arrow

Brave (Indomable)

6,5
43.782
votos
Sinopsis
Merida, la indómita hija del Rey Fergus y de la Reina Elinor, es una hábil arquera que decide romper con una antigua costumbre, que es sagrada para los señores de la tierra: el gigantesco Lord MacGuffin, el malhumorado Lord Macintosh y el cascarrabias Lord Dingwall. Las acciones de Merida desencadenan el caos y la furia en el reino. Además, pide ayuda a una sabia anciana que le concede un deseo muy desafortunado. La muchacha tendrá que ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 38 >>
10 de agosto de 2012
173 de 227 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hay algo que nunca he entendido y creo que nunca llegaré a entender del todo, y es la estupidez con la que solemos comportarnos los fans. Al parecer, cuando una compañía/artista/lo que sea encuentra la fórmula del éxito todos le aplaudimos cual focas ante un pescado en las manos del cuidador del zoo. Todo lo que pare nos parece macanudo, lo mejor de lo mejor, el sumun, vaya. Sin embargo, con el paso del tiempo nos cansamos del pescadito porque según nosotros ya está pasado y le exigimos otro, porque si no nos lo da haremos el paripé y quedará mal ante el público. El cuidador puede optar por dos opciones:

1. Empecinarse en darnos el mismo pescado para que nosotros, hartitos ya, sigamos en nuestros trece y arriesgarse a perder nuestra confianza.

O…

2. Ir a buscar otro pescadito aparentemente igual de suculento que rechazaremos porque de repente no nos gusta lo nuevo, queremos el antiguo y lo queremos ya.

Le pasó a Disney a inicios del 2000 (bache del que está empezando a salir, y mira tú por donde, con los cuentos de hadas de toda la vida), le va a pasar a Dreamworks (demasiadas secuelas de animalejos) y ahora llega Pixar. La casa del flexo se ha aventurado a hacer algo distinto, algo más cercano a los cuentos de la Disney que a su propia cosecha. Y nada más verla la gente se le ha echado a la cabeza porque no es tan buena como Up, Wall-E o Toy Story, y porque además bien parece salida de la casa del ratón. Es curioso precisamente porque mucha de esa gente, meses antes de estrenarse la película, ya la ponían por las nubes a lo largo y ancho de internet. Y casi todas las alabanzas por el mero hecho de que Pixar se estuviera atreviendo a experimentar con los cuentos de hadas y estuviera haciendo algo distinto.

Y lo que yo pregunto, ¿por qué exactamente no es tan buena como los otros peliculones de Pixar? Para empezar, tiene una factura técnica que deja a muchísimas cintas 3D contemporáneas a la altura del betún, una ambientación extremadamente detallista y unos diseños de personajes que dejan sin palabras. Solo por poner un par de ejemplos: la vieja, que se mueve de una forma tal que acabas creyéndote que se acaba de escapar de la residencia más cercana, o la reina Elinor, que pese a todas las vicisitudes por las que pasa tiene un porte y una gracia que quitan el hipo.

En cuanto a guión, entiendo que este tipo de historias esté ya más visto que el tebeo, pero está tan bien llevada como cualquiera de las anteriores del estudio. Contar dos historias en una (un cuento de aventuras y una historia sobre una relación madre/hija) tiene su dificultad, dificultad que está muy bien superada. ¿Que se parece más a una película Disney que a una Pixar? Sí. Pero, ¿importa tanto cuando la historia es tan buena, cuando puede mirar a la cara a las demás películas de Pixar?

¿Es tan malo que Pixar se haya atrevido a experimentar algo diferente? En mi opinión no. Pixar ha arriesgado y la jugada le ha salido bien: una historia bien llevada, con personajes que evolucionan como Dios manda y un apartado técnico de primera. Es decir, la fórmula Pixar con envoltorio de cuento de hadas. No es Wall-E, no es Up, no es Toy Story ni es Buscando a Nemo. Pero sigue siendo Pixar.
Chidori
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de agosto de 2012
104 de 117 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pixar parece estar destinada a tener que demostrar en cada película el talento y la revolución que ha supuesto esta productora para el mundo del cine. Al contrario que sucede con otras que , antes incluso del estreno son catalogadas como obras maestras, a Pixar aun se le sigue poniendo en duda. ¿Cómo se puede dudar de una productora que nos ha dado las mejores películas en los últimos años? «Buscando a Nemo», «Ratatouille», «Toy Story 3«, y sobre todo 2 películas que crearon un género nuevo: el de todos los públicos. Ese cine en el que el niño y el adulto ven películas diferentes en una sola. Esa genialidad lo consiguió Pixar con «Wall-e» y «Up». Para empezar consiguió que la 1ª media hora de Wall-e los niños no pudieran quitar ojo de la pantalla. Bien. Esa 1ª media hora brillante es muda. Y la 2ª parte es una crítica brutal de la sociedad en el que mientras el niño se ríe, el adulto reflexiona. En «Up» ocurre exactamente lo mismo.

¿Cómo se puede poner en duda algo que no deja de innovar, de intentar mejorar en cada película... algo que aun piensa que no todo está inventado?

Hablemos de Brave. He leído que es más película Disney que película Pixar. 1º- Que Brave se adentre en los terrenos de los cuentos de hadas hasta ahora desconocidos y que tanto conoce Disney, no dice nada. Hay que ver más allá de todo eso. Pixar utiliza ese mundo mágico como el envoltorio perfecto para contar una historia. Una historia de relaciones humanas, relaciones familiares donde no hace falta esperar a que el príncipe venga al rescate, ya se rescata ella misma. Brave sabe más a Miyazaki que a Disney.

2º- Aunque no sea el caso, si Brave hubiera sido un intento de recrear los años dorados de la animación de Disney, jamás seria algo negativo si no todo lo contrario. Parecemos tener muy poca memoria o haber crecido demasiado rápido, porque Disney hizo del cuento de hadas un arte. Tan necesario como lo siguen siendo después de los años «Peter Pan» o «Mary Poppins».

Brave no es «Up» ni «Wall-e», y tienen dificil poder mejorar el listón que se pusieron. Pero por esa misma regla de tres, deberíamos estar cansados de esperar a Peter o a Mary en la ventana. No... Pixar arriesga. Pixar quiere más. Pixar ama el cine y Brave es otra demostración de ello para continuar en lo más alto.
play it again Sam
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de agosto de 2012
89 de 122 usuarios han encontrado esta crítica útil
Empezaré diciendo que mi crítica ya la ha hecho Jordi Costa [1], mucho mejor de lo que yo podría hacerla. Su forma de ver la película es compartida por este humilde servidor, y es que parece que tras "Toy Story 3" se inició una absurda campaña de acoso y derribo contra Pixar por el bajón de "Cars 2" en 2011. Y es que si realmente "Brave" es tan 'menor', quizá es que se ha roto el hechizo, y sólo puede pensarse que las obras mayores del estudio no eran verdaderamente tan buenas. Pero la percepción de que la compañía está en horas bajas desaparece viendo su última fantasía, ideada por Brenda Chapman en 2008 bajo el título de 'The Bear and the Bow' y que tras un proceso de producción bastante accidentado llega ahora a los cines para quedarse en la retina del espectador de forma perpetua.

Es de recibo destacar que "Brave" es el primer cuento de hadas de la compañía, lo que ha llevado a compararla con producciones de Disney como la reciente "Enredados". El problema es que la gente parece estar quedándose con que aquí aparece una princesa, cuando es un modesto y eficiente ejercicio que pone patas arriba los clásicos de la compañía del ratón (léase, "Cenicienta", "Blancanieves", etc.) de forma muchísimo más sutil que otro reciente éxito, "Encantada". Aquí la princesa no se queda esperando a la llegada de su príncipe azul, ni siquiera quiere casarse, sólo aspira a ser libre y a poder tomar decisiones por si misma. Por tanto no inventa la rueda pero desde luego si que es un giro -maravillosamente resuelto- en un guión modélico, en el que a pesar de caer en lugares comunes, propios de este tipo de cuentos de hadas, despunta por su inteligencia y la sensibilidad que demuestra en cada fotograma, llegando a poder compararse a la obra de Studio Ghibli más que al resto de películas de la productora o de la propia Disney, sin ir muy lejos.

La primera hora de la película es excepcional[2], de una sofisticación inaudita. Desde el maravilloso prólogo en el que conocemos a la pequeña Merida, y en el que con unos minutos se definen a sus personajes de forma magistral, pasando por la secuencia posterior en la que vemos cómo ha evolucionado su vida desde entonces y qué la hace feliz realmente. Este inicio, libre, hermosísimo, a ritmo de una canción en off (es decir, que no cantan los personajes, esto no es un musical) es sólo el preámbulo de una historia repleta de ecos al cine de Hayao Miyazaki, apropiándose de ellos de forma inteligente y sin banalizarlos, como todo el componente mágico relacionado con los fuegos fatuos y lo sucedido en cierta cabaña del bosque. Todo esto lo adapta a un contexto europeo, en el que la música celta complementa a unas imágenes de una belleza estremecedora, con unos fondos que parecen casi reales. "Brave" es en este punto intachable, una cinta de aventuras, con un componente fantástico muy marcado en el que además se da rienda suelta al sentido del humor bien entendido a cargo de algunos personajes secundarios que son maravillosos (pienso en los trillizos, o en los pretendientes reales).

Como apunta Jordi Costa, tenemos aquí un ejercicio que fuerza al máximo las capacidades del medio para narrar, mediante todo tipo de técnicas, como esa sobresaliente conversación en paralelo, una historia sencillísima, con la ambición justa y necesaria para no hacerse olvidar (es una cinta modesta, lo cual no le quita mérito ninguno). La relación entre la reina y Merida es sencillamente maravillosa, creíble, palpable. No me molesta confesar que además de reír, me he emocionado profundamente con ciertos segmentos de la película, por cómo están construidos estos pilares familiares, suavizándose cuando la situación lo requiere. Es ésta una película que se ve con una sonrisa en la cara, cuanto menos, y que se disfruta enormemente mientras dura. Elevada a los cielos gracias a la impresionante partitura de Patrick Doyle (consigue que no se eche en falta a Michael Giacchino), con una portentosa animación (el cabello de la protagonista es alucinante, con los rizos moviéndose por separado de forma orgánica), una enérgica dirección y una forma de narrar perfectamente entendida, que poco o nada tiene que envidiar a otras producciones de la compañía.

"Brave" está malentendiéndose. Se confunde su modestia con simplismo, se confunden sus mecanismos porque es suficientemente sutil como para no necesitar que una princesa se convierta en un ogro y suelte eructos, para definir su capacidad de reinventarse. Con "Brave" Pixar ha hecho una película de Studio Ghibli, un cuento de hadas casi perfecto, cuya única pega -y va por percepciones- es que algunas de sus setpieces cómicas[2] se alargan más de lo necesario. Por lo demás, es una película maravillosa que merece verse en una pantalla de cine, con algún tramo (pienso en la zona neblinosa en la que se revive cierta leyenda) de orgasmo visual. ¿Menor? No lo creo. Sólo diferente al resto de la obra de la compañía. Y si encima le añades que va con premio inicial en forma de cortometraje, una píldora de excepción llamada "La luna", la cosa se dispara. Una delicia.

[1] http://cultura.elpais.com/cultura/2012/08/09/actualidad/1344528129_688150.html
[2] -SPOILER- -SPOILER- -SPOILER- Hasta que la madre se convierte en oso, que es donde empiezan a abrazarse algunos lugares comunes. Su huída del castillo se larga en exceso, rompiendo -ligeramente- el ritmo.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de agosto de 2012
83 de 110 usuarios han encontrado esta crítica útil
El entorno de la acción escogido por Pixar, el título del film y sobretodo el trailer, han equivocado a la gente. Y eso enfada o decepciona, que es el sentir general.
Escocia es una tierra cinematográficamente icónica desde la película Brave Heart, como cuna de la lucha por la libertad. No creo que sea casual el título dado al film: Brave, buscando la evocación del clásico en nuestras mentes. El arma en primer plano: el arco con flechas, desde luego no es una llamada a imaginar un cuento de alcoba que no incluya batallas; y una escena de lucha en el tráiler entre los clanes en el castillo, rematan la jugada del artificial gancho.
“Brave” comienza, y enseguida te das cuenta de que las escenas son una copia de películas anteriores de Disney. Notas que ya has visto esas escenas antes, que no son nuevas, como si estuvieses viendo una segunda parte de otra película, aunque de factura intachable en la parte técnica. En ese momento ya te despiertas y te das cuenta de que no le tienen cariño a la película. Han copiado y pegado las escenas con idénticos planos y ordenados de otra manera.
Después de eso va avanzando una historia que en realidad solo presenta un carácter interesante y potencialmente será el motor de una historia muy buena. Sin embargo, una vez más, hay un momento que no puedo contar para quienes no hayan visto el film, en el que dices: madre mía, esto ya no tiene arreglo. Te das cuenta de que la historia no es “grande”, que aquello que viste en el tráiler era falso, que no va a suceder nada más allá de la familia, que la niña no viajará, ni luchará, ni guiará a nadie, ni tendrá ninguna responsabilidad importante, ni hará nada en realidad, incluso claudicará. Bastante tradicional todo.
En fin, no olvidemos que es Disney recuperando su trono con otro disfraz. Pixar le estaba haciendo sombra y desde que la adquirió está retornando a lo clásico poco a poco.
Un Disney fingiendo adaptarse a los tiempos, que cuando tiene que hacer algo que no le apetece, se escapa por alguna parte, mete mensajes tradicionales, pues, al final, no hay nada en Brave de indomable, sobretodo cómo se les ha ocurrido resolver el final de la película, introduciendo un elemento para nada inocente (ver final spoiler).
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
filmita
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de agosto de 2012
51 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil
Antes que nada y para zanjar el tema, Brave es técnicamente perfecta, la expresión es genial, la iluminación es espectacular. Es un prodigio de la animación.
El pero está en el guión: es evidente que estamos ante una película infantil, y a eso vamos. Pero otras producciones de Pixar (Up y Wall-E especialmente, pero también Los Increíbles o Ratatouille) cuidaban al público adulto incluyendo chistes, referencias o escenas completas destinadas claramente a los adultos. Up o Wall-E te hacen llegar a las lágrimas con unos guiones de altísima potencia, muy por encima de la película infantil estándar. Brave, en cambio, ha abandonado totalmente ese camino para centrarse en una digna y meritoria producción infantil pero que no dice nada, no se le puede sacar una interpretación de más calado, no se salta los esquemas como hacían producciones antes citadas. Es un guión Disney, eficaz, bien cerrado, pero con escasa pegada emocional y nulo impacto intelectual, cinéfilo, social...como tenían algunas predecesoras.
Azatoth
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 38 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados