arrow

Coco

8,3
3.794
votos
Año
2017
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Animación. Fantástico. Comedia | Pixar. Familia. Música
Sinopsis
Miguel es un joven con el sueño de convertirse en leyenda de la música a pesar de la prohibición de su familia. Su pasión le llevará a adentrarse en la "Tierra de los Muertos" para conocer su verdadero legado familiar. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 16 >>
4 de noviembre de 2017
63 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil
Obra maestra. Así tal cual es como creo que conviene arrancar definiendo la que tal vez, por sorpresa, sea la mejor película del año y lo mejor que le ha pasado al cine de animación desde 'Toy Story 3'. Disney y Pixar cuando se dan la mano suelen ser lo mejor de lo mejor. No sólo como empresa que sabe vender productos de entretenimiento de gran categoría, sino por brindar productos dotados de alma y significado que en otros tiempos serían insólitos.

'Coco' tiene aroma a cine clásico y no sabe cuánto se lo agradezco. Sin jergas vergonzosas actuales. Sin personajes típicos y tópicos que sólo quieren arrancar risas a la chavalería con móviles. Sin salidas de guión fáciles o edulcoradas. Es cine valiente y comprometido desde el principio hasta el final, en todos sus aspectos. Cuanto menos se sepa de su premisa (yo la vi sin saber, ni esperarme, nada) muchísimo mejor. Pero vaya por delante que afronta una de las temáticas más turbias y problemáticas desde la infancia: la muerte. Ese tema tabú en la infancia que tantos adultos hacen tanta bola de nieve de ello, lo magnifican y acaban dando más miedo a los pequeños más que tranquilizarles por ser ley inevitable de vida, manifestando respeto por la misma.

Y una de sus grandes sorpresas es que lo aborda de forma realista, vehemente, pero ante todo natural y divertida. Arranca aplausos por su imaginación y sonrisas por sus continuos aciertos. Diseña y descubre todo un mundo "al otro lado del puente" como creo que nunca se había visto -menos en una película de este estilo-. Ya con esas, empezamos con buen pie. Si ya la historia es dócil y sabe moverse de forma trepidante, si esconde giros más sorprendentes de los que cabría esperar de esta cinta con esta premisa en un principio, si muestra las bondades y las maldades de la condición humana sin hacer excesivo daño pero tampoco edulcorando la verdad y si consigue hacer que salgas del cine emocionado por todo lo que acabas de ver... es para recordarla tanto como su canción principal.

Pero lo mejor de todo, lo que la hace ganarse la perfección en lo que se propone para mí, es que no engaña. No se queda en hacerte pasar un rato magnífico. La cinta persigue penetrar en tu cabeza y hacer que evoques tus propias vivencias, tu propia familia, tus propias amistades y tus propias acciones. La cinta quiere que recuerdes y que impulse a ti a hacer cosas por las que la gente te recuerde. Y lo consigue. Por eso, en lo personal para mí, es por lo que consigue ser una obra maestra.
TeAmargo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de octubre de 2017
39 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
Debo admitir que como mexicano cuando hay una cinta extranjera y sobretodo estadounidense sobre algún elemento referente a México siempre pasa por mi cabeza "Hora de estereotipos" y vi "Coco" con la buena intensión de encontrar algún punto positivo y vaya que me lleve tremenda y agradable sorpresa.

Pensando en puntos bajos me quedan en la cabeza algunos huecos en la trama y los parecidos de esta trama con "Up" pero quitando esto esta cinta es perfecta y lo hablo por doble ración: por la de alguien que disfruta y ama el cine y por mi mexicanidad.

Como lo dice el titulo está cinta es una carta de amor a México, sus tradiciones en el Día de Muertos, sus valores y su música, Lee Unkrich nos demuestra que un guionista puede tocar fibras muy finas en nuestras emociones con historias de juguetes que tienen vida, peces parlanchines, monstruos de closet y ahora con las tradiciones mexicanas (merito también a los demás colaboradores como Adrian Molina).

Ignoro como la recibirán en otros países pero la Identificación Cultural de esta cinta me abruma con tantos elementos con los que me identifico que se acumulan y al final nos roban lagrimas con una sola frase: "Recuérdame".

Ya no estoy seguro si talento mexicano pudiera haber hecho una obra de estas características, por lo pronto agradezco a Disney/Pixar por darle a los mexicanos una cinta digna, sin estereotipos fáciles y que los puso en nuestros zapatos, Gracias.
Javi Cinéfilo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de octubre de 2017
19 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Bien pensado, vivimos la vida en una continua referencia.
Homenajeamos en nuestros actos a los que vinieron antes que nosotros, evitamos pasar por alto los consejos y enseñanzas de nuestros allegados y, al final, no podemos evitar referenciarnos a nosotros mismos, solo para dejar esa huella especial en aquellos que nos importan.
La línea entre una pasión que nos llega por parte de otros y nuestro propio legado se va tornando difusa con los años, a medida que se comprende la importancia de ser recordado, y, sobre todo, de qué manera.

Pocas películas animadas recientes se han enfrentado a temas tan complejos como 'Coco' y han tratado de abordarlos desde el corazón, mezclando sin complejos lo místico y lo emocional, a la vez que evitando idealizar los sueños y condenar las metas humildes.
No hay mayor satisfacción que seguir una pasión, aún cuando el camino hacia ella pueda parecer difícil: así le sucede a Miguel, un muchacho mexicano que trata de escapar de la herencia familiar de zapateros, porque lo que él siempre ha querido es compartir la música de su guitarra con el mundo, como su ídolo Ernesto de la Cruz.
Este último, de hecho, logra configurarse a través de los ojos del joven zapatero en una figura perfecta e ideal, máximo ejemplo de que un sueño solo se cumple si te arriesgas a cogerlo: ahí están esas cintas que ve Miguel con sus mejores momentos, de dudoso gusto cinematográfico pero innegable valor nostálgico, como pedazos de un mundo mejor al que solo se logra acceder si se consigue tocar desde el corazón a un público entregado.

Los temas de fondo de la historia llegan directamente desde esas escenas simples y cotidianas, con Miguel afinando una guitarra mientras contempla el desgastado televisor, y a la vez esquiva la sobreprotección de una familia que nunca le dejará tocar música, solo porque su misterioso tatarabuelo decidió anteponer una vida de fama y guitarra a cualquier otra cosa.
Por un lado, está la satisfacción de servir en una tradición familiar que todos los que le rodean apoyan, pero por otro... está la emoción de tocar en la plaza, sin freno, sin mesura, sin más acompañamiento que las sonrisas de quienes escuchen, capaces de dotar de significado letras que perderían sentido sin nadie que pudiera oírlas.
Vaya, nada que ver entre un taller lleno de familiares trabajando, y un impresionante espectáculo con público y bailarinas coreando.

Por motivos que no conviene desvelar, la entrada de Miguel en la Tierra de los Muertos tiene lugar siguiendo su pasión musical, pero lo más interesante es la expresión que allí alcanza su dilema: perseguido por una familia no-muerta que le recuerda la importancia de pertenecer a una ofrenda del Día de Muertos, prefiere aliarse con un esqueleto vividor llamado Héctor para ir a buscar a su ídolo y así hacerle saber que a donde realmente quiere pertenecer es a la música, mientras su cuerpo va disolviéndose en forma huesuda a medida que se acerca el amanecer.
De alguna manera, Miguel sigue intentando liberarse de un entorno limitado y acaparador, como hizo Ernesto de la Cruz en su momento, rechazando una familia a la que por fin puede confrontar amargamente: "nunca me habéis apoyado, que es lo que se supone que hacen las familias".
Sin embargo, es justo en el momento en el que se enuncia esa frase en la que nos damos cuenta de que quizás su tatarabuela Imelda no es la villana que hemos estado percibiendo, persiguiéndole y amenazándole con una bestia mítica, sino una mujer dolida que hizo todo lo posible por mantener su familia unida.
Al igual que antes hemos visto que Héctor quizá no es un caradura frívolo, sino un abandonado enfrentándose al olvido de no estar en ninguna ofrenda; al igual que después vemos en Ernesto de la Cruz algo más próximo a un pobre hombre, utilizando sus tristes vivencias como inspiración de sus películas en blanco y negro, que parecen más viejas que nunca.

Nadie fue recordado como debería, quizá porque cambiaron pasión encendida por obligación momentánea, e incluso alguno no tuvo la oportunidad de enmendar su error.
Miguel se ve reflejado en generaciones anteriores que siguen atrapados en equivocaciones, incluso después de muertos, y decide que con él podría terminar el círculo: la pasión por la música y el necesario legado familiar pueden convivir, siempre que ambos estén dispuestos a tenderse la mano.
Y aún más, ese cambio de sentido emocional puede arreglar un cuadro familiar largo tiempo quebrado, tal es la magia del Día de Muertos, que revive la presencia de los queridos, solo para que nos demos cuenta de todo lo que nos han dejado, tanto bueno como malo.

Pixar, en esta historia, consigue algo bastante especial si se piensa bien: habla de tradiciones, de herencias, de eternos inmutables... y demuestra que nunca es demasiado tarde para cambiar, ni se es demasiado esquelético para no luchar.
Tan sólo hace falta recordar...

"Recuérdame", la misma grandilocuente balada que canta Ernesto de la Cruz al principio, adquiere otra dimensión al final, más sencilla, más bonita, más íntima.
Justo en ese momento una pasión y un legado familiar alcanzan una comunión especial: la clave en la aventura que hemos vivido, y la prueba de que ambos mundos se pueden encontrar.
Charles
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de noviembre de 2017
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hoy fui con mis hijos a ver la última película de Disney-Pixar....Coco, y esto mas que una crítica, es lo que yo sentí como ciudadano mexicano (orgulloso de serlo), hoy que estamos en medio de una crisis de identidad, violencia, de gobierno y de valores....ir al cine y ver una cinta como esta, me llenó de alegría y me recordó que los mexicanos somos cosa aparte.
Coco es un colorido y festivo homenaje a la tradición mexicana del día de muertos (como eje central). La historia se basa en los ejes centrales de la mexicanidad como concepto: las tradiciones, los valores, la familia, la música, la festividad, el canto, los colores, las artesanías, la gastronomía, el arte, su prehispanidad y en general todo lo que nos enorgullece y nos hace diferentes a muchos otros países y/o culturas.
No en balde somos uno de los centros turísticos mas importantes a nivel internacional, gente de todo el mundo visita México.
Los lazos sagrados entre la familia y los amigos, son resaltados a lo largo de la película. Para cualquier mexicano ver una cinta con estas características va ha ser algo muy placentero, ya que en el fondo, esto es un merecido homenaje a todo lo mejor de nuestro país, y que bueno que la mexicanidad sea un ejemplo digno de admiración para muchos a nivel internacional.
Mis hijos salieron fascinados del cine, y yo mas que satisfecho.
boogyeman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de noviembre de 2017
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pixar lo ha vuelto a lograr, ‘Coco’ sitúa otra vez al cine de animación en un nivel superior, la productora de los sueños nos trae una mágica explosión de creatividad, ingentes dosis de entretenimiento, valores a borbotones, una hipnótica banda sonora y un mundo rebosante de color.

Sin duda alguna estamos ante la película de animación del año, la mejor de la productora desde ‘Inside Out’, uno de los títulos imprescindibles de estas Navidades y una clara candidata a llevarse el Oscar en su categoría. ‘Coco’ no tiene la personalidad de ‘Del revés’ pero su guion rebosa solidez, tampoco ofrece grandes dosis de humor, pero Lee Unkrich y Adrián Molina han logrado crear un mundo con la idónea proporción de elementos capaz de ofrecer un sensacional producto. Todo ello acompañado de unos adorables personajes, del primero al último, que te seducirán con su entrañable y dulce hacer mejicano del que tan inteligentemente se ha empapado la película.

Mayores, no deberíais dejar pasar el fascinante mundo de ‘Coco’, pero sobre todo no privéis de su disfrute a los más pequeños. Una clase magistral sobre la familia, la lealtad, los sueños y la aceptación adornada de una manera tan simpática, divertida y magistral que dejará boquiabiertos a los más peques mientras sin darse cuenta sus cuerpecitos bailan las canciones de Miguel i el resto de entrañables personajes ¡Que viva México carajo!

Lo mejor: una fantástica historia en un encantador mundo, bailada al son de una pegadiza banda sonora por sus entrañables personajes.

Lo peor: un producto que disfrutarán más los pequeños de la casa pero que aun así seguro encantará a los mayores.

Más en Más en www.magazinema.es y www.estovacine.blogspot.com.es
Marcus
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 16 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados