Haz click aquí para copiar la URL

Los cañones de Navarone

Bélico. Aventuras. Acción Durante la II Guerra Mundial (1939-1945), los alemanes dominan las aguas del Mediterráneo gracias a un eficaz sistema de defensa que los aliados no pueden contrarrestar. La causa de la superioridad alemana es el fortín de Navarone, que, gracias a sus gigantescos cañones, cierra el paso a la navegación por el mar Egeo. (FILMAFFINITY)
<< 1 3 4 5 6 9 >>
Críticas 45
Críticas ordenadas por utilidad
23 de junio de 2013
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los cañones de Navarone es una de las películas bélicas más entretenidas de todos los tiempos. Una gran dirección del especialista en películas de acción J. Lee Thompson, así como un sólido guión de Carl Foreman, que mejora ostensiblemente la obra en la que se basa, da como resultado una espectacular cinta de acción, que a pesar de los años que tiene sigue conservando toda la frescura. Potenciada por tres actorazos de la talla de Gregory Peck, que interpreta al capitán del comando, un simpático David Niven, responsable de explosivos y Anthony Quinn en el papel de un valeroso coronel griego, y con la aparición estelar de un joven Richard Harris.

Rodada en los incomparables paisajes naturales de Grecia, la película fue toda una gran superproducción que estuvo nominada a siete Oscars, entre ellos el de mejor film del año, aunque finalmente sólo lograría el relativo al de mejores efectos especiales. Tuvo mucho éxito y esto motivó que 17 años después se rodara una estimable y tardía secuela que no tiene nada que ver con el argumento de la original.

Narra el envío de un comando del ejército aliado que tiene la misión de volar los cañones de una fortaleza alemana en Navarone que impiden la entrada de buques ingleses en la isla con el fin de rescatar a 2000 soldados británicos.

La película tiene unos personajes bien definidos, estableciéndose entre ellos una tensa relación fruto de los acontecimientos que se van desarrollando. Con situaciones muy logradas como la del clímax final repleto de suspense, así como todas las aventuras que tienen que pasar los protagonistas para alcanzar su objetivo.
Harold Angel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de diciembre de 2014
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los cañones de Navarone de J. Lee Thompson es un film bélico de acción y aventuras en la segunda guerra mundial, sobre un grupo de hombres expertos que reciben la difícil misión de destruir unos poderosos cañones Alemanes instalados en Grecia que cubren todo el mar Egeo. Dirigida con un ritmo más bien reposado pero dinámico en la acción, es una de las obras bélicas por excelencia que sobreviven notablemente el paso del tiempo, ya que muestra una misión prácticamente imposible de realizar y las aventuras que de ella se suceden de un modo arrollador que encanta a los cinéfilos clásicos tanto por la sustanciosa historia que narra como por sus enormes interpretaciones de caras conocidas, concluyendo una de las míticas cintas del género para deleite de sus seguidores.
La fotografía es evocadora a Grecia, con estupendas imágenes portentosas y también hermosas que impactan en las escenas claves ya que están cuidadas hasta el más mínimo detalle, cumpliendo con una labor magnifica que se disfruta al ver. La música es alentadora y épica en las escenas oportunas, dando espectáculo con grandiosidad al film y estimulando al público con sus sonidos arrolladores que embadurnan la acción. Los planos y movimientos de cámara consuman un soberbio trabajo técnico mediante el uso del seguimiento, generales, avanti, reconocimiento, primeros planos, detalles, cámara en mano y planos-contraplanos muy profesionales que sacan lo mejor de la historia y las interpretaciones. Cabe destacar también, unos efectos sorprendentes y espectaculares para la época que son usados en las batallas y en las explosiones para enardecer la violencia.
Las actuaciones son auténticas y excepcionales. Como protagonistas Gregory Peck está admirable en una contundente labor, David Niven está genuino y carismático en su tarea y Anthony Quinn trabaja con su carácter y personalidad habitual, siendo creíbles los acompañamientos de Richard Harris, Stanley Baker, Anthony Quayle, James Darren, Gia Scala y Irene Papas entre otros. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones evocadores y típicos de militares de ambos bandos y unos magníficos decorados que te transportan de forma notable al lugar en cuestión.
El guion, escrito por Carl Foreman y basado en la novela de Alistair MacLean, es apasionante por llevar a cabo una misión sustanciosa por sus peligros y pocas posibilidades de ser cumplida, absorbiendo con ello al público amante del género tras su visionado ya que le deja la grata sensación de haber visto un film impetuoso y repleto de momentos de aventura y acción belicosa, que maravillan hasta al cinéfilo más exigente con su extraordinaria trama. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off explicativa y académica, que añade intriga al film con tono clásico y enérgico. Cabe señalar también, el montaje lineal y acompasado que mete gran historia en casi 2 horas y media de aventuras militares.
En conclusión, la considero una obra inmortal e imprescindible en el género bélico de aventuras, de esos que apasionan con sus múltiples escenas de acción al público más entregado a la causa, concluyendo uno de los films más míticos y emblemáticos de su categoría por no perder atractivo ni calidad cinematográfica con el paso de los años. Recomendable por su dirección, actuaciones, fotografía, música, montaje, efectos, planos, movimientos de cámara, vestuarios y narrativa que hacen de Los cañones de Navarone, un título esencial para los amantes del cine bélico de aventuras con misiones prácticamente imposibles de realizar.
Elcinederamon
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de junio de 2018
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una excelente muestra del género de aventuras bélicas, que te mantiene pegado a la silla y constituye un ejemplar entretenimiento, con sus dosis de humor, heroicidad y aventuras que harán las delicias del personal.
1943. Los alemanes dominan el Mediterráneo, gracias a unos cañones gigantescos, apostados en un fuerte frente al mar, en Navarone, capaces de volar grandes destructores e impidiendo así a los aliados, cruzar sus costas.
Pero 2000 soldados se encuentran sitiados y hay que enviar refuerzos, por lo que si no se inutilizan los cañones, se formará una buena escabechina.
Los aliados deciden enviar a través de tierra, a un grupo de hombres en misión suicida, para ver si consiguen llegar hasta los cañones y sabotearlos. Para ello, elegirán a los más preparados, cada uno en su especialidad.
Como ven, esta fórmula se ha repetido hasta la saciedad, pero es que aquí, tenemos una de las más genuinas y más auténticas de la historia.
Tiene un ritmo trepidante, los personajes están muy bien dibujados, el guión es estupendo, con escenas para la reflexión, con sitio para el humor, obstáculos que superar...Vamos, que no tiene desperdicio. El que quiera pasar un buen rato, tiene la diversión garantizada.
Izeta
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de octubre de 2019
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Dirigida por Jack Lee Thompson "Los cañones de Navarone" es una de las mejores películas bélicas que se han hecho jamás. La película ambientada en la segunda guerra mundial nos cuenta como un grupo de soldados británicos deben llevar a cabo una misión suicida para rescatar a unos dos mil hombres que se encuentran acorralados en la isla de Leros, la misión consiste en hacer volar unos enormes cañones que se encuentran en la isla de Navarone y cierran el paso a cualquier barco que navega por el mar Egeo. Ganadora del Oscar a los mejores efectos visuales y nominada a mejor película "Los cañones de Navarone" cuenta con un reparto espectacular entre los que destacan Gregory Peck, David Niven, Anthony Quinn, Richard Harris o Stanley Baker, una inolvidable banda sonora y unos espectaculares efectos especiales teniendo en cuenta el año de rodaje. La película no entra a valorar en ningún momento el conflicto bélico, simplemente busca entretener, algo que consigue gracias a las buenas escenas de acción y a unos ingeniosos diálogos.
En resumen, referente del cine bélico y de aventuras que ningún amante del genero debería perderse.
Scarface
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de octubre de 2013
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Brillante cinta de "Hazañas Bélicas" dirigida con pulso firme y gran sentido del espectáculo por J. Lee Thompson, autor, entre otras muchas, de la primera- y mejor- versión de "El cabo del miedo".
Efectivamente, "Los cañones de Navarone" es un vistoso ejercicio de pirotecnia cinematográfica. Dicho lo cual en el mejor sentido de la expresión. Me explico: el abrumador diseño de producción no es mero camuflaje, tal como acostumbra a suceder- más últimamente-, para un argumento raquítico. Muy al contrario, el derroche fílmico se encuentra sólidamente anclado en un guión muy inteligente, que no tramposo, cruzado de diálogos y personajes agudos como un balazo, desarrollado sabiamente por un director que sienta cátedra en el género.
El íntegro Gregory Peck encabeza un reparto de campanillas y no sale excesivamente malparado de su confrontación con dos talentos descomunales como son los del pulquérrimo David Niven y el "griego" tex-mex Anthony Quinn. Y ello pese al esfuerzo arduo y denodado de ambos secundarios- pocas veces este término resultará más discutible y/o matizable- por robarle, y robarse, cada plano compartido. Meritorio, y más que eso. Les acompaña una intensa Irene Papas, hermosa partisana, a pesar del frondoso bigote del que hace desenfadada ostentación.
En fin, muy recomendable cinta de aventuras, cuyos 145 minutos, plagados de acción indesmayable, se hacen cortos.
Carorpar
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 3 4 5 6 9 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow