arrow
Haz click aquí para copiar la URL

The Whisperer in Darkness

Ciencia ficción. Fantástico. Terror Adaptación cinematográfica de la historia corta de H.P. Lovecraft sobre un escéptico docente universitario experto en folklore desafiado por un erudito colega nativo de Vermont a comprobar la existencia de seres sobrenaturales en las montañas de la zona. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
19 de marzo de 2012
23 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Entiendo que si has llegado hasta aquí es porque mínimamente manejas los mundos de Lovecraft; sabes quién es quien, has leído sus relatos fundamentales y de vez en cuando invocas a Yog-Sothoth. Así que vamos al grano, porque para explicar qué es "El que susurra en las Tinieblas" a un profano iba a sudar. Así que... SPOILER....

Pues eso, que de todos los relatos de H.P, tuvieron que escoger ESTE. El más friki de todos... y eso es mucho decir, hablando de quien hablo. Yo hubiera adaptado de cabeza "La Sombra Sobre Innsmouth" o "El Horror de Dunwich", los clásicos, ya sabes. O si me apuras, "El Caso de Charles Dexter Ward", y quizás "El ser en el Umbral". Pero... este es canela fina. No por ser malo, pero es que es un movidón. Va de unos seres acangrejados -los abominables Mi-Go, gente emprendedora- que moran en las cuevas de las montañas de Vermont y se dedican al negocio de las conservas en tarros de metal -cerebros, concretamente- que luego conectan a unas máquinas de Nespresso para que hablen y tal, pero también los suplantan y se las arreglan para vestirse con sus manos y sus caras sin que se les note el tipillo de saltamontes. Aunque eso sí, la voz la tienen rarilla. Casi ná.

En fin, la peli es tan friki como la historia. Friki... pero tan friki, que no puede dar miedo. Es que no cuela. El suspense no era la vía en esta historia. El mejor Lovecraft siempre está en los escenarios, en el ambiente. Por eso echo de menos los ladridos de los perros, esas huellas de las que habla Ackley a la mañana siguiente en sus cartas... y esas descripciones de los bosques de Vermont -esos principios tenebrosos de Lovecraft- que se quitan de encima demasiado deprisa. La Universidad de Miskatonic es JUSTO como siempre la había imaginado... ¡pero no se recrea en recorrer sus pasillos tenebrosos! A Branney le falta manejar mejor los tiempos con el terror, no se recrea en lo que de verdad produce miedo y prefiere insistir con las Nespresso. No sé, creo que no era ésta la historia para imitar a Hitchcock.

Curiosamente, lo mejor para mí es al final, que es justo cuando se acaba el relato en sí. Me gusta cómo prolongan el argumento. No podía ser de otra forma; una invocación. Fieles al gran maestro. Y al final, guiño a mi relato preferido. Tampoco podía faltar.

Me quedo con la adaptación de "La Llamada de Cthulhu", pero eso no quita méritos a esta cinta. Más aún con un panorama cinematográfico en crisis creativa, que es justo lo que les sobra a esta gente de la fundación HP Lovecraft. Si últimamente te encoges de hombros cada vez que vas a ver una peli, prueba con esta. Esta gente va por su propio camino; tienen IDEAS. En 2012. Aún hay esperanza, qué ostias.

Espero ansiosamente una nueva entrega. ¿La Sombra sobre Innsmouth? Que Shub-Niggurath nos pille confesados...
Herr Jasper
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de noviembre de 2012
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
A principios de siglo la The H.P. Lovecraft Historical Society, harta de adaptaciones mediocres al cine de su escritor favorito, decidió tirar la casa por la ventana y producir la primera película basada en trabajos de Lovecraft hecha "por fans y para fans". Contra todo pronóstico, en 2005 se estrenó "The Call of Cthulhu" y sorprendió a todo el mundo. Aquella película no sólo tomaba elecciones estéticas que dejaban en fuera de juego a cualquiera con ciertos prejuicios, adoptando el modelo del cine mudo (ausencia de diálogos, intertítulos, blanco y negro, efectos visuales artesanales) para contar la clásica historia que todo fan de H.P. se conoce de principio a fin. Lo sorprendente era que el trabajo de Andrew Leman tenía una densidad real: estaba muy bien facturado, escrito y considerando los medios -bajos-, se trataba de una pieza muy meritoria. 50 minutos del Lovecraft puro que los fans ansiaban.

Siete años después nos llega "The Whisperer in Darkness" tras su paso por festivales durante el pasado 2011, conociendo su estreno en DVD y otros formatos en este 2012. Tristemente aunque la cosa sigue teniendo mérito y los medios han aumentado considerablemente tenemos que hablar de una propuesta más convencional y sin demasiada chicha, que funciona mientras dura (aunque se alarga demasiado en su parte intermedia) pero no sorprende ni emociona. Con algunos momentos de gran interés (la parte sobrenatural está muy bien hilada) y un trabajo de fotografía que por momentos sorprende -para bien- a cargo de David Robertson (también fue responsable de la anterior "The Call of Chulhu"), la poca solvencia de su reparto y la sobreexplicación de ciertos conceptos terminan por ahogar un poco una película que con algo menos de metraje e ideas de realización más adecuadas podría haber sido grande. Se queda en un intento loable, interesante si te gusta Lovecraft y la ciencia-ficción 'retro' con, eso sí, un final muy contundente.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de enero de 2019
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cansados de adaptaciones fílmicas - por llamarlas de alguna manera - de los relatos del inquietante H.P. Lovecraft, unos aficionados a la obra del escritor fundaron la HP Lovecraft Historical Society (HPLHS) con el fin, entre otros, de tratar respetuosa la obra narrativa del escritos de Providence. Su primer film, "The Call of Cthulhu", fue una maravilla, rodada en cine mudo, como si fuese un film contemporáneo al relato adaptado. Tras su éxito, se atrevieron con "The whisperer in darkness", con más medios y duración. Este film, en B/N, fue orientado como aquellos filmes sonoros fantásticos de los años 30 - "King Kong" (1933), "La isla de las almas perdidas" (1932) "White zombie" (1932) o "El malvado Zaroff"(1932) entre otras - con historias inverosímiles pero fascinantes. El filme de Branney tiene ecos de aquellos clásicos, tiene terror, misterio y ciencia-ficción, con una primera parte magnífica en su planteamiento - la intriga de algo misterioso - con un relato que usa la imaginación excitada del espectador, ante los testimonios, dibujos y fotografías mostradas. La segunda parte del filme ya es más explícita y quizás más convencional, más próxima a un film de terror antiguo -la constatación del peligro y su visibilización - pero bien resuelta, aunque quizás algo extensa. Y luego tenemos el epílogo final.

El conjunto logra retrotraernos a aquellos filmes a sus sensaciones, a su deliciosa obsolescencia y adaptar de manera respetuosa la obra de Lovecraft . Todo un logro.
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de mayo de 2017
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Producción de bajo presupuesto cuya cinematografía en blanco y negro salva por los pelos. Quiero decir que si se hubiera hecho en color en mi opinión hubiese perdido muchísimo encanto ya que la película intenta recrear el escenario de la época en la que está escrito el relato de H.P. Lovecraft. Relato que, a pesar de tener escenas que sobran cosa que hace que la película se alargue algo, no puedes evitar terminar amando.

Si te gustan este tipo de relatos, la ambientación y el bajo presupuesto creo que te van a dar un poco igual pero es que creo que aun sin gustarte estos dos últimos aspectos pueden gustarte también ya que está hecho con cariño y cuidando hasta el último detalle. Los actores lo hacen bien y los efectos especiales pues con lo que tenían hicieron lo que pudieron.

La película gana en su parte dramática/suspense/thriller/terror ya que va «in crescendo» desde que empieza. Te vas metiendo en el universo del profesor vas descubriendo las mismas cosas que descubre y terminas cogiéndole cariño y queriendo que se salve de los embrollos en los que se mete. Total, para mí que no me suelen gustar muchos de los relatos de Lovecraft este me ha parecido interesante cuanto menos.
tipar
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de agosto de 2019
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Algunos creen que la obra de H.P Lovecraft es imposible de llevar a buen término al cine. No pocos han sido los intentos a lo largo y ancho del globo, pero se pueden contar con los dedos de las manos (quizá incluso de una mano) las películas que tienen más cosas positivas que negativas. Es quizá por ello, que la propia H.P Lovecrat Society se ha puesto en la última década ella misma a adaptar sus propias historias, de la manera más fiel al espirítu del escritor posible. La obra que hoy nos ocupa es una de ellas, The Whisperer in Darkness (2011) que adapta el relato homónimo del escritor.

Que la película no cuenta con un enorme presupuesto es algo palpable desde el primer momento en que los actores empiezan a hablar y es que, si hay un aspecto que resulta dantesco es el del reparto. La única cara más o menos conocida es la de Stephen Blackheart (un actor con una carrera de lo más peculiar, famoso en parte por aparecer en la película de culto, Tromeo y Julieta), que afortunadamente interpreta al protagonista principal y es capaz de mantener el nivel interpretativo a un nivel aceptable, pero el resto del reparto deja mucho que desear, con interpretaciones forzadas y demasiado teatrales.

El amor es algo que en esta producción siempre está a años luz por delante del dinero. Pero, sí uno es capaz de sortear estos detalles, la película ofrece otros elementos positivos en contraposición.

Paradójicamente, la película resulta menos creíble cuando en su primera parte del metraje intenta hacerse pasar por una auténtica obra de los años veinte. Como si fuera un auténtico relato filmado de Lovecraft. Ahí el espectador puede sentirse un tanto extraño: El tono es demasiado teatral, demasiado literal. Adaptar de manera mimética al autor de Providence puede resultar un tanto cómico visto con los ojos contemporáneos, y en ocasiones se roza precisamente esa sensación.

Pero afortunadamente la película alza el vuelo y consigue desligarse de sus ataduras formales para ir abrazando cada vez un relato más tétrico y oscuro. Cuando más adulta se pone la película es cuando mejor funciona, porque es capaz de imaginar soluciones para la pantalla que ya no tienen que ver tanto con la propia escritura, sino con la propia caligrafía cinematográfica. Desde ese audio de las sectas que se supone que está destinada a un Dios arcano (y que consigue estremecernos) hasta la secuencia de la casa, que seguramente es el auténtico clímax de la película, muy por delante de ese final donde el CGI daña a los ojos.

La película, viniendo de la propia sociedad de H.P Lovecraft, está por supuesto llena de detalles que harán las delicias de los más acérrimos del escritor. Para empezar, se nos enseña la Universidad de Miskatonic, que personalmente a este crítico si le ha gustado su recreación, además de varios detalles

Seguiremos esperando
Desde luego, y por mucho empeño que se la haya puesto en ella, The Whisperer in Darkness no es la película definitiva que adapta una obra de Lovecraft. De hecho, más interesante resulta la película que la propia sociedad histórica de Lovecraft produjo unos años antes, en el 2005 The call of Cthulhu, que resultaba mucho más satifasctoria, quizá por ser más arriesgada, quizá porque al ser un mediometraje que no llegaba a la hora de duración era más capaz de tapar sus defectos.

Crítica escrita para https://cinemagavia.es/the-whisperer-in-darkness-critica-pelicula/
Kyrios
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados