arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · MADRID
Críticas de VALDEMAR
Ordenadas por:
825 críticas
10
28 de septiembre de 2009
320 de 346 usuarios han encontrado esta crítica útil
Finalmente, El secreto de tus ojos se ha quedado fuera del palmarés de San Sebastián. Deseando estoy de ver las películas que el jurado ha decidido galardonar en detrimento de ésta, porque tienen que ser excepcionales, excelsas, únicas…. o eso, o lo del jurado ha sido un fallo garrafal, cosa ésta bastante común en la historia del festival.

Yo, personalmente, no me lo creo. No creo que se haya presentado a concurso una película mejor que ésta, mejor dirigida, interpretada o escrita que ésta. No me lo creo, porque existen pocas películas mejor dirigidas, interpretadas y escritas que ésta. Alguna existe, pero pocas.

Campanella hace un apabullante retrato de lo cotidiano. Invita al espectador a presenciar momentos de la vida de sus personajes, que aunque, como público, sólo conozcamos desde hace unos minutos, nos bastan para sentirnos completamente dentro, cómplices de esos momentos. Nos son conocidos y están retratados de tal manera, que te olvidas de que estás en una película y penetras directamente en la piel de los personajes. Y es tal la complicidad entre todos los actores, que el realizador consigue que se contagie al espectador, de tal manera que si los personajes se entienden entre ellos sin necesidad de hablarse, el espectador comparte a su vez esa complicidad y también los entiende, sin necesidad de que sus sentimientos se plasmen en un diálogo. Aunque, cuando los diálogos fluyen lo hacen cual literatura de la buena, no se ahorra en narrativa ni en poesía. No sobra nada ni mucho menos falta. El guión es una filigrana tan bien compuesta, tan trabajada y redonda, que permite al espectador emocionarse, divertirse, reírse y olvidarse de todo lo demás. ESTO ES CINE. No siempre pasa.

El secreto de tus ojos es un policial, es una historia de amor de las buenas, es, por momentos, una comedia, es, en conjunto, una obra redonda y maravillosa.

La interpretación de Darín y Villamil está por encima de cualquier calificativo. Esta pareja no actúa, vive y consigue que el espectador viva con ellos. El resto de los actores también lo consiguen, sólo que tienen menos peso y menos metraje.

Y Campanella, por fin, se deshace de lo que, para mí, era su mayor defecto, la sensiblería, y cuenta una historia emotiva y emocional carente de ñoñería y artificios. Consigue, pues, aparentar una fluida sencillez en lo que, sin duda, ha sido un trabajo minucioso, una obra de ingeniería.

¡Qué guión! ¡Qué actores! ¡Qué película, señores! Que nadie se la pierda.
VALDEMAR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
13 de enero de 2010
143 de 180 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pero bueno. ¡Esto es el colmo! Ja, ja, ja. Qué cabrones. Sus padres han de estar orgullosos.

Alguno se queja indignado de que ésto es una magna tomadura de pelo. Sí, lo es.

AVISO IMPORTANTE: Posiblemente, esta sea la peli más rara de los Coen. “¿Más rara que el gran Lebowski?” Si.

O pillas la broma, o no la pillas. Incluso, es posible que la broma la entiendas, pero no sea de tu gusto. Si resulta que sí es de tu gusto… ya verás qué gusto.

El prólogo es… inquietante.
El desarrollo… fulminante.
El final…, …, …, ¿cómo es el final?..., …, diré, de nuevo, inquietante.

No voy a mencionar la trama, porque la verdad es que, ¿pa qué?. No importa.

Sí que quisiera mencionar lo maravilloso del casting, con ese señor a la cabeza, que parece el hermano de Harold Lloyd, y un montón de secundarios de perfecta integración en el relato. Me encanta, sobre todo, ese señor oficinista que siempre se asoma al despacho del prota, y la vecina de los ojos inquietantes y sensuales. Pero se podría destacar a cualquiera de los actores que por la película asoman, incluso a los que ni siquiera tienen texto (esa señora que entra en el despacho del jefe de estudios a traer un café… cualquier mujer que ejerciese tal función en 1967, debería de ser exactamente así)

También mencionaré la explosiva expresividad formal de la cámara. Aquí los sueños lo son antes de serlo, los fumaos van muy fumaos (los directores lo estaban, fijo), los feos son muy feos y los judíos muy judíos, los viejos muy viejos, las desgracias el colmo del humor negro… y nada de esto, en realidad, importa un carajo. No busques respuestas…

Perfecta y minuciosa ambientación, que va desde el atrezzo, a la peluquería, incluso al barrio de los protagonistas.

Y, como halago adicional, mencionaré la magnífica banda sonora. Un lujazo. A destacar la música que ameniza la historia del dentista.

Aquí no sale George Clooney, ni se han gastado un euro en promoción. Le han puesto un título soso y perfectamente olvidable. Es una peli de los Coen no apta para todos los públicos. Ellos no buscan a todos los públicos, y asumen que tanto la crítica como el público lo mismo la van a alabar que a poner a parir, y ambas cosas son justas y merecidas. Se lo han ganado a pulso.

No salgo de mi asombro. Hoy en día queda todavía gente capaz de hacer cosas completamente distintas a las existentes. ¡A tomar viento la estructura lógica en la escritura de un guión! ¡Viva la anarquía narrativa!
VALDEMAR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1
31 de marzo de 2009
132 de 164 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuando el Sr. Freeman, actor por el que siento un gran respeto, aparece en el reparto de una película, pueden ocurrir 2 cosas:

COSA 1: Que interprete al amigo/pepito-grillo de un blanco. En este caso, posiblemente, la película será una maravilla. Ejemplos: Sin perdón, Cadena perpetua, Millon Dollar Baby, Seven, y hasta, si me apuráis, la de Robin Hood, que aunque el amigo fuera Kevin Costner y diste de ser una maravilla, como peli de aventurillas no esta mal.

COSA 2: Que no interprete al amigo/pepito-grillo de un blanco. Entonces, lo más probable es que la película sea un engendro espantoso. Ejemplos: Estallido, Deep Impact, Pánico nuclear, Hard Rain... entre otras.

Dentro del apartado COSA 2 sin duda El cazador de sueños se lleva el premio gordo. Por que, para qué andarme por las ramas... es una puta mierda.
VALDEMAR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
9 de diciembre de 2008
104 de 123 usuarios han encontrado esta crítica útil
Este fue el único momento de inspiración conocido de Mel Brooks.

No sé qué es más chocante, si que Mel Brooks sólo hiciese basura a excepción de esta película, o que Mel Brooks, que sólo ha hecho basura, fuese capaz de hacer esta película. Tal vez tuviese algo que ver su alianza con Gene Wilder, que a parte de coescribir el guión le produjo la cinta... aunque este último tampoco se puede calificar de cineasta brillante... No sé, es un misterio... Digamos que lo único seguro es que nada de esto hubiese sido posible sin los ojos de Marty Feldman, que en sí mismos son una desgracia, pero hay que ver que juego dan en la película.

Magnifica comedia que parodia el cine de James Whale, aunque el resultado dista mucho de la burla y se acerca más al homenaje, ya que el cine de terror de Whale tenía bastante de comedia...
Algunas escenas del Frankestein de Whale se calcan, como la del cieguito -interpretado por Gene Hackman-, o la de la niña que juega con el monstruo. Pero está repleta de méritos propios, destacando como mayor acierto sus BRILLANTES diálogos, que pasan a la posteridad como de lo mejorcito del género del absurdo. Mi favorito, sin duda, el diálogo en la escena de la estación... (la escena en sí, memorable) Y qué me decis de ese monstruo bailando de esmoquin, y de ese cerebro de A-nosequé... (A-normal)

También pasa a la posteridad Igor, interpretado por un Marty Feldman en estado de gracia, (¡qué ojazos! madre mía). No sabemos qué porcentaje del texto de este personaje se debe al guión y cuánto a la improvisación, pero en cualquier caso, su presencia misma justifica el estar hablando de esta comedia en términos de elogio.

Fotografía, música y dirección de arte también memorables... En fín, que para ser una comedia sin pretensión alguna y hecha por gente cuyo único fin en la vida es estar de coña... yo le doy un DIEZ.
VALDEMAR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
15 de octubre de 2017
159 de 234 usuarios han encontrado esta crítica útil
“La forma del agua” tiene un diseño de producción brillante y una puesta en escena de lo más pocholo, eso es innegable. Pero el guión es amorfo, como el agua, por más que diga este señor del Toro. Lo siento, no es que me guste discrepar, es que me gusta que me cuenten buenas historias y me las cuenten bien.

Salvo por algún novedoso detalle “canalla” esta historia es clavadita a la que contó Spielberg en 1982, con la diferencia de que en aquella el vínculo afectivo entre los protagonistas estaba perfectamente expuesto, mientras que en esta, del Toro lo deja al azar y la buena voluntad del espectador. A la prota le da por el salmonete como le podía haber dado por hacer vainica. El caso es sentirse útil.

El ir oliéndote cómo va a ir desarrollándose el asunto y cómo va a terminar no ayuda a disfrutar de la peli, por más que el director lo ruede todo muy bonito y cuente con un elenco de campanillas.

Muy vistosa, pero argumentalmente pobre.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
VALDEMAR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados