arrow

La noche de Halloween

6,7
20.772
votos
Sinopsis
Durante la noche de Halloween, Michael, un niño de seis años, asesina a su familia con un cuchillo de cocina. Es internado en un psiquiátrico del que huye quince años más tarde, precisamente la víspera de Halloween. El psicópata vuelve a su pueblo y comete una serie de asesinatos. Mientras, uno de los médicos del psiquiátrico le sigue la pista. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 20 >>
13 de marzo de 2006
70 de 96 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Halloween" es de esas películas que, por alguna razón, se instalan en el corazón del espectador para no abandonarlo jamás. Quizá sea por su increíble sentido de la atmósfera (esa amenaza latente que parece flotar casi en cada uno de sus planos) o por el indudable atractivo visual del malo de la función (y es que el personaje de Michael Myers marca la pauta a seguir por todos los matarifes con más o menos estilo de posteriores producciones). Si hay algo que tiene Myers que no tienen los demás (aparte de una máscara de William Shatner pintada de blanco para la ocasión) es elegancia. Y es que en "Halloween" no hay ni una sola gota de sangre (salvo un breve momento en el prólogo de la película)... y sí en cambio una magistral fotografía de Dean Cundey, una más que notable dirección de John Carpenter y una banda sonora, del mismo Carpenter, que da justo en la diana.
¿Alguien cree que hace falta un gran presupuesto para hacer un clásico del terror?..."Halloween" es la respuesta.
MLC
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de marzo de 2010
43 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
Supongo que os parecerá raro, pero llevaba algo así como una década sin revisitar Halloween. Ya se sabe; se pone uno a ver toda la mierda que llega a sus manos y se olvida de echarle un vistazo de vez en cuando al verdadero CINE ( así, con mayúsculas) … En fin, menos excusas. Al grano:

Una flor entre el estiércol, una llama en la oscuridad, una virgen entre putas, un oasis en el desierto, un intelectual en un ministerio… ¿Me explico? Pues eso es esta película en comparación con toda la basura que vino después, con todo el saco de pus que se ha ido acumulando en los videoclubs con la escusa del dichoso "Slasher".

Aunque… Bien visto, agradezco toda esa basura, todos los "Viernes 13" (¿Cuántos van, nueve, diez…?), todas las "Matanza en Texas" y toda la retahíla de bochornos Halloween que siguieron a ésta y que me he ido tragando con los años: ahora me doy cuenta de lo sobresaliente de este primer (y único relevante) Halloween.

Y es que ahora, con algo más de Cine en el cuerpo y habiendo dejado atrás la seborreica adolescencia, es cuando uno empieza a apreciar el soberbio trabajo de Carpenter y hasta qué punto sus patéticos imitadores fueron incapaces de asimilar ni una sola de las lecciones maestras que les dejó. A saber:

-El plano subjetivo:

Nadie, con la única excepción de Argento, ha sabido rodar con tanta maestría los planos subjetivos. El plano-secuencia inicial y la forma en la que se mueve esa cámara deberían ser de obligado estudio en todas las escuelas de Cine.

-El segundo plano:

“Ahora estoy, ahora no estoy. Me ves, no me ves”. Nunca se hizo tanto con tan poco, con tanta sutileza y elegancia. Carpenter consigue ponértelos de corbata haciendo simplemente que Myers aparezca un instante en segundo plano para desaparecer a la pasada siguiente. Eso sí es Terror.

-La luz y la sombra:

Una sombra anónima recortada contra el fondo iluminado de un porche que nos observa, el rostro de Myers surgiendo lentamente de la oscuridad como un fantasma… En pocas películas se juega con tanta brillantez y tanta premeditación con los claroscuros. ¿Acaso creéis que la máscara blanquecina de Myers es una elección casual?

-La sutileza:

Repetid conmigo, aprendices de matarifes metidos a cineastas: es mejor sugerir que mostrar, es mejor sugerir que mostrar, es… Y es que volviéndola a ver nada me ha sorprendido tanto como su exquisita limpieza, su sobriedad: ni una gota de sangre. Y eso en la película que, manda cojones, supuestamente es la precursora de un subgénero, el Slasher, que ha hecho correr ríos de sangre falsa y que parece empeñado en superarse película tras película en el reto de mostrar la muerte más grotesca y pasada de vueltas…. Y hablando de mostrar, ¿alguien sabe de qué color tiene Myers los ojos? Claro que no; el Terror no está en lo que se muestra, sino en lo que se imagina.
No es tan difícil… ¿O sí?

La diferencia entre Carpenter y sus imitadores es la que separa erotismo y pornografía.
Jinete nocturno
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de mayo de 2008
37 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
El mito del asesino implacable Michael Myers se iniciaba en el 78 gracias al ejemplar y grandilocuente punto de vista de John Carpenter, cuyo film muchos deberían agradecerle a día de hoy, no ya porque multitud de obras beban de su "Halloween", sino porque haya dejado tras de sí una de las leyendas más grandes en el terreno del psycho-killer.

Ciertamente, las epocas cambian, pero la esencia de "Halloween" no ha variado ni un poquito, puesto que aunque el público se decante por sangre, vísceras y un cine de terror donde la acción prevalezca, toparse con un film como este no es fácil, ya lo demuestran sus primeros minutos, con esa cámara objetiva, con esa estética tan peculiar (en alguna ocasión, hasta cercana a la del 'giallo' diría yo), adentrándonos en una comunidad tranquila, donde una familia acomodada vive sin demasiados problemas, y en ese episodio trágico, iniciado por el pequeño Myers. Y es ese uno de los parámetros que nos hacen percibir este film como una experiencia distinta ya desde un buen inicio, que remacha los tópicos, obvia el maltrato infantil o los traumas del chaval, y lo presenta como otro más, como alguien que vive en total armonía con su familia.... hasta que llega el fatídico día.

Tras esa presentación escueta pero concisa, asistimos a lo que de verdad importa, a ese testimonio dejado por uno de los grandes del cine de terror, donde la figura del psycho-killer es un aliciente añadido debido al factor sorpresa, porque Myers no es uno de esos asesinos que actúan impulsivamente, es un asesino frío, calculador, un asesino que nos mantiene en tensión, que nunca sabemos por donde puede llegar a aparecer ni cuando actuará, pero que cuando lo hace, y como he dicho inicialmente, es implacablemente.

El transcurso resulta pausado, pero inteligente, Carpenter describe la situación de tal modo que podamos sentir la angustia de un asesino que se cierne sobre los protagonistas, pero que no sabemos cuando caerá sobre ellos, y lo aprovecha hasta un final fenomenal.
No mencionar, ya no la brutal aportación de Carpenter como compositor, sino el tema principal de la cinta, sería un pecado, y más todavía desechar la aportación del doctor Loomis, que añade esa pequeña puntilla final, y nos deja contemplando una conclusión tan escalofriante como inquietante de uno de los mayores clásicos, no sólo de ese genio llamado John, sino de toda la historia del cine de terror, que se dice pronto.
Grandine
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de septiembre de 2007
30 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
John Carpenter, maestro del cine indiscutiblemente gracias a obras como: "Asalto a la comisaría del distrito 13", "La cosa", "1997 rescate en Nueva York"... Creó sin darse cuenta con tan solo 100000 dolláres y 3 semanas de rodaje, un nuevo género de cine de terror.

A partir de esta película y "La matanza de texas" de Tobe Hopper llegaron todas las "scary-teen-movies" basadas en asesinos de adolescentes, sustos y sangre.

Como precursora, esta película es una joya que dio grandes resultados en su época y que aún los podría dar ahora. hablamos de una película que se adelantó a su época y que nos dejó a la primera "Scream Queen" (reina del grito) Jamie Lee Curtis que repetiría con Carpenter en otra obra de terror del mismo "La niebla".

Después de ella llegarían otras como Nancy ("Pesadilla en elm street"), Sydney ("Scream"), July ("Se lo que hicisteis el último verano") entre muchísimas más.

En conclusión "La noche de Halloween" supone un antes y un después en el cine de terror moderno.
Carlos The Cursed
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de agosto de 2009
44 de 68 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vista hoy en día cuando el cine de terror adolescente (llámese slasher) copa las carteleras de cualquier cine y las preferencias de cualquier productora comercial que se precie para hacer caja fácil de manos de los morbosos adolescentes en la edad del pavo, 'La noche de Halloween' ni mucho menos resulta lo innovadora que pudo llegar a ser hace 30 años, ni impacta de la misma manera que antaño ni los personajes ni el psicópata parecen elementos novedosos.
Y es que parte de mi fallo también ha sido verla tras haberme tragado una batería de cintas del mismo tipo como 'Scream' o 'Sé lo que hicisteis el último verano' y demás chorradas con las que Hollywood pretende ''hacer pasar un buen rato'' a los adolescentes de hoy en día. Por ello, me veo incapaz de valorar al film que perpetró el subgénero del slasher y la experiencia que saco finalmente no es en absoluto positiva. Eliminando mencionar todos los tópicos del mundo (obviamente porque fue la pionera de su subgénero) comentaré los aspectos que sí sería capaz de valorar también si yo fuera uno de los jóvenes que fueron al cine cogidito de la mano con mi novia allá por el año 1978.

'La noche de Halloween', en primer lugar, posee un argumento enormemente vacío. Ya sé que sus predecesoras también cometen el mismo error pero ésta se lleva la palma al mostrar en la primera hora de metraje a un grupo de repelentes jovencitas que no paran de quejarse y que consiguen de todo menos ganarse la simpatía del espectador, mientras que en la última media hora de metraje se dedica únicamente a ir mostrando a un despiadado psicópata asesinando a sus víctimas sin mayor profundización en el asunto. También destaco lo chapucero que resulta Carpenter al rodar algunas secuencias tan estúpidas y chapuceras como las mencionadas en el spoiler. Tampoco ayuda demasiado un guión que tan solo sabe dar la tensión necesaria en sus últimos minutos mientras que en los 75 minutos anteriores aburre por completo y no consigue sonsacar ni el más mínimo interés por parte del espectador.

Sin embargo, no todas las conclusiones que finalmente saco de esta cinta pionera en su subgénero (y género de terror también, por supuesto) y envejecida casi a más no poder son ciertos aspectos tan destacables como una genial banda sonora compuesta por el propio director; dos apañadas interpretaciones por parte del veterano Donald Pleasence (que explotó hasta el hastío a su personaje) y de una joven principiante llamada Jamie Lee Curtis; el buen dominio de Carpenter a la hora de manejar el suspense cámara en mano y un carismático e implacable asesino. Virtudes que a pesar de que las conservo en el recuerdo no han servido para levantar la que es la película más sobrevalorada de su director y actualmente, un film al que los años más que pesarle le cavan su tumba directamente.

(Finalizo mi crítica en el spoiler)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Dirover
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 20 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2016 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados