Haz click aquí para copiar la URL

El sentido de un final

Drama Tony Webster (Jim Broadbent), un hombre jubilado y divorciado, mantiene una tranquila y solitaria vida. Un día descubre que la madre de Veronica (Freya Mavor), su novia de la universidad, le dejó en su testamento un diario que guardaba su mejor amigo, quien salió con Verónica después de Tony. Para recuperar el diario, ahora en manos de una Verónica (Charlotte Rampling) anciana y muy misteriosa, Tony estará obligado a bucear en su ... [+]
1 2 3 4 5 6 >>
Críticas 26
Críticas ordenadas por utilidad
24 de junio de 2017
21 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
Buena puesta en escena de la novela de Barnes.
Después de ver el film leí la novela porque siempre interesa saber de qué modo se ha resuelto una buena escritura en otro discurso, en este caso el relato cinematográfico.
Curiosamente, y pese a que la novela de Barnes está espléndidamente escrita debo decir que el film resuelve mucho mejor el tema y su conclusión.
Resulta más claro y convincente que el personaje de Jim Broadbent descubre que durante toda su vida
no pudo ver más allá de sus fantasmas.
En realidad el personaje recuerda mucho, con diferencias especiales, al del padre de Vanesa Redgrave en The go-between, "El mensajero" el film de Losey. Es de allí que sale aquella frase "el pasado es un país extraño".
Espléndido elenco de actores, as always.
Aliciux
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de enero de 2018
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
"El sentido de un final" es una de esas películas que se disfrutan durante casi todo el metraje, pero que al final te dejan una sensación un poco decepcionante. No sé si todos los giros de la trama derivan de la novela en que está basada, porque no la he leído. La historia es una reflexión sobre la manera en que el pasado nos marca o, mejor dicho, sobre cómo nos marca la imagen que cada uno se ha hecho de lo vivido. Acostumbramos a construir recuerdos que acaban siendo fotos fijas, y no somos capaces de entender los mil matices que podrían alterar esa percepción, si hubiésemos conocido todo lo que ha pasado a nuestro alrededor en cada momento.

Mediante continuos flashbacks, la película va despertando nuestro interés, al combinar hábilmente un argumento de pura intriga con las sensaciones más íntimas del protagonista, arrastrado por la nostalgia y la morbosidad del primer amor, y por una repentina sensación de culpa. La vida cotidiana del viejo cascarrabias y gruñón se nos relata en paralelo a aquel episodio vivido en una juventud luminosa y llena de ilusiones. Por cierto, muy bien el actor protagonista. El problema es que, al final, cuando terminamos por descubrir todo el misterio, el esquema se desmorona.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
rober
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de octubre de 2017
16 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Al igual que Mr. Hunt (Matthew Goode) en aquella clase de instituto sobre Enrique Vlll, el propósito del largometraje es contextualizar al espectador en el misterioso suceso donde una inesperada muerte agitó la vida de unos jóvenes universitarios. Ritesh Batra (Nosotros en la noche, The lunchbox) hace doblete este año con El Sentido de un Final, la adaptación de la novela homónima de Julian Barnes cuya trama gira en torno a los secretos escondidos en un diario. Este nostálgico film nos hará caminar por los pasadizos más oscuros de la memoria reflexionando sobre la culpa, el paso del tiempo y el amor.

La cinta, contada completamente desde el punto de vista del protagonista, abre con un viejo (y agridulce) recuerdo en años universitarios, narrado en voz en off, donde tiene lugar la primera toma de contacto entre Tony Webster y su primer amor, Verónica Ford. Sin embargo, una elipsis de varios años nos traslada a la complaciente rutina y soledad del personaje, en la cual regenta una tienda de cámaras fotográficas (un buen guiño tanto a la chica de la que se enamoró como a su impostura contra el tiempo) y mantiene una difícil relación con su exmujer e hija.

Tras esta breve introducción de nuestros protagonistas, y con el descubrimiento del testamento de la señora Ford (Emily Mortimer), recorreremos paralelamente en dos líneas temporales los hechos enterrados por la mente (¿voluntariamente?) sobre el fatídico incidente. Lo que empieza como una reconstrucción de una historia de amor, tornará en un enigmático caso donde, a pesar de las carencias rítmicas, la correcta estructura del relato consigue que no apartemos la vista de la pantalla.

El principal problema de El Sentido de un Final es, sin duda alguna, no haber aprovechado correctamente todos los recursos proporcionados tanto por el texto original como por el entorno; especialmente, la escasa ambientación, donde Londres podría haberse convertido en la ciudad oscura que retrataría la triste vejez del protagonista contrastando con el colorido de aquella etapa “idílica” que es la juventud.

Entre las escenas clave del film, se encuentra la tensa reunión familiar donde Tony conoce por primera vez a los parientes de su amada; destacando especialmente el excitado encuentro en la cocina con la señora Ford, de la que queda impregnado, donde advertimos frases que revolotearán en nuestra cabeza durante el visionado como: “no dejes que Veronica haga lo que se le antoje”.

Jim Broadbent demuestra, una vez más, el espléndido actor que es con una interpretación a la altura y muy bien acompañado por un reparto en el que es imposible no mencionar a Charlotte Rampling, capaz de hacer sombra a cualquiera una vez que entre en plano.

El Sentido de un Final, rodada con cierta clase, podría haberse planteado como un viaje psicosexual del protagonista, atormentado por los fantasmas del pasado, envuelto por una tenebrosa atmósfera; sin embargo, la falta de mirada del director hace que la película no deslumbre como podría haberlo hecho en otras manos. Interesante, pero cursi. Puntuación: 6,5

Escrito por Antonio Fuentes Belando

https://cinemagavia.es/pelicula-critica-el-sentido-de-un-final/
Cinemagavia
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de abril de 2018
20 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
Toda la película se asienta sobre una gran chorrada (Spoiler) y huele a déjà vu desde la primera escena. Realización vulgar y mediocre: una historia principal, que va contando el protagonista a su cruel ex y que esconde un misterio, y una historia paralela, en flash back y que explica el presente. Lo hemos visto mil veces. La "ambientación" de su juventud es muy formal, rígida, rancia y tópica a más no poder: Dylan Thomas, la típica caballerosidad / hipocresía de Oxford, la elección de las canciones ( "With a girl like you", "Time is on my side"....! Yes, it is! ) y otros variados lugares comunes, como el polvo en la parte trasera del coche de juventud o la tienda vintage que tiene nuestro ahora viejito amigo, como sustitutivo de un "paraíso perdido".
Pero hay cosas salvables: los actores están muy por encima del guión y la dirección, y la valoración de la Historia no como una ciencia de la cronología de hechos ciertos, sino como un relato impreciso e interesado basado en las imperfecciones de la memoria individual o en las fantasías de una "memoria colectiva" y en una documentación insuficiente que se completa con la creación literaria.
Pasando por alto sus defectos, que hacen de ella una película vieja hoy, el gran problema es su demencial argumento (en spoiler)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Bartleby
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de enero de 2019
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Siempre he disfrutado del cine que busca la introspección, ese cine lento, de miradas, de gestos; donde todo ello tiene más valor que la propia historia. Es un cine que me gusta y paladeo.

El Sentido de un Final, parece que bebiera de esas fuentes; a medida que avanza comprendes que se encuentra alejado de todo ello.

Bien interpretado, sensible, y queriendo parecer sincero... a mi no me ha llegado su mensaje, ni siquiera la justificación del mismo.
Es bueno visionar lo que nos es cercano, y lo que al final resulta ajeno, porque de todo aprendemos, incluso a disfrutar mucho más con ese cine que amamos y del cual gozamos.
MIRADA MILENARIA
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow