arrow

Leaving Las Vegas

7,3
53.362
votos
Sinopsis
Ben Sanderson (Nicolas Cage), un guionista alcohólico, acaba de perder su trabajo en Hollywood debido a que sus problemas con la bebida afectan a su rendimiento. Sin amigos y sin familia, decide ir a Las Vegas con el propósito de beber hasta morir. Nada más llegar a la ciudad, conoce a Sera (Elisabeth Shue), una atractiva prostituta que trabaja en la calle de la que se queda prendado. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 24 >>
5 de julio de 2007
144 de 172 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aplastantemente dura película sobre la decisión de un hombre de morir bebiendo. Es la historia de un hombre que, de alguna manera, acabó enganchado al alcohol de tal forma, que ha entrado en un camino sin retorno y ha elegido la manera en la que va a morir. El alcohol es su vida, su musa, su dolor y su condena.
Él decide dejarlo todo y marcharse a Las Vegas para vivir al límite hasta que su cuerpo no lo soporte más. Allí, conoce a Sera, una chica que se dedica a la prostitución. Es una chica dulce y amable, que no puede evitar sentir lástima por el protagonista y acaba enamorándose de él, acompañándole en su tristísimo descenso hacia los infiernos y la muerte.
La oscuridad y el tenebrismo de la fotografía en los muchos planos nocturnos, los duros y oníricos delirios etílicos del protagonista, la castigada vida cotidiana de la prostituta, que tiene que soportar los malos tratos y las humillaciones a que la someten sus clientes, la conmovedora y penosa relación sin esperanzas que se establece entre los dos, el infructuoso intento de ella por sacarlo del abismo... Mientras él acepta la compañía de ella sin darle falsas esperanzas y ella decide permanecer a su lado pese a todo... Toda la trama es mucho más trágica de lo que se pueda describir con palabras.
Es la historia, en definitiva, de dos desheredados, dos despojos de la sociedad que encuentran consuelo mutuo en su desamparo y que asumen con entereza las consecuencias de las decisiones que han tomado en sus vidas. Es la extraña y frágil dignidad de dos ángeles caídos, dos personas sepultadas en el infierno por propia voluntad o por las circunstancias.
Provoca muchos sentimientos encontrados, una gran confusión dentro de nosotros los espectadores (que vaya si los provoca, nuestra conciencia no para de trabajar), y mucha amargura. Sobre todo amargura.
Toda la historia es contada en flashback a terceras personas (y a los espectadores) por Sera.
Sólo para verla con el estado de ánimo adecuado y dispuesto para soportar mucho dolor y mucha incomodidad.
Puede que muchos de ustedes no soporten su crudeza, y no es de extrañar. A mí me dejó hecha polvo.
Vivoleyendo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de febrero de 2009
64 de 72 usuarios han encontrado esta crítica útil
Séptimo largometraje del realizador británico Mike Figgis (“Miss Julie”, 1999), rodado en EEUU, es su obra más acreditada. El guión, del propio Figgis, adapta la novela “Leaving Las Vegas” (1990), de John O’Brien, única del autor y de carácter autobiográfico. Se rueda en escenarios reales de California (L.A., Burbank, Santa Mónica...), Nevada (Las Vegas) y Canadá (Halifax) y en estudio, con un presupuesto ajustado de 4 M USD. Nominado a 4 Oscar, gana uno (actor, Nicolas Cage). Producido por Lila Cazés para Lumière Pictures e Initial Productions, se proyecta por primera vez en público el 15-IX-1995 (Toronto Film Festival).

La acción dramática tiene lugar en Hollywood y Las Vegas, a lo largo de unas semanas, en 1995. Benjamin “Ben” Sanderson, guionista, pierde el trabajo a causa de su adicción al alcohol. Recibe la noticia de su despido sin sorpresas y sin hostilidad. Se traslada a Las Vegas decidido a beber sin freno hasta morir. Elige la ciudad de Las Vegas porque en ella los bares permanecen abiertos las 24 horas del día. Allí conoce a Sera (Shue), una joven y atractiva muchacha, que trabaja como prostituta. Él es un hombre desesperado, solitario, sin familia y con deseos de que su vida acabe en poco tiempo. Ella es dulce, amable, sensual, sensible y comprensiva.

El film suma drama, alcoholismo, prostitución y romance. Superpone dos historias dramáticas, la de Ben y la de Sera. Ben se halla inmerso en un proceso acelerado de autodestrucción, del que no quiere salir ni por la vía del suicidio rápido, ni por la de someterse a un tratamiento de desintoxicación y deshabituación. Sera, proviene de una amarga experiencia sadomasoquista. Su chulo, Yuri (Sands), un inmigrante letón, desaparece súbitamente. El film explora el mundo del alcoholismo en su fase más avanzada. Muestra los niveles de autodestrucción y degradación a los que puede llegar una persona, arrastrada por la adicción al alcohol. El retrato que compone, con delirios, desvaríos etílicos y alucinaciones, es impresionante y conmovedor. La descripción es seca, cortante y despiadadamente realista. No hay hipérboles, ni artificios. Las escenas que se muestran hielan el alma. Las elipsis y la suavización de las imágenes las acompañan son las justas para evitar irritación y rechazo.

El film estudia de modo sucinto pero efectivo el mundo de la prostitución femenina. Es de gran interés la descripción del universo que la rodea, hecho de perversiones, abusos, maltratos y agresiones. La prostituta suele ser una mujer que ha tenido escasas oportunidades de educación y formación y que se ha visto obligada a ejercer una profesión degradante por coacciones, violencia o tráfico de personas. Resulta patético que haya usuarios de servicios de prostitución que pretendan justificar sus agresiones a mujeres indefensas bajo el delirante pretexto de castigar la mala conducta de éstas.

(Sigue en el “spoiler” sin desvelar partes del argumento)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de diciembre de 2008
47 de 53 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Alguna vez has sentido que el mundo avanza y te deja atrás?

Modesta producción, con su fotografía cutre, sus defectos de montaje, sus fallos de sonido (en ocasiones la música disminuye a 33 revoluciones), pero pese a tanto desatino técnico... una de las pocas películas que he ido a ver 2 veces al cine. (La segunda fue para quitarme el mal recuerdo de la versión doblada, que era espantosa)

Enamorarse es evitable, pero a veces nos empeñamos en que nos toca enamorarnos, y buscamos una víctima, y cuando la encontranos estamos dispuestos a darlo todo por ella, tanta es la fuerza de nuestra proyección del amor...
Dos personas sin esperanza de encontrar a alguien a quien querer o alguien que les quiera se encuentran mutuamente, y se genera un vínculo tan fuerte que cada uno axifia al otro:
- Voy a salir a trabajar, dice ella.
- Voy a matarme bebiendo, dice él.
Ambos lo aceptan... se aferran... se resignan... por que és lo único que han conseguido tener... es lo que hay.

Este es uno de los escasísimos casos en que el guión supera con creces a la novela, autobiografía de John O'Brian, que escribió los dos y se pegó un tiro antes de que la película viese la luz.

Adoro esta cinta, pese a ser demoledora, deprimente y cruel. Y pese al abominable Nicolas Cage (que no es que esté mal, es solo que no le soporto)
Y adoro a Elisabeth Shue, que hasta este momento no había pasado de chica florero de comedietas ochenteras y aquí pone los pelos de punta. Sinceramente creo que su papel es mucho más complejo que el de Cage y por desgracia mucho menos llamativo (el Oscar fue a parar al abominable)
Y adoro la Banda Sonora, compuesta por Mike Figgis (que no es otra cosa que un músico de jazz metido a director de cine en sus ratos libres) Y adoro la voz de Sting, suave y melancólica cantando la estrofa de Angel Eyes, que da título a esta crítica.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
VALDEMAR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de marzo de 2007
60 de 81 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para los que creen que perder no es un fracaso, para los que encuentran la vida oscura y triste pero hermosa, para los que pasan sus días con la mirada perdida en el ayer, olvidándose del mañana, para aquellos que creen que el dinero sólo es papel y números, para todos los que jamás cambiaron una sonrisa por un grito, para los que creen que duermen duendes en los neones de una ciudad, para quién cree que la vida dura y vale lo que dura y vale amar a alguien, para el que dijo que el amor es un sentimiento terrible y desolador que destruye a la persona hasta hacerla de papel, a sólo un paso de volar en el viento o de caer sobre el suelo bajo la lluvia y que luego de decirlo no dejó de enamorarse, para todos los que valoran el tiempo y lo saben infinito pero corto, para aquellos que le dieron la vuelta a sus pasos cuando ya veían el abismo, para los que viven en él, incapaces de salir o, simplemente, convencidos de quedarse, para el que piensa que el arte es más que un momento de alegría o diversión y que, a veces, puede envolver la vida de un sentido desconocido, para los que sienten lástima por los que sufren y por si mismos pero siguen adelante, para todo aquel que se haya sentido alguna vez en paz después de tender su mano para ayudar a alguien, para el sabio que piensa y mira a sus ojos sin dejar las sombras a un lado, para él que sueña con una casa una mujer y un hijo y para él que no también. Para todos ellos, para ti y para mi Leaving las Vegas.
Niccólito
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de enero de 2007
32 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
Que un hombre se sienta atraído por un ángel no es extraño, pero que un ángel se sienta atraído por un hombre, es maravillosamente divino. Y esto es lo que ocurre en esta historia dirigida por Mike Figgis. Ambos seres necesitan redimirse uno con el otro.

Película de almas en pena, necesitadas de la compañia y comprensión, sintiendo la soledad de la muerte en vida y hudiéndose en el fracaso de sus existencias-purgatorio.

Fej Delvahe
Fej Delvahe
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 24 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados