arrow

Orfeo negro

6,8
1.671
votos
Sinopsis
Ambientación del mito griego en el carnaval de Río de Janeiro. La bella Eurídice visita la ciudad brasileña en vísperas de su famoso carnaval, invitada por una prima que vive en los arrabales. Hasta allí llega en un tranvía cuyo conductor, un guitarrista llamado Orfeo, queda prendado de sus encantos. Sin embargo su relación se verá empañada por las sospechas de su celosa novia. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 >>
5 de junio de 2005
27 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
Excelente narración del mito griego de Orfeo ambientado en los fastos de los carnavales de Rio. La acción se desarrolla en el marco de los bailes, la música, los disfraces, los desfiles y los concursos, de una fiesta colectiva trepidante, multitudinaria y multicolor, que lo envuelve todo y que se erige en la verdadero centro de atención de la película. El drama de amor y muerte de Orfeo constituye el pretexto, más que el objeto, de una descripción detallada del escenario abigarrado en el que tiene lugar la acción. El director francés Marcel Camus supo captar el clima y el alma de unas fiestas populares que no tienen parangón con las de otros lugares del mundo. Combinó con acierto el espectáculo desbordante, ingobernable y exótico de la mayor fiesta callejera de Brasil con una drama antiguo, trágico y conocido, que se presenta tratado con delicadeza y acierto. La obra consiguió una gran aceptación por parte del público y mereció dos grandes premios. El tema musical de la película, que aún hoy se oye con agrado, obtuvo una gran difusión en su momento.
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de octubre de 2005
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un gran éxito del cine francés en general y de Marcel Camus en particular, pasando luego éste a un ostracismo preocupante y que lo ha dejado como un cineasta sin historia en la Historia del Cine, salvo por esta película.
"Orfeo negro" es la traslación del mito de Orfeo y Eurídice, al Río de Janeiro de la samba, las favelas y el carnaval, dónde una música diabólica, enloquecedora y vibrante es el alma de la narración. A través de ella, se desprende suficiente sensualidad y sexualidad, configurándose como una película curiosa, algo envejecida hoy día, pero todavía con la frescura latente en sus entrañas.
kafka
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de enero de 2010
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Meditaba un poco entre las opiniones que alababan el film y las que la atacaban. "Orfeo Negro" es en esencia una obra que no se puede valorar dentro de los parámetros comunes de una película, al menos de los hollywoodienses. El objetivo de Camus no es narrar una historia simplona de amor, sino de retratar etnológica y culturalmente las raíces de Río, su sino trágico, revisitando la historia de Orfeo y Eurídice de una manera ritual. Y lo hace usando como guión el texto de Vinicius de Moraes.
Las premisas simbólicas con básicas: retratar el ciclo de la muerte y la vida en una clave desusada, no europea, sino una cultura tan ligada a lo ritual como la cultura brasileña. Coincido en decir que es una película que se hace larga. Hay cosas que envejecen pronto, como es la fascinación por el color, la samba o la bossanova. Para cualquier espectador de hoy es algo ya asumido.
Pero en 1959, hablábamos de un canto al ciclo de la vida y la muerte, del fracaso repetido del amor ante la finitud de la existencia desde unos parámetros cultural asombrosos. En eso baso mi crítica. El film de Camus está más próximo al mundo de la danza (disfraces, máscaras...) que del cine y eso es lo que al espectador de historias le chirría. Es más la coreografía de un mito revisitado en clave contemporánea -y con la ironía trágica que la samba realmente supone- que una película para contar.
La historia ya la sabemos. Lo que queda es contarla de otro modo. Al menos, creo que en ciertas secuencias del infierno, Camus ha hecho verdadero cine.
Río es una ciudad que llora mientras baila. Y eso, aún sigue perenne en este film.
Lucien
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de julio de 2007
9 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Orfeo negro es una de las películas mas bellas y poéticas de la década del cincuenta. Es cierto que poco y nada quedó de la obra teatral de Vinicius de Moraes, pero de todas formas el resultado es sorprendente. Música, color, argumento entroncando tragedia griega y carnaval carioca. Todo está allí en su mejor nivel. Sólo nos queda abandonarnos a su melancólica poesía al ritmo del samba. Orfeo.
Orfeo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de agosto de 2009
16 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sí, se supone que es una adaptación del mito griego de Orfeo y Eurídice trasladado al carnaval de Río de Janeiro en el siglo veinte.
Se me ha convertido en un plomazo de grandes proporciones. Y lo siento de veras por un usuario al que le gusta mucho, ojalá hubiera podido decirle que coincidí con él. Pero no.
Ver a un montón de gente tocando y bailando samba sin cesar, pues puede que sea una explosión de colorido y de exotismo, pero cuando me están aporreando sin piedad los oídos y la vista, y además el guión me parece muy tonto, y los personajes totalmente insulsos, y ahí no veo pies ni cabeza ni gran cosa a la que agarrarme, entonces la película me irrita más de lo que me agrada. La samba no me disgusta, pero el retumbar de los tambores y de los instrumentos alargando las mismas melodías durante una hora y cuarenta y dos minutos de metraje, consigue que aprendas a apreciar más el silencio una vez que has terminado la pequeña tortura.
En cuanto a los protagonistas, no encuentro mucho con lo que experimentar empatía. Superficiales, mal esbozados, casi como caricaturas apresuradas dibujadas por alguien inexperto. Alguno de ellos, francamente ridículo. Y para rematar, la "muerte", un tío disfrazado de esqueleto que da menos miedo que la subida de los precios.
Vale, es el imponente carnaval de Río. Ya he visto imágenes por la tele. Mucha gente disfrazada a ritmo de samba, olvidando las penas del resto del año en un día de ilusión efímera. Juerga y desmadre. Disimulando el dolor y la tristeza, soñando imposibles. Y el mundo sigue girando.
La canción más bonita de la película dice: "La tristeza no tiene fin, la felicidad sí..." Ese día de carnaval en el que la gente se lanza a engullir su breve trocito de felicidad, para muchos quizás es casi el único día de auténtica alegría. En el antiguo mito de Orfeo y Eurídice, los amantes apenas disfrutaban de un corto período de plenitud, antes de que todo se fuera a pique...
Una hermosa idea que sin embargo, en esta versión cinematográfica de Marcel Camus, se me queda en una simplona exhibición folclórica digna de aparecer en una guía turística audiovisual titulada algo así como "Venga a conocer las delicias del Brasil".
Vivoleyendo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados