Haz click aquí para copiar la URL
España España · Rivas-Vaciamadrid
Críticas de Quinto Sertorio
Críticas 3.023
Críticas ordenadas por utilidad
6
1 de mayo de 2015
136 de 168 usuarios han encontrado esta crítica útil
Antes de que me votéis negativamente, leeros mi crítica y luego proceded en lo que consideréis.

A los "Vengadores: La era de Ultrón", como secuela de una de las más exitosas películas y la más taquillera entre las basadas en los cómics de superhéroes se le debe exigir algo más que ser un vulgar clon o copia de la primera de la saga. Eso sí, una copía de lujo, con materiales nobles y envuelta en una carísimo papel de regalo.

Tantos años y tanta expectación para copiarnos prácticamente todas las situaciones de la primera. Ello muestra el poco riesgo al que se enfrentan el director-guionista y los productores: prefieren no arriesgar y darnos algo conocido con sabor a recalentado. Y la comida recalentada puede cansar. Las similitudes las describo en el spoiler. También hay diferencias, hay más combates y escenas de acción, realmente espectaculares, en las que los superhéroes unen fuerzas de manera majestuosa (como el Capi con el escudo y Thor) y parecen un auténtico equipo completamente compenetrado. Tienen más papel secundarios como Ojo de Halcón y Bruce Banner, aunque en este último caso resulte poco afortunado y nada creíble. De hecho, la descripción sentimental de los personajes resulta postiza, más próxima a la ridícula descripción del romance Amidala-Anakin de "Star Wars: el ataque de los clones" que a una película seria; es bochornosa en ese aspecto.

Y luego está la historia. Es floja de narices. Sin chispa. Sin esfuerzo. Sin ingenio. Todo lo solventan con escenas de acción. Muchas y espectaculares, pero tantas cansan y eso no quita que el guión sea como el que hizo Stallone para "Cobra", "Lo he escrito en un fin de semana" dijo Sly; jopé si se notaba por lo flojo que era. Igual que éste. Sigo pensando que la mejor película de superhéroes marvel y con un guión más solvente e hilvanado es "Capitan América: el soldado de invierno".

Leo comics marvel desde que tenía 8 años y ahora tengo 40 más. De Los Vengadores he leído bastantes y no critico el enfoque distinto que dan a los personajes en cine respecto al comic. Son dos medios diferentes. Pero escoger a Ultrón como megaenemigo no ha sido una elección afortunada. En el comic es un sosaínas sin gracia, muy robótico, que solo piensa en matar a su creador, Henry Pym alias el Hombre hormiga. Es plano como una tabla de surf. Su recreación aquí, con un intento de profundizar en la psique del personaje, hacerlo incluso chistoso y que filosofe tipo tertuliano televisivo, no es acertada, y se hace cargante. Y eso es malo si pretendes que sea una amenaza mundial; de hecho, es un enemigo potencial, porque durante todo el metraje no comete delitos de lesa humanidad, sino simples robos con violencia.

Es obvio que en el Universo Marvel fílmico habrá mejores y peores películas. Sin embargo me preocupa que la pérdida en calidad sea continua en los filmes y que se evidencie en los próximos estrenos. Para mí el punto de mayor calidad llegó con "El soldado de invierno", auténtica obra maestra, y a partir de la misma se ha iniciado una cuesta abajo, poco pronunciada pero continua. Me da miedo "ant man", cuyos trailers parecen interesantes, pero, quien sabe...

No obstante es una película entretenida (aunque mi hijo bostezó varias veces), con una catarata de efectos visuales, tortazos y muchos superhéroes, aparte de los oficiales algún que otro invitado. Será un éxito (también lo fue Crepúsculo), pero no sé como enfocarán la tercera. Mejor que espabilen.

P.D. Y por último ¡ no hay 2ª escena post-créditos! ¿como es posible semejante traición?
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2
10 de julio de 2022
192 de 284 usuarios han encontrado esta crítica útil
La tolerancia genera monstruos. Y los monstruos te devoran. Cuando empezó el Universo Cinemático Marvel la intención era hacer adaptaciones respetuosas de los personajes de cómic y de sus historias. Algo que no había ocurrido hasta entonces, con infames adaptaciones de Los cuatro fantásticos, Spider-man y el Increíble Hulk. Como maestro de ceremonias eligieron a Samuel L. Jackson como Nick Furia. Este personaje no es negro... salvo en el universo Ultimate. Y quedó bien. Coló.

Con el tiempo fueron cometiendo tropelías con los personajes que los aficionados a los comics tragamos como el mal menor. Empezaron a cambiar raza y género de personajes consolidados en el Universo del cómic. Y miramos para otro lado.. En el caso de Thor aceptamos una diversidad imposible entre los dioses nórdicos. Dioses de color y orientales. Esa diversidad no existe en la mitología nórdica y tampoco en los cómics. Es absurda. Sin sentido. ¿Alguien se imagina un dios polinesio rubio y de ojos azules? ¿O un dios africano pelirrojo y pecoso? ¿Por qué hemos de aceptar una valquiria negra? ¿Por qué, si en las representaciones del Rey León, Disney no permite ningún actor que no sea de color? ¿Se imaginan una Wakanda interracial, con orientales y blancos, que también formasen parte de sus luchadoras? ¿No sería absurdo?

Tras alterar a los personajes de manera física pasaron a pervertir sus carácteres y comportamientos. Así Thor, un personaje bastante soso en los comics, pasó a ser un payaso estúpido en "Thor: Ragnarok". El infame humor Marvel empezó a corromper los argumentos, cual cáncer incurable. Las historias quedaban sometidas a los chistes; eran simplemente la ligazón entre gag y gag. "Thor:Ragnarok" parecía una parodia con momentos de vergüenza ajena como ver al Verdugo con una fregona o ver a Korg hacer un chiste mientras Asgard desaparece. Se ha perdido el respeto por los personajes, por los creadores y su obra. Décadas de cómics que construyeron la visión de Thor y de Asgard destruidas en segundos por la propia autocomplacencia de cuatro imbéci*** con ínfulas de artistas y de líderes sociales.

Y llegamos a "Thor: Love and thunder". La película en sí es un insulto para el aficionado al cómic y para quién tenga un mínimo de gusto. Una completa parodia y además, mala. Chistes sin gracia en medio de dramas. Secuencias vergonzosas, como todo lo relacionado con Russell Crowe que parece un anuncio de colonias de Paco Rabanne. Zafio y vulgar. Thor alcanza el summum de la estupidez. Es imposible respetar a un personaje así. No es una película de super-héroes, parece más bien es la "Loca academia de policía". No me extraña que no surjan parodias de estos filmes, no hacen falta. Ya se basta Marvel para ridiculizar a sus personajes, Hemsworth tiene en su haber la destrucción de otras franquicias, como Men in black o Cazafantasmas, ejerciendo el mismo papel de rubio atontado. Ahora añadirá a Thor.

El filme es una sucesión de momentos delirantes. Nos mostrará una "Nueva Asgard" penosa, sin chispa de magia y que parece Gandía o Benidorm, lleno de turistas. Los asgardianos, en especial sus hijos, parecen un anuncio de Benetton. Es difícil encontrar a un niño rubio y de aspecto nórdico. La diversidad mal entendida llevada al paroxismo. Más que Asgard, parece Atlanta. Los Guardianes de la Galaxia apenas aparecen y solo uno de ellos, Starlord, tiene líneas de diálogo. Los demás simplemente gesticulan o emiten alguna palabra suelta. Patético.

Quizás, de todo este esperpento, lo único que muestra un cierto nivel es la interpretación de Christian Bale. Lo único.

Todo lo demás, a nivel actoral, de escritura y de dirección es autocomplacencia. Pero mal entendida. Piensan que han creado o participado en algo único pero, desgraciadamente, no es así, ya que obras tan bizarras ya jalonan el mundo del cine, como es la adaptación de "Cats" al cine. Esta no le queda a la zaga.

El Universo fílmico Marvel empezó a morir cuando dejaron de respetar la obra de la que provienen. El resultado es catastrófico. Aberraciones como "Iron Man 3", "Shang Chi", "Ragnarok", "Eternos", "Caballero Luna" y ahora ésto, solo sirven para destruir el legado de "La casa de las ideas" y arrastrarlo en su hundimiento hacia las profundidades abisales de la indiferencia. El (buen) cine de superhéroes ha muerto, larga vida a ... ¿quién?
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
7 de noviembre de 2021
157 de 249 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cine vs Comic. Una película de ciencia-ficción, muy alejada del habitual mundo superheroico de Marvel y un auténtico despropósito como adaptación de un comic. Esta crítica tratará de abordar por un lado esta traslación de los personajes creados por Jack Kirby y por el otro sus valores como obra fílmica.

Como traslación del mundo del comic hay que decir que lo mostrado en el filme nada tiene que ver con la colección de "Los eternos" de Jack Kirby o el respetuoso reboot de Neil Gaiman. Nada. Estos no son los eternos. Francamente, estoy harto de los cambios que Marvel, por una pulsión doctrinaria que nada tiene que ver con lo narrado, hace del sexo y la raza de los personajes así porque sí, en una especie de alquimia social completamente irrrespetuosa con la obra original. Me importan un bledo sus veleidades inclusivas y diversificadoras. Yo quiero ver en la pantalla los personajes tal como los creó el artista. ¿No se merece el artista y su obra un respeto? La manipulación de los mismos destruye su esencia. Cámbienles el nombre si quieren, inventen otros, pero respeten a la obra tal como se concibió. La editorial tendrá sus derechos legalmente, pero lo estrenado es un auténtico insulto a su creador. En los comics Ajak, Sprite, Makarri y Gilgamesh eran hombres blancos, Kingo era japonés, Sersi era una mujer mediterránea e Ikaris un rubio de aspecto nórdico. Tan solo tres de los personajes –Thena, Druig y Phastos- se parecen físicamente a lo publicado en los comics. Y a nivel argumental la aberración es aún mayor. En el comic de Los Eternos descubriremos que los Celestiales, unos gigantescos alienígenas, manipularon los antepasados de la humanidad y crearon a partir de ella tres especies: los eternos, perfectos e inmortales, los humanos y una tercera raza, de desechos inestables genéticamente y aspecto monstruoso llamados los desviantes. Esto no es así en el filme, asemejándose más al remake de la serie de TV “Galactica” que a los comics originales. Y el líder de los eternos es un venerable anciano de nombre Zuras y padre de Thena y no es Ajak, como ocurre en el filme. Además, los eternos NO PUEDEN MORIR, salvo que los destruyan a nivel subatómico. Por eso son eternos. Y podemos seguir enumerando los errores y cambios con respecto al comic original. Insisto, nada tiene que ver con la obra impresa. Para mí, lector de los comics originales desde mi niñez, me supone una auténtica decepción. Y no hablemos de los giros de los personajes, eso ya es el acabose.

Como obra fílmica no se le puede negar su interés. En muchos foros se la considera demasiado larga y aburrida. A mi no me lo parece. Es demasiado pedante y con ínfulas de trascendencia. Muy pretenciosa. Mucho. Sin embargo, su estructura es de lo más simple: un recorrido por todo el globo a la búsqueda del resto de eternos, un alistamiento al estilo de los “Los siete samuráis”. Conforme se van uniendo a la aventura se sucederán flashbacks y combates hasta el climax final.
Los combates son bastante mediocres, destacando el tratamiento de los personajes. La directora bucea en su historia y caracteres. Hay humor, de garrafón, metido con calzador, y mucho drama existencial de medio pelo. Los protagonistas tienen una continua cara de estreñidos. Ikaris parece que sufra un tacto rectal permanente. Un hecho a destacar es la falta de enemigos sólidos y creíbles. Los desviantes son un apaño de ordenador, sin orden ni concierto. Descubrimos comentarios sobre personajes de DC y Kingo parece escapado de “Bola de Dragón” ya que su ataque más importante es una descarada “onda vital”.
Luego tenemos el tema propagandístico. Goebbels estaría encantado de ver como el cine superhéroes se emplea para extender una idea sobre como debe ser la sociedad. Esta diversidad impuesta, raya en ocasiones en lo exagerado. Así el personaje de Makarri, que originalmente era un hombre de pelo castaño, se nos transforma en una mujer negra y sordomuda, todo en una. Descubriremos que fueron los eternos los que inventaron el lenguaje por signos ¿en serio? Los eternos en sí parecen un anuncio de Benetton. Tiemblo al pensar como estos comisarios político-ideológicos de lo políticamente correcto llevarían al cine la vida de Jesús y qué harían con los Apóstoles. Quizás el sketch de Monty Python sobre el cuadro de “la última cena” acabará siendo realidad. También los españoles son señalados como genocidas de los pueblos amerindios. AMLO se regocijará. En fin, que tras Leni Reifenstahl y su “El triunfo de la voluntad” tenemos un nuevo ejemplo de cine propagandístico.

No es la peor película de Marvel. Aun me duele “Capitana Marvel”, auténtica obra bizarra a la altura de “El vengador tóxico”. “Los eternos” es un filme mediocre, tristón, con buena fotografía y completamente irrespetuosa con la obra impresa original. Pretende ser la "obra definitiva" sobre los superhéroes, un nuevo Watchmen y se queda en el "Capitán América" de Albert Pyun (1990) ¿Hasta cuando deberemos soportar la prostitución del mundo del cómic?
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
1 de junio de 2022
120 de 183 usuarios han encontrado esta crítica útil
Volvemos a las andadas. La suma sacerdotisa de Lucasfilms, Kathleen Kennedy, quizás una Sith en ciernes, vuelve a controlar los productos de este sojuzgado universo fílmico, y ha apartado de una patada a Favreau y a Filoni, a quién le da las gracias en unos créditos finales muuuuuuuy pequeñitos, que hace falta una lupa para leerlos. Y ha puesto a sus amiguetes a escribir esta serie. Quitate tú para ponerme yo.

¿Y que nos traen en los primeros dos episodios? Pues una niña repelente, que tendría ocho años cuando empezó a rodar, y nos la quieren hacer pasar por 10 años, que encarna a una Leia insoportable, estúpida, malcriada y caprichosa. Y el pobre Obi Wan tiene que ir a rescatarla. Un Kenobi que parece que tenga úlcera, con esa cara de sufrimiento interno, sumiso ante la injusticia y con miedo a que alguien lo reconozca. Es difícil creer que diez años después o así estos personajes enlazarán con el Episodio IV, ya que Kenobi, encarnado por Alec Guinness, parece el tatarabuelo de McGregor. Un error de continuidad que viene de la época de Lucas.

Es triste el arranque de la serie, con un alumnado Jedi, escapados de un anuncio de Benetton, que se enfrentan a sobrevivir a la Orden 66 ¿Y como nos muestran la matanza de jedis en Coruscant, su sede central? Si uno hace la equivalencia mental con la matanza de templarios en una noche aciaga, mejor que se olvide. Si uno piensa en miles de stormtroopers avanzando sobre los jedis, acumulándose cadáveres frente a ellos, se va a llevar una decepción. Apenas veinte stormtroopers mal contados peleándose con otros 15 jedis o así, en una especie de pabellón de la NBA ¿Donde co** se han dejado la épica? ¡Por favor!

Si esa secuencia está pésimamente rodada, hay que hablar de las ridículas secuencias de la fuga por el bosque o la ciudad de la niña Leia, que parece directamente escapada de "Los Teletubbies" o de "Benny Hill". ¿Como se puede rodar algo tan mal? ¡Si los perseguidores han de frenarse por lo lento que corre la niña! ¡Parece que jueguen a "tu la llevas"!

Y vamos con el capítulo del cupo. Que yo sepa los inquisidores son todos pálidos, de un blanco mortecino y sepulcral. Pero claro, nos han metido de clavo una afrodescendiente que no pega ni con cola. Es lo que toca con eso de la diversidad impuesta. Y no, no hay latinos, de éstos se olvidan. Tampoco hay esquimales, samis, magrebíes ni pieles rojas, esos no cuentan en el divino plan de la diversidad fílmica. Y con ella ruedan unas secuencias de saltos gratuitos por los tejados en plan "Matrix". En una Disney obediente con la doctrina progre y que cumple con la agenda ¿alguien duda que la inquisidora negra acabará siendo buena? Los comisarios ideológicos que controlan Hollywood no lo permitirían. Quizás me equivoque. Ya veremos. Otra valoración, aunque Kenobi sea el gancho y título, no es el protagonista, sino que esto va de mujeres empoderadas: la niña y la mala. Kenobi está de espectador.

Tras dos episodios, de seis, el souffle como que no sube. No hay hype. Es de agradecer que dos personajes de la precuela aparezcan interpretados por los mismos actores, pero la creatividad escenográfica no es el fuerte de la serie. Tampoco. Una Alderaan que parece una ciudad escapada de la serie Stargate, sin figurantes reales, parece vacía o un planeta en el segundo episodio con calles llenas de neones que recuerdan a Blade Runner, pero en cutre.

Seguiré comentando los episodios. Pero las sensaciones no son buenas. Banda sonora horrible, ni siquiera en esto cumplen. No hay talento alguno. ¿Dónde estáis, Filoni y Favreau? ¡Salvad este Universo!
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
4 de agosto de 2020
59 de 75 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lamentable fin de la Trilogía del Baztán. No conozco la novela, así que no puedo saber si la historia está tan terriblemente narrada como en el filme, y la descripción de los personajes es tan penosa. Casi todo sucede de noche, por carreteras por las que no circula ningún coche, en todos los núcleos urbanos que aparecen, nunca hay peatones, no hay figurantes, los coches aparcan a la primera en calles siempre vacías. La protagonista es la antítesis de una buena profesional, se deja llevar por las emociones, como relataré en el spoiler. Asimismo, tiene la capacidad deductiva de una croqueta ¿pero como con tan nulo instinto ha llegado a ser inspectora? ¿Le salió el título en un pastelito? ¿Es la inspectora Clouseau? Aparte de ser un personaje pésimamente definido, la interpretación no da pie con bola, quizás por el penoso guión.

Si se pretendía crear un cine policíaco propio español, imitando al cine nórdico, hay que esforzarse bastante más. Y aún y así, no todos los productos nórdicos son buenos (véase El Hipnotista). Por de pronto, hay que evitar los agujeros de guión del tamaño de un túnel del metro y crear personajes convincentes, no meros arquetipos de andar por casa. Marta Etura se va paseando por el filme con la misma cara de susto todo el rato. El mismo rostro que usa cuando habla con su tía o cuando está con su amante mientras contesta la llamada de su marido (ya le vale...). Y otra cosa ¿alguien me puede decir para que sirve la investigación de la tela hallada en el piso del asesinado?

El resultado es un filme triste, mediocre, donde los actores van como pollos sin cabeza, donde la investigación policial apenas existe y la solución viene por la torpeza de los implicados. Esto, de procedimental, nada de nada. Recomiendo a los guionistas que vean la serie "Elementary" a ver si le cogen el tranquillo.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow