arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Horizontes de grandeza

8,0
10.560
votos
Año
1958
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Western. Romance
Sinopsis
James McKay (Peck), un capitán de navío retirado, viaja desde el Este a las vastas llanuras de Texas para casarse con Pat Terrill (Baker), la hija de un rico ganadero. El choque entre McKay, hombre pacífico, culto y educado, y los violentos y toscos rancheros es inevitable. No sólo tendrá que enfrentarse con el capataz Steve Leech (Heston), sino que incluso su novia se sentirá decepcionada por su comportamiento. Mientras tanto, el padre ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 12 >>
5 de enero de 2006
76 de 85 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nos encontramos ante una de las grandes películas norteamericanas, posiblemente uno de los "westerns" más grandes y memorables, el "Cine en estado puro" en el que aparecen como nunca los grandes temas de siempre, tratados con gran esmero: el poder, la nobleza de espíritu, el amor verdadero, el despecho, el odio visceral al enemigo, el este frente al oeste, la civilización contra la barbarie... en suma, la esencia de un país forjado a base de grandes contradicciones, complejo y al mismo tiempo fascinante, y sobre todo (y es lo que nos interesa) que ha ofrecido tanto al cine. Grandes interpretaciones, sobre todo, de Burl Yves y de Gregory Peck, pero todos estan magíficos. Además, un valor añadido: cuesta encontrar películas en las que, como en esta, los silencios sean tan significativos para el desarrollo de la acción. La fotografía, la música... todo absolutamente al servicio del cine, del cine en estado puro...
FERRAN
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de junio de 2007
62 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
Grandísimo western donde un hombre modesto que intenta pasar desapercibido choca continuamente con un entorno desafiante que se lo impide.
Todo en la película es grandioso, los actores, la música, la fotografía, la historia.
No se cuantas veces la habré visto y hay escenas con la que aún se me ponen los pelos de punta, recuerdo aquella en la que los hombres de Bickford le siguen con resignación hacia una posible muerte a través del cañón de caliza con Heston a la cabeza y al son de la impresionante banda sonora, o la pelea entre Heston y Peck en la madrugada, o la doma del caballo resabiado,...
Jean Simons y Carrol Baker (una morena y una rubia) están guapísimas, dos mujeres con fuerte carácter, una con principios y un partidazo y la otra caprichosa y malcriada, muy bien las dos.
Charlton Heston en su salsa interpretando a un personaje épico y más chulo que un ocho, nadie como él para estos papeles, no fallaba.
Chuck Connors lo borda como un malo ruín, de los que a ratos caen simpáticos y acaban por provocar compasión.
Los tercos Bickford y Burl Ives parecen dos muros inquebrantables que no dan su brazo a torcer ante nada ni nadie.
Gregory Peck en uno más de ese puñado de personajes a los que nos tiene acostumbrados y que le dan mil vueltas a cualquier superhéroe de la Marvel, el prototipo de hombre reservado pero de gran capacidad, un hombre pacífico pero con el que es mejor no meterse. Es como para escribir en algún cuaderno su famosa frase de que no piensa pasarse la vida demostrando su valentía.
De mis favoritas, que suerte tienen los que la vayan a ver por primera vez.
joseidon
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de abril de 2010
52 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
-Usted trata de protegerle. ¿Por qué? -pregunta Rufus Hannessey (Burl Ives).
Wyler mantiene el plano.
- Creo que ni precisa responder.
- ¿Y usted? Atraviesa por un verdadero ejército, desarmado, corriendo un riesgo enorme intentando detener una lucha que no le atañe. ¿Por qué?

Primer Plano de Jim McKay (Gregory Peck), y silencio.
Contraplano de Julie Maragon (Jean Simmons), y silencio.
Wyler regresa al plano conjunto.
- Bueno, Buck -exclama Ives-, ¿estás ciego?


Hay muchas formas de narrar el amor. Tantas como tipos de amor. La escogida por Wyler es la de no mostrarlo. No existe la explicitud de un beso. Sólo en su plano final, se ven dos siluetas abrazadas. Ciento sesenta y cinco minutos de deseo escondido.
Chagolate con churros
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de agosto de 2008
46 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
Último western de William Wyler. Escrito por James R. Webb, Sy Bartlett y Robert Wilder, se basa en el relato breve "Ambush At Blanco Canyon", de Donald Hamilton, publicado por entregas en el Saturday Evening Post (2, 9, 16 y 23 de febrero de 1957), adaptado para la pantalla por Jessamyn West y Robert Wyler. Se rueda en exteriores de CA (Red Rock Canyon State Park, desierto de Mojave, rancho Drais...) y Arizona (Canyon Chelly National Monument), con un holgado presupuesto de más de 4 M dólares. Nominado a 2 Oscar, gana uno (actor reparto, Ives). Producido por William Wyler y Gregory Peck, se estrena el 1-X-1958 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar en tierras de Texas en torno a 1886. El capitán de barco Jim McKay (Peck), retirado de la vida activa, llega a tierras de Tezas con el propósito de casarse con su prometida, Pat (Baker), hija del mayor Henry Terril (Bickford), que mantiene un enfrentamiento inmemorial con Rufus Hannessey (Ives), propietario de un rancho vecino. La mejor amiga de Pat es la maestra del lugar, Julie Maragon (Simmons), propietaria de un rancho rico en agua potable. Jim es culto, refinado, honesto, valiente, educado y bondadoso. Steeve Leech (Heston), capataz del rancho de Terril, es rudo y bravucón. El mayor es de carácter fuerte, altivo, dominante y patriarcal. Rufus es primario, autoritario y basto. Pat vive dominada por su padre y Julie es independiente, sincera y encantadora.

El film suma drama, romance, aventuras y western. Proyectado como un superwestern dispone de un gran elenco de protagonistas, una nómina brillante de secundarios, numerosos extras, un sistema avanzado de imagen (technirama, variante del scope), una banda sonora espectacular, movimientos de grupos numerosos (vaqueros, jinetes armados, cabezas de ganado...), paisajes inmensos, etc. Forma parte de las obras concebidas a finales de los 50 y principios de los 60 para atraer a la pantalla grande al público familiar aficionado a la TV. A tal efecto se le ofrecían prestaciones visuales y sonoras incompatibles con la pequeña pantalla.

La historia es sencilla, casi esquemática. Se enmarca en escenarios de western, pero no es una historia característica del género. Se podría haber situado en otras coordenadas de tiempo y lugar. Destaca la exploración que se hace de los sentimientos humanos, sus manifestaciones, variantes y los conflictos que provocan. Odio, afán de poder, amor verdadero, despecho, venganzas personales, celos y rivalidades se sitúan en el centro de la acción como factores de movilización y dinamización. El relato analiza la confrontación de mundos antagónicos e incompatibles: el del campo y la ciudad, el del Este y el Oeste, el de la civilización y la barbarie, el del pasado y el del futuro, el inmovilista y el proyectado hacia la modernización y el cambio, el violento y el que siente aversión por la violencia, el de los mayores y el de los jóvenes.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de diciembre de 2008
27 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desconozco las verdaderas intenciones de Wyler a la hora de parir semejante peliculón, porque si realmente tenía en la cabeza el objetivo de desmitificar e, incluso, ridiculizar el western como género, me quito el sombrero. No obstante, lo más probable es que gran parte de los logros que contiene "Horizontes de grandeza" se deban a hallazgos fortuitos, sin que exista una auténtica vocación rupturista por parte del director. La película hace hincapié en las múltiples alternativas al uso de la violencia como medio exclusivo para dirimir disputas. Hasta ahí bien, pero aprehender sólo esta idea sería quedarse en la superficie.

Así, lo que en principio hubiera resultado una pedestre historia sobre el enfrentamiento entre los educados y elegantes Terrill, y los brutales y harapientos Hannassey, se convierte en algo completamente diferente con la inclusión de McKay (Gregory Peck), personaje que al sacar a relucir las vergüenzas de los vaqueros, de TODOS ellos, no deja títere con cabeza: en el gigantesco rancho Terrill faltan damiselas en apuros (Carroll Baker), caballeros de reluciente armadura (Charlton Heston) o patriarcas sabios y venerables (Charles Bickford). A cambio, abundan muy mucho los paletos. Peck, hombre razonable en una tierra salvaje, distorsiona a los héroes habituales de este tipo de espectáculos, los transmuta en grotescas caricaturas de sí mismos. Fijaos en la evolución ante nuestros ojos de Pat, la prometida de McKay, como pasa de jovencita casi idealizada a engreída, consentida e insoportable. Llega un punto en que hasta dan ganas de fregar el suelo con sus tripas. Aunque la mona se vista de seda… Lo mismo que Heston, aquí patán reprimido de cabeza cuadrada y menos miras que Rompetechos. Rol la verdad poco agradecido para su condición de astro de la pantalla. No en vano, uno de sus mejores trabajos.

Conclusión: el Oeste no fue levantado por Gables ni Stewarts, sino por burros montados a caballo, llámense Terrill, Hannassey, Bush o lo que se tercie. No le subo la nota porque el desenlace redunda en conflictos ya expuestos anteriormente, subrayándolos además de manera innecesaria. Si yo estuviera en el lugar de McKay, les mandaba a todos a la mierda y me volvía a Baltimore.
Dexter Bernaldez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 12 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados