arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Neruda

Drama En 1948, el senador y escritor Pablo Neruda acusa al gobierno chileno de traicionar a los comunistas en el congreso. El presidente González Videla lo desafuera y ordena su captura. El poeta emprende la huida del país junto a su mujer. Mientras es perseguido por el prefecto de la policía, Neruda comienza a escribir "Canto general" y se convierte en símbolo de la libertad y leyenda literaria. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 7 >>
5 de octubre de 2016
43 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
“Miles Ahead” (2015) es otro biopic no tradicional. Transcurre durante los años setenta y muestra a Miles Davis en pausa, en medio de la estridencia de la época, lo que para este genio de la música podría ser su etapa de silencio. Muestra los excesos con la cocaína, un tiempo en solitario, con frecuentes flashbacks a la tortuosa relación con su esposa. Muestra un ego desmesurado (qué artista no es un egomaníaco), sin embargo Don Cheadle (director) tiene respeto por uno de sus ídolos y, aunque utilice las flaquezas de Miles para retratarlo, en todo momento hay veneración por su contribución al arte, de hecho congregó a los mejores músicos para recrear algunas de sus piezas, dando un acertado recorrido a su obra, desembocando en la música que él llamaba “urbana” (odiaba que lo encasillaran dentro del jazz) dentro de la que cabe destacar “Doo Bop”, su último trabajo. Así, la forma caótica del relato representa cabalmente a un artista fuera de serie, que no respondía a moldes, pero siempre dejando claro que Miles se debía a su música y que trabajaba por sacar lo mejor de ella.

En cambio, Pablo Larraín, uno de nuestros mejores cineastas (Tony Manero, El Club), opta por el discurso novedoso, acaso buscando su primer premio Oscar, dando forma a una biografía acompañada de bellas imágenes del paisaje chileno y espléndida en su aspecto técnico, pero que descuida el fondo, mostrando la vida de Pablo Neruda como una excentricidad. Es muy imaginativo el recurso de crear un policía ficticio que lo persigue (inverosímilmente secundado por otros trescientos efectivos), dando a entender que su impronta no importa, que sólo existe debido a que persigue “al poeta”, incluso habla como si Neruda utilizara sus labios. Hasta aquí bien, pero Larraín (a mi juicio mañosamente) da una imagen de un Neruda decadente que se mueve entre casas de puta, impostando “su voz de poeta”, es decir nos muestra a un personaje falso, poco transparente, que vive como los reyes a pesar de ser comunista. Lo contrasta con los verdaderos comunistas que se pelan el lomo y jamás se adentra en el contenido de su poesía. No basta con haber puesto un par de veces el casete “Alturas de Machu Picchu” de Los Jaivas, o haber oído los primeros versos del poema 15 o del 20, para creerse un conocedor de la obra de Neruda. El punto de vista del director parece a ratos irrespetuoso con Pablo Neruda y lo hace popular y burdo, al alcance del vulgo, como si los versos de su poesía hubiesen sido escritos en casas de puta y olvidando el oficio de un poeta particularmente prolífico. Si me hicieran leer entre líneas, creo que la voz narrativa parte parece gritar: “Era un buen poeta, pero un comunacho de mierda”. Larraín es inteligente para encubrir el mensaje que desea entregar, no sólo enturbia la figura de Neruda, sino que se aprovecha de su fama para perseguir un Oscar, mostrando paisajes de postal y deslumbrando en cuanto festival de cine alrededor del mundo. Hay una mirada del mundo conservador (de derecha, digámoslo abiertamente) incluso en la elección de la época elegida: Gabriel González Videla (radical) asumió la presidencia con el apoyo del partido comunista, pero luego lo proscribió e incluso persiguió a Neruda por pertenecer al partido. Neruda vende, eso quién lo puede dudar, pero me parece un despropósito enlodar al poeta, aunque sea veladamente, aprovechando su renombre, acaso este mismo comentario será leído por mucha gente sólo por tratarse de Neruda.
Anibal Ricci
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de septiembre de 2016
30 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Perfectamente la película pudo llamarse de cualquier otra manera, menos Neruda. Ya que es una interpretación muy libre de ciertos pasajes en la vida del Premio Nobel.
¿ Cuál es el Neruda que P. Larraín quiere retratar? ¿ El artista de la palabra ? ¿El político? ¿ El hedonista y frívolo? Posiblemente todo eso a la vez. Pero -en cuanto al artista y al político- se queda en el esbozo, insinúa bien, sobretodo al comienzo de la película, pero luego se va desdibujando para caer en una atmósfera lúdica, donde se muestra el lado hedonista de Neruda, pero siempre todo un personaje. Con un detective -no muy avispado- que lo persigue tratando de hacer sus mejores esfuerzos para capturar al vate, pero siempre llegando instantes tarde. Varios personajes entran y salen de la historia, algunos anecdóticos e insustanciales.
La película no me provocó emoción, no me llegó. Le falta aquello que tienen las grandes cintas de carácter, le falta "alma". Ni la musicalización lo logra, ni las actuaciones. En este último ámbito, veo un buen Gnecco, aunque algo exagerado en ciertas escenas. Un muy deslavado Gael García Bernal (¿era necesario para este papel?). Una muy buena Mercedes Moràn -como Matilde- un correcto Alfredo Castro como el ex-Presidente González Videla (quien exilió a Neruda en 1948) y un breve, pero destacado papel de Héctor Noguera como otro ex-Presidente de Chile de la época. Los demás actores, solamente en papeles episódicos que no dejan huella.
Finalmente, destaco la buena recreación histórica que muestra al Chile provinciano de fines de los años '40.
En síntesis, la película no me atrapó, no me cautivó, pero si queremos destacar algo, es el esfuerzo del director por hacer en Chile un cine más personal, más artístico si se quiere, alejándose de los productos comerciales y desechables tan en boga en el cine actual.
KRIVO
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de febrero de 2017
21 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ni la voluntad crítica ,ejemplificada en como se retrata la figura del poeta , ni el destello de bellas y emotivas secuencias , verdaderos fogonazos en una narrativa desangelada, ni la estudiada recreación de la época trufada de interesantes apuntes políticos salvan a esta película de caer en el aburrimiento absoluto.
Y pese a haber leído y apreciado parte de la obra del poeta, tener en alta estima sus iniciativas políticas, la película me parece de una lentitud desesperante, con un pseudo realismo mágico plomizo de lo más desacertado.
Más que surrealista, el personaje del policia interpretado por el méxicano García Bernal, me parece absurdo como otras tantas fugas de la película que dispersan y hacen naúfragar el muy endeble entramado argumental de la película. Si bien es cierto que una poesía no debe pq adaptarse a los parametros de la narrativa, si debe ser al menos cinematográfica.
Se valora el esfuerzo y la competente factura, pero no puedo terminar esta breve reseña sin avisar que es soporífera.
edug
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de septiembre de 2016
20 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
El popular director chileno, Pablo Larraín quiso arriesgarse para traer al cine la historia del famoso poeta, Pablo Neruda y la historia de su huida del país sudamericano.

Podríamos categorizar la película como un poema o esa era la intención porque mediante un diálogo a la altura te va llevando por los quehaceres del poeta y sus viajes para evitar la polícia.

Sin embargo, el filme se aguanta gracias a la actuación de Luis Gnecco que acierta como Neruda incluso cuando recita poemas, la ambientación y la narración. Fuera de esto, Gael García Bernal está medianamente bien, hay un exceso de voz en off, su excesivo ritmo lento provoca bostezos, se preocupa mucho por su estética, la policía siempre por detrás y pretende transmitir algo que no me terminó de llegar.

Sinceramente, poco he aprendido del poeta visualizando esta película y pienso que la intención de hacerla como un poema surrealista e irónico es totalmente fallida. Además, incorporar elementos de un realismo mágico no terminan de convencerme.

Nota: 5/10

Más críticas en: http://cinezin.com
Arnau
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de septiembre de 2016
18 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cómo se puede contar a Neruda, entenderlo, quererlo, respetarlo, admirarlo sin pasar por la hagiografía o la cursilería, sin caer en la vulgaridad o la bobería, sin quedar atascados en los versos más tristes esta noche o pidiendo un castigo que nunca llega. Cómo hacerlo. Cómo homenajearlo sin dar vergüenza. Cómo. Muy difícil.
Y qué tal si le damos la vuelta. Si le miramos distinto. Si nos metemos dentro. Si le pensamos desde el juego y la imaginación, desde él, desde el humor y la ironía. Desde una esquina, querida, poco conocida. Si le narramos, le hacemos novelería, impregnada de su poesía, le bajamos del pedestal y nos vamos de correrías, pulp, burdel, de usar y tirar, a su manera, a su anhelo y gusto. Sí. Ya está, le haremos policía. Bien. Vamos.
Pues soy un policía trágico, ella, una mujer absurda, y él, un vicioso fugitivo. Y nos perseguimos. Y huimos. Y yo le sigo. Yo. Nadie. Todos. Hijo de cortesana. Hijo del trigo. Negro. Gente.
Vale. ¿Y la historia y la política y la ideología y la filología, y el relumbrón, la cubertería, la vajilla y el partido, y las medallas y toda la mampostería? Decorado, fondo, disfraz, máscara nada más. El tablero, el juego de operaciones, excusa, humo.
Y ahora lo peor, el más difícil todavía. Y si nos tocara hacer una crítica (eso pone ahí arriba aunque en verdad no sean más que vaguedades difusas, palabras usadas al azar, juego de aficionado sin filosofía ni poesía, jerga abstrusa, perogrullo y soberanía, flacidez), algo que se pareciera un poco a lo visto, a ese canto a la inmensidad del poeta, a su verdadera esencia, a su gran logro, a su poder creador, recreador, de la realidad, a esa capacidad de dar vida a un pueblo abusado, una imagen, a pesar de todo, de sus contradicciones, las del hombre instaurado y de buen vivir, las del privilegiado alejado de su origen, la del hedonista, sibarita y megalómano, que a pesar de tanto, pudo dar voz, palabra y fuerza a toda esa gente y, casi mejor, poetizó su duro tiempo, lo hizo más grande y bello.
Qué digo ahora yo. Qué hago. Que nada tengo. Ya sé, cosas que oí, las repetiré, por ejemplo: sudor de calamar, muerte blanca, árbol y frío...
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ferdydurke
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 7 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados