arrow

Gente en sitios

5,4
3.643
votos
Sinopsis
Rodada sin presupuesto y cámara en mano, "Gente en sitios" es un "relato caleidoscópico" que recorre la comedia, el drama, el relato social, el terror y el surrealismo con el denominador común de "la irreductible poesía de la condición humana frente las embestidas de lo extraño y lo caótico". (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 9 >>
29 de enero de 2014
75 de 93 usuarios han encontrado esta crítica útil
Muchas personas, muchos sitios, muchos fragmentos sin nexos de unión, muchos personajes desfragmentados, y sobre todo: aire, libertad, novedad.

Un soplo de aire fresco. Una parada en el camino para que te sientes, bebas agua, respires y veas las cosas desde otro punto de vista.

Lamentablemente, todo aquello que resulta incomprensible al espectador, su primera reacción es la descalificación y el insulto. Cómo si la falta de comprensión o de tolerancia, atentara personalmente contra él. Se confunde incomprensión con el miedo que no da tener total libertad. Porque no es una película complicada, ni difícil de entender. Pero le otorga al espectador una libertad a la que no está acostumbrado, para que cada uno la interprete a su manera. Quizás deberían enseñarnos a volver a andar…

La película es una sucesión de sketches, donde se mezclan historias dramáticas y tremendamente divertidas dentro del mundo del absurdo.
Y de repente nos encontramos en un taxi cargado de lógica y lucidez escuchando verdades como puños.

Y entre el surrealismo y reflexiones sobre la decencia, una persona enseña a caminar, beber y dormir.

“El cine representa como nos vemos a nosotros mismos y cada vez hay más películas de zombies…”
play it again Sam
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de octubre de 2013
74 de 124 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película es como la hora de José Mota, pero en malo. Sin gracia, sin interés, mal iluminada, peor montada y con un aspecto de desidia absoluto.
¿Por qué, entonces no le doy un 1? Pues porque me siento preso del síndrome "El traje nuevo del emperador", que me impide otorgarle la peor puntuación posible. Este síndrome afecta a muchos, y en casos extremos, como los críticos de renombre -casualmente amigos y compañeros de juerga de Cavestany en muchos casos- que la han aplaudido, les afecta seriamente.
Por no apartarme del tono serio de esta crítica: si este es el film más fascinante del año en el cine español, como dicen algunos, entonces es que el cine español ha muerto o no existe ya. Este films es un bodrio, una película que refleja lo que pudo ser y no fue. Con estupendas ideas malogradas siempre en su desarrollo. Una tontería absoluta, indigna del tiempo que nos roba durante su visionado.
Y sí, tiene un reparto estupendo... pero nadie tiene un papel de más de dos minutos en pantalla, por lo que tirar de amigos no vale Por mucho que esos amigos sean excelentes actores.. y al final Coque Malla les gane la partida a todos.

En fin, de nuevo afirmo: bodrio catedralicio.
Fendetestas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de enero de 2014
55 de 96 usuarios han encontrado esta crítica útil
Salgo del cine con la sensación de haber sido víctima de una broma de mal gusto. “Gente en sitios” es una colección de “sketches” que supuestamente invitan al espectador a reflexionar sobre la incomunicación de nuestro tiempo… Pues bien, lo que me encuentro es una cadencia de situaciones más o menos rutinarias, más o menos estrambóticas, más o menos absurdas, pero de ningún modo ingeniosas ni estimulantes. Además, las historias se “plantean”, sólo en algunos casos hay un mínimo desarrollo argumental, y casi nunca hay un cierre que pueda considerarse desenlace. Es decir, se trata de plantear un montón de escenas “chungas”, nunca brillantes, y dejarlas colgadas en el momento en que al guionista de turno se le ha quedado seca la materia gris, que suele ser bastante pronto. No puedo salvar ni un solo gag que me haya parecido inteligente u ocurrente. Me he quedado con la sensación de que esta película podría haberla hecho yo, y lo digo sin ninguna pretenciosidad ni exageración. Es que no tiene nada…

Eso sí, todo ello trufado de cameos de los más afamados actores y actrices de nuestro panorama actual, como pretendiendo darle a esta infumable obra un pedigrí de alto nivel artístico que no tiene. Sólo he sacado dos conclusiones: una, que he perdido el tiempo y el dinero; dos, que Juan Cavestany debe ser un tío macanudo, porque tiene muchísimos amigos en el oficio, que le apoyan a pesar de hacer un cine tan banal. Y mira que venía avisado de pelis anteriores…

Películas como ésta son las que me hacen reflexionar sobre el tema de las subvenciones y la financiación de la cultura…
rober
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de diciembre de 2013
30 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
Uno sale del cine algo perplejo y no sabiendo bien si ha asistido a un una tropelía descarada o a una valiente obra que ahonda, se arriesga y desafía las convenciones habituales. O un popurrí de todo eso. Porque de forma concluyente solo una cosa es cierta: es una película episódica y, como tal, es muy irregular, con fragmentos que funcionan muy bien desde el humor o desde lo desasosegante y excéntrico o desde la descarada provocación a los convencionalismos. Pero hay otros fragmentos más deslavazados, algo tópicos, bastante burdos o totalmente fallidos. Irregularidad que, sin embargo, suma, porque estamos ante una propuesta arriesgada y poco convencional que hace de su rareza virtud y de su juego su razón de ser.

Quizás la película peca de ser demasiado literaria (trata de trasladar el relato corto al cine, no siempre con fortuna, ya que el guión es muy irregular y falto de una mayor depuración y exigencia) y demasiado deudora de los arbitrarios gags televisivos (un ‘todo vale’ que equivale a nada vale nada o cualquier basura puede pasar por bisutería) de la más baja estofa – como el patético episodio sobre el supuesto gay y el tribunal familiar al que se enfrenta.

Muy irregular factura (esa cámara en mano y esa estética cutre de video de fin de carrera) y los muchos rostros conocidos que aparecen – está casi todo el cine español de los últimos quince años, así como algún actor de teatro – creo que dañan y devalúan la propuesta al ofrecer un experimentalismo formal desde un convencionalismo de marca reconocible que no casa nada bien y genera más rechazo que complicidad, al menos en mi caso, ya que parece alardear más de lo bien conectado que está el productor o director y no avala la valía intrínseca del proyecto o la confianza que se tenga en él.

En definitiva, admiro aquellos episodios logrados donde se ofrece un atisbo juguetón sobre el misterio, las expectativas convencionales, lo inquietante y lo arbitrario, pero me irrita tanto desaliño y tanta autocomplacencia donde parece que el cine tildado de experimental permite ofrecer cualquier cosa, sin un mínimo de autocrítica o de exigencia hacia la inteligencia del espectador, como si tuviéramos que rendirnos a la idea (por fallida o irregular que sea) por el mero hecho de ser novedosa, y no podamos evaluar los resultados desde una reivindicación sana del asistente que paga por dejarse llevar hacia algún lugar, por loco que sea, pero desde un necesario respeto. Quizás hubiera funcionado mejor directamente para televisión (aunque parezca un desdoro) pero para cine le falta un hervor y una mayor exigencia crítica y le sobra prepotencia y convicción de ser la repanocha de listos. Interesante, sugestiva, refrescante… pero difícil de recomendar o alabar.
antonalva
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de enero de 2014
11 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
“Gente de sitios” es un extraño experimento (me niego a llamarlo “película”) que consiste en exponer varias historias aparentemente inconexas tanto en el tono como en la narración que son mostradas una a una a modo de gags televisivos y que posiblemente fascinaran a muchos por lo original de la propuesta pero que a mí me ha parecido una frikada de mucho cuidado. ¿Se puede decir “frikada” en una crítica de cine? Si no se puede sustituidla por “tontería”, “estupidez” o “necedad”. El problema supongo que es el tono general. Hay historias que me han divertido como la de la reunión familiar por el marido que es presuntamente gay o el gag del camarero con que se abre la película pero soy incapaz de encontrar un hilo conductor en todo esto y la ausencia de una historia me lleva a perderme en un conjunto irregular. No consigo llevarme por el conjunto porque lo veo pobre técnicamente. Nada me seduce en “Gente de sitios” mas allá que algún que otro momento inspirado. No es suficiente este magnífico despliegue de actores y tener algunos momentos acertados, para considerarla una buena película. Se necesita más. Se necesita algo reconocible. Los experimentos con gaseosa no siempre funcionan… O eso o es que ha dejado de gustarme la gaseosa pero yo no recomendaría “Gente de sitios” ni a mi peor enemigo.
El Criticón
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 9 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados