arrow

Mi nombre es Khan

7,1
5.610
votos
Sinopsis
Rizwan Khan (Tanay Chheda) es un niño musulmán que se crió con su madre (Zarina Wahab) en Borivali, Bombay, y que sufre de síndrome de Asperger. Siendo adulto (Shahrukh Khan), Rizwan se enamora de Mandira (Kajul), una madre soltera hindú que vive en San Francisco. Después de los atentados del 11-S, Rizwan es detenido como sospechoso de terrorismo por conducta sospechosa, que tiene a razón de su discapacidad. Después del arresto, se ... [+]
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 10 12 >>
31 de diciembre de 2010
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una especie de Forrest Gump musulmán, viviendo en la yanquilandia paranoica post 9/11. Si bien abusa -bastante- de la sensiblería (165 min.), me pareció una gran película con un hermoso mensaje. Excelente actuación del protagonista (consagrado en India) Shahrukh Khan que interpreta un enfermo con el síndrome de Asperger (autismo), si sos sensible te va a encantar.
Muy bien por India que sigue haciendo buenas pelis (8)
Nagus
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de agosto de 2011
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vivimos tristemente con preconcepciones sobre los demás y el hecho de no conocer a una determinada cultura nos hace que seamos reacios. Somos tod@s por suerte diferentes y únicos y eso nos hace especiales. Gracias al buen hacer y a la fusión del amor surgen films como este que una vez más pone de relieve nuestro paronama actual como los disturbios sucedidos en Inglaterra y los últimos entre marroquíes y dominicanos.
Takelberry
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de julio de 2010
17 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hace ya bastantes años, cruzando la frontera alemana en tren desde Holanda junto con un amigo en viaje de estudios, la policía de la aduana nos hizo bajar del tren y nos llevó hasta la comisaría de la misma estación donde nos registraron los equipajes. Una vez se aseguraron de que no llevábamos nada sospechoso, los mismos agentes nos indicaron la hora de salida del próximo tren y nos acompañaron hasta el andén. Nuestro cabreo era inmenso porque nos hicieron perder un par de horas, pero desde luego no tuvimos que volver a pagar el billete porque la policía se encargó de ello.

Esta película empieza con una escena similar: la policía registra a un sospechoso en un aeropuerto y luego, viendo que no hay nada en su contra, lo suelta. Le ha hecho perder el vuelo y, mira tú por dónde, como no tiene más dinero, tiene que hacer el viaje en autobús. Eso es mentira. El vuelo se pierde, desde luego, y si tienes que hacer un enlace con otro vuelo, te han fastidiado. Pero faltaría más que tuvieras que volver a pagar el billete de avión. Entonces, ¿por qué la película nos muestra al pobre autista sin saber qué hacer y viajando en autobús? Porque así causa más pena en el espectador. Y eso es trampa.

Cuando me hacen trampa y lo noto, la película deja de interesarme. No tengo nada en contra de las películas realmente sensibles, soy de los que lloro con Bambi. Pero es que Bambi no miente, sólo fantasea. En cambio, Khan me manipula y pretende que llore con este sentimentalismo de garrafón barato. Vi el resto de la película sin creerme que esta telenovela pudiera conmover a nadie (a nadie que no le conmuevan también las telenovelas, claro está) mostrándonos personajes sin ningún calado psicológico, bromas que te hacen sonrojar por lo previsibles e infantiles que son y una madre súper-chipi-guay que hace más muecas que el marido que padece el síndrome de Asperger.

Las buenas intenciones no bastan para que una película tenga interés. Francamente, cuando de pequeño en el cine de los curas me tenía que tragar alguna película de las moralizantes, creo que eran menos manipuladoras que ésta. Incluso “Fray Escoba” creo que tenía menos moralina barata. En fin, ahora que parecía que el cine de Hollywood comienza a ser más maduro cuando te cuenta historias de sospechosos de terrorismo, viene el cine de Bollywood y nos vuelve a colocar en la infancia ideológica mostrándonos estampitas de santos.
Cinexin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de noviembre de 2011
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Algunas cosas en el cine indio son inamovibles:

Sus historias nacen de personajes fuertes.
Sus personajes llegan a este mundo para intentar cambiarlo.
La música es un factor preponderante.
Una película india que dure menos de 150 minutos es un cortometraje.
No tiene nada que envidiarle al cine norteamericano, con defectos y virtudes.

Mi nombre es Khan, tal como años atras sucedió con Mi nombre es Sam, cuenta la historia de un niño con problemas (en este caso, síndrome de Asperger) y que vive su vida en India, en aparente calma. Ya de adulto visita a su hermano que vive en Estados Unidos y estando en San Francisco se enamora de una hermosa mujer hindú con quien forma una familia.

Su descendencia musulmana no parece notarse hasta que ocurre lo peor. Dos aviones se estrellan contra las torres gemelas, destruyéndolas y sumiendo al gigante del norte en una profunda crisis. En medio de este caos, será víctima de acusaciones y sospechoso del atentado.
Sumergido en su lógica sentirá la necesidad se encontrarse con el Presidente de los EEUU.
Su misión: Decirle simplemente "No soy un terrorista"

Con algunos tópicos utilizados en Forrest Gump, bajo la premisa de la redención, lo único que busca Khan, sin proponérselo, es enseñarnos que tal vez los que tenemos un problema somos nosotros y no él.
Dos fuerzas contrarias se chocan en este film.
Por un lado la inocencia y el optimismo a toda prueba, el mensaje de que cada vida es importante, y que el momento es ahora y no después.¨
Por otro lado, el pecado de intentar enseñarnos en cada escena lo que es correcto y lo que no. La onda panfletaria y su drástica división entre los buenos y los malos, sin grises.

Y una vez más, demostrarnos que 9/11 no fue sólo un hito en la historia de USA, ni de la humanidad...lo es también en la historia del cine.
Infinidad de films a los largo y ancho del planeta lo siguen recordando.
Serginhio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de septiembre de 2011
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Primera vez que veo una película de Karan Johar, y primera vez que veo interpretar a estos grandes protagonistas, puesto que no soy (de momento) una gran amante del cine indio.
La preciosisima Kajol es brillante, así como la gran parte de interpretes del film, pero Shahrukh Khan tiene un arte y una perfeccion al interpretar una persona con Sindrome de Asperger que son admirables, no es fácil... por supuesto que no lo es, pero sí arriesgado, así como conseguir introducir tantos temas en una película y conseguir sacar casi un homenaje a la humildad, a la nobleza, a la filantropia, y a otras muchas cosas exageradamente benevolentes, pero que a mi ver, no le vienen tan grandes como muchos piensan, pues es sin duda una buena labor.

En definitiva una película con la que reir y llorar cantidad casi a partes iguales (y digo casi, porque en los momentos emotivos no te toca la fibra, sino que te la arranca y desgarra sin compasión).

¡Mi nombre es Ana y no soy una terrorista!
Sunshine
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 10 12 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2016 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados