arrow

¿Quién puede matar a un niño?

7,2
9.294
votos
Sinopsis
Tom y Evelyn son una pareja de turistas ingleses que viaja a una población costera española para disfrutar al fin de una tardía luna de miel. Sin embargo, cuando llegan, se quedan decepcionados: el lugar es demasiado bullicioso para pasar las tranquilas vacaciones que ellos habían planeado. Deciden entonces alquilar una barca para visitar una pequeña isla en la que Tom había estado cuando era más joven. Su sorpresa será mayúscula cuando ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 19 >>
10 de diciembre de 2008
84 de 98 usuarios han encontrado esta crítica útil
Apostaría a que la imaginación de Chicho Ibáñez Serrador es tanta como su inteligencia, porque me he quedado sorprendido con los muchos hallazgos de esta rareza que tranquilamente puede mirar de tú a tú a clasicazos como "Los pájaros" o "La semilla del diablo".

Ese prólogo que recapitula las atrocidades históricas cometidas contra los niños capta la atención desde el minuto 1 y la elección como escenario de una islita mediterránea con sus casitas de cal y su solazo perpetuo es sencillamente una genialidad única en el género. Destaca asimismo el inquietante uso de la música, y ese estupendo clímax que juega con las perspectivas creadas por el mismo título de la película.

Sólo algunas reacciones pelín extrañas del protagonista pueden descolocar al espectador. Una joyita.
Felipe Larrea
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de marzo de 2008
65 de 75 usuarios han encontrado esta crítica útil
Chicho Ibañez Serrador, con sobriedad y simpleza,consigue sacar bastantes palmos a muchos directores que piensan que el terror se consigue con monstruos, grandes despliegues sangrientos o efectos especiales desorbitados.
Partiendo de una raíz simple, poniendo sobre la palestra a unos inquietantes niños que llevan las riendas de una isla, y una pareja de turistas ingleses que va a parar ahi....ya tenemos el plato en la mesa....que a simple vista parece insulso...pero que una vez le empezamos a "hincar el diente" descubrimos la "delicatessen" que vamos a degustar.

Desde que ponen un pie los turistas en la isla...se te pega en el cuerpo un ambiente malsano,y una ansiedad y terror psicológico que deja en evidencia que Chicho(con mas medios) hubiera podido ser un referente mundial del cine de terror.
No basta con tener la historia en las manos......llevarla al cine con esa convicción y con esos resultados evidencian que tan solo un maestro puede estar a la mesa de operaciones.

Puedo decir.....sin ningún género de dudas...que es la película de terror de toda mi vida..que mejor ha cumplido ese papel,pues puedes sentir el agobio,la amenaza,el cerco....la muerte.
Pero el hecho de que sean niños los malhechores no hace sino multiplicar el estupor....con esas perversas almas...disfrazadas en ocasiones en pícaras sonrisas y en miradas inquietantes y oscuras....
Hay que destacar la interpretacion de los niños.....absolutamente inquietante y genial.

El tema de los niños, es recurrente en el cine de terror, pero no he visto a nadie ni acercarse a lo que Chicho logró....sin cementerios....sin apariciones...sin noches oscuras neblinadas...sin sonido de cuervos.....muy lejos de clichés....
En esta película pega el sol, el paraje es bonito, las casas de un blanco inmaculado mediterráneo, precioso mar azul......

En un paisaje tan idílico.....y lleno de niños....no puede pasar nada malo............no?
el_transeunte
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de marzo de 2008
61 de 84 usuarios han encontrado esta crítica útil
Porque ver cómo dos, cuatro, seis niños se van posando alrededor de una barca encallada me evoca la escena de los columpios en "Los pájaros (The Birds)".

Pero podría haber sido perfectamente "La isla de los malditos", porque contemplar a dos niños conquistando con la mirada el cerebro a cuatro hermanitos me recuerda inevitablemente a "El pueblo de los malditos".

O "Los niños del pueblín", por tener un gigante parecido con la bazofia norteamericana rodada 8 años después, "Los chicos del maíz".

La película de Chicho le da 7 vueltas 7 a esta última. Y con un poquito más de presupuesto en música y fotografía, así como algún pequeñísimo retoque en el guión, alcanzaría sin problemas a las dos primeras, clásicos del terror y la ciencia ficción.

Y la pena es que la peli me ha gustado mucho, porque sino tenía un título preparado guay: "Nodo, rollo y desenlace" El que recuerde sus títulos de crédito (muy duros, por cierto, y muy acertados), lo comprenderá.

En definitiva, es esta una de esas películas que tras su visionado hacen pensar e inevitablemente provocan cuestiones metafísicas:
¿Podría yo matar a un niño?
¿Son los colegios de ahora pequeños Almanzoras?
¿Qué fue de estos actores?
¿Serán sus títulos de crédito más largos que los de Superman?

Muy bien: 6.9 alto y subiendo.

Rasque el spoiler a ver si hay suerte
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Sines Crúpulos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de enero de 2011
57 de 82 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pues yo siento discrepar profundamente de la mayoría, porque a mí ni esta película me parece estupenda ni un hallazgo impresionante ni mucho menos me da el más mínimo miedo. Más bien me da risa, por varias cosas que paso a enumerar:

1. Las caras de los protagonistas. Por mucho que me estrujo el cerebelo no consigo recordar un actor con más cara de pánfilo y alelado en la historia del cine. Claro que ese rostro en sí mismo explica perfectamente la cantidad de chorradas que el tipo hace durante toda la película, algunas de las cuales cuento en el espoiler.

2. La estética tipo spaguetti western. Entiendo que los medios eran pocos y que la cutrez era moneda de cambio usual en el cine de aquellos tiempos, pero bueno, reconozcamos que la fotografía, la ambientación y la técnica quedan chuscos. No pasa nada por hacerlo, era la época.

3. La historia hace aguas por todos lados. Hay una cantidad de fallos en el guión que muestran un descuido y una falta de atención a los detalles verdaderamente pasmosos, tratándose de un tipo tan minucioso como Chicho.

Venga, espoileo y cuento todo lo que me parece de juzgao de guardia.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Talía666
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de noviembre de 2008
43 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
Segundo largometraje del realizador Narciso Ibáñez Serrador. El guión, de Ibáñez Serrador y Luis Peñafiel, adapta la novela “El juego de los niños” (1976), de Juan José Plans. Se rueda en escenarios naturales de Ciruelos (Toledo), Almuñécar (Granada), Menorca (I. Baleares) y Sitges (Barcelona), con un presupuesto ajustado. Gana el premio de la crítica del Festival de Cine Fantástico de Avoriaz. Producido por Manuel Salvador para Penta Films, se estrena el 26-IV-1976 (España).

La acción dramática tiene lugar en la población costera imaginaria de Benavís, del Levante español, y en Almanzora, isla mediterránea de ficción situada a unas 20 millas de la costa. La acción se desarrolla a lo largo de los días de vacaciones estivales de una joven pareja británica de clase media. Tom (Fiander) y Evelyn (Ransome), casados desde hace unos 4 años, padres de 2 hijos y a la espera del tercero, se toman 15 días de vacaciones veraniegas que proyectan pasar en la localidad costera de Benavís. Desean disfrutar de sol, playa y tranquilidad. Benavís resulta muy bulliciosa, por lo que alquilan una barca y van a la isla Almanzora. Evelyn está embarazada de 7meses. Tom conoce la isla porque estuvo allí cuando era niño.

El film suma suspense, horror psicológico y misterio. Los créditos iniciales se superponen a imágenes que muestran cómo las guerras y el hambre se han ensañado do modo particularmente grave con los niños y niñas del mundo en los últimos 25 años (1940-75). Se ofrecen imágenes escalofriantes del Holocausto nazi y de las guerras de Corea, Vietnam y Biafra, extraídas de reportajes y noticiarios filmado de época. El relato de ficción se ambienta en el Levante español y en la costa mediterránea durante el verano de 1975, en parajes de gran belleza natural, de luz y sol abundantes y de animadas fiestas populares. Todo habla de normalidad, vacaciones estivales, baños de mar, juegos en la arena y animación festiva. En este marco paradisíaco salta la sorpresa que enfrenta a la pareja con la realidad de una isla, relativamente alejada y aislada, en la que sólo hay niños. La actitud de los niños, general y no discutida por ninguno de ellos, se debe a causas no conocidas, relacionadas probablemente con una mutación biológica de autodefensa, muy contagiosa, que se activa a través de la mirada o el simple contacto físico.

La cinta incluye guiños hitchcockianos, referencias cinéfilas (“La dolce vita” y “Los pájaros”), un cameo del realizador, un catálogo de los atractivos turísticos del país. Son escenas destacadas la del juego de la “piñata”, la de los niños que cierran en silencio el paso del jeep por las calles del pueblo, la descripción de las extrañas heridas de arma blanca de la niña rescatada en la playa, la conversación final de Lourdes y el chico que lidera el grupo de niños de la isla.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 19 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados