arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Al este del Edén

Drama Un granjero californiano tiene dos hijos, Cal y Aron, de caracteres muy diferentes, pero ambos compiten por el cariño de su padre. La situación de Cal se complica cuando averigua que, en realidad, su madre no sólo no está muerta, sino que además regenta un local de alterne. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 10 >>
25 de marzo de 2009
94 de 96 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta espléndida película, es la que convirtió a James Dean en una estrella, pasando a ser el icono juvenil de los años 50. Su fuerte y compleja personalidad (introvertida en exceso), como aquel ser humano al que le falta encontrar sus raíces, era muy parecida a la del joven soñador que interpreta en la película. El lenguaje corporal que utiliza es de una fuerza arrolladora, y nos hace entender a la perfección la desorientación en la que se encuentra el personaje. Un gran descubrimiento del denostado Elia Kazan, pero magnífico director sin duda alguna, que vio nominada al Oscar a su película y a su protagonista. Con un guión estupendo, basado en una magnífica novela de John Steinbeck, un escritor que en todas sus obras hace resaltar las carencias del ser humano, pozo inagotable de adaptaciones cinematográficas. La música de Leonard Rosenman es memorable. Una película rodeada de una aureola mítica que ha quedado como el símbolo de una generación.

Adam Trask (Raymond Massey) vive en su rancho de la población californiana de Salinas, es un próspero ganadero que vive con sus dos hijos, Cal (James Dean) y Aron (Richard Davalos) y su inseparable Biblia (en la que parece refugiarse de sus debilidades y carencias). Aron es el hijo preferido de Adam, estudiante modelo, trabajador y razonable. En cambio Cal es un rebelde solitario, todas sus iniciativas son desechadas e incluso recriminadas por su padre, lo que le hace tener una actitud desafiante ante la vida. Sin embargo los dos hermanos no se odian, como podría creerse, todo lo contrario se aprecian y quieren mucho. Una persona permanece ignorada: la madre. No podemos olvidar el trabajo de Julie Harris (en el papel de Abra), en un principio novia de Aron. Abra por su carácter, será el personaje clave de la película.

Sigue en el “Spoiler”.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Vfoul
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de enero de 2007
67 de 75 usuarios han encontrado esta crítica útil
James Dean nos regala el sufrimiento de un personaje como Cal Trask. Cal es un ser humano en el que el resentimiento hacia su padre lo lastima continuamente, aunque él no lo diga abiertamente. Cal es sensible al extremo, incapaz de aceptar las realidades de la vida, incapaz de madurar como adulto y afrontar lo que esta viviendo, pues él, todavía es un niño.
James Dean plasma a la perfección el espíritu neurótico de un Cal Trask. Por eso el actor será recordado por este papel en el que nos muestra la necesidad de todo ser humano por sentirse amado desde la más tierna infancia, pero también nos hace darnos cuenta de que hay un tiempo en el que debemos evolucionar y dejar la dependencia que por naturaleza tenemos al nacer. La necesidad desmedida de una aceptación hacia los seres que nos rodean, casi siempre, los familiares, hacen que el sufrimiento nos invada el alma como una llaga que no deja de sangrar. Así, Cal va en busca de trascender el resentimiento, y encontrar el verdadero amor que le haga quitarse la carga emocional que es como una loza en su espalda.
Estamos ante el inicio de un personaje cargado de emotividad como lo seria después Jim Stark en “rebelde sin causa”.
RAMON ROCEL
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de septiembre de 2005
61 de 69 usuarios han encontrado esta crítica útil
Primera película protagonizada por James Dean, inspirada en la novela homónima de Steinbeck. Obtuvo un Oscar a la mejor actriz secundaria y tres nominaciones (guión, director y actor principal).

La acción tiene lugar en Monterrey, Salinas y alrededores. El relato se inicia en 1917, antes de la intervención de EEUU en la I Guerra Mundial en abril de 1917 y finaliza antes de la terminación del conflicto (noviembre 1918). Narra la historia del granjero Adam Trask (Raymond Massey) y de sus dos hijos, Aaron (Richard Davalos) y Caleb/Cal (James Dean), que compiten por el aprecio del padre. Éste tiene sus preferencias puestas en Aaron, sumiso y formal, mientras Cal soporta sus reproches por independiente y rebelde. La madre, Kate (Jo Van Fleet), persona de espítiritu libre y vitalista, se vio obligada a dejar la casa y los hijos. Logró salir adelante regentando en Salinas, junto con Sally, un próspero establecimiento de lenocinio. La película aporta elementos muy valiosos de reflexión. Critica el comportamiento inflexible del padre, que busca en la Bíblia refugio para su debilidad. Exalta la libertad de pensamiento y acción del hijo menor, más inteligente que el padre y más competente para los negocios. Rechaza la sumisión del hijo mayor y exalta la figura de su novia, Abra (Julie Harris), que sabe intervenir en el conflicto familiar, con determinación, desenvoltura y conciencia de que su papel en la vida ha de ser activo y fuerte. La madre aparece como la principal víctima de la intransigencia de Adam, que le ha negado el efecto y el respeto que le debía y la ha alejado de los hijos. Recluída en la satisfacción efímera de sus ganancias y el afecto de Sally, es una persona atormentada, que se siente indigna ante los hijos y sufre la herida de su forzada exclusión de una vida familiar feliz. La condena de la guerra emerge en diversas secuencias ("La guerras están hechas para los hombres de negocios").

La música, de Rosenman ("El señor de los anillos"), en su primera intervención cinematográfica, se resume en la obertura de la obra, que contiene todos los registros y variedades necesarios para dar vida a cada uno de los episodios. La fotografía, de Tec McCord ("Belinda") ofrece algunos encuadres que inclinan la imagen global para mostrar centrada la del protagonista. El guión, de Paul Osborn ("Sayonara"), determina intervenciones breves, rápidas y contundentes. La interpretación de James Dean añade a su presencia y dicción una expresión corporal de gran mérito. Son destacables las intervenciones de la pelirroja Julie Harris y la de la madre, que borda un papel dificilísimo. La dirección rebosa vitalidad, inquietudes sociales, anhelos de paz y una envidiable brillantez narrativa.

Drama familiar, bien construído, que obtuvo un gran éxito de público y encumbró a la fama al protagonista, símbolo de una nueva generación de grandes actores.
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de febrero de 2007
46 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mucha gente se pregunta que hubiera sido de James Dean si no hubiera fallecido, ¿sería el mito que es actualmente?, ¿se hubiera convertido en otro actor sin pena ni gloria?, ni yo ni nadie tiene que apresurarse a realizar respuestas sobre estas cuestiones, ya que si las tres películas que rodó lo convirtieron en un icono no hay que dudar de la calidad de ellas, todas eran buenas películas y al este del edén para mí sigue siendo la joya de la corona, ya que aquí no vemos al James Dean con chupa de cuero o sombrero texano, aquí tenemos una interpretación visceral de un joven que se busca así mismo y quiere entender porque no encaja en su familia.

Elia Kazan era un gran director que debido a su implicación en la caza de brujas ensució su nombre, no así su filmografía, impresionante. Aquí nos lleva a un magistral relato que se beneficia de todas las interpretaciones tocando temas universales como el amor, el odio o el rechazo de una manera que muchos espectadores se podrían ver reflejados sobre todo en el personaje de Dean y es aquí donde no se puede negar que nadie en la historia ha representado la rebeldía juvenil (no carente de razón) como lo hacía él, de este modo quizás podemos asegurar que su carrera de no haber sido truncada por ese trágico accidente de coche hubiera sido espléndida, sobre todo viendo esta maravillosa película.

Por encima del icono se encuentra AL ESTE DEL EDÉN, quien no haya visto ninguna de James Dean y quieran ver al mito que vean las dos películas restantes, quien quiera ver algo más que un mito, es decir un buen actor, ésta es su oportunidad.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
SEXY CRITICO
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de septiembre de 2006
32 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película plantea un conflicto muy interesante que en mi opinión, no se ha tratado demasiado en el cine, el del amor-odio entre padres e hijos, desde la perspectiva del hijo. Aquí Cal, un joven con buenas intenciones que suele tomar decisiones poco acertadas, sufre por el disimulado desprecio de su padre.

Lo que me encanta de "Al este del edén" es que los personajes están muy bien construidos (y magníficamente interpretados, sobre todo el de James Dean), y que las relaciones entre ellos son retratadas con toda su complejidad y riqueza de matices. El protagonista es un "chico malo", pero lleno de ingenuidad, rencor y con una gran necesidad de ser querido. El padre no el entiende, pero tampoco es el típico padre incomprensivo y sin piedad.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Isabel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 10 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados