arrow
Haz click aquí para copiar la URL

El abismo negro

Ciencia ficción. Aventuras. Acción Una pequeña nave que explora el espacio exterior llega hasta las proximidades de un agujero negro; cuando está a punto de ser absorbida por él, sus tripulantes descubren una gigantesca nave cuyos movimientos les resultan inexplicables. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 >>
17 de agosto de 2008
30 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
Incursión por parte de la factoria Disney en una época en la que la ciencia ficción era el género que más interés pusieron los productores por ofrecer un producto de la casa destinado para todos los públicos tras el éxito de "LA GUERRA DE LAS GALAXIAS" (1977) para la obtención de beneficios como principal objetivo por la cual fue confeccionada la película en cuestión.

En un principio la producción fue diseñada a principios de la década de los 70, para competir en el mercado cinematográfico del género catastrófico, pero finalmente los productores decidieron darle un enfoque más propio del cine de aventuras, una especie de híbrido entre la mencionada película de George Lucas y "20.000 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO" (1954) de Richard Fleischer pensada y diseñada, como un claro homenaje al personaje de Nemo que en su momento lo interpretó de manera magistral el actor James Mason.

Y para ello se decidió contar con un reparto de lujo de actores, viejas glorias del mundo de Hollywood con demostrada experiencia en producciones del género catastrófico como Maximilian Schell, Robert Forster, Ernest Borgine e Yvette Minmieux para conseguir con ello obtener suntanciosas recaudacciones en las taquillas de todo el mundo con desiguales resultados.

En consecuencia la película tuvo una fría acogida por parte de la crítica especializada lo cual la perjudicó considerablemente, quiza por que no supieron ver que era una película destinada al público no sólo infantil, sino también para gente intelectual e inteligente, de hecho su guión a pesar de algún que otro fallo más que obvio, podría haberse desarrollado algo mejor.

El diseño de producción obra de Peter Ellenshaw se diferencia bastante de la película de Lucas por obra del disenador de producción John Barry, (no se confundan con el músico que casualmente aporta su talento en esta película y que por cierto, su partitura es francamente excepcional a lo largo de la película) ya que Ellenshaw se decanta por una gama de colores crema, marrones y rojizos a diferencia de la gama de blancos, grises, azules y negros de Barry.

En resumen, es una película que se puede ver destinada para un público que se decanta por la ciencia ficción reflexiva más que por la acción, para un público inteligente aunque el paso del tiempo lo la haga hecho justicia.
Rostov
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de febrero de 2008
28 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Qué recuerdos. Sin duda, esta película estuvo marcada por el éxito estruendoso de "La guerra de las galaxias", que fagocitó todo a su paso. Sin embargo, éste es un film de obligado visionado para el amante de la ciencia ficción reflexiva, a pesar (y no es en absoluto una crítica negativa) de que la factoría Disney estuviese detrás del metraje.

Tres aspectos sobresalientes destacan por encima de otras virtudes:

1) La reflexión sobre la lealtad, los peligros de la ciencia, el atrevimiento y la megalomanía no son incompatibles con una cierto halo infantil y cómico que hacen las delicias de los jóvenes cinéfilos. La pareja de robots Vincent y Viejo Bob tienen tanto carisma como R2D2 y C3PO, por no mencionar al monstruo Maximilian (no sé si esto es un guiño al actor protagonista Maximilian Schell) y al compinche tirador de negro hojalata. En resumen, los protagonistas mecánicos son tan buenos como los de carne y hueso.

2) El reparto es de auténtico lujo. Tener en una misma película a Perkins, Borgnine, la bella Mimieux y Maximilian Schell es una delicia, por no hablar del siempre sobrio y cumplidor Robert Forster. Maximilian Schell, en especial, borda su interpretación del Doctor Hans Reinhard, una especie de Capitán Nemo espacial.

3) La moraleja que se desprende al final de la película puede ser discutible, incluso puede pecar de demasiado simple, pero de alguna manera - salvando las distancias, claro está - me recuerda a ciertos retazos de "2001, una odisea en el espacio". Además, esta provocada simplicidad en realidad deja paso a muchas interpretaciones abiertas por parte del espectador, que se levantará de la silla o del sofá algo confundido o aturdido.

"El abismo negro" es una película de velada y honda reflexión sobre los peligros a los que se ve abocada la sociedad actual, inmersa en un mar de individualismos. En este caso es el espacio el que sirve de escenario perfecto para reinterpretar la realidad humana terrestre. No se debe olvidar que muchas obras maestras del cine consiguen ser inmortales precisamente por proyectar en un mundo paralelo verdades cotidianas. "El abismo negro" ciertamente no llega a obra maestra, pero es un excelente film de ciencia-ficción, de entretenimiento y de reflexión para niños y adultos.

No quiero olvidarme de la espléndida banda sonora del grandísimo compositor John Barry, con un tema principal que define a la perfección lo que es un agujero negro.
Beatlespock
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de julio de 2009
17 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vuelvo a ti, abismo negro, lugar de perjurios y oscuridad, porque algo enternece en esta historia, que comienza así, con un salto en el tiempo, a un futuro en el que se viaja por el espacio, rumbo a algún lugar, con una tripulación llena de correctos modales y pausadas palabras, un valiente y rígido piloto, el intrépido copiloto, los (no recuerdo su estatus náutico) dos hombres de la planta superior, el sereno y centrado número uno y el cascarrabias y escéptico número dos. Para una mayor igualdad de géneros hay una mujer, mentalista, de padre desaparecido y en continuo contacto (desde el silencio de la telepatía) con el personaje, a mi parecer, más importante de toda la nave, mi querido Vincent, el robot, lleno de ingenio y frases hechas, con ojos cuadrados y voz agradable, que además giraba sobre sí mismo para resultar más encantador.

Ahora es cuando aparece una interminable nave, junto a ese abismo color noche que les intriga y tras un largo debate, se deciden a abordar el mastodonte metálico con su pequeño vehículo con un nombre un tanto cómico, la nave Palomino, en la que habitan nuestros atrevidos y a la vez cautos compañeros.

Dentro, un excéntrico superviviente rodeado de robots de diversa índole y procedencia, el rey de reyes, el magnate del lugar con una meta que con largos diálogos y especulaciones cuenta en una cena con lámpara de araña, una de esas que cogen polvo, en el interior, no lo olvidemos de la enorme nave.

Llegan los conflictos, batallas, descontrol, un amigo para Vincent, mi querido Vincent, unos cuantos imprevistos... algo de acción en la ficción de la ciencia y nos acercamos al desenlace.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
mnemea
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de febrero de 2009
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una pequeña nave con cinco tripulantes a bordo, encuentra un inmenso agujero negro. Lo más sorprendente es que otra gran nave, la Cygnus, a la que se le perdió el contacto hace 20 años, está también allí. Hay algo que escapa a toda lógica y es que no está afectada de ninguna manera por la poderosa fuerza de atracción del agujero.
Con un argumento oscuro y misterioso, esta fue la primera película de Walt Disney en obtener una certificación para mayores de 13 años. No es la más adecuada para niños pequeños, pero es una buena introducción a las películas de ciencia ficción. Trata de acaparar el éxito que obtuvo la primera parte de La guerra de las galaxias. Y la podemos enmarcar con otras películas de aventuras de ciencia ficción como Star Trek La película. O la misma 2001 Odisea del espacio.
Tiene varios puntos fuertes, como el interior de la Cygnus o la interpretación de los actores. Todos profesionales muy bien conocidos, que nos ofrecen una actuación admirable y bien llevada teniendo en cuenta que solo hay seis de ellos. Aunque en realidad sean nueve, pues hay que sumar los tres robots principales: Bob, Vincent y Maximilian. El diseño de los robots que podemos encontrar en la Cygnus, excepto a Bob, son correctos. Con un Maximilian simbolizando al demonio que te hace pensar en si realmente es una película de Walt Disney. Como contrapunto tenemos a Bob y a Vincent. Con una apariencia completamente injustificada a juguetes, que no lo arreglan ni el que puedan volar, estar armados con un par de lasers o tener una lengua muy afilada y mordaz en el caso de Vincent. Otra aspecto que tendrían que haber mejorado es el diseño de la nave Palomino, que parece más un módulo de alunizaje Apollo que una nave espacial.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
dragoner
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de noviembre de 2009
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Producción de ciencia ficción de gran presupuesto (20 millones de dólares, lo que en su momento la convirtió en la obra más cara de la productora hasta la fecha) de la Walt Disney que, inspirándose de manera más o menos clara en obras como la reciente "Star Wars", "20.000 leguas de viaje submarino" o "2001: una odisea del espacio", logra sobresalir de la mera recopilación de clichés para brillar con luz propia como un auténtico clásico de la ciencia ficción de los años '70.

La película gira en torno a un agujero negro masivo (sigo sin entender el porqué en la versión española ha sido traducido como abismo negro) y a una nave que supuestamente desapareció hace varios años, pero que está intacta orbitando en la proximidades del mencionado agujero negro. La verdad es que la película no se toma muy en serio las leyes de la física, y la representación del agujero es visualmente de lo más atractiva (una especie de ojo de huracán resplandeciente), pero falsa desde todos los puntos de vista. Aparte de la representación de esta singularidad espacio-temporal, hay otro buen puñado de licencias que se toma el filme y que, pese a reducir en cierto modo la credibilidad y acercarnos más al campo de la fantasía que al de la ciencia ficción, consigue envolvernos en una simpática, y a veces profunda, historia.

El guión, dejando de lado las mencionadas incoherencias físicas, es bastante sólido (no por lo que cuenta sino por cómo se cuenta). Escrito por Gerry Day y Jeb Rosebrook, la historia que nos narra es la de una expedición que descubre una nave desaparecida cerca de una enorme agujero negro. En su interior, un enigmático personaje, genio de la física, ha logrado crear un sistema de antigravedad con el que planea introducirse en el agujero y descubrir qué misterios se esconden en su interior. Además, cuenta con todo un ejército de robots que le ayudan en todas sus tareas. La llegada de los expedicionarios trastocará sus planes...
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
seagal4ever
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados