arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Tamaño natural

Drama Michel es un hombre maduro que tiene todo lo que puede desear: un buen trabajo, una esposa brillante y una amante joven y apasionada. Pero un día adquiere por capricho una muñeca hinchable que casi parece una mujer real. Así empieza a disfrutar de la sumisión y la docilidad que no puede encontrar en su esposa, llegando incluso a tener celos y a desconfiar de aquellos que puedan desearla o “mancillarla”. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 >>
3 de enero de 2007
22 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
El protagonista de esta película (Michel Piccoli) suple sus carencias afectivas con una muñeca de goma de “tamaño natural”. Esa insólita situación, lejos de esconderla con celo, la presenta a los demás con relativa normalidad (incluso se la “presenta” a su mujer). Al ser conocedores de tal “rareza” tanto la madre, como los amigos, como la mujer, se elimina el potencial suspense de ver si lo pillan in fraganti con la muñeca. Pero a cambio se nos ofrecen unas buenas dosis de ironía “made in Berlanga”.

Me parece un título menor tratándose del autor de obras como “Plácido”, “Bienvenido Mr. Marshall” o “El verdugo” (su ausencia de sutileza la acerca a veces a la “españolada” más vulgar, y es algo reiterativa), pero tiene suficientes buenos momentos de irónica mala uva como para resultar interesante (hay atrevidas burlas a la Iglesia y a la institución matrimonial)

Hacia el final de la película se hace un feroz retrato de la España más rancia: realmente sientes vergüenza de ese grupúsculo de españoles que aparece, compuesto por muchos actores conocidos del cine español de entonces (Manuel Alexandre, Queta Claver, Agustín González, María Luisa Ponte…)

El francés Michel Piccoli volvería a repetir protagonismo a las órdenes de Berlanga 25 años después en la horrenda (para mí) “París-Tombuctú”.
Sahar
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de noviembre de 2013
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Según parece y así se cuenta, los marineros que pasaban largas temporadas fuera de casa y en alta mar hacían acopio de elegantes y bellas muñecas de goma, estas eran denominadas "Dame de voyage" (Dama de viaje o Dama de compañía) eran utilizadas para satisfacer sus más intimas necesidades en un ambiente de soledad y de marcada masculinidad.

En la sociedad contemporánea actual totalmente deshumanizada, individualista, egoísta, muda, llena de odio e incomprensión, no es de extrañar en absoluto que determinados tipos de personas tengan que abastecer sus necesidades con una dama de polieuretano, dando así rienda suelta a sus mas pintorescas fantasías y fetichismos.

Tal es el caso de nuestro protagonista, Michel (Michel Piccoli) un hombre de 45 años que aún habiendo conseguido todos los objetivos básicos (y cuadrados) de la vida, es decir, trabajo, mujer, casa, coche, etc, etc, decide un buen día harto, cansado y hastiado de su mujer y de todo lo que le rodea adquirir una bella muñeca de goma, una autentica mujer de polieuretano con la que mantendrá un peculiar romance que lo llevará a un trágico desenlace en el que tan solo uno de los dos saldrá a flote...

Con este sencillo hilo argumental el valenciano Luis G. Berlanga, consigue facturar una notable película que esconde todo un entresijo de oscuridades sexuales, fetichismos varios, sumisión, dominación, castigos, así como todo tipo de fantasías bizarras, y por supuesto mucha soledad e incomunicación con la sociedad y el mundo exterior, especialmente reflejado en la relación con su mujer, incapaz de llegar a entender el porque del deseo neumático de su querido y brillante esposo, hasta el punto de adoptar el papel de muñeca de goma para intentar recuperar su decadente relación matrimonial.

Película atrevida, transgresora, avanzada a su tiempo, censurada en medio mundo, perseguida y denunciada por grupos radicales feministas y que hoy como entonces sigue sin dejar a nadie indiferente.Gran título en la excelente filmografia del maestro Berlanga que supuso un autentico bombazo en la sociedad de los setenta mostrando al mundo una opción tan latente como el aire que respiramos, que ha existido, existe y existirá, y que forma parte de la invisible sociedad en la que vivimos.

Película absolutamente recomendable a todo amante del cine en general.
La edición en DVD incluye el doblaje original de 1973.

Finalmente destacaría la lectura de "La sonrisa" título que forma parte de la antología de "Mitos del futuro próximo" (1982), se trata de un libro compuesto por diversos relatos y cuentos del autor británico J. G. Ballard (1930-2009), y que su argumento tiene cierta similitud a la película de Berlanga.
Recomendable.
Zorthon Thrash
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de febrero de 2008
9 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Quizás por meterse en una trama que no parecía enparejarse con todo su universo, Berlanga resbaló aquí inmiscuyéndose en los temas sobre el sexo oscuro con resultados decepcionantes. No está mal lo que quería contar pero la película es floja, los personajes parece que andan perdidos y el ritmo de la película se disiente de tan poca chicha. A Berlanga lo que le daba marcha era el ver a todos esos personajes esperpénticos moviéndose y discutiendo. Eso sí que lo hacía bien, no, muy, muy bien. Aquí no hay humor negro, no hay nada Austrohúngaro; y por eso le echamos de menos al ver Tamaño natural.
enyel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de agosto de 2009
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un dentista (Michel Piccoli) recibe por correo un pedido consistente en una muñeca de poliuretano, rígida, fuerte, pero a la vez sensible y cariñosa que le hará pasar sus ratos vacíos de soledad, especialmente después de una intensa jornada laboral atendiendo a sus pacientes. Pero poco a poco su entorno próximo irá obstaculizando lo que cree él como una relación perfecta.

Luis Garcia Berlanga, erotómano de pro, rodó esta película en Francia, concretamente en la capital que todavía hervía del fenómeno taquillero de "El Último Tango en París" de Bertolucci. "Tamaño Natural" es bastante inferior por lo desapercibida que pasó en pleno apogeo de un denominado cine de "arte y ensayo". Pero mantiene intacto un discurso antimoral con un alto contenido erótico en la improvisación del actor Michel Piccoli (solo hay que apreciar las escenas en que el nervioso doctor va en pos su bien preciada muñeca) y sigue las pautas de un guión escrito por Rafael Azcona, que, con su pluma e ingenio transgresor ha dejado huella en filmes de Marco Ferreri como "La Audiencia" o "La Gran Comilona".
Natxo Borràs
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de noviembre de 2010
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una de las mejores películas de L. G. Berlanga, alejado de las negras y ácidas crónicas de la España franquista, y más próximo al surrealismo buñueliano, salpicado con laberínticos toques eróticos, que al (falso) costumbrismo que destilaban obras maestras como "Plácido" ó "El verdugo". Extraordinario elenco actoral (soberbio trabajo de Michel Piccoli), con A. Soler Leal, Manuel Alexandre, Julieta Serrano, Agustín González... en un formidable trabajo que firma el cineasta valenciano con guión de su inseparable Rafael Azcona (el mejor tándem del cine español). De una amargura hiriente, "Tamaño natural" fue la única película del director español rodada fuera de nuestras fronteras.
wertheriano
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados