arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · http://www.terrorweekend.com
Críticas de TerrorWeekend
Ordenadas por:
1.320 críticas
10
23 de mayo de 2014
144 de 191 usuarios han encontrado esta crítica útil
Dividida en varias historias, encuentra la fórmula perfecta para que sus dos horas de duración te pasen volando. Cuando han aparecido los títulos finales me he dicho a mí mismo "¿Pero ya está?". La verdad que la calidad de todas las historias está muy bien, aunque como en todos lados hay unas mejores que otras, y hay unas más violentas que otras. Y es esto último lo que echo en falta en algunos momentos, tal vez al ver que se comentaba que el eje central era la violencia, esperaba algo más radical. Pero cuando llevas dos segmentos te das cuenta por donde van a venir los tiros, y si bien es cierto que hay violencia en cantidades industriales, está bien camuflada con humor desenfadado. Cosa que veo lógica si lo que pretenden es moverla por circuito comercial, de otra manera se estarían lapidando.

Una de las cosas que más me han gustado de Damián Szifron es que es un hombre camaleónico. Es capaz de cambiar totalmente el rollo entre cada segmento, y esto creo que es sin duda la formula de su éxito. Después de todo la película es del mismo director, y aparte el guión también le pertenece, por lo que el control absoluto de todo lo que pasa siempre está en sus manos, y con esto me vengo a referir que en otras películas realizadas de forma coral, la diferencia entre algunos segmentos es demasiado marcada y la calidad del producto acaba resintiéndose demasiado. Esto a Relatos Salvajes no le pasa, es una montaña rusa de emociones desde el minuto 1 hasta que aparecen los créditos finales, bravo por el señor Damián Szifron.

El film está dividido en siete cortos. Pasternak, que se nos muestra como introducción a la película y es el de menor duración, realmente hilarante y macabro, nos muestra como a veces las coincidencias no lo son tanto. De segundo tenemos Las Ratas, una historia de venganza cargada de mala leche y bastante sangre, como se dice la venganza es un plato que se sirve frío. El tercero personalmente es el que más he disfrutado, El más fuerte, narra una disputa entre dos conductores que se descontrola y acaba en una pelea épica. Cruzamos el ecuador de Relatos Salvajes con Bombita, protagonizado por Ricardo Darín, en lo que parece un homenaje a Un día de furia, destacar el papelazo que se marca Darín. El penúltimo segmento se titula La propuesta, y es el más calmado de los 6, aunque su desenlace me parece sublime. Por último, Hasta que la muerte nos separe, nos lleva hasta una boda, que acaba peor que la de [REC] 3, destacar de este último segmento la pelea de gatas que acaba en ese maravilloso espejo.

Ante todo tener claro que Relatos Salvajes NO es una cinta de terror, pero su violencia, hace obligatorio que os hablemos sobre ella. Esta comedia violenta es una delicia, cuidada al milímetro. Nosotros la hemos podido disfrutar durante el Festival de Cannes y nos ha encantado. Queda totalmente recomendada, un MUST sin duda alguna.

http://www.terrorweekend.com/2014/05/relatos-salvajes-review.html
TerrorWeekend
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
23 de junio de 2016
100 de 140 usuarios han encontrado esta crítica útil
Antes de empezar quiero destacar que para disfrutar al 100% del trabajo del director Yeon Sang-Ho es recomendable visionar junto a Train to Busan su anterior trabajo Seoul Station (review). No entraré en detalles pero ambas explican el mismo acontecimiento pero desde distintas perspectivas. Ahora sí que podemos entrar en materia. Cine zombie de nuevo... pero como buenos amantes del terror no debería sorprendernos el encontrar cada temporada con casi una docena de este sub-género dentro del extenso mundo del terror. Por suerte para nosotros el toparnos con Train to Busan significa el poder disfrutar de una de las mejores cintas del género desde hace bastantes años. Si bien es cierto que no va a aportar nada que no esté inventado ya, el disfrute que produce ver esta cinta solo es equiparable al que sentí con el visionado de Mad Max: Fury Road. Vamos, que la película va cuesta abajo y sin frenos, todo una locura y una delicia visual que no deja descansar al espectador durante sus 2 horas de duración.

Sok-woo junto a su hija Soo-ahn cogen el tren de alta velocidad para ir a ver a su madre. Aunque Sok-woo no tiene ganas de ver a su ex-mujer la presión de su hija le hace ceder. Lo que no esperaban es que en este mismo tren un viajero un tanto especial les acompaña. Una infección zombie ha nacido en las estaciones de Seoul donde ellos cogieron el tren y a bordo se ha colado un infectado. La lucha por la supervivencia se desatará entre los vagones.

Yeon Sang-Ho se ha ganado un nombre destacado en la industria de la animación para adultos tras cosechar varios premios y grandes críticas con sus trabajos, The King of Pigs y The Fake, donde destaca su crueldad y frialdad a la hora de retratar a nuestra sociedad. Para este 2016 nos tiene preparados dos cintas al precio de una, como dije al principio Seoul Station narrará los hechos acontecidos en la estación, mientras Train to Busan da un paso más allá y nos explica cómo "viaja" esta epidemia. La primera en forma de animación y con la cinta que nos ocupa el director surcoreano se estrena en el live action.

El director se encarga de seguir mostrando al espectador la parte más podrida del ser humano, pero a su vez nos muestra la otra cara de la moneda con el personaje interpretado por una estratosférica Kim Soo-ahn que pese a contar con compañeros de reparto del calibre de Dong-seok Ma que firma su mejor actuación hasta la fecha o Yoo Gong que sabe como cargar con el peso del film, la pequeña Soo-ahn sabe como destacar por encima del resto con una actuación tan convincente como conmovedora.

Cuando salí del cine tuve esa sensación de haber visto algo que se lleva intentado realizar año tras año pero que nadie había podido dar con la fórmula correcta. Tal vez siempre haya estado allí, pero solo el director Yeon Sang-Ho ha sabido exprimir al 100%. Acción, terror, humor, aventuras, amor. Una verdadera montaña rusa de emociones en tan solo dos frenéticas horas.

Atentos porque la dupla de zombies que nos llega desde corea este 2016 marcará un antes y un después.

http://www.terrorweekend.com/2016/06/train-to-busan-review.html
TerrorWeekend
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
27 de marzo de 2013
96 de 137 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cinco amigos se alojarán en una cabaña en mitad del bosque para ayudar a la rehabilitación por drogas de uno de ellos, todo dará un vuelco inesperado cuando encuentren un libro con tapa de piel humana, llamado Necromicon.

Posesión Infernal (Evil Dead) es el remake que todo seguidor de la saga quisiera ver, sin defraudar, sin aburrir, sin un guión que no recuerda la original, ni con un film que parece una copia del anterior. La nueva Posesión Infernal, arrasará con incrédulos y detractores de los remakes.

Desde las primeras impactantes imágenes, el director Fede Álvarez deja bien claro a los despistados de la sala que representa Evil Dead, una de las pocas películas del género de terror que hace honor a su nombre. Porque no encontrareis otra película donde las posesiones sean más infernales que en esta, posesiones que te hacen temblar en la butaca y subirte las pulsaciones.

El director junto Diablo Cody y Rodo Sayagues han estado acertadísimos en la elaboración del nuevo guión, porque es cierto que está cargadita de guiños, tanto en frases, planos y situaciones en la historia, pero más cierto es, que esta nueva Posesión Infernal (Evil Dead) es totalmente diferente a la de los años ochenta, es un nuevo producto creado a partir de una idea pero sin intención de crear lo mismo treinta años después.

En lo referente al apartado técnico, los efectos especiales merecen un ovacionado reconocimiento ya que resultan de lo más auténtico, debido a que han utilizado las técnicas de antaño, sin ayuda de ordenadores para los efectos digitales ni la tan odiosa sangre digital que inundan los films de terror de la última década.
De tal modo, que estamos ante una producción de alto nivel, con una depurada técnica de realización por parte del director en lo referente al trabajo de cámara, además de unos efectos de sonido y una banda sonora terrorífica, y como colofón final una iluminación muy trabajada, que da sus frutos en auténticas secuencias de terror y gore.

Lo más aplaudido sin duda será un sorprendente final que no dejará indiferente a nadie y en especial a los seguidores de la saga, entenderéis entonces porque han utilizado 25.000 litros de sangre en esta producción.

Como recomendaciones, visualizar de nuevo la original para disfrutar más de los guiños, y por otro lado, no marcharos de la sala hasta que hayan salido todos los créditos, hay una sorpresilla para los fans.

http://www.terrorweekend.com/2013/03/posesion-infernal-evil-dead-review.html
TerrorWeekend
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
25 de agosto de 2016
81 de 110 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Habéis estado en alguna ocasión en una situación complicada donde desearíais no haberos metido? Pues lo vais a sufrir en vuestras propias pieles. Sin monstruos ni ficción innecesaria, donde nadie es quién parece ser y lo inmoral se vuelve correcto. Atrapados en un espacio cerrado sin salida.

Unos delincuentes de poca monta deciden dar un golpe que les aparte de su desafortunada vida en su ciudad natal, Detroit. A priori su objetivo es sencillo, el asalto a una casa con una cantidad grande de dinero cuyo único guardián es un hombre ciego y su perro.

El artífice de todo esto es el director y guionista que nos hizo vibrar en 2013 con la versión más sangrienta que podíamos imaginar en nuestras mentes del remake de Evil dead de Sam Raimi, el uruguayo Fede Álvarez.

En su segundo largometraje el director ha ahorrado en sangre y ha añadido suspense en un film donde sobrevivir no está asegurado. La tensión es la que domina el tempo y la que nos mantendrá enganchados a las butacas suspirando y a la espera de algún sobresalto que nos termine de acongojar. No Respires, como ya os habréis dado cuenta y aunque mantiene el horror en su plano principal, comparada con su ópera prima, son dos películas totalmente distintas.

La historia nuevamente está coescrita por el propio director y Rodo Sayagues, tándem que funcionó anteriormente y que en esta ocasión ponen todo de su parte para cerrar punto por punto la historia y no dejar ningún descosido al aire, y sin querer dañar la narrativa en sí, quitando la parte de lo aburrido y popular de la vida de la protagonista, la que a mí personalmente me importa poco para la historia, el resto está bien escrito.

En el apartado técnico repite Roque Baños como encargado de la música quien junto a la fotografía oscura de Pedro Luque, crean la ambientación tan necesaria y la convierten en un punto fuerte dentro del film.

A destacar, varios planos secuencia, así como las escenas sin luz que añaden mucho juego a una historia que de por sí ya ahoga. Experimental en algunos puntos, pero funciona.

El elenco de actores es en “petit comité” formado por Daniel Zovatto, Dylan Minnette y los dos que destacan por encima de estos, Jane Levy a quien veremos sufrir de lo lindo y Stephen Lang interpretando al anciano invidente en un registro sorprendente. Hay que remarcar la aparición de un rottweiler que aunque no aparece en los créditos tiene sus momentos de protagonismo.

No apto para cardiacos.

http://www.terrorweekend.com/2016/08/no-respires-review.html
TerrorWeekend
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
21 de marzo de 2017
77 de 105 usuarios han encontrado esta crítica útil
En España hay bastante catálogo de directores especializados en el fantástico y de terror, y Álex de la Iglesia destaca por ser precisamente uno que no siempre recurre a estos géneros en todas y cada una de sus películas pero mantiene esos elementos en toda su carrera, El Bar no es una película de terror (desde el punto de vista del espectador, desde los personajes ya sería otra historia) y tampoco de ciencia ficción pues, desgraciadamente, lo que ocurre es totalmente posible en los días que nos tocan. Pero existe esa atmósfera de irrealidad agresiva imperante en su filmografía que hace pensar que este director siempre ha dirigido terror.

Una rutinaria mañana un grupo de extraños y conocidos coinciden en un bar. A los pocos minutos uno de ellos se despide y al salir por la puerta es disparado en la cabeza. Inmediatamente los que quedan dentro se sentirán atrapados y con miedo a salir.

La película es thriller y comedia negra a partes iguales, el espacio es muy reducido, solo hay tres lugares pero un buen trabajo de fotografía y un ritmo correcto (salvo algún bajón) no empañan el resultado final. Un guión mucho más sencillo de lo que podría parecer en un principio se sitúa en un plano secundario pues lo importante son los personajes, todos estereotipos pero la mayoría carismáticos y con un arco argumental interesante a medida que el estrés va aumentando. Noté un cierto homenaje a La Cabina, el inolvidable telefilm de Antonio Mercero, nada sospechoso cuando el director vasco suele homenajear en sus películas a trabajos y cineastas clásicos.

Puede que este no sea su trabajo más celebrado (en el imaginario colectivo queda El día de la bestia) pero si se le nota cierta evolución tras sus últimos trabajos algo menos afortunados. Donde destaca especialmente es en la dirección de actores, se le nota que se ha esforzado más que en otros aspectos consiguiendo que todos los personajes tengan su momento y se comporten de manera lógica dentro de su carácter. Reparto muy coral y conocido para el director en los que, sorprendentemente, sorprenden Mario Casas (Las brujas de Zugarramurdi, Grupo 7) y Secun de la Rosa (Lobos de Arga), dos actores que me parecen muy limitados y que aquí hacen lo que considero su mejor trabajo hasta el momento. Por allí andan la gran Terele Pávez (Balada triste de trompeta, 99.9 La frecuencia del terror), Carmen Machi (Mi gran noche) y Joaquín Climent (La chispa de la vida, Cien años de perdón) buenos interpretes todo y que a veces trabajan con el piloto automático, siempre cumplen en sus respectivos trabajos. Pero el que destaca por encima de todos es Jaime Ordóñez, actor que nunca ha tenido papel protagonista pero que se le reconocen grandes dotes dramáticas y de comedia, en esta, que interpreta a un sin techo hace clase magistral y, prácticamente, lleva el peso de la película aparte de ser el alivio cómico. Casi nada.

No es su mejor película pero para nada es de las peores, si eres fan del director vasco esta película te gustará, si en cambio eres de los no entusiastas de su trabajos esta película no te va a hacer cambiar de opinión. Personalmente la veo como una buena película, muy entretenida y con toques de humor muy acertados, pese a bajones de ritmo y lo que viene siendo habitual en Álex de la Iglesia, un tercer acto que no hace justicia al resto de la película.

http://www.terrorweekend.com/2017/03/el-bar-review.html
TerrorWeekend
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados