arrow

También la lluvia

7,2
25.330
votos
Sinopsis
Cochabamba, Bolivia. Año 2000. Sebastián (Gael García Bernal) y Costa (Luis Tosar) se han propuesto hacer una película sobre Cristóbal Colón y el descubrimiento de América. Mientras que Sebastián, el director, pretende desmitificar al personaje presentándolo como un hombre ambicioso y sin escrúpulos; a Costa, el productor, sólo le importa ajustar la película al modesto presupuesto del que disponen; precisamente por eso elige Bolivia, ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 29 >>
29 de octubre de 2010
147 de 167 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sería desternillante que la industria de Hollywood premiara una película que ataca algunos de los fundamentos del sistema: imperialismo, colonialismo y el hambre infinita de las multinacionales. Pero no seré yo quien dude de la capacidad camaleónica del capitalismo para deglutir cualquier producto que pueda reportarle beneficios. No obstante, mejor que se traguen esta buena historia de Paul Laverty e Icíar Bollaín aunque la acompañen de patatas y ketchup.

La directora madrileña abandona en esta ocasión la cotidianidad y las historias mínimas (aunque universales) para rodar en amplios espacios, con grúas de catedral y escritor de prestigio; sin olvidar, eso sí, sus orígenes: sigue persiguiendo la búsqueda de la dignidad y apostando por la justicia social.

Quinientos años después, Cristobal Colón (Karra Elejalde) retorna a Sudamérica formando parte de una compañía de actores que, aprovechando los bajos costes de producción y la facilidad para rodar en selvas y con indígenas, constatan que no han cambiado demasiado las cosas al menos para los antiguos pobladores: la explotación y la rapiña siguen estando presente en las intenciones de quienes desembarcan en la zona. Ahora, que ya no tienen oro, una empresa estadounidense quiere privatizarles el agua.

La guerra del agua, en la que se ven involucrados algunos de los extras del rodaje, tuvo realmente lugar en Cochabamba en el año 2000, cuando los indígenas se revelaron contra una norma (la 2029) que no sólo permitía la venta de los recursos hídricos, si no que incluso legislaba que el comprador tenía los derechos sobre el agua de la lluvia (para que veáis, una vez más, que la realidad supera a la ficción).

Buenas interpretaciones, brillando especialmente, en sus dos papeles, el amigo Karra, el hombre al que nadie espera. Bien trabado el guión del escocés para conseguir que las dos crónicas converjan, siendo sólo una a pesar de los cinco siglos que las separan.
Sinhué
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de diciembre de 2010
92 de 116 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Por? Por ser cine social. PERO cine social propositivo. Hartos de ver cómo los autores se recrean en el drama de los más débiles, por fín una película que pone el acento en el valor de la pelea, en visibilizar a los que luchan y a los que gracias a esa lucha consiguen cosas (el mejor Laverty): es lo que pide el momento actual, dejar de recrearse en el paternalismo de la vanguardia intelectual y contar las historias de los que abren vías: gracias.

Además, entretenida, sabiendo jugar con la emoción, con ritmo, excelentemente bien dirigida, aprovechando los recursos de producción, dosificando el suspense, mezclando géneros: cine dentro del cine, documental, comedia, drama, acción...qué placer arrancar una peli con una secuencia tan potente como el macro casting y mantener el listón con cada uno de los planos siguientes sin que decaiga. Escenas veraces, con frescura cuando la tienen que tener (maravillosa la conversación de actores...), con brillo en los diálogos cuando hay que epatar, cada frase medida, llena siempre de matices, abriendo puertas nuevas a la historia. La primera película que veo con la valentía añadida (ni siquiera Altman, al menos en lo que a "meter el dedo en la llaga" se refiere) de hacer una crítica mordaz a la industria del cine y sus contradicciones, sabiendo retratar la frivolidad de algunos sin olvidar por otro lado el entusiasmo y la verdad que hay detrás de cada proyecto. Exceptuando el punto "mainstream" que tiene la parte final (hollywood va a echar babas), un paso gigante en la carrera de Icíar (siempre ha sido un "bueno"-con estrellas, vale- con todas sus anteriores) y en la del cine español: yeah!
yonidemonic
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de enero de 2011
63 de 79 usuarios han encontrado esta crítica útil
El cine dentro del cine, bien contado, siempre cautiva.
Que hacer cine es contar una historia a pesar de la misma historia, los actores, los personajes y de cualquiera que se meta por medio, es algo inherente desde el primer fotograma de la película. Se masacra en nombre del cine igual que se masacró al indio en nombre de dios. Es la hipocresía que justifica todo daño en virtud de un destino superior, una verdad mayor y un mensaje universal, que redimirá y conmoverá a todos los que vean el resultado final, incluso a aquellos a los que se ha hecho la puñeta mientras se creaba el maravilloso mensaje.
Como decían los profes tras darte una ostia: Ya me lo agradecerás cuando seas mayor.
La historia, entrelazada de finas capas de realidad ficcionada y ficción histórica, que se va tornando real a medida que los indios se sublevan en su guerra del agua, está medida, sin exageraciones, para crearte un nudo imposible en el estómago. Los ensayos de los actores que hacen de actores, su idealismo cínico, las comilonas después de rodar masacres, la épica banda sonora de Alberto Iglesias. Todo se empasta y se imbrica con delicadeza bajo el mando de una directora de actores como hay pocas. La película no deja hueco para que no entiendas de lo que va y no hay despiste posible en este intento de atemporalizar la sumisión y la sublevación.
Podría ser una obra de arte pero ahí llegan, para variar, los diez minutos finales.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Morelli
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de enero de 2011
54 de 71 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pues eso. Gran elección por parte de la Academia para la representación patria en los Oscar. No sólo porque pueda o no optar al muñequito de marras, sino por el mensaje envenenado que se envía al eje neurálgico del imperialismo del tercer milenio.
El paralelo establecido entre la colonización brutal del siglo XVI y la situación actual de millones de personas vendidas por sus gobiernos a los intereses de voraces multinacionales en pleno siglo XXI es un tema de total actualidad y máximo interés; especialmente cuando está tratado con la objetividad, limpieza y cercanía con que Icíar Bollaín ha sabido construir su historia.
Alejada de cualquier maniqueísmo fácil y del carácter panfletario que muchas veces lastra al cine, y por extensión, a la narrativa de corte social; la cámara de Icíar Bollaín se erige en mostradora de realidades, en espejo en el cual se refleja el mundo actual tal cual es, nos guste o no.
La crítica de por sí hubiese sido implacable con la mera presentación de una realidad boliviana extensible a cientos de otras situaciones que actualmente nos pasan desapercibidas en otros tantos cientos de lugares del mundo; sin embargo, Bollaín consigue ser aún más incisiva al equipararla a las barbaries de la colonización. Es evidente que la lejanía cronológica siempre nos ofrece una visión más objetiva de la realidad de los hechos, y en este caso Bollaín utiliza hábilmente la perspectiva histórica para juzgar el presente (excelente la escena, debido a su alto valor significativo, en la que los actores, caracterizados de indígenas, vuelcan el coche policial, enlazando así dos períodos históricos distantes por medio de una problemática similar y demostrando que con el paso de los siglos todo sigue igual y que los homo sapiens hemos aprendido muy poco o nada).
Valiente propuesta, por tanto, sin desmerecer a Celda 211, que también es un peliculón como la copa de un pino (sigo reivindicando el cine patrio!!!, se hacen cosas muuuuy buenas).
Probablemente no ganemos el Oscar, o ni si quiera nos seleccionen, o a lo mejor sí, qué más da... (eso a fin de cuentas es casi lo de menos, especialmente teniendo en cuenta lo poco representativos que son estos premios de la verdadera calidad y valía del cine que se hace actualmente en todo el mundo), pero nos habremos dado este año el gustazo de haber llevado el dedo a donde hay más llagas que sangrar.
pizzapasta
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de enero de 2011
74 de 116 usuarios han encontrado esta crítica útil
La crítica de nuestro país tiene un pequeño problema, pienso: en cuanto se encuentra con una película española medio decente la inflan a alabanzas, quizá porque nuestra filmografía es, muchas veces, un auténtico desierto en lo tocante a originalidad, producción o interpretación. Generalmente es así, aún sabiendo que hay críticos de muy distintos pelajes (poco tienen que ver Carlos Boyero con los compis de Fotogramas, por poner un ejemplo).
Pues bien, después de leer las estupendas reseñas de esta peli me esperaba mucho más. Y claro, me llevé una decepción.
Creo que estamos ante un buen film, correctamente interpretado (pero ya está, porque si bien Luis Tosar está estupendo, como siempre, o también Juan Carlos Aduviri... otros no llegan a tanto, y aquí incluyo a muchos de los secundarios indígenas a los que el amateurismo se les nota demasiado). Con una buena ambientación, estupendo vestuario, etc. Pero me pasa un poco como me ocurrió con "Biutiful", de Iñárritu: me la sabía de principio a fin. No me sorprendió nada, ni tan siquiera su tercio final, que ya me esperaba aunque no me lo llegue a creer en ningún momento.
Por finalizar, diría que el tema que trata la película es muy interesante, y que ésta nos acerca a una realidad que muchas veces pasa desapercibida entre tanta tontería de los medios de comunicación españoles. También nos recuerda el papel que como antiguos colonizadores o conquistadores jugamos en la configuración de las actuales problemáticas de Iberoamérica. Igualmente, es entretenida, pero... yo más de un 6 no le doy. Y es que "sólo" está bien, lo que, por otro lado, no está nada mal viendo los tiempos que corren en nuestras salas.
ciudadano
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 29 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados