arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Rivas-Vaciamadrid
Críticas de Quinto Sertorio
Ordenadas por:
1.669 críticas
5
17 de enero de 2021
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
La primera traslación del malvado Dr. Fu-Manchú al cine se realizó en Gran Bretaña, patria de su creador Sax Rohmer. Producciones modestas, que emplean abundantemente exteriores ,con historias conclusivas en las que veremos como el maléfico Doctor luce ese sadismo creativo a la hora de matar a sus enemigos. Es tan creativo que siempre le salen mal estos asesinatos, cuando se trata de eliminar a sus némesis, como les pasaba a los villanos de la teleserie de Batman de los años 60. Mira que sería fácil pegarles un tiro o darles un navajazo y a otra cosa, mariposa, pero no, usa gatos con uñas impregnadas en una extraña sustancia o emplea una sala con unas esporas asesinas, por poner un ejemplo. Digamos de Fu-manchú optimiza mal sus recursos letales.

Aquí aparece, además de los habituales Petrie y Nayland Smith, un personaje de las novelas que no tuvo presencia en los filmes posteriores, la fémina Karamaneh, que es también protagonista.

Resulta curioso ver el racismo que existía en el cine, con actores anglosajones con la cara pintada interpretando a los sicarios indostanís del Doctor o a los personajes asiáticos. Incluso el Doctor es interpretado por un actor británico, que entrecierra los ojos para orientalizarse, lleva batas de seda chinas y tiene una dentadura, en su maxilar inferior, que realmente sí da miedo, por las piezas dentales que le faltaban. En aquellos años los actores no cobraban tanto como para arreglarse la boca...

Curiosidad cuyo mayor interés es la primera imagen cinematográfica del inmortal Fu-Manchú.
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
17 de enero de 2021
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Otra época. Guerra fría. Y en los 80 la cosa estaba pero que muy calentita. Reagan en el poder. Casi se lía. Ver este filme es recordar aquellos años, en los que el "Telón de acero" era de verdad y Alemania estaba llena de organizaciones terroristas raritas y revolucionarias.

El filme empieza bien, pero rápidamente empieza a despistarse. Si en "Los tres días del Cóndor" el tratamiento a los servicios secretos, con esos apaños bajo mano, esas vulneraciones de derechos, ese submundo, era más que creíble, lo que le sucede al protagonista principal de éste es demasiado fantasioso. Todo se le da enormemente fácil, como si la CIA fuese una Comunidad de Vecinos. Conspiraciones de medio pelo y Marthe Keller, que era fija en filmes con europeos misteriosos (véase Septiembre Negro, La fórmula). Y luego están las incongruencias (ver spoiler).

El filme es una especie de aborto de una clonación de "Cortina rasgada" de Hitchcock. El maestro sí lo bordaba, pero Jarrott se queda como un pésimo estudiante que ni siquiera sabe copiar ...No es de extrañar que con estos filmes apareciera la genial parodia del equipo ZAZ "Top Secret".

Quizás lo único destacable, además de ese ambiente de peligro que transmite Europa para un estadounidense, es el final, en un ejercicio estético más que notable por parte de Jarrott, que levanta, momentáneamente, la mediocridad del filme y nos hace olvidar esa ridícula estación de tren que se inventan para la monumental Karlovy Vary, una ciudad- balneario a la que fueron emperadores austríacos y que aquí, nos recuerda a la cutre y pueblerina estación de tren del mencionado filme "Top Secret". Solo falta una vaca paciendo...

Por cierto ¿el protagonista habla checo o todos los checos hablan inglés y no sospechan que se trata de un espía en los años de la Guerra Fría?

Si aquí hay alguien "amateur" (como dice el título) no es el protagonista sino el autor de la novela. Vaya churro de argumento.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
17 de enero de 2021
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Otra obra del prolífico director filipino Cirio H. Santiago, especializado en filmes post-apocalípticos, tipo Mad-Max. Todas sus películas parecen clones distorsionados de si mismos, con una sensación de deja-vu que acentúa el estar rodadas en los mismos exteriores en Manila, en las mismas canteras, explotaciones a cielo abierto y sus accesos sin asfaltar y la misma fortificación española, repitiendo también el atrezzo - mismos vehículos trucados, mismo vestuario - y hasta los mismos extras. No sería de extrañar que hasta reciclase escenas de un filme a otro.

Un guión del montón, en el que combina espadas, ametralladoras, jeeps y chicas ligeritas de ropa, en un mundo post-apocalíptico curiosamente inspirador de la serie "Los 100", que le permite mostrar persecuciones en vehículos, combates a espadazo limpio, masacres, explosiones y vestuario de fantasía, lo que le confiere una estética deliciosamente comiquera. Y como buen producto de videoclub, no le faltan unas gotitas de erotismo barato y de desnudos "porque lo exige el guión", y satisfacer al público adolescente, auténtico target de este tipo de filmes.

Peliculilla entretenida, de estantería de video-club, con todos los tópicos posibles de este tipo de filmes, unos tópicos que el propio Cirio H. Santiago ayudó a establecer con sus obras y producciones.
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
16 de enero de 2021
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película bandera de los años 80, fija en las sesiones golfas de con cines de arte y ensayo, "Cielo líquido" es una historieta de fanzine o de comix -como llamaban a los comics alternativos - en la que unos alienígenas diminutos se alimentan de una sustancia que se forma en el cerebro al drogarse, aunque descubrirán otra más placentera, la que se forma durante el orgasmo. Su manera de alimentarse ocasiona la muerte del involuntario donante.

El filme, rodado torpemente, es un notable producto de su época, su principal valor, mostrándonos una sorprendente fauna humana underground de modernillos, new-waves, post-punk, artistas post-modernos, performances, cajas de ritmos, fiestas en domicilios con música alternativa, promiscuidad, sexo fácil, maquillajes extremos, homosexualidad, peinados imposibles, hombreras, travestismo, consumo de múltiples drogas, diseñadores de una moda inverosímil y nos transporta a aquellos irreverentes, creativos e irrepetibles años 80.

Los personajes solo piensan en vivir la noche, fornicar y drogarse, no siempre en el mismo orden. No en vano "liquid sky" es una manera de denominar a la heroína. Y esa continua presencia en el filme del Empire State Building, como una analogía a la jeringuilla y quizás, también fálica.

La protagonista es una artista bisexual, andrógina, con un punto a lo Bowie, objeto de continuas agresiones sexuales, carnada involuntaria que emplean los alienígenas para alimentarse de quién mantiene relaciones sexuales con ella. Curiosamente la intérprete encarna a dos personajes, hombre y mujer, que incluso son amantes. No deja de ser original. A su vez, los alienígenas son investigados por un científico alemán que los observa con su telescopio desde el Empire State Building. Un guión extravagante y exagerado, lleno de las máximas casualidades con los protagonistas- todos están relacionados- que nos recordará indefectiblemente a los primeros filmes de Almodóvar, de los que debió beber Tsukerman.

Sin embargo, y al contrario de los filmes del manchego, este filme no tiene ni pizca de humor - aunque te rías de sus incongruencias- y pretende ser serio, algo así como un drama post-moderno. Craso error, junto a su pedantería y a su duración excesiva. Quizás en los 80 se le perdonase todo eso por el contenido, pero ahora resulta un filme aburrido, snob y cargante. Hay filmes que no envejecen nada bien, y éste es uno de ellos.

Curiosamente, en 2014 se hablaba de rodar una segunda parte con el mismo equipo ....
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
16 de enero de 2021
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Homenaje de "La Cuadrilla" ( aquí firman como "La escuadlilla amalilla") a los filmes sesenteros de Fu-Manchú, con esa sensualidad de bajo rango tan habitual en aquellos años, el morbo de la tortura física a las mujeres, los uniformes de fantasía, los aparatos de rayos jamesbondianos, los villanos de tebeo, esos decorados tan imaginativos, los hombres "de verdad" , peleas a puño limpio y maquetas - de esas que se notan - de castillos que explotan.

Todo ello en un tono algo paródico, como los filmes de "Austin Powers", con actores en ocasiones demasiado amateurs, y encabezados por el inolvidable Paul Naschy como la encarnación del maligno Doctor; así, al igual que Christopher Lee, incrementando su nómina de papeles de monstruos y malvados clásicos del cine. El corto tiene su encanto. ¡¡Veremos el Viaducto de Madrid transformado en Saint-Tropez!!
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados