arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Tras la pista de los asesinos

7,4
1.037
votos
Año
1956
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Western | Venganza. Serie B
Sinopsis
Un antiguo sheriff, atormentado por el asesinato de su mujer a manos de siete atracadores durante un robo a la Wells Fargo, decide vengarse de todos y cada uno de los culpables. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 >>
29 de noviembre de 2009
53 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ahora que está tan de moda reinterpretar el género de una forma pretenciosa, es muy saludable revisitar películas como ésta en la que con un sencillez asombrosa y sin mucho presupuesto se hace un filme, no sólo entretenido, sino también de gran calidad.

Tal vez Randolph Scott no sea el mejor actor del mundo, vale. Pero tiene presencia. La adecuada para su personaje. Igual que un pintor elige el color adecuado, aunque sea primario, para un cuadro; un director (o productor) también ha de elegir al actor adecuado, no necesariamente el más llamativo. Y Scott cumple esa función a la perfección. Lo de Lee Marvin ya es una tecla segura. ¡Qué voz! ¡Y qué ojos los de Gail Russell!

Imprescindible western que me recomendó el amigo Alfie. El guión de Kennedy es breve, sencillo, y redondo. Y la dirección de Boetticher rezuma personalidad. Se nota que este dúo está empapado de la cultura del western hasta las cachas. Los hombre se mueven por pasiones, tanto los héroes como los villanos. Venganza, codicia u orgullo. Incluso los indios no son ni buenos ni malos, sino que actúan por un instinto más primario: hambre. La fotografía es cuidadísima para una producción tan modesta. Se ve el polvo de día y el barro de noche en el desierto. Se duerme debajo de las carrozas cuando llueve, y los caballos hay que lavarlos. Curiosa la presencia constante del café, con una pinta asquerosa pero que todo el mundo quiere. En definitiva, algo difícil en el western: te lo crees.
Gilbert
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de noviembre de 2009
36 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un grupo de forajidos con las manos manchadas de sangre.

Un antiguo sheriff buscando venganza al asesinato de su esposa.

Un botín de 20.000$ en oro.

Un pistolero, irónico e implacable, sarcástico y egocéntrico, en pos de la mareante cantidad.

Una pareja de jóvenes colonos del Este que sueñan con California tras un interminable viaje.

Unas cuantas decenas de Chiricahuas hambrientos hasta la desesperación.

Protagonistas de un completísimo guión de Kennedy que brinda a Boetticher la posibilidad de filmar este estupendo western. Como pueden ver lo tiene todo. También, por supuesto, una excelente música y una fotografía fantástica que hacen las delicias de oído y vista. Pero si en algo destaca “Seven Men from Now” es por el duelo interpretativo entre Scott y Marvin. Se miran, se desafían, se retan…Ambos, gustándose en unas interpretaciones contenidas, llenas de fuerza y personalidad, centran la atención de la cámara y hacen que el espectador tome parte del asunto. Lo de Lee Marvin no tiene nombre. ¡Cuántas actuaciones memorables! Qué cantidad de personajes inmortales han tomado vida en su piel. Genial lo de este tipo. Su presencia en la pantalla acelera el discurrir del breve metraje en el que también tiene cabida la inevitable historia de amor. En ella, los bonitos ojos azules de Rusell actúan como principal reclamo.

Con un final clásico, consecuencia inevitable de lo anteriormente expuesto, podemos decir que “Seven Men from Now” es un western relativamente desconocido aunque, sin duda y junto con “Tall T”, es el film de más calidad de Boetticher. Un cineasta a recordar y que escribió, con Scott como protagonista, una de las páginas más importantes de este género que tanto ama un servidor.
Alfie
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de diciembre de 2012
26 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
En uno de los programas radiofónicos "Cowboys de medianoche" de hace un par de años (escuché el podcast hace poco) oí a Garci y T.Dulce hablar maravillas de esta película un tanto olvidada injustamente y, puesto que el western es uno de mis géneros favoritos, me dispuse a conseguirla del modo que fuera. Sólo la he conseguido en V.O. con subtítulos. Mejor. Las voces de Randolph y Lee son maravillosas. ¡Qué gran película!

Ya habréis leído la sipnosis y otros usuarios casi la cuentan de principio a fin. Yo recomendaría verla sin saber gran cosa del guión.

Ya han insistido muchos en que Scott no fue un gran actor. No me voy a pelear con nadie a propósito de sus virtudes o carencias. Lo que sí es cierto es que aquí está magnífico. Le va el papel que ni al pelo.
Qué decir de Lee Marvin. Grandioso, sublime, con su voz, su habilidad con las pistolas, sus miradas. Ver spoiler.
La película dura 75 minutos. No hay ni una secuencia que sobre, no hay ni un solo plano que estorbe al desarrollo de la historia, te introduces en ella desde el primer momento: Scott caminando bajo la lluvia, por el barro, de noche, hacia donde brilla una fogata, donde dos hombres toman café, sabes que algo va a pasar, sus respuestas cortantes y concisas así lo indican.

- Debe haber cabalgado un largo camino.
- Caminé.
- ¿No tiene caballo?
- Tenía. - Breve silencio mientras les mira por encima de la taza de café - Chiricahuas me asaltaron. A unas 10 millas de aquí.
- ¿Lo robaron?
- Se lo comieron.

No me extiendo más. Véanla. No se arrepentirán. A la altura de los mejores western de John Ford.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
BAKUNIN
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de noviembre de 2007
19 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un taciturno hombre persigue a siete delincuentes que han robado un banco y han perpettrado otros crímenes. En el camino se encontrará a una joven pareja y a un antiguo conocido...

Nos encontramos ante una obra que posee un argumento ciertamente tópico pero que, debido a la labor del guionista ( Burt Kennedy ) y al realizador, supone una narración matizada y concisa que gira en torno a la venganza, el amor y sus límites, a la tensión entre la valentía y la cobardía y al itinerario como aventura exterior e interior ( elemento éste último que se encuentra también en el cine de Mann ).

Budd Boeticher narra aquí de forma calmada, serena, concisa y visualmente expresiva ( con una utilización narrativa del paisaje sonberbia ) un viaje geográfico pero también interior prestando especial atención a la composición de los planos ( plano en el que se divisa a Randolph Scott a través de la carroza que se marcha ). Burt Kennedy con un guión conciso, con violencia contenida ( escena de la carroza en la noche ) y matizado delimita unos personajes que logran sobresalir del estereotipo para convertire en algunos casos en personajes indelebles ( la educada maldad del bandido interpretado por Lee Marvin ).

La labor actoral se podría valorar como notable en líneas generales sobresaliendo Lee Marvin como maravilloso bandido. Por otro lado la fotografía es sobresaliente ( dedicando especial atención a la iluminación de las secuencias nocturnas ) y la banda sonora es correcta ( con un leiv motiv que expresa grandeza y tensión de manera bastante apropiada ).

Nos encontramos pues ante una gran obra del género americano por excelencia que sobresale por la habilidad narrativa que su autor demuestra y por la utilización dramática del paisaje.
opera 0
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de noviembre de 2009
16 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película es el ejemplo de como se mira, se habla, se bebe café, y de como se mata en el oeste, aunque todo nos resulta bastante visto y previsible, la grandilocuencia con la que está realizada y escrita, por un director que sabía sacar mucho partido en westerns de poco presupuesto, y de un guionista que conocía perfectamente las entrañas del far west.

Desde luego cabe mencionar las interpretaciones, destacando a un Lee Marvin de perfecto forajido, de la bellísima Gail Russell, y porsupuesto a Randolph Scott, que aunque no fue un gran actor y siempre se le criticaba de inexpresivo, creo que en los westerns y sobretodo en esta, su cara plana e inexpresiva es idónea.
La fotografía bellísima de un gran conocedor del oficio, William H. Clothier, también es digna de mencionar, rodada en Alabama Hills, que más o menos era para Boetticher lo que es el Monument Valley para Ford.

Por cierto, hay que dar las gracias a la compañía de John Wayne (Batjac productions) por producir y confiar en esta película.

Y para terminar, decir que posiblemente nos encontramos ante el mejor western de serie b de la época dorada de los westerns.
Dusty Rivers
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados