arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Tres colores: Azul

7,4
40.217
votos
Sinopsis
En un accidente de coche, Julie pierde a su marido Patrice, un prestigioso compositor, y a su hija Anna. Al recuperarse de sus lesiones, decide comenzar una nueva vida, independiente, solitaria y anónima, alejada de los privilegios que antes disfrutaba. Olivier, el ayudante de Patrice, intenta sacarla de su aislamiento. Olivier está enamorado de ella desde hace muchos años y acaba convenciéndola para que termine el «Concierto para ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 22 >>
10 de mayo de 2006
211 de 237 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para mí es la mejor de la trilogía, muy por encima de "Blanco" y ligeramente superior a "Rojo".
No es una película fácil, todo lo contrario, es lenta, intimista, con muchos silencios, no es apta para todos los públicos, más que verla hay que percibirla y para ello hay que estar receptivo y tener un mínimo de sensibilidad porque de lo contrario será un aburrimiento insufrible.

A mí me pareció hermosa, tremendamente lírica. Es una continua aparición de símbolos, certeros y precisos que consiguen la manifestación más cruda del dolor.
Nos habla de cómo las almas rotas se enfrentan de nuevo a la vida, y la significación de libertad que le ha dado Kieslowski al azul de la bandera francesa la plasma en la libertad que Julie va buscando cuando decide aprender a vivir de nuevo, y para ello liberarse de pasados, de recuerdos, de ataduras y de trampas. Y en ello se empeña aunque el destino la golpee una y otra vez recordándole su sufrimiento, pero ella sigue adelante…

Kieslowski hipnotiza, nos involucra en la tragedia, y nos mete en la piel de Julie, transmite su mensaje de manera poderosa y conmueve profundamente pero sin obligar al llanto y todo ello sin apenas palabras…ni falta que le hace, le basta con el uso (magistral) de la luz, de los colores, del agua, los fundidos en negro, la extraordinaria música y los sinceros ojos de la Binoche.

Después de esta película, el azul me parecerá siempre un color infinitamente triste, pero esperanzador.
Khaledia
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de marzo de 2008
168 de 225 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hacía tiempo que me había propuesto ver esta película, sobre todo por las magníficas críticas que había oído por todas partes: "un placer para los sentidos", "delicioso retrato intimista", "cine con mayúsculas, "sensibilidad desbordante"... Vamos, que salvo que uno fuera una especie de jabalí silvestre -y yo nunca me he tenido por tal-, resultaba del todo imposible no disfrutarla. O, al menos, eso pensaba.

Sin embargo, he de reconocerlo: me aburrí soberanamente viéndola.

Si no consigues sumergirte en la historia, resulta fría e incómodamente lenta, y aunque es innegable el magnetismo que tiene Juliette Binoche, por sí sola no es suficiente para mantener, a mi juicio, el interés.

Como yo no sé de cine -en el sentido de que no tengo una cultura ni una formación específica-, estoy seguro de que se me escapan muchos detalles, sobre todo técnicos, que me impiden apreciar como es debido el resultado final. Lo mismo me ocurre con otras obras "objetivamente" maestras, como Ciudadano Kane. O puede, sencillamente, que la película esté sobrevalorada y, con independencia de la mayor o menor sensibilidad de la persona que la ve, la verdad, no sea la quintaesencia del cine inteligente y sensible, como afirman algunos.

De todos modos, está claro que la práctica totalidad de las personas coinciden en la opinión contraria, y, aunque creo que hay mucho culturetas sin criterio propio, reconozco que cuando uno va con el paso cambiado, normalmente es problema suyo y no de la compañía en la que marcha.
John Murdoch
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de marzo de 2006
116 de 142 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuando se queda sola le restan tres opciones: suicidarse, olvidar, amargarse.

Casi todos los cineastas optan por la última de las tres historias y nos suelen regalar unos dramones de aquí te espero, vacíos en la mayor parte de las ocasiones. La del suicidio no es muy viable comercialmente así que no se suele utilizar. Kieslowski opta por la segunda, la del olvido, la más difícil de las tres si tu personaje mantiene la cordura y no lo presentamos como un loco que desborda sentimientos enajenantes.

Julie realiza un esfuerzo inaudito para alejarse del pasado y seguir con su vida, en la que ya ha decidido lo que va a hacer: nada. Cosa esta muy loable si gozas de una buena posición social, que es el caso. A pesar de ello, las pequeñas sutilezas de la vida irán buscando a Julie de nuevo, recordándole un pasado que quiere olvidar a pesar de haber sido feliz. Los nuevos descubrimientos no harán mella en su determinación y continuará más resolutiva que nunca.

Una película de un optimismo desgarrador y en la que se profesa verdadero amor por la vida. Kieslowski consigue una primera parte hermosa, trabajando la luz, los diferentes movimientos de cámara y la situación de los personajes en el encuadre. Muy técnica y muy bonita. J. Binoche realiza un papel a medida. La que es buena es buena. No apta para fans de King Kong.
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de abril de 2008
81 de 99 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una lámpara de prismas colgantes de cristal azul... Único recuerdo que Julie se lleva consigo tras dar carpetazo a su antigua vida.
Como si despertara de una ilusión, de un sueño teñido de azul... Todos los sueños tienen su fin. Su sueño de una familia, de un hogar con un marido y una hija y la vocación de la música... Terminó. ¿Qué le queda ahora?
Ahora no tiene más que una casa vacía que se le queda demasiado grande, poblada de recuerdos de los que quiere huir.
Y huye. Dejándolo todo atrás, o intentándolo. Cargando con un sufrimiento que suena con las notas de una sinfonía que llora sin concluir su llanto, quedando en el aire el interrogante de un final que no llegó.
Azul, sinfonía, fundido en negro, dolor, resurgimiento.
La imagen dice tantas cosas... Habla de una mujer que despierta brutalmente a la soledad. Que soporta un dolor que solamente halla consuelo cuando escucha las notas de la flauta de un mendigo. Cuando toma prestadas unas horas de la compañía de Olivier sobre un colchón solitario y atesorado. Cuando tiende una mano hacia Lucille, su vecina prostituta. Cuando descubre secretos sobre su marido muerto y decide perdonar y aceptar toda esa parte de él que nunca le perteneció. ¿Quién pertenece a quién, en realidad? ¿Quién es dueño de otra vida? Ella lo comprende con la lucidez de quien ya no tiene nada que perder, ni que esperar.
¿Es posible concluir la sinfonía que otra persona empezó? ¿Tiene derecho Olivier, lo tiene ella?Sería como pretender terminar una escultura que Miguel Ángel dejó a medias, o el Réquiem que Mozart dejó incompleto cuando lo sorprendió la muerte.
Nunca sería igual.
La banda sonora es puro sufrimiento hecho música, furia, impotencia que no para de sonar como un tormento en la mente de Julie.
Los cristales azules reflejándose como lágrimas en el rostro de ella, un café abandonado tristemente en su taza al son de una flauta, el brillo de unos ojos, una camada de ratoncitos recién nacidos que anidan en el trastero de Julie (ella teme a los ratones), las aguas azules de la piscina en la que ella desahoga sus opresiones, un caramelo azul que su hija nunca llegó a recibir...
Poesía fílmica, sinfonía dolorosa de imágenes y sonidos sugestivos que muestran los lamentos, y la lenta recomposición, de un mundo interior roto como el cristal.
Vivoleyendo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de mayo de 2006
75 de 88 usuarios han encontrado esta crítica útil
Azul es una de esas películas que depende de quien la vea, y de cuando la vea. Azul es preciosa, es silenciosa y sin embargo su música es una maravilla. Podrá ser pausada, tranquila, etc. pero seguirá siendo como debe ser.
Juliette Binoche transmite su pesar a cualquiera que vea la película, esa calma que oculta la frustración de toda una vida.... simplemene espléndida.
La música hace que la película nos cuente sin necesitar palabras el estado de ánimo de Julie, la cual a pesar de no tener extensos diálogos, los dota de una profunda humanidad y sentimiento.
No es una película impactante, no es extravagante, ni tampoco te mantendrá en vilo; es simplemente real. Si buscas algo emocionante no la veas, solo mírala si quieres ver y sobretodo oir algo tremendamente verosímil.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
pedroDD
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 22 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados