arrow

Los huéspedes

4,4
2.108
votos
Sinopsis
The Innkeepers se centrará en los dos últimos empleados de un hotel antes que este cierre sus puertas. Después de cien años en el negocio, el Yankee Pedlar Hotel está a punto de cerrar. Sus dos últimos empleados son Claire, una chica alrededor de los veinte que ha aceptado su lugar en la vida, y Luke, un chico experto en computadoras y solitario. Ambos tienen la obsesión de que el hotel está maldito y están dispuestos a ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 7 >>
9 de enero de 2012
20 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
Historia clásica de fantasmas ubicada en un hotel, 'Innkeepers' no busca reinventar la rueda y ni falta que hace. Tenemos una mezcla efectiva de comedia(a través de sus protagonistas) y terror ambiental realizado con mucho arte donde la composición de los planos y el escenario ayudan a aumentar la tensión. Los protagonistas son simpáticos y están bien interpretados lo que es un plus y una grata sorpresa teniendo en cuenta lo que suele pulular por las producciones de serie B.
Ti West, director de 'Innkeepers' es un frikazo fanático del terror ochentero y si el espectador comparte esta característica es posible que disfrute mucho más de su visionado.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Oveja negra
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de octubre de 2011
16 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
De hacer películas presumiblemente mediocres y secuelas de obras de culto no muy bien consideradas, en 2009 Ti West pasó a hacer una de las sorpresas de cine de terror reciente, "The House of the Devil", un ejercicio modélico de recuperación de códigos clásicos que básicamente se percibía como una producción que bien podría haber sido filmada en los años 70-80. El mayor mérito de aquel film era su estética, logradísima, pero tampoco es que su guión fuese despreciable, pues jugaba bien con los clichés para hacer cosas interesantes y prescindía de los sustos gratuitos la mayor parte del tiempo, a pesar de que en su tercer acto los abrazase con fuerza. El caso es que la película funcionaba y había que seguirle la pista a su realizador. "The Innkeepers" se convertía así en una de las películas de Sitges 2011 más esperadas... y tras verla, pasó a ser una de las decepciones más sonadas.

El problema de "Innkeepers" es que se olvida de todo lo que se consiguió en la anterior. Ti West maneja bien algunos elementos, la producción está razonablemente cuidada para un film de bajo presupuesto y tiene un buen punto de partida. Pero ahora tenemos humor y un tono más familiar, que convierte el largometraje en una (mala) suerte de episodio de hora y media de la serie "Pesadillas de R.L. Stine". La historia sigue a un par de trabajadores en un hotel que están trabajando allí un último fin de semana, antes del cierre del lugar. El caso es que ambos son aficionados a lo sobrenatural y, como siempre pasa... quien lo busca, lo encuentra. Hay dos buenos momentos hacia el tramo final pero todo lo restante es mediocridad muy poco entretenida que nos devuelve a la realidad: "House of the Devil", sin ser ninguna joya, fue una película-isla y a su director no parece seguir interesándole lo mismo. "Innkeepers" no es un bodrio pero desde luego no llega a ser nada más que otro film olvidable que sustituye los sustos musicales de otros filmes del género por presuntos momentos graciosos para aligerar una tensión que luego se intenta explotar en el tramo final de la historia. No funciona más que a ráfagas, así que aunque se puede recomendar por encima de los 900% slashers clónicos que salen cada año, desde luego por si misma no vale gran cosa.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de mayo de 2012
11 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
En estos tiempos es muy complicado encontrar una buena película de terror de esas que se conviertan en un icono o clásico del genero, aun así solo unas pocas lo han conseguido siendo ahora referencias del cine de terror para próximos filmes, en el caso de The Innkeepers ni remotamente lo conseguirá.

El filme nos cuenta el aburrimiento literal que pasan dos empleados de un viejo hotel casi sin huéspedes a punto de cerrar sus puertas, los chicos poco tienen que hacer dentro así que comienzan la "aterradora" investigación acerca de un fantasma dentro de dicho hotel. el tedio de los personajes es tan perfectamente transmitido que durante más de la mitad del filme no pasa nada, ni sustos, ni buen suspenso, ni sangre, nada solamente los chicos están aburridos y aburre su aburrimiento.

La cinta intenta en todo momento apelar al cine de terror de los 80s al estilo del resplandor, resultando un fallido intento más a la filmografía del nostálgico ochentero Ti West. Después de casi 85 tediosos minutos, cuando y parece ser que los sustos y sobresaltos por fin aparecerán, estas escenas son tan lentas y fugaces que no terminan de convencer que esto realmente está pasando y no es una pesadilla más de la protagonista, creando así un film que no te sorprende ni un segundo, desaprovechando el maquillaje de Madeline O'maley (el espíritu de el hotel) que es su mejor virtud además de una iluminación efectiva, el guion no es malo pero como género de terror no funciona como comedia negra tal vez.

Si eres fanático del cine de horror no pierdas tu tiempo, si ves el trailer la has visto toda.
Gosht Face
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de agosto de 2012
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
“The innkeepers” funciona por los motivos básicos por los que el cine funciona: sólidos actores (con buena química), un escenario adecuado (magnifico el hotel), una historia que funcione (a pesar de ser tópica y a pesar de tardar en arrancar, quizás sea lo más flojo de la película pero la construcción de los personajes sigue siendo buena), correcta dirección (la posición de la cámara oculta en todo momento que estamos ante una serie B, los planos son magníficos), buena música y sobre todo honestidad a la hora de saber lo que ofreces, porque “The innkeepers” ofrece lo que promete sin recurrir a los recursos típicos de las películas de miedo. Es como el cine de terror ingenuo de los 80 pero sin pizca de ingenuidad. Puede que a algunos les desespere que tarde tanto en arrancar y desarrolle demasiado la relación entre los dos protagonistas pero cuando tienes buenos actores (sobre todo Sara Paxton) hay que permitir que la parte humana del relato se desarrollen con fluidez para que te identifiques y sufras con lo que vendrá a continuación. Buena película de terror alejada del gore actual (y de las cansinas “torture movies”), bastante sólida y con sentido del humor. Recomendable a pesar de sus fallos.
El Criticón
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de julio de 2013
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
The Innkepeers es una interesante película dirigida por Ti West, una de las figuras más jóvenes que empiezan a reclamar su puesto dentro del género de terror. Innkepeers, realizada en el 2011 se trata de una película simpática que pese a sus defectos, consigue hacerse un hueco por su singularidad tan especial.

Y es que la película cuenta con dos bazas que acostumbran a escasear en el ámbito del terror. La primera de ellas es la comedia. A diferencia de las magníficas películas de Edgar Wright como Zombies Party (2004) y Hot Fuzz (2007) que utilizaban el género para servirse de unas reconstrucciones muy particulares (en el caso de Zombies Party el director escogía los no muertos como una reelaboración propia en lo que más importaban eran las relaciones entre la dupla protagonista y los gags cómicos, mientras que en Hot Fuzz cogía la atmósfera de algunas películas de terror y el personaje psicótico). Innkepeers es diferente y es que consigue una solución muy interesante, que el espectador pueda partirse de risa al mismo tiempo que tiemble de miedo. Pero no en diferentes partes del metraje, no. Sino que la película lo consigue en una misma secuencia.

Para ello el argumento recurre a un tema ochentero por excelencia. Las mansiones encantadas. Claro que definir mansión la vivienda donde nuestros protagonistas conviven es quizá pasarse demasiado. En realidad se trata de un triste hostel en el que apenas frecuentan dos o tres clientes. El director se sirve del decadente espacio donde se desarrolla la acción para dar rienda suelta a algunos de los mejores momentos de la película. El tono es creíble pero las situaciones parecen cómicas. Un ejemplo, la protagonista principal, interpretada por Sarah Paxton se decide a tirar la basura en una secuencia que releva una comicidad bestial (por un escarceo que tiene con el contenedor), después de un pequeño susto vuelve corriendo a la sala principal para buscar a su compañero Luke, que parece que ha desaparecido…cuando de repente sale del lavabo. Pero pese a que de manera escrita pueda sonar a chascarrillo sencillo, la película dignifica la secuencia y no recurre a un tono basto o vulgar como en la saga Scary Movie. No, ni siquiera se acerca.

La otra baza fundamental de la película es la interpretación de Sarah Paxton. Su trabajo en la película es totalmente impecable. Quizá no sea una actriz con una carrera dilatada pero desde luego su actuación en la película resulta formidable. Esto destaca aún más si tenemos en cuenta las horribles interpretaciones que no acostumbramos a encontrar en el género de terror. Pero sorprendentemente los dos protagonistas principales funcionan correctamente y además con química entre ellos. Y además no son meros esbozos sino que sus personalidades en la película están bastante bien desarrolladas. Sarah es una chica que quiere creer pero se ve abocada al fracaso por su timidez y la mala suerte provocada. Luke es un anticarismático personaje cuyo máximo sueño es realizar una página web de misterio, o ni eso.

La puesta en escena está bastante lograda y choca que un tipo tan joven como Ti West se haya logrado desenvolver en este aspecto. Los planos están bien encajados y el director sabe huir del formalismo académico Desde luego, Ti West no es Stanley Kubrick, pero sabe rodar los pasillos de un hotel, aunque sea tan miserable como el que nos ocupa. Quizá le falte un poco de inventiva en algunos momentos en los que la película pide un clímax más especial, pero en líneas generales la tónica del film es más que correcta.

De hecho para crear una atmósfera que de auténtico terror a la película el director recurre a una explotación muy particular del sonido. En primer lugar tenemos la machacona música Country que acompaña al motel y que tiene Luke como sintonía de fondo. Pese a que el director la utiliza casi de manera inconsciente (pues el volumen del audio está muy rebajado) logra crear un ambiente único para dicho espacio. Sí, nunca he estado en un motel siniestro a las dos de la madrugada, pero si alguna vez me pasó por el Yanklee Pedar me encontraría a un tipo parecido como Luke escuchando una melodía country en una radio añeja.

Pero no sólo eso. Como la película cuenta con un presupuesto reducido, los espíritus también notan los efectos del presupuesto. De hecho, y advierto al lector, no espere una gran compañía de entes sobrenaturales porque desde luego esta no es la película indicada. Y el talento sale a relucir, y así West opta por las psicofonías y los momentos en los que Paxton escucha sus particulares audios para crear el hilo de terror.

Desgraciadamente la trama no tiene un final claro. El tercio final de la película es un constante de no saber cerrarse y el final da la razón a estas líneas. No es que sea desastroso pero desde luego queda bastante minimalista en comparación con lo que el espectador ha contemplado anteriormente.

http://neokunst.wordpress.com/2013/07/16/analisis-filmico-the-innkepeers/
Kyrios
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 7 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2015 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados