arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Buffalo Bill y los indios

5,4
797
votos
Sinopsis
Western basado en una obra de teatro de Arthur Kopit, que narra, en tono paródico, la vida del legendario Buffalo Bill (Paul Newman), que hacia 1885 triunfaba con su espectáculo circense. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
11 de octubre de 2011
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Uno de los temas que reveindica esta película son los derechos de los indios norteamericanos y su maltrato a lo largo de la historia. Ni los blancos eran tan buenos ni los indios eran tan malos, sin embargo Buffalo Bill se niega aceptar lo que realmente pasó y quiere plasmar en su espectáculo lo que cuenta la historia pero no la verdad.

William F. Cody (Paul Newman) se cree el personaje que ha forjado a lo largo de los años: Buffalo Bill. De ahí las palabras del personaje de Burt Lancaster de que cuando alguien se cree el personaje que está interpretando, es cuando se sale fuera de la realidad y ya es imposible volver a ella.

Las actuaciones son buenas, Paul Newman es creíble en su personaje de Buffalo Bill y los diálagos de Burt Lancaster son de lo mejor de la película junto con las escenas cómicas entre Buffalo Bill, Toro Sentado y Hashi.

Viendo el DVD editado en España, surge la pregunta del porqué la versión en Castellano dura 90 minutos y se han cortado numerosas escenas respecto a la versión original que dura 120 minutos.
bruce_waynes
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de abril de 2010
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Eso. Paul Newman no esta mal, no lo está, pero otro actor más caradura le hubiera dado al Buffalo Bill de Robert Altman la sinvergonzonería que quiere (pero no termina de conseguirlo del todo) darle el director. Burt Lancaster grande, como siempre. Harvey Keitel irreconocible, no es nuestro Harvey Keitel de piel de cocodrilo, aqui es un chavalín. Por lo demás la historia no está mal, es simpática y está bien hilada, y aunque no es un peliculon tiene su profundidad, en mi opinion. Yo creo que es un western aunque no hay tiros de verdad, ni duelos al sol. Pero hay vaqueros (o postvaqueros, si este termino existe) y, sobre todo, indios: derrotados, engañados y dignos. Atentos a los discursos de Burt Lancaster pues ahí está toda la chicha de la peli.
inisfree
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
31 de julio de 2012
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Revisando el género, desmitificando al hombre, aludiendo a una ácida crítica hacia la matanza de indios durante la conquista del Oeste. Robert Altman realiza una película sincera, honesta, comprometida, basada en la parodia y la burla hacia la figura del mítico Buffalo Bill en los años en los que triunfaba con su espectáculo circense. Es valiente incluso, pero no muy efectiva, muy básica en lo técnico y en el guión, en definitiva un film fallido con buenas intenciones.

La película retrata bien la figura idolatrada y mitificada de éste héroe americano cuya persona no deja de ser un esperpento, un bufón para entretener a los demás que vive de las rentas de su gloria pasada. Precisamente el hecho de que la película ahonde en la faceta circense la convierte muchas veces en una obra de teatro más que en una película y el guión no se exprime como debiera, de hecho, no hay grandes momentos que recordar todo pasa desapercibido e incluso el gran elenco de actores con el que cuenta Robert Altman está desaprovechado, bien a secas Paul Newman interpretando un papel que no le ‘pega’ demasiado, algo mejor Burt Lancanter, el resto simplemente representa a personajes demasiado anodinos como para destacar.

Por tanto lo mejor de la película se queda en la crítica que logra, acusando directamente al corazón de la creación de los Estados Unidos por su victoria homicida, contrapuesto a la templanza y paz que desprende un pueblo indio encarnado aquí por un Toro Sentado ya derrotado que se ve obligado a participar del espectáculo inventado de Bill, pero que guarda su dignidad y su sabiduría. De igual modo, la crítica interna al espectáculo y a la fabricación de ídolos enaltecidos que no dejan que la verdad no se interponga entre ellos y el público. Dos conceptos interesantes, pero poca película que inexplicablemente recibió el oso de oro en Berlín, Robert Altman no quiso ir a recogerlo, por algo sería.

http://palomitasconchoco.wordpress.com
Palomitasconchoco
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de mayo de 2020
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Robert Altman produjo y dirigió este western crepuscular basado en la obra ‘Indios’ del dramaturgo Arthur Kopit, una sátira sobre la figura del legendario Buffalo Bill y su espectáculo circense.
Paul Newman se despedía del género dando vida al personaje, un mito venido a menos al frente de una troupe de perdedores, entre quienes veremos a la tiradora Annie Oakley y al mismísimo jefe sioux Toro Sentado. El film deja un sabor amargo en su refelexión sobre el ocaso del salvaje Oeste y el genocidio indio.



“Buffalo Bill. Inventarte ha sido lo más emocionante de mi vida.”
CINECLUB
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de enero de 2019
Sé el primero en valorar esta crítica
Según la RAE, la palabra leyenda se define de la siguiente manera: “relato basado en un hecho o un personaje reales, deformado o magnificado por la fantasía o la admiración”. Pues bien, en “Buffalo Bill y los indios”, Robert Altman juega con la figura del primero para satirizar el legado histórico y alguno de los sucesos que han marcado el nacimiento y desarrollo de los EE.UU. A su vez, ha tomado como base, uno de los estilos cinematográficos más empleados por los directores del país norteamericano para mostrar los grandes éxitos del pasado de su país: el western.

Sin embargo, este no es un western al uso. Es una parodia ácida del mismo. No hay duelos entre buenos y malos. No hay muerte alguna causada por una guerra. Nada. Estamos ante un mundo ficticio: la recreación de la leyenda de Buffalo Bill en una especie de circo temático, con todas sus extravagancias y locuras.

Además, otra de las cosas que plantea el director estadounidense es la veracidad existente en torno a todas estas historias relativas al pasado americano. Es decir, plantea la cuestión de que la historia ha de interpretarse desde varios puntos de vista, o, por el contrario, uno tiene, por consecuencia, una opinión sesgada al respecto.

Esto es lo que le ocurre al personaje interpretado por un carismático y correcto Paul Newman. Al igual que el resto de la compañía teatral que lo acompaña, cree en todas las leyendas sobre el pasado glorioso de EE.UU. Además, este se empeña en engrandecer dichas fábulas con la finalidad de evitar menospreciar su figura; a sabiendas de que cuanta más gente vea el espectáculo tal y como él lo ha concebido, más se agiganta su figura.

Por otro lado, en contraposición ante este fervor por el pasado dorado, se encuentra el personaje de Burt Lancaster, el que, a mi parecer, es el más interesante de todos. El motivo radica en que es él quien desmonta de forma progresiva todas las falacias o al menos, trata de incentivar o hacer reflexionar que la historia y los mitos pueden contarse de diferentes formas, y de que, estos últimos contienen un marcado matiz fantástico que se ha de tener en cuenta. Realmente es él la reencarnación de Altman en la pantalla y quien le sirve como vehículo al director para poder expresar sus ideas de forma más nítida.

En el apartado formal, poco hay que añadir. Quizás este filme no es tan espectacular ya que se busca primar la sátira y el mensaje a la forma de llevarlo a cabo. También es cierto que existen ciertos momentos en los que el ritmo decae un poco, es decir, la trama va dando tumbos; habiendo momentos en los que esta se ve ayudada por la aportación y carisma de Newman, lo cual siempre es de agradecer. Quizás eso haya sido el motivo por el que la película no me ha terminado de encandilar.

Pese a ello, y con esto termino el análisis, bien es cierto que el mensaje de la película cala hondo en el espectador. ¿Dónde se encuentra la verdad? ¿Hasta qué punto se puede falsear o mitificar un determinado hecho para la obtención de beneficios económicos? ¿Quién delimita quien actúa correctamente y quien ha de ser castigado? Son numerosas las preguntas las que plantea la película. A su vez, no cabe duda de que Altman es un maestro a la hora de desmitificar la figura de los EE.UU. y a la hora de satirizar y criticar la hipocresía reinante no sólo en la sociedad de su país, sino también en la sociedad mundial, ya que lo que ocurre en USA tiene sus implicaciones en todo el mundo. Sólo por ello, por ver cómo emplea una ironía mordaz a la hora de contar sus historias y disfrutar de uno de los grandes olvidados del cine norteamericano, esta película merece ser vista. Ni es una obra maestra, ni la mejor de Altman, pero al menos entretiene.
Borja Díaz Santiso
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados