arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Dragged Across Concrete

7,0
212
votos
Sinopsis
Dos policías, uno veterano (Gibson) y el otro, más joven y volátil (Vaughn), se encuentran suspendidos cuando un vídeo de sus duras tácticas se convierte en la noticia del día en los medios de comunicación.
Críticas ordenadas por:
16 de octubre de 2018
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sitges, día 4.

Aún se dejaban sentir en mi cabeza las secuelas de la “ópera rock volcánica” (así la definió el propio Panos Costamos) de la noche anterior, cuando ya me dirigía, a eso de las 10 de la mañana, hacia el Auditori para ver la película que más curiosidad me generaba de todo el festival: Dragged across concrete (lo que se podría traducir como “Arrastrados por el asfalto”). S. Craig Zahler es un rara avis, un director/guionista que con tan sólo dos largos a sus espaldas ya contaba con una legión de seguidores muy numerosa. Y yo la verdad, me declaro muy fan de este tipo. Se trata de una anomalía dentro del cine americano actual tan enorme que hay que celebrar el nacimiento de cada uno de sus films. Si en sus anteriores creaciones había mezclado con brío géneros como el western y el drama carcelario con el más puro terror y el descarado relato pulp, en su tercer largo Zahler sube la apuesta y se mete en la piel de tipos como Nicholas Ray o Sam Fuller, para entregar un policíaco de corte clásico, aunque sin renunciar a sus peculiares toques explotation. Y para ello se sirve del trabajo de un colosal Mel Gibson, que entrega aquí una de las mejores actuaciones de su carrera, un poli al que se le nota la calle, los años de arrestarse por el asfalto, de ensuciarse la manos para no llegar a nada. Todo eso lo lleva colgado en esa mirada amarga que sólo un grupo muy reducido de actores consiguen desarrollar en su madurez. A mí me recordó a tipos como Jason Robards o William Holden en sus últimos años.
Es muy interesante como la pulida puesta en escena del director de Bone Tomahawk muestra un paralelismo en los primeros compases del film entre la vivienda de Gibson y la del ladrón recién salido del trullo (como encuadra la puerta de la habitación de sus respectivos hijos, por ejemplo), mostrando de forma sutil como están más cerca de lo que parece.
La dilatada duración del film no pesa, puesto que Zahler demuestra un pulso narrativo envidiable, de director veterano, creando una continua tensión atmosférica sin necesidad de volverse loco con el montaje, que usa de manera muy pausada, incluso en las escenas de acción.
Sería injusto no destacar la labor actoral de Vince Vaughn (que ya dio un recital en Brawl in cell block 99), perfecto en su papel de compañero de fatigas de Gibson (las conversaciones entre ambos son una gozada), así como la gran sorpresa del film: Tory Kittle (que por momentos roba la película a los maderos). A esto añade los cameos de Don Johnson, Jennifer Carpenter, Fred Malamed y el mítico Udo Kier y te queda un reparto redondo.
Su estética de luces amarillas y callejones oscuros dibujan un entorno tangible y amenazador por el que transitan los policías y los ladrones de Dragged across concrete, con una serie de dilemas morales que recuerdan mucho a ese cine de género de los 60 y los 70 del que su director es tan deudor. La escena del banco demuestra una pericia inusitada a la hora de usar el punto de vista y la dosificación la información y su larguísimo clímax final es una delicia de giros de guión y desgarradoras decisiones sin vuelta atrás que dejan un regusto a gran cine.
Con esta tercera peli S. Craig Zhaler es ya uno de los creadores más potentes e interesantes del cine americano actual.

(Extracto del artículo "5 días en Sitges", dentro del blog "Antes de parpadear" https://robergcuesta.wixsite.com/antesde)
SyckBoy
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de octubre de 2018
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
El gran S. Craig Zahler, que ya sorprendiera con su ópera prima "Bone Tomahawk" (2015), western Frankensteiniano donde se cuela el cine de caníbales y el ritmo crepuscular en clave de cine de autor, y posteriormente nos regalara la maravillosa "Brawl in Cell Block 99" (2017), esta vez subvirtiendo el Grindhouse de los 70 y respetando su ya característico ritmo de videojuego indie de 2 horas, nos trae en esta ocasión, y tras el enorme hype incubado durante un año, su última aberración genérica, y es que en esta "Arrastrado a través del cemento", le ha tocado el turno a las Buddy movies, que nuevamente se encarga de tergiversar como si no fuera Mel Gibson el de la pantalla, y lo hace con una genialidad intermitente a la que le pasa factura su conocida vena de novelista, pues la duración excesiva del film, la abundancia de gags de relleno, o excesiva presencia de lo absurdo, la forzada descripción de ciertos personajes con la voluntad de lamentar sus posibles desapariciones de escena, o la extraña decisión de invertir el rol del hombre negro en el cine ex(blax)ploitation de los 70, no logran ponerla a la altura de sus anteriores películas, dejándonos para el recuerdo, todo hay que decirlo, un maravilloso y largo clímax donde reaparece otro de los elementos que han marcado (y marcarán) el estilo de este genial realizador: el desconcierto del "no saber qué coño pasará".
kakihara
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de octubre de 2018
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Puntuación: 8,5

Un sello de autor único

S. Craigh Zahler es un autor más que un director, hasta se podría decir que es el nuevo Tarantino, a su manera. No es de extrañar que con él ya hayan trabajado Kurt Russell, Patrick Wilson y hasta Vince Vaughn quedó tan satisfecho que ha repetido. Esta vez se une a Mel Gibson para encabezar el reparto y podernos dar una de las parejas de policías que pasaran a la historia del cine para los amantes del género.

Para quién conozca su obra esta película no le va a sorprender ya que sigue paso por paso lo que anteriormente no ha ido presentando. Películas que se cuecen a fuego lento, donde se desarrollan sus personajes y que acaban explotando en una espiral de violencia y crudeza sin igual. A Zahler no le interesan los giros ni la acción trepidante sino que se decanta más por las emociones y las sensaciones de sus personajes en pantalla, aunque le cueste más tiempo en pantalla. Hasta se permite poner otras tramas secundarias que cerrará en diez minutos.

Es difícil superar el final de su opera prima Bone Tomahawk donde veíamos unas de las imágenes más perturbadoras del cine de estos últimos años. En este caso, al igual que en sus dos anteriores, vuelve a terminar con una espiral de violencia que nos dejará pegados a la pantalla.

No le da miedo mostrar sus influencias

Dragged Across Concrete tiene un poco de Tarde de perros, Taxi Driver y Atraco perfecto. Podríamos decir que pese a estar ambientada en la actualidad huele a años setenta. Empieza poniéndonos en situación con un funky que deja muy claro en que época se ha inspirado. Poco a poco irá presentándonos a sus personajes y las situaciones en las que se encuentran para ir desarrollando un guión de dos historias en paralelo que acabaran confluyendo.

El autor nos ofrece un guión lleno de diálogos, que podrían parecer pesados a priori pero que son pura magia gracias a Gibson y a Vaughn. Las interminables conversaciones en el coche llenas de ironía, cotidianidad y comida hacen que sea una película que de gusto escucharla. También hay momentos que aparentemente no son cómicos pero en los que no puedes evitar reírte y como siempre, violencia, mucha violencia. Se nota la química entre sus dos protagonistas.

Una duración excesiva que no parece preocuparle

No todo puede ser bueno y es que si algo hay que decir malo de esta película es su duración. Tiene un metraje de dos horas y cuarenta y cinco minutos, una duración excesiva que no parece preocuparle ni al director ni a los productores. El propio director asegura que no le preocupa porque quiere hacer el cine que él realmente quiere y no acepta trabajos en los que no pueda tener el control absoluto. Podemos decir que, de momento, lo ha logrado.

Escrito por Daniel Burón
https://cinemagavia.es/pelicula-dragged-across-concrete-critica/
Cinemagavia
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de noviembre de 2018
Sé el primero en valorar esta crítica
Parecía que los inicios de S. Craig Zahler como director y guionista no tenían límite tras Bone Tomahawk y Brawl in cell block 99, pero en esta tercera película ha bajado un poco el listón, aunque lo que sí ha mantenido es el extenso metraje al que nos tiene acostumbrados.

Y precisamente es ahí por donde pierde fuelle, ya que la premisa de policías y ladrones que lleva a cabo, sin ser original, goza de estilo y diálogos punzantes, el problema es que le cuesta mantenerlos constantes durante más de dos horas y media que, por primera vez, se hacen un poco largas.

Aún así, la violencia injustificada, los carismáticos personajes interpretados por grandes actores y la coherencia narrativa son motivos suficientes para que esta cinta sea de visionado obligatorio.

Más mini críticas en cinedepatio.com
Cine de Patio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de octubre de 2018
2 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Por fin le hemos podido hincar el diente a la última película de S. Craig Zahler. Es increíble como tan solo dirigiendo dos películas antes, Bone Tomahawk (2015) y Brawl in Cell Block 99 (2017) ya haya conseguido tener una multitud de seguidores dispuestos a seguirle hasta el fin del mundo. Y es que tiene un estilo muy particular, es un director que siempre firma los guiones de sus películas y estos tienen, después de ver su tercera película, unos paralelismos muy claros. Siempre están protagonizadas por hombres veteranos, se toma el tiempo que haga falta para describir a sus personajes ayudándose de largas conversaciones y que son extremadamente violentas. ¿Alguien ha mencionado a Tarantino?

Brett y Tony son compañeros en el departamento antidrogas de la policía. Tras una violenta redada ambos son suspendidos por seis semanas después de que se filtrara un video de sus acciones. Aquejados por las deudas no pueden permitirse tanto tiempo sin ingresos y están dispuestos a hacer lo que sea, pues al ser ahora civiles no pueden ser corruptos...

Como ya había dicho, es una cinta con altas dosis de violencia pero todas ellas bien medidas y nada gratuitas. Consigue que el espectador se involucre en la historia y entienda los motivos de cada uno de sus personajes, aunque tal vez el sistema que utilice tenga algunos problemas y es que le dedica mucho tiempo al desarrollo de los protagonistas y eso hace sumarle muchos minutos a la cinta. Dragged Across Concrete podría durar una hora menos pero sería una película mucho peor. El director opta por el camino de que cada tiroteo y bala cuenten y nos brinda una cinta de acción, tensión, humor negro y mucha sangre.

La fuerza de esta película es en mayor parte por la acertada dirección de Zahler y por un potente guión, que sin contar nada de especial si que consigue que tengas la sensación de que estás viendo una futura cinta de culto, pero la película cede mucha carga al carisma de su reparto, pues tener a un tótem como Mel Gibson, y además haciendo de policía que está de vuelta de todo, es ya un lujo, pero también aprovecha para reivindicar una vez más a Vince Vaughn para cintas de estas características. Destacar también el papel de Tory Kittles, el verdadero protagonista de la historia.

Si no te importan las introducciones largas, y si eres un amante de los policíacos, el cine negro, la sangre, las buddy movies y las películas de tipos duros con cierto aire de los 80 ésta es tu película. Es muy recomendable en todos los aspectos pero si tuviera que decidir creo que Dragged Across Concrete es inferior (por muy poco) a las otras dos. Deseosos de ver qué nos depara en el futuro este director.

http://www.terrorweekend.com/2018/10/dragged-across-concrete-review.html
TerrorWeekend
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados