arrow

Posesión infernal (Evil Dead)

5,8
13.101
votos
Sinopsis
Cinco amigos se alojan en una cabaña de Tenessee para así poder ayudar a una de los jóvenes, que se encuentra en rehabilitación por drogas. Estar sin sus drogas convierte a la chica en una persona agresiva, lo que llevará a sus amigos a no darse cuenta de que en realidad esta poseída por demonios que fueron desatados al leer el Necromicon... Remake del clásico de Raimi. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
<< 1 7 8 9 10 11 12 13 20 30 36 >>
28 de mayo de 2013
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nos encontramos ante una película cuyo cartel nos promete que su visionado va a ser la experiencia más terrorífica que jamás vayamos a vivir. Se trata de una promesa importante que ha conseguido atraer la atención de más de uno (servidor, por ejemplo), valientes, que hemos reunido el suficiente valor y los suficientes pañales para ir a verla.

Hay quien dice que estamos ante un caso claro de publicidad engañosa y eso no es cierto. Vale que el film no sea terrorífico, pero los siete euros con ochenta céntimos que he tenido que pagar para asistir a semejante desfile de látex y banalidades me han dejado temblando todo el mes.

Fíjense bien, debajo de la puntuación he puesto “deficiente”. No “mala” o “floja”, sino “deficiente”, como guiño a la deficiencia mental que evidencia el director de esta repugnante basura que hacen llamar película y que ya ha recaudado sus milloncejos en todo el mundo.
Esta es sino un remake de Posesión Infernal (Sam Raimi, 1981), considerada una de las películas más decentes del mal llamado director, Sam Raimi. Película que, pese a lo mala que fuera, era original y supuso una novedad en su época. Todo ese mérito que pudiera tener, con Evil Dead se ha esfumado de un plumazo.

La película narra la excursión a una casa en un bosque de un grupo de adolescentes sobrehormonados que intentan ayudar a una amiga drogadicta quien, en un magistral giro de guión, acaba poseída por el mismísimo Satán.
Con este panorama por delante no podemos esperarnos una obra maestra, ni mucho menos, pero con todo y con eso tampoco nos esperamos la escoria que finalmente nos presenta esta pseudopelícula cuyo mayor atractivo se encuentra en el gore de la misma. ¿Quieren ver gore? ¡Comienza el destripamiento!

En el aspecto visual no se le pueden sacar excesivas pegas y es que, con dinero, se puede hacer casi todo (excepto una película decente, en este caso). La película promete sangre y vísceras y eso es todo lo que da, sin más. El abuso del gore dentro de la misma provoca momentos realmente absurdos, pero que pueden resultar deliciosos para los amantes de este tipo de películas.
Los actores parecen sacados de un casting para modelos de ropa de mercadillo. Ni ellos mismo se creen su papel, ni existe una química entre ellos ni nada.
El guión cae por su propio peso. Partiendo de ese argumento simple y directo era difícil fastidiarlo de alguna manera. Sin embargo, mediante esas “tramas” secundarias, esos personajes con conflictos y esa narración de cachondeo lograron destrozar lo que un día fue considerado algo bueno (el guión original).
Diálogos torpes y absurdos a lo largo de una película que llega a hacerte bostezar en más de una ocasión.

CONCLUSIÓN

Imágenes pornográficas, violentas y sangrientas; tacos y blasfemias; y chicas guapas cubiertas de pintura roja. Eso es todo lo que ofrece este largometraje. Si eso es a lo único que aspiras en la vida, ve a verla.
Sin embargo, las personas que entienden el cine como un arte llorarán por hacer perdido hora y media de su vida si se atreven a ver esta farsa. Es como comerse una hamburguesa y pasar tres días con diarrea.

Huelga decir que no supone un reto intelectual y que carece de toda profundidad o carga filosófica, pero es que ni siquiera se puede decir que resulta un divertimento ya que llega a ser soporífera en algunos momentos.

Un aspecto técnico y visual muy bueno para una película no apta para gente con buen gusto o que guarde algún cariño a sus neuronas.

Eso sí, si finalmente te atreves a verla con la intención de pasar un buen rato, hazlo con amigos. ¡Puede que hasta no lo paséis mal!
Fer
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de julio de 2013
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Después de haber visto el trailer, lo cual fué es un gran error para promocionar la peli ya que anticipa los momentos más gore del remake, me decidí a averiguar qué director estaba tras este proyecto. Terrible decepción me lleve cuando no vi al gran Raimi pero vi su nombre en los encargados de la producción. Asi que me aventuré a entrar en la sala sólo por eso, y por el respeto a la versión original de 1981 que marcó un hito en el cine de terror.
Debo decir que me ha gustado, decir que la miré como una peli de terror aparte de su versión original sería mentir, es imposible no asociar o escudriñar con atención los giños que Raimi haya escondido durante el metraje. Pero aparte de eso ésta versión tiene su identidad, no es solo una buena copia, se confeccionó nuevos personajes para que se adapten al nuevo género de terror, y la locación de la cabaña es mucho más lúgubre, más rústica pero no por eso menos palpable para el espectador.
Las escenas de gore harán mirar para otro lado al estómago más fuerte y las escenas de suspenso pondra los pelos de punta al más despierto, ahora el realizador tiene a disposición los mejores efectos visuales y meción aparte para el maquillaje (en el trailer ya se nota el buen trabajo que hicieron) que juega un papel fundamental en toda la peli.
Lo repito: me ha gustado, es para recomendar a todos los amantes del género del terror y el gore, pero extraño ese toque de comedia y paranoia que le brindó Bruce Campbell en la versión original y sus secuelas.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
claudio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de julio de 2013
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ante todo hay que comenzar diciendo que películas como “Posesión Infernal” te reconcilian con el buen cine comercial del cubo de palomitas y el vaso gigante de Coca-Cola. Que algo sea comercial no significa que sea malo y este remake de “Posesión Infernal” demuestra que algo que era genial se puede reescribir 30 años mas tarde y mostrarlo a un público nuevo manteniendo la calidad e incluso elevándola. Este remake de “Posesión Infernal” posee una elegante factura, buen manejo de la cámara {se mueve cuando debe para acentuar el sentido del espectáculo y permanece estática en otros planos para acentuar el dramatismo), tiene una soberbia fotografía que aprovecha al máximo las posibilidades del escenario natural que es el bosque donde el manejo de la luz por parte del director de fotografía Aroon Morton es portentoso, se nota que el plano visual esta tratado con mimo, algo inusual en este tipo de películas y que empuja a la historia pues toda esa apariencia naturalista se usa para desarmar al espectador despistado. Excelente banda sonora del español Roque Baños que combinan con un buen uso de los efectos sonoros, solo hay que darse cuenta como suena la lluvia o el crujir de la madera para darse cuenta de la importancia que el director otorga a todos los recursos del lenguaje cinematográfico que tiene a mano. Aquí todo está pensando para logra su objetivo y lo logran.

La película comienza bien, con un innecesario prologo que apenas sirve para alargar los quince minutos de introducción hasta que los protagonistas encuentran el sótano y ya todo se desata comenzando el desfile de lo que en tiempos fue el festival Raimi (aquí sabiamente dosificado), todas las referencias del original son reescritas aquí sin perder su esencia, están todas y cada una (incluso con alguna sorpresa final). Hay escenas absolutamente geniales (el primer ataque en el baño está rodado con una maestría inusual en este tipo de cine, la escena de la pistola de clavos es magnifica también por lo angustioso de su desarrollo) y su portentoso clímax es imposible de rodarlo mejor. No estamos hablando de que sea una buena película de terror sino que es una magnifica película que además se adentra en el terror (no demasiado) y en el gore (eso sí: sangre y vísceras a cubos) aunque eso no la aleja de ser una película sorprendentemente bien rodada, fiel al original y rabiosamente entretenida.

Cuando vemos los títulos de crédito ya sabemos que la cosa no puede ir mal, que los tres productores de la película original (Raimi, Campbell y Tapert) sean los productores del remake es toda una garantía. El novato Fede Alvarez (hacía años que no veíamos un debut tan prometedor) del que solo conocíamos el corto “¡Ataque de Pánico” que revolucionó youtube hace cuatro años, nos regala aquí un producto primorosamente embalado en los clichés del original (más bien el gore original) rebajando el humor y consiguiendo algo realmente inteligente pues se aleja concienzudamente de ese humor que acercaba peligrosamente la “Posesión Infernal” de 1981 a una parodia algo ingenua que hoy en día no tiene cabida en el cine y solo lo retoma al final cuando el protagonista se convierte en el alter ego del Bruce Campbell original y suaviza la propuesta (cuando llevamos una hora de sangre por doquier). Pero una vez más es un recurso para hacernos bajar la guardia y ofrecernos un final que hace justicia a todo cuanto hemos visto hasta entonces. Un final sorprendentemente perfecto en cuanto a un delirante climax (que como sucede en los remakes inteligentes, cambia las reglas respecto al original) que cierra con acierto una grandiosa película que, aun habiéndola acabado de ver, aun gotea sangre.
¿Es una buena película de terror? Bueno, el remake de “Posesión Infernal” no se aleja demasiado de los clichés del género pero convence porque engaña. No va a por el susto fácil (de hecho hay terror pero no demasiado) porque lo que importa no solo los sustos sino el tono y el tono está conseguido siendo totalmente respetuoso con el original y reescribiéndolo a los tiempos que corren.

Recomendable para cualquier amante del cine con estómago a prueba de bombas.
El Criticón
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de julio de 2013
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vi hace pocos meses la saga original y no soy fan ni entusiasta de ella, siendo la 2ª la única que me gusta y la cual para mi gusto es superada por esta que nos ocupa, aunque este comentario retuerza las tripas de puristas, alabadores de clásicos u odiadores de remakes varios.

Entiendo que a algunos les guste la frescura “inocente” de la primera, pero a mi la segunda me parece mucho más película en todos los sentidos, mucho más equilibrada, una versión 2.0 de lo que fue un experimento amateur, porque más que una secuela aquella ya parecía un remake. Esta parece que contenta a los fans y con razón, porque respeta completamente la esencia y la potencia con los nuevos medios que tiene ahora la industria a su alcance.

Tras un arranque prometedor enfocamos lo que podría parecer la típica historia de pandilla de amigos estúpidos en una cabaña, pero por suerte en ningún momento sus comportamientos u actuaciones resultan antinaturales ni ridículos e incluso en ocasiones sorprenden gratamente. La cinta tiene una atmósfera más que conseguida gracias a un apartado visual (que abarca desde la fotografía, hasta como juega con cada movimiento y encuadre de cámara, pasando por el maquillaje) absolutamente soberbio y con una BSO que acompaña con acierto aunque en ocasiones se pase de usar el recurso de efecto de sonido a todo volumen para asustar. Hablando de su apartado visual, no me quiero olvidar de su fantástica dosis de gore, que hará las delicias de los amantes del género con un festival de pus, sangre, desmembramientos y vísceras para chuparse los dedos.

Nota: 7.3

En twitter: @er_calderilla
er_calderilla
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de agosto de 2013
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Increible, fantástica, genial, maravillosa, divertida, sangrienta, sorprendente, evil dead.
Los que vieron las dos películas originales, (la the evil dead 2 es una especie de remake/resumen de la primera en si misma) van a disfrutarla tanto, o más, que alguien que se enfrenta a este film sin conocer la trilogía original de Sam Raimi y Bruce Campbell.
Es un remake, pero en grande. No como, por ejemplo, el de Total Recall, donde se limitaron a hacer el mismo guión pero con efectos especiales, o la versión gringa de los hombres que no amaban a las mujeres. Donde es exactamente la misma película, pero en inglés.
Este remake está hecho con muchísimo cuidado, respeta mucho la historia principal (posesiones, mucha sangre, el libro maldito) pero al mismo tiempo es una película totalmente diferente, que sorprende a cada giro y que, como cada buena película del genero, cuando parece que va a terminar empieza todo de nuevo y con aun más sangre, más violencia, más de todo.
Aquí se recupera el espíritu de la película de terror, pasar un buen rato, ver mucha sangre, reir con el humor negro, pero sin convertirlo en una comedia. Tratan de darle cierta profundidad a los personajes al mencionar cual es la relación entre ellos. Y aunque no es de eso de lo que va la película, no caen en el típico error de las "slasher movies" de dividir la película en dos, media hora de romanticismo rídiculo y empalagoso, y una hora de sangre sin ninguna relación entre ellas.
Actuaciones acorde a lo que se espera: miedo, dolor, rabia, todo eso sobresale de la pantalla t se siente, mucha gente relaciona exclusivamente buenas actuaciones con película dramática. No. Una buena actuación llena la escena, ya sea alguien en un juzgado clamando inocencia, o alguien arrancandose un brazo mientras grita de dolor.
En su conjunto tiene dos ENORMES aciertos, la rapidez de la película (dura apenas hora y media), y los efectos especiales. Según el director no se usó nada de CGI en toda la película, solo efectos de vieja escuela. lo que se ve en la pantalla es lo que se grabó en el set.
Mutilaciones, heridas, cortes, la maravillosa lluvia de sangre, todo eso es real. Nada de eso se agregó en post-producción. Y se nota.
LA película de horror del año, y no tengo miedo a equivocarme a pesar de que quedan varios meses para año nuevo.
Quienes amamos las películas de terror DEBEN ver esta película.
Para terminar no puedo evitar referirme a las críticas negativas que se leen en esta misma página. La películas de horror suelen tener sus propias reglas, su propio código, unaforma única de entender el entretenimiento. Leo críticas de gente que dice que le dió asco, o que la historia era muy simplona, o que no es "igual que la original". O sea. Por favor.... Así es el cine de terror, desagradable, desenfrenado, siempre empujando los límites un poco más allá.
No se dejen llevar por la nota. Tiene un 6,1 (mientras escribo esta opinión), y como película merece mucho más, pero como película de terror merece un 20.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Luis Ignacio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 7 8 9 10 11 12 13 20 30 36 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados