Haz click aquí para copiar la URL

Divorcio a la italiana

Comedia Un barón siciliano (Mastroianni), casado desde hace doce años, se enamora locamente de su sobrina Angela (Stefania Sandrelli), una muchacha de dieciséis. Cuando comprueba que su amor es correspondido, empieza a pensar en el método más seguro para deshacerse de su mujer (Daniela Rocca): hace todo lo posible para inducirla a la infidelidad con el fin de matarla. Las leyes italianas de la época castigaban los llamados "delitos de honor" ... [+]
<< 1 2 3 4 5 6 >>
Críticas 28
Críticas ordenadas por utilidad
14 de diciembre de 2008
15 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película tiene un punto de partida totalmente real que en la época hubiera podido darse igualmente aquí, en España. En Italia no se introduce el divorcio hasta la Ley Fortuna-Baslini (nº 898 del 1º diciembre de 1970) y en España hasta la Ley 30/1981, de 7 de julio. Hasta entonces, los matrimonios eran "hasta que la muerte los separe" y agilizar ese trámite es lo que se propone el personaje que interpreta genialmente Marcello Mastroianni. Y también en este punto eran similares las leyes italianas y españolas que establecían penas muy leves para los maridos que, sorprendiendo a sus esposas en adulterio, les causaban la muerte, dando un trato privilegiado a los crímenes de honor, que persistiría en Italia hasta su derogación por la Ley 442 del 5 agosto 1981, y en España por el Decreto 168/1963.

Este planteamiento se desarrolla genialmente, parodiando en cierta forma también a las películas de crímenes perfectos, en un guión pleno de situaciones hilarantes en las que resulta imposible no ponerse en el lugar del protagonista Ferdinando Cefalù al que hay que compadecer por su insufrible esposa (Daniela Rocca) y envidiar por su estupenda prima (Stefania Sandrelli). Los secundarios son memorables destacando el abogado De Marzi y el mafioso local don Ciccio Matara. Y lo mismo la visión de la sociedad italiana de la época.

Mención aparte merece también la música de Carlo Rustichelli, que los transporta hasta esa Sicilia en la que se desarrolla la acción.

Una película imprescindible, ya sea doblada o en VOS que permitirá apreciar la musicalidad del idioma original.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Coronel Mortimer
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de mayo de 2015
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
“Divorcio a la italiana” es una comedia de Pietro Germi de 1962, una pequeña maravilla cómica de un cineasta que hizo evolucionar el neorrealismo hacia una forma estilizada, casi esperpéntica de comedia. La acción transcurre en Sicilia, Agramonte, 18.000 habitantes y 24 iglesias, un pueblo dividido entre la tradición católica y las creencias comunistas, pero esos dos bandos coinciden en dos cosas importantes, en acudir al cine a ver “La dolce vita” de Fellini y en estimar que los delitos de honor, léase adulterio, sólo pueden lavarse con sangre, la anécdota es mínima, pero Marcello Mastroianni asume plenamente todo su potencial y crea el maravilloso personaje del Barón Cefalú, obsesionado por matar a su bigotuda esposa, Daniela Rocca, para poder casarse luego con la jovencita Stefania Sandrelli. Sus ensoñaciones asesinas son tan divertidas como sus artimañas para convertirse en cornudo.

Si Mastroianni resulta formidable en su composición paródica es porque está en línea con lo requerido por la puesta en escena de Germi, que se sirve de la voz en off del narrador bajo todas sus formas, como discurso imaginario, como reflexión, como sueño, como monólogo interior, etc., reforzando así la libertad narrativa que tiene todo el relato, que se permite pasar de la tragedia al más puro esperpento sin que se produzca ningún tipo de ruptura.

“Divorcio a la italiana” tiende a recordarnos el por qué el cine italiano fue durante más de 25 años uno de los más inventivos, inteligentes, innovadores y populares del mundo.
Juan Marey
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de mayo de 2008
16 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Agradable comedia ligera que critica sin tapujos a una sociedad anclada en su pasado y reticente a los tiempos modernos que se comenzaban a vislumbrar. Mastroianni se echa encima la película y consigue que no decaiga en un episodio costumbrista y vulgar. Y aunque atesora grandes momentos, en mi opinión peca al retratar en exceso un cuadro humanista carente del alma que pretende presentar, exagerando situaciones puntuales que bien pudieran haber sido filmadas de distinta manera. Aún y todo, el conjunto es afable, terriblemente mundano y afilado en su sentencia. Estoy seguro que los que más se rieron con esta película son, precisamente, los pobres desgraciados a quienes iba dirigida. Y es que Italia es así, un puro y permanente teatro.
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de noviembre de 2013
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Creo que la razón del éxito de esta comedia es que cualquiera puede verse reflejado en todos los personajes. Desde los torpes amantes, al galán obsesionado, pasando por los chismosos del pueblo. Es tan ridícula y tan cómica que parece real.

A la pobre Daniela Rocca le ponen un bigotazo, un entrecejo y unas verrugas que no me atrevería a tocarla con un palo. En realidad ganó el título de Miss Catania, y eso, quieras que no, en muchas escenas se nota.

Ya quisiera yo que la mitad de las pelis que veo tuvieran un argumento tan chisposo. Ah, y me han dado ganas de ver 'La dolce vita'.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
echulin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de abril de 2017
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Clásico de la comedia negra italiana, acerca de un aristócrata que planea matar a su esposa a fin de casarse con su joven prima, ya que el divorcio no está autorizado.
Inmediatamente cosecharía una gran notoriedad gracias a su agudo y malicioso argumento, que no es sino una sátira con la que Pietro Germi criticaba la doble moral de la sociedad siciliana, reservando además un irónico final para el protagonista, un Marcello Mastroianni con bigotito y tic facial. Recibió el Oscar al mejor guión original y dio a conocer a la guapa Stefania Sandrelli.



"Verdaderamente, la vida empieza a los cuarenta años."
CINECLUB
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 6 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow