arrow
Haz click aquí para copiar la URL

El árbol de la vida

6,4
1.606
votos
Sinopsis
En vísperas de la guerra civil americana (1861-1865), el idealista profesor John Wickliff Shawnessy abandona a Nell Gaither, su amor de juventud, e inicia un apasionado romance con Susanna Drake, una rica y hermosa sureña de Nueva Orleáns, que acaba en boda. Una vez casados, John averigua que la madre de Susanna murió en un asilo para enfermos mentales y empieza a temer que se trate de una enfermedad hereditaria. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
2 de abril de 2010
20 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Superproducción de la MGM realizada por Edward Dmytryk (1908-99). El guión, de Millard Kaufman, adapta la novela de éxito “Raintree County” (1948), de Ross Lockridge Jr. (1914-48). Se rueda en escenarios naturales de Danville (Kentucky) y otras localizaciones de Indiana, Tennessee y Misisipi y en platós de MGM Studios (Culver City, CA), con un holgado presupuesto de 6 M USD. El film obtiene 4 nominaciones a los Oscar (actriz principal, banda sonora, dirección artística y vestuario) y gana un Globo de oro (actor secundario, Nigel Patrick). Producido por David Lewis para MGM, se proyecta por primera vez en público el 4-X-1957 (Louisville, KY).

La acción dramática tiene lugar en Freehaven, pequeña localidad del condado imaginario de Raintree (Indiana), y en diversas localizaciones de Nueva Orleans, Georgia, Tennesse y Misuri, a lo largo de 6 años (junio 1859 – mayo 1865). Johnny Wickliff Shawnessy (Clift) es un joven bachiller, natural de Freehaven, hijo único de T. D. Shawnessy (Abel), herbolario, y Ellen (Morehead). Mantiene una estrecha relación de amistad desde la infancia con su compañera de estudios Nell Gaither (Saint). Poco después de la graduación en la High School, conoce a una atractiva y elegante joven del Sur, Susana Drake (E. Taylor).

Johnny es juicioso, honesto, leal, sincero e idealista. Siente pasión por la lectura de prosa y poesía. Carece de prejuicios étnicos, mantiene posiciones abolicionistas y defiende a brazo partido la justicia y la verdad. Es tolerante, comprensivo y paciente. Se dedica vocacionalmente a la enseñanza. Susana es hermosa, superficial, manipuladora, frágil y un tanto infantil. Siente apego por su colección de muñecas, es antiabolicionista y tiene prejuicios raciales. Oculta en su interior secretos del pasado. Ellen es equilibrada, discreta e inteligente. El padre de Johnny es el modelo que inspira al hijo. Defiende con convicción posiciones abolicionistas y antibelicistas. Es de temperamento optimista y confiado. Ellen, la madre de Johnny es una mujer práctica y pragmática. Garwood B. Jones (R. Taylor), amigo de todos y de nadie, encarna la figura del arribista y oportunista.

El film suma drama, drama psicológico, romance, enfermedad mental, guerra (Guerra de Secesión, 1861-65) y cine de época. Supone la segunda colaboración de Elizabeth Taylor y Montgomery Clift, que habían interpretado a la pareja protagonista de “Un lugar en el sol” (1951). Era la pareja estelar más apreciada por el público del momento, que veía con simpatía la amistad de ambos, sobre todo por el sesgo de protección maternofilial que mostraba. Su presencia en la pantalla constituía un reclamo de éxito, que la Metro quiso poner al servicio de una superproducción pensada a la manera de réplica o contrapunto de “Lo que el viento se llevó” (1939) y de “Gigante” (1956). Contempla la guerra desde la perspectiva del norte, diferente de la del sur, aunque no menos desgarradora.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de octubre de 2005
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
El objetivo de esta superproducción era recrear el éxito de "Lo que el viento se llevo", ni que decir tiene que no llega al techo que marcó la obra de Fleming y otros. Es por esto por lo que digo que es fallida.
Los actores y actrices están soberbios, aunque en ocasiones pueda rechinar su exceso de academicismo y falta de frescura (esto va según gustos), no debemos olvidar que Monty Clift y Eva Marie Saint habían sido dos avanzados alumnos del Actor's Studio.
El metraje es excesivo, hay momentos en los que te dan ganas de pulsar el botón del FFWD aunque la puesta en escena y la fotografía son dignas de una obra maestra, al igual que el vestuario. Lo dicho, fallida pero con toques de genialidad.
Cuentan que Clift, apostaba con sus amigos durante la proyección a que no sabrían que escenas se habían filmado antes y cuales después de el famoso accidente del actor, ¿verdad o propaganda hollywodiense?.
misterkaplan
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de marzo de 2006
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
La Metro quiso reunir de nuevo a la pareja Elizabeth Taylor- Montgomery Clift, en un espectacular filme que debía alcanzar las proporciones de "Lo que el viento se llevó". La historia de amor juega un papel primordial en esta película, en el que Monty se ve disputado por el amor de dos mujeres: Elizabeth Taylor y Eva Marie Saint. Durante el rodaje de esta película, se produjo el trágico accidente que desfiguró el rostro del actor. Por su parte, Liz Taylor comenzó el rodaje, cómo señora de Michael Wilding, terminándolo cómo señora de Michael Todd. "El árbol de la vida", constituye la adaptación cinematográfica de la novela del mismo título de Ross Lockridge. Por este filme, Liz Taylor fue nominada al óscar a la mejor actriz.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
hector
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de abril de 2010
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
La división y el enfrentamiento entre los estados del Sur que basaban su economía y estilo de vida en la esclavitud, y los abolicionistas del Norte, marcó un antes y un después en la historia de Estados Unidos. Tal ha sido su huella, que las repercusiones continúan haciéndose notar en la actualidad. La principal potencia mundial acoge a una gran variedad de gentes de toda procedencia, y la marginación y discriminación de ciertas etnias continúa siendo un problema de difícil solución. Los negros, por ejemplo, aún tienen un largo camino que recorrer para la igualdad. El Sur no se ha desembarazado todavía completamente de unos prejuicios que se anclaron en el pasado.
El caso es que el asunto de la esclavitud, la Guerra de Secesión y el racismo contra los afroamericanos fue tan conflictivo que el país entero sufrió graves consecuencias, y ello redundaría en la vida corriente, en el pensamiento y en el sentir popular. Abundante literatura se ha escrito sobre el tema, y buena parte de ella ha sido trasladada al cine. La más exitosa no necesita presentación, porque es de sobra conocida: “Lo que el viento se llevó”, de Margaret Mitchell. El triunfo, tanto de la novela, como de la versión cinematográfica, sentaría un precedente imbatible.
Dieciocho años después de que las aventuras de la sureña Scarlett O’Hara conquistaran el panorama, Edward Dmytryk se atrevió con otra superproducción con la Secesión como fondo, pero desarrollada en su mayor parte en territorio de la Unión, de los yanquis, enemistados sin solución con los Confederados.
En el ficticio condado de Raintree (Indiana), existe una leyenda sobre un árbol dorado que proporciona la felicidad a quien lo encuentra. Los lugareños están orgullosos de su leyenda local, como si fuese una rareza con la que presumir ante los foráneos. Pero la mayoría no cree de veras en ella, ni se toma en serio el mensaje subterráneo.
Excepto, tal vez, John Shawnessy, un joven soñador que está convencido de que podrá localizarlo. Su búsqueda del “raintree” será más importante de lo que pueda llegar a advertir, porque seguirá intentándolo aún cuando piense que ya lo ha olvidado. Para buscar el raintree no hace falta meterse en el pantano de la región hasta la cintura. Basta con perseguir la felicidad y no preocuparse por el destino, sino por el trayecto. A menudo lo que el sendero ofrece es infinitamente más esencial y próximo que una meta lejana e improbable.
Y eso es lo que va aprendiendo nuestro extraordinario muchacho. A valorar los regalos del camino, aunque con frecuencia se obtengan con gran esfuerzo y con dolor. Tras las indecisiones y oscilaciones de su juventud risueña (en la que se divide entre el amor de su amiga de infancia, y el flechazo hacia una bella sureña que acaba de llegar), escoge y sabe ver el lado positivo de sus elecciones, y ama lo que construye. Donde muchos otros habrían fallado y se habrían venido abajo, él persevera y lo hace con alegría y dedicación.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Vivoleyendo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de noviembre de 2010
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Gran superproducción dirigida por el ucraniano Edward Dmytryk. Cuenta con Elizabeth y Montgomery, grandes amigos en la vida real, segunda película en la que actuaban juntos. El rodaje, tuvo algunas complicaciones, en parte por el accidente que sufrió Clift y que le desfiguraría el rostro.

La crítica consideró la película demasiado larga, sin embargo Elizabeth Taylor consiguió su primera nominación a los premios de la academia, cuya ceremonia no transcurrió nada feliz para la actriz ya que, días antes, su tercer marido Mike Todd poseedor de la patente del nuevo sistema de pantalla ancha llamado Todd-AO había fallecido en un accidente de avión, cuando se dirigía a Nueva York a recibir el premio “Showman del año”, Liz no lo acompaño ya que se encontraba en recuperación por una caída en su yate y fiebre altísima que la retuvo en cama, el avión de Mike nunca llego.
Elizabeth Taylor está soberbia en su papel de desequilibrada. A veces la compadeces, la adoras;.... pero otras realmente la desprecias y deseas que de una vez por todas desaparezca de la trama. Montgomery Cliff se debate entre la pasión que siente hacia la persona que interpreta la Taylor y el que siente por Eva Marie Saint. La Taylor lo convenció para que trabajara en la producción, la primera que él hacía en color. No se puede negar que la película estaba pensada para el lucimiento de sus protagonistas, haciendo que sus interpretaciones sean magistrales. Su extensa duración - unas 3 horas - le permite contarnos la historia a través de los años sin que el ritmo sea demasiado rápido. La guerra tiene una trascendencia en la trama y es tratada de forma bastante extensa más o menos la mitad de la película, llegando a cansar.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Hector Zuleta
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados