versión para la Play?" (Talamasca)

Y con un imponente promedio de cien síes y trescientos cincuenta noes:

"LOS AMERICANOS Y SUS JUICIOS ME TIENEN LAS BOLAS LLENAS" (mantis)
Neathara
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de marzo de 2010
32 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una madre de tres hijos pequeños divorciada y arruinada, encuentra trabajo en el bufete de un abogado y emprende una cruzada contra una poderosa compañía energética del sur de los Estados Unidos.
Amigos lectores de esta crítica, Julia Roberts es la protagonista absoluta de esta película. Con 33 años en el momento del rodaje y en la cima de su carrera, su sola presencia llena la pantalla y convierte un film con una trama poco atractiva y complicada, en un producto interesante, vivo y que conecta y engancha con el espectador, todo ello fruto de su magistral interpretación de una mujer independiente, decidida, segura, intrépida, directa y especial. Le da la replica a la Julia este pedazo de actor inglés llamado Albert Finney que con 64 años en el momento del rodaje, da vida a un abogado y jefe de la Roberts con un realismo acojonante.
La película tiene una brillante dirección y todo el buen sabor y la maestría de la maquinaria del cine USA en estado puro, aunque puede resultar demasiada larga y en algunos momentos cansina y pesada.
Resumiendo: Vale la pena verla y saborearla, le doy un 7 alto.
El marinero solitario
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de noviembre de 2009
34 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película basada en la vida real de Erin Brockovich, una mujer divorciada y con hijos, con penurias económicas, que pasa de estar en paro a acabar en trabajando para un abogado en un caso de contaminación de aguas.

Se trata de una película descafeinada. El drama real de las personas afectadas por las intoxicaciones nunca se muestra con crudeza, y la vida de Erin es algo alterada para hacer de la cinta algo más comercial, positivo y entretenido (aunque nadie pedía rigor documental, esto es ficción). Lo único que pretende calar realmente la cinta es que no hace falta ser un cerebrín para lograr luchar contra las grandes corporaciones y demandar justicia si se tiene coraje. "Erin Brockovich" se centra más en enseñarnos el encanto y el carisma del personaje principal que Julia Roberts ha logrado crear aquí... y se agradece, porque Roberts hace un gran papel. Bien es cierto que tampoco nos muestra a una mujer de una personalidad muy diferente a lo que acostumbra a interpretar, Roberts es una actriz de un solo registro... pero ese registro lo interpreta de manera soberbia. Su Erin Brockovich parece en un principio que no va a encandilar, pero poco a poco se va dejando querer para gustar de sobremanera. Su caracter rompedor, atractivo, potente, fiero y desenfadado está muy bien conseguido y no se quiere dejar de ver a su personaje.

Albert Finney también destaca en su actuación como el maduro, bonachón y entendido abogado jefe de Brockovich. Finney y Roberts consiguen tener una gran química, y logran que sus personajes tengan una relación muy complice y afectiva realmente cercana a la de padre/hija.

El segundo punto fuerte que hace a la cinta algo interesante es que tiene un buen guión correctamente hilvanado y muy poco criticable. Tal vez algo lento y con pocos acontecimientos en el comienzo, pero muy bien desarrollado más tarde. Tiene momentos de humor cómplice entre los dos protagonistas (Roberts y Finney) que logran una cercanía inmediata con sus personajes, y también consigue un mínimo de intriga de bufetes de abogados, que hacen que sea una película muy recomendable para los fans de ese género de casos imposibles de abogados.

Por último cabe destacar la buena realización de Soderbergh, que demuestra aquí que sus días como debutante en "Sexo, mentiras y cintas de video" (donde no había nada que resaltar en el aspecto técnico) quedaron muy atrás. Aquí se lo nota su (bendita) experiencia y su "toque" detrás de la cámara con esos preciosos planos generales (aunque aquí no figure como acostumbra en los créditos como director de fotografía, simplemente se nota que ha estado detrás de la cámara). Además la banda sonora de Newton está muy bien.

En fin, no es indispensable, pero es un producto cinematográfico sumamente entretenido y muy agradable de ver gracias a la actuación de Julia Roberts, el guión y la buena realización de Soderbergh.

Lo mejor: Julia Roberts. El guión. La fotografía de los planos generales.
Lo peor:...
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Spark
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de julio de 2009
77 de 132 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para empezar, tenemos el síndrome Gabilondo.

Yo, yo, yo y más yo. (Julia, la Roberts, Pretty Woman, la novia de América).

Para que queremos más?

No es la primera vez que se le fabrica una película a una estrella de Hollywood a medida, sin absolutamente nadie que le de réplica, dos horas dedicadas a dejarnos claro que la protagonista es de lo bueno lo mejor, de lo mejor lo superior. Con chicas florero (en este caso un chico florero) y malo inepto o difuso (en este es un ente abstracto, una corporación), no vaya a ser que un buen actor con un buen papel me quite segundos (que no minutos) de protagonismo absoluto. Y sonrisa profidén. Porque además de el más cojonudo, soy el más guapo (o guapa, la vanidad no entiende de género).

Tom Cruise es especialista en este tipo de filmes (para muestra un botón, Misión imposible 2). Y no acaban de funcionar.

Luego está el síndrome L’Oreal. El por que yo lo valgo. El síndrome Belén Esteban, lo podríamos llamar también. La prepotencia y la chulería hecha virtud. La vulgaridad y la falta de clase como cualidades honorables (no hablo de dinero o estudios, hablo de respeto, educación, cultura y saber estar). El cállate gorda como réplica ingeniosa y definitiva. Risto Mejide estaría orgulloso. Otra cosa es que en la vida real te acaben mandando a cagar (o te crucen la cara si eres tío) por payaso.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Le Bouffon
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de agosto de 2011
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
La auténtica Erin Brockovich, que realiza un cameo haciendo de camarera, ha sido una luchadora con suficientes arrestos para sacar adelante a sus hijos, y para destapar un caso de envenenamiento múltiple que destruyó a un puñado de familias, sacando a una potente corporación de gas y electricidad una indemnización multimillonaria.
Lo más destacado que había obtenido Erin en su vida había sido el título de Miss Costa del Pacífico en un concurso de belleza. No tenía una brillante formación académica, se había casado y divorciado dos veces y lidiaba con sus tres niños casi sin ayuda. Las cosas iban cuesta abajo, no tenía apenas con qué mantener a su familia, necesitaba un trabajo estable y la mala suerte se cebaba con ella. Todo cambió cuando conoció a Ed Masry, el abogado que la contrató en su firma y con el que iniciaría una tormentosa relación profesional y fraternal. La temperamental Erin no era una cabeza hueca, pues revisando archivos polvorientos no tardó en darse cuenta de que la Pacific Gas and Electric Company estaba ocultando un flagrante caso de contaminación de agua potable que abastecía a la población de Hinkley y que estaba disparando los casos de cáncer. Ella no era una abogada, ni había estudiado leyes, pero se enfrascó en el caso por completo y visitó una a una a las familias afectadas, escuchando sus problemas y alentándolas a demandar a la compañía suministradora de aguas.
Ya no se podía hacer nada para rectificar y borrar la tropelía cometida, pero al menos las voces de los damnificados fueron oídas en todo el país y consiguieron poner contra las cuerdas a un sistema corrupto.
Erin Brockovich es la portavoz de los don nadie que tienen mucho que decir. Julia Roberts la interpreta con frescura y encanto, mostrando que eso de que las chicas guapas sólo tienen serrín en la cabeza es un bulo total.
Vivoleyendo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 11 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados