arrow

Loving Vincent

7,4
2.759
votos
Sinopsis
Primer largometraje compuesto por pinturas animadas, "Loving Vincent" es un film homenaje a Van Gogh en el que cada fotograma es un cuadro pintado sobre óleo, tal y como el propio Vincent lo hubiera pintado. Sus 80 minutos de duración están compuestos por 56.800 fotogramas que han sido pintados, uno a uno, por una gran cantidad de excelentes pintores a lo largo de varios años, todos inspirándose en el estilo y arte magistral de Van Gogh. (FILMAFFINITY) [+]
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 5 10 >>
5 de enero de 2018
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Maravillosa oda al deleite visual y emotivo inspirada en el eterno Van Gogh. Con un narrativa atrapante y sobrecogedora que te hará remontarte al año posterior a la muerte del artista, en donde ahora son otros los encargados de proyectar las luces y sombras de una vida profundamente tempestuosa, con visiones dispares de un hombre que a ratos parece ser cohabitado por muchas personalidades. Con un relato permeado en todo momento por abrumadores fotogramas bellamente pintados, que pretenden evocar no solo su pincel, sino también el alma y el sentir de un Vincent inevitablemente humano.

Un film que se encumbra como un real acto de justicia, homenajeándolo desde su propia obra con la genialidad de un hombre incomprendido. A través de un pincel que toma un rol protagónico al ser esta una película totalmente pintada al óleo. Gracias a un trabajo magnifico que no dejará de sorprenderte al pensar que hay detrás más de 100 artistas, que hicieron posible un mágico sueño, que es el poder contar su enigmática vida en Vincent.
Camilo Mardones Katxülewfü
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de enero de 2018
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Al poco tiempo de la muerte en Francia del gran pintor Vincent Van Gogh, el hijo de un cartero debe entregar una carta a un familiar o a alguien cercano al pintor que el mismo escribió. No será fácil la entrega pero le servirá para conocer un poco más al hombre que pintó en toda su vida más de 800 cuadros y solo vendió 1.

Todos los adjetivos se quedan cortos para describir esta película, que indudablemente es una obra de arte en si misma. Cada plano es un cuadro pintado al óleo por muchos pintores que han querido dar un notable homenaje al “loco del pelo rojo”, con una música sencilla y punzante que remarca las situaciones y los distintos estados de ánimo de sus protagonistas. Los locos que han reunido todas las pinturas y las han unido para llevarla a la gran pantalla es la pareja formada por los directores Dorota Kobiela y Hugh Welchman. La película sirve, aparte de para el deleite de los ojos, para conocer detalles de los últimos años de vida (y de su niñez con flashback en fantásticos retratos en blanco y negro) que, como todos los genios, tuvo más sombras que luces, y que esos escasos momentos de brillantez los plasmó en sus magníficos cuadros. Genio incomprendido, Van Gogh tuvo que soportar en sus escasos 37 años de vida palos de todo el mundo, empezando por su propia familia que no le dio el cariño necesario. De joven le despedían de todos los trabajos, hasta que con 28 años se centró en la pintura, dibujando a todas horas y sobre cualquier tema. En sus momentos malos, solo el aliento y apoyo de su hermano Theo le servían para seguir adelante y continuar con su legado. En la cinta cobran vida muchos de esos personajes y es un ejercicio pictórico digno de ver y de disfrutar. Pocas veces la pintura y el cine habían ido tan de la mano como en la pionera Loving Vincent. Pocas veces uno ven tanta belleza y delicadeza en la gran pantalla. La ganadora virtual de la sección de cine del Actual 2018, el Racimo de Oro.

acapuntas de oro: Para deleite de los estudiantes de Historia del Arte de Bachillerato y del resto de seres humanos del planeta. Que demuestra que hay muchas maneras de hacer cine que aún desconocemos. La dificultad de armonizar tantas pinturas estáticas en una obra de cine con movimiento.

Sacapuntas de madera: Que mucha gente crea que es otra película más de dibujos animados y no vaya a verla. Que a muchos el arte les suene a chino y no sepan apreciar la magia que están viendo. Que al lienzo le puedan faltar colores y estilos de otros autores coetáneos del protagonista.

Nota: 7,5 Sacapuntas.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
edusaenz
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de febrero de 2018
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ser un genio nunca fue fácil. De hecho, el periplo de innumerables artistas que alcanzarían la trascendencia necesaria después de su muerte, puede otorgar una idea sobre como se concibió esa senda que les llevaría a lo que finalmente serían, e incluso acerca de las dificultades que encontraron por el camino. Temas como el rechazo, la huida, la incomprensión o hasta una devoción mal entendida acerca de sus respectivas figuras sirven para intentar comprender un universo marcado por la inestabilidad. Dorota Kobiela y Hugh Welchman encuentran en esa particular amalgama un punto de partida de lo más jugoso mediante el cual dar forma al misterio suscitado en torno a la muerte de Vincent Van Gogh.

Loving Vincent no queda expuesta únicamente, en ese sentido, como una carta de amor a corazón abierto al pintor neerlandés, y en ella sus cineastas encuentran un hilo argumental a través del cual no sólo establecer un enigma presto a alimentar el interés del espectador, sino también ofrecer un recorrido a lo largo de los algo menos de 40 años que Van Gogh vivió, en especial esa intensa década en la que el artista llegaría a pintar 900 lienzos. La exploración de ese recorrido queda así descrito a través de los distintos testimonios que le vieron vivir sus últimos días en la población francesa de Auvers.

La complejidad del film, pues, no reside tanto en la irrupción de un relato más bien convencional, sino en la traslación de un arte tan distinto como el de la pintura al medio cinematográfico. Llevar los lienzos de Van Gogh a un nuevo plano y reproducir la belleza de los mismos, sin embargo, no parece una gran empresa en manos de Kobiela y Welchman, que logran trasladar la expresividad de los cuadros del pintor holandés a su particular crónica, encontrando en todas y cada una de las estampas una senda mediante la que rendir su particular homenaje. Lo cosechado en el plano visual (e, incluso, en ocasiones emocional) de Loving Vincent, no queda refrendado por unos cimientos que se antojan comunes para el talento del gran artista retratado, y que al fin y al cabo mueven el relato sobre el que se fortifica el film a resultar algo más académico que pasional, donde si bien dilucidamos pasajes de lo más sugerentes, ricos en detalles, nos encontramos ante una estructura conocida, manida, que no hace sino huir del poder de evocación que se establece del arte de Van Gogh.

Puede que la búsqueda de ese enigma acerca de los últimos días del artista termine deviniendo más una exploración del personaje —en ocasiones un tanto más compleja, a veces más bien explicativa, superficial—, y los cineastas se parapeten en unas imágenes bellísimas, de una plasticidad patente, pero Loving Vincent no logra vertebrar a través de todo ello un retrato lo suficientemente fascinante y tentador como para abandonar toda lógica y dejarse llevar por la imagen concebida por Welchman y Kobiela. Su mejor baza, abandonar esa razón a la que apunta intentando enarbolar una historia que sirva como hilo conductor, es quizá el gran acierto de un film que si bien esconde momentos, detalles e incluso pasajes ante los que quedar prendado de esa mirada tan particular, no encuentra en ellos un recóndito lugar en el que dejar volar (en cierto modo) la imaginación y volver a enamorarse del arte de ese incomprendido pintor que, finalmente, devendría atemporal.


Crítica para www.cinemaldito.com
@CineMaldito
Grandine
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de marzo de 2018
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
He visto esta película como una gran fan de Van Gogh( es mi pintor favorito de todos los tiempos). Partiendo de esta base mi critica podría no ser demasiado objetiva pero viendo como esta película transpira arte y sentimiento por todos sus costados es imposible que nadie mas comparta mi opinión.
Hablar del lado artístico de como ha sido editada y filmada esta película es hablar de algo prodigioso, rompedor y totalmente innovador que sin embargo rinde homenaje por completo al artista cuya historia es narrada.
Y incidir en ello seria recurrir a un tema que mucha gente ya ha tratado.
Por otro lado prefiero hablar del lado emocional de la película y del gran tributo que le rinde a la personalidad de Van Gogh. Creo que para todos los que amemos a este artista esta película es algo difícil de visualizar.
La primera vez que vi el cuadro de ''La noche estrellada'' pensé que habia encontrado a mi pintor favorito. Cuando supe un poco sobre la historia del artista, como habia vivido, lo que habia sufrido, como no habia alcanzado el éxito en vida y su desoladora muerte se me rompió un poco el corazón.
Me duele en lo mas profundo del alma que artistas tan notables como Van Gogh vivieran una vida tan miserable sin poder experimentar la sensación de saber que eran comprendidos a través de sus obras y de que eran grandes artistas.
Van Gogh vendió un solo cuadro mientras vivía, con la posteridad se convirtió en el gran artista de renombre al que todos conocemos. Es muy triste que la senda de muchos artistas sea esa.
Dejarnos una herencia de tan tremenda belleza y no ser capaces de saber la genialidad en la que se convierte aquello que han creado.
Cuando supe que Van Gogh habia creado la noche estrellada en un manicomio mientras atravesaba sus peores momentos supe al instante que un verdadero artista debe ser alguien así.
Alguien capaz de crear la obra mas bella en los momentos mas funestos. Un ser que hace que su dolor transcienda y se convierta en una luz interminable con la que iluminar a los demás.
Viendo esta película me ha sido casi imposible no contener las lagrimas.


En esta obra Van Gogh no es ningún demente que comete constantemente actos irracionales.
Es un ser humano que vive, que siente y que padece. Alguien con una extremada sensibilidad capaz de detectar y amar los detalles superfluos de la vida que permanecen ocultos para el resto. Capaz tambien de experimentar la alegría mas elevada o la pena mas desoladora. Alguien que quiere encajar en el mundo en el que vive, ser como los demás. Destacar en lo que hace y ser el mejor en su arte. Dejar algo en su paso por la vida. Y lo intenta. Lo intenta con todas sus fuerzas.


De este modo creo que esta película no solo ha captado la magnifica manera de pintar de este artista. Ha captado tambien un pedazo de su alma.



Esta no es una película. Es una carta de amor para un artista que se fue antes de tiempo. Y emociona aun mas por llegar demasiado tarde.


Pero eso no hace que deje de ser completamente bella y admirable.
Nadja
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de diciembre de 2017
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Loving Vincent es el primer largometraje pintado. Su realización fue fruto del trabajo de un gran número de profesionales que recrearon miles cuadros del artista holandés para luego fotografiarlos y dotarlos de vida mediante la técnica de stop motion.
No solo eso es lo atractivo en "Loving Vincent" sino la historia que cuenta. La mayoría escuchamos que Van Gogh se cortó la oreja, pero pocos sabemos con certeza como murió. En 1890, mientras permanecía en Auvers-sur-Oise, Francia, el atormentado artista murió de complicaciones por una herida de bala (probablemente autoinfligida) en el estómago. Según los informes, Van Gogh se atribuyó el mérito de haberse disparado: "No acusen a nadie, soy yo el que quería suicidarse", pero siempre ha habido dudas: ¿estaba cubriendo a alguien más? ¿Podría la curiosa lesión haber sido un accidente? Y si realmente había sido un intento de suicidio, ¿qué lo empujó a un acto tan desesperado?
De esta forma, los enigmas que circulan alrededor de la muerte de Van Gogh son ideales para tejer un thriller que logra mantener la tensión y la intriga a lo largo de la hora y veinte de metraje.
Pero más allá de la historia, "Loving Vincent" es ante todo una película bella y de buen gusto que da vida a la obra del artista holandés para contar poéticamente una tragedia.
jimrix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 10 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es una web independiente, en ningún caso comparte los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados