arrow
Haz click aquí para copiar la URL
China China · Qingoco
Críticas de Txarly
Ordenadas por:
724 críticas
7
25 de febrero de 2019
24 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si es que da hasta gracia pasarse por las críticas mejor posicionadas de este buen film súper heroico. La mayoría desconocían de la existencia del personaje, primer súper héroe negro allá por principios de los 70, haciendo su debut en las páginas de Los 4 Fantásticos. Patada en la boca a DC, o como la llamaba Dios (Stan Lee), la Distinguida Competencia, quién únicamente ha conseguido en 80 años fabricar a dos héroes, Superman (el más fuerte) y Batman (el más rico), epítome de la ideología rancia y fascista de según Stan, su distinguida competencia. Por ello Pantera Negra fue una patada en su culo Trumpiano, y tardaron diez años en "fabricar" su primer héroe negro. Para entonces Marvel ya dibujaba al primer súper héroe homosexual (Estrella del Norte) y a su primera lesbiana (Dragón Lunar). Y este primer párrafo preliminar no es otra cosa que una pequeña lección comiquera para tanto rancio que sigue pensando que se han inventado al personaje, y coño, por la satisfacción que da que la hayan nominado a mejor película, le hayan dado 7 nominaciones y se haya levantado 3 Oscars. Zas en toda la boca!

Mucho me temo que la mayor parte de las valoraciones positivas a esas críticas analfabetas (sobre Marvel) obedecen a un acto mecánico que sigue la máxima del... "si es una peli de súper héroes seguro que tienen razón, porque suelen ser una mierda, que me vi la del Daredevil de Ben Afleck..."

Pues no, esta es una película que puede disfrutar cualquier persona de 7 a 80 y que ignora lo que es el Universo Marvel. Una cinta de acción bien cimentada, con un guion bastante fiel al comic original y con unos actores, un vestuario, una fotografía y una banda sonora (hay un tío que decía que era una mierda, Oscar y Zas! en toda tu p... boca) de quitarse el sombrero. Si a ello le sumamos unas interpretaciones que no caen en la pose y el histrionismo de otras producciones súper heroicas y además nos congratulamos de la ausencia total de sentido del humor (gracias a Dios), obtenemos una gran película taquillera que hasta el más gafas reconoce que no le disgusta, que está bien elaborada. Salvo los nuevos monguers, aquellos que dan por hecho que lo irrelevante es malo.

Lástima que ya no me pase por aquí a escribir, hace una década convivía con gafapastas, me desyunaba a 3 todos los días. Ahora el perfil ha cambiado, milenials con tics de inmediatez que buscan el aplauso fácil escriban en una página de Cine o en una de cocina coreana, sin comprender ni lo uno ni la otra. En confianza, me quedo con los de antes.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
1 de noviembre de 2017
76 de 96 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sí, bendito sea. Una amiga me dijo una vez que lo peor que se podía ser en esta vida es tonto y mala persona. Y Joffrey lo clava. Si además añadimos la cobardía como notable rasgo de su personalidad, obtenemos por derecho al mejor personaje de Juego de Tronos, y probablemente, a uno de los mejores villanos que han poblado nuestras pantallas durante la última década. Al fin y al cabo, Ramsay Bolton no era más que un sustituto vacuo, el sucedáneo sin chispa que reflejaba, en mi opinión, los desesperados intentos de la productora ante la búsqueda de un relevo de garantías que cupiese en el podio de los más malotes de la serie. Y no funcionó, al menos conmigo. Yo echaba a Joffrey de menos. Cuando otorgas inteligencia a la maldad, la despojas de su inocencia. Se convierte en algo mecánico, planificado. ¿Un malvado inteligente? vaya novedad, ¿pero... y si es idiota? Eso lo cambia todo, porque funciona. Consigues odiarlo al instante. Un tonto con poder. ¿Les suena?

Jack Gleeson, actor que interpreta al rey Joffrey Baratheon, declaró a la prensa su alivio ante las negras perspectivas que le auguraban durante la cuarta temporada. Decía sentirse cansado e incómodo ante la multitud de improperios, insultos y lanzamientos varios que sufría en las calles de Cork, ciudad de su Irlanda natal. Joder, y me pregunto yo: ¿no es acaso la evidencia de lo cojonudo del personaje? ¿de su interpretación? Y si además añades ese rostro a lo Muñeco Diabólico de Poniente... ese Chucky de la Pradera... pues sí, le caen hostias como panes, lo cual me lleva a reflexionar sobre la globalización de la serie y la estupidez colectiva del ciudadano medio menos cultivado, incapaz de distinguir la realidad de la ficción, solidarizándome con un chico de 18 años cuyo único delito ha sido el de encarnar al mejor hijo puta de la serie.

Todos estos fans, la mayoría apuntados a la serie a partir de la cuarta o quinta temporada, que incluso han llamado a sus hijas Daenerys, son los mismos que reniegan del último capítulo de la serie, uno de los mejores, en el que el constante tono grisáceo de la fotografía se asemejaba al tono del alma de la mayoría de los personajes; villanos carismáticos, héroes antipáticos y antihéroes bufones. Ese tono gris es lo que les jode. Y les jode mucho. No lo duden, esta chusma es la misma que apedreaba al gran Joffrey en las calles de Cork. Un chico de carne y hueso. Un interprete. Un actor.

Daenerys, esa psicópata que ya en la primera temporada ni pestañeó cuando a su hermano lo ejecutaron delante de ella, no buscaba un mundo mejor, solo venganza. No es James Stewart en Qué bello es vivir! Es Rambo. Y así fue durante todas las temporadas. Con sus grises, eso sí, con sus toques de clemencia o empatía cuando tocaba. Y por fin se redimió ante mis ojos John Nieve, el hermano tonto de la serie, realizando un acto valeroso aún sabiendo las consecuencias, vamos, como casi siempre, la diferencia es que en el último capítulo ya tocaba un momento con bemoles.

Y sí, yo también tengo mis personajes favoritos:

1- El Rey Joffrey. Absoluto puto amo de Poniente. Creo que no hizo ninguna cosa decente en 32 capítulos. No hay nadie peor. Un 10.

2 - Arya Stark. La heroína juvenil de las novelas de Dumas, como atina con acierto mi compadre Servadac. Una mujer libre en el cuerpo de una niña. Refrescante.

3- Meñique. Con él empieza todo. Encarna la ambición desmedida y la inteligencia más cruel. Gana enteros a medida que las temporadas avanzan. Irrepetible.

4 - Oberyn Martell. Libertino, espadachín, follador incansable y hombre de honor, cualidades que forjan un protagonista único. Formidable.

5 - Sir Brown del Aguasnegras. Siempre toma ventaja de situaciones adversas. Matarife favorito de la serie y el único con sentido del humor.

6 - El Gorrión Supremo. De mendigo samaritano a máximo poder de Poniente. Nos recuerda la falsa autoridad y la crueldad más impune. Adorablemente destestable.

7 - Stannis Baratheon. El mejor sociópata de Poniente. Un tipo atribulado con el don del "efecto túnel". Nunca pierde su objetivo, nunca se rinde, nunca cede. Necesario.

8 - El Rey Tommen. Desencadena acontecimientos que lo superan. Es magnífico contemplar como esa carita adorable puede darte bien por el culo.Todos los países europeos han sufrido reyes similares. Adorable.

9 - Olenna Tyrell. Peso pesado de los Siete Reinos. La inteligencia al servicio del poder. Una de las mejores actrices de la saga junto a Cersei.

10 - Ned Stark. Vínculo invisible entre El señor de los anillos y Juego de Tronos. El tipo más honorable de Poniente hasta la temporada 7. Su recuerdo perdura. Imprescindible.

Mención especial al cachondo que le regaló los 3 huevos a Danerys. También mención especial a Tyrion Lannister. Sí, el enano, el putero, el personaje más plasta de toda la saga. Puta Globalización.

Un saludo.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
18 de noviembre de 2014
54 de 84 usuarios han encontrado esta crítica útil
Uno, que es un simple aficionado a la física de partículas, y que ha llegado ya al convencimiento de la inmortalidad del espíritu humano a través del mediano entendimiento del átomo, he revisado este filme y no he podido evitar una media sonrisa al recordar la última final de GH Vip, que rompió al parecer todos los récords de audiencia. Me preguntaba cuántos paletos de la esfera de Tele 5 asiduos a ese tipo de formatos de telerealidad habrían visto esta peli. Indudablemente el esfuerzo intelectual de Nolan caerían en balde. En los USA todavía es peor que en Castilla La Mancha: Forjado a fuego, el precio de la Historia, Donald Trump, el programa de las Kardashian, Locos por los autos, Justin Beaver, Beyonce o el programa del Partido Republicano ya nos indican de sobra los tiempos en los que nos movemos. Y ojo, que para ser justo con Tele 5 coloco en el mismo saco la ideología de Pablo Casado que el cutre posicionamiento de contenidos de la cadena amiga. Cuando revisas una película como esta todo va en el mismo saco. Desde Facebook a Trump, de Tele 5 a Casado, de las Kardashian a Putin, de Instagram al LG5 o a un Barça-Madrid. Una puta mierda de mundo epiléptico de postureo y analfabeto que supongo que entendió esta película como un ejercicio de amor entre un padre y su hija.

Y por ello afirmo que el intento de Nolan de realizar un alegato cinematográfico que sirviera de faro para el entendimiento de nuestra aparente inmortalidad cayó en saco roto desde que lo pergeñara. La imbecilidad y la instantaneidad se han elevado exponencialmente durante los últimos cuatro años. Cuando los ciudadanos ya no son capaces de regar de sangre las calles luchando por un futuro mejor para ellos y para sus hijos, es indudable que la estulticia se ha adueñado en la época en la que más datos disponibles sobre cualquier materia ha tenido jamás el ser humano a su disposición. Y hábilmente dirigidos por los grupos de poder se han enfangado en direcciones como la superficialidad, el yo, la imagen y todo el espectro de lo superfluo y analfabeto: ¿a alguien le interesa verme hacer una paella en el monte con los colegas un domingo por la mañana después de un fiestón? Pues al parecer a millones de personas. La verdad es que 15 años atrás no contaba con este giro de guion. Una pena.

Y aunque la película me ha gustado el doble tras una revisión, creo que Nolan se equivoca al dirigir sus esfuerzos narrativos a una explicación del espacio-tiempo más o menos personal, e incluso a insinuar que es el átomo (la materia) y no Dios (¿el espíritu?) quien lleva el adn de la inmortalidad intrínseco en su comportamiento, desde el entrelazamiento cuántico a los universos paralelos o a la ecuación de Hawking sobre los agujeros negros. Ese derroche de energía es pasado por alto por el 95% de las personas a las que he consultado sobre este filme: "Uhau tío, se ve hasta lo que parece un agujero negro." O... "cuanto más lejos vas más envejeces..." y cosas por el estilo.

Hubiera quedado mejor con McConaughey embutido en un traje a lo Robocop, repartiendo estopa en algún mundo alien repleto de clones de Belén Esteban, Kiko Matamoros, las Kardashian y Mila Ximenez, ejecutando al instante a todos aquellos que se cruzaran en su camino blandiendo por bandera un "mentiendes" o un "yo voy de cara", y aún quedara tiempo para introducir su puño robótico en todos los ojales de los Jorge Javier Vázquez (soy actor y hago obras de teatro) que se encontrara por el camino. Y sí, de vez en cuando soltar socarronamente alguna ley de Newton o un teorema matemático mientras viola bucalmente al último expulsado de GH. No hubiera arreglado nada, pero al menos me hubiera reído algo. La peli? Un notable.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2
6 de junio de 2014
79 de 107 usuarios han encontrado esta crítica útil
Por la mañana me pillo las chanclas, el desodorante y dos kilos de heroína y paso tranquilo la aduana en Barajas. Camino de Nicaragua y en pleno océano Atlántico, el avión se va a pique y nos estrellamos en una isla pequeña y deshabitada. En estado de shock voy dando órdenes aleatorias a los pasajeros que todavía no la han palmado; salvo a una gorda del ataque de un Tiranosaurius Rex, aso dos pollos al ast y después me pongo con una sesión de pilates en la orilla de la playa.

Tras dos semanas en la isla ya le voy pillando el tranquillo. Cambio el jaco por dos latas grandes de bonito del norte. Aparece David Lynch y me reta a una partida de ajedrez. Tras introducirse una de las torres por el ano, tira las piezas de un manotazo y las cambia por conguitos. Me da jaque y se come seis. Veo un humo negro que va reptando por el suelo. Lo sigo y me lleva a una especie de bunker. Hay mucha gente fumando y no veo nada, así que decido salir. Un tío calvo y escocés me espera sentado sobre un tronco y pregunta si creo en Dios. Cuando voy a responder que sólo creo en Luis Arconada, aparece un velocirraptor y lo decapita de un bocado.

Un arquero mongol le lanza una flecha a una liebre. La compartimos. Se ha estrellado otro avión. La isla se llena de más gente rara. Más tarde descubrimos una estatua de poliespan de diez metros de Elvis sobre una enorme plasta de rinoceronte que señala al sur. Los pasajeros del otro vuelo que... y tal y tal... bla bla bla...

Esto es lo que ocurre cuando las series de televisión se dejan en manos de publicistas. Otros ejemplos que se han servido de Lost son Homeland, La Cúpula o Falling Skies. La fórmula consiste en vestir de seriedad un argumento disparatado, que la gente hable sobre ello y flipe a más no poder. Que los índices de audiencia nos respalden, y luego, luego... ¡qué coño! ¡somos los amos! ya terminaremos la serie cómo nos dé la gana. O que están todos muertos, o que la culpa de todo la tiene el de la coleta de Podemos. No importa el final, sólo el principio. Este es el fascinante mundo de personas sólamente capacitadas para contar una historia en 20 segundos, no en seis años. Y de ahí la catástrofe.
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
28 de abril de 2014
70 de 95 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un colega mío escribía acertadamente que tras verla en el cine volvió a casa con tal mono que había volcado el azucarero en la mesa de la cocina y había pillado a su mujer y la había... bueno, la había dejado dormir. En mi opinión, es la mejor peli de Scorsese desde La última tentación de Cristo y su afamado Goodfellas, época dorada de creatividad del director neoyorquino. Su musa se sale (quizá el mejor papel de Di Caprio hasta hoy), y los secundarios gordos, frikis, y enfarlopados hasta las cejas, dibujan un excelente y alocado vodevil cinematográfico. Es imposible que te caigan mal.

Y ahí reside una de las virtudes de la cinta, Di Caprio santificado como procer de una sociedad que ineludiblemente camina hacia ese final: el triunfo (dinero) fácil (sin esfuerzo). Lo sabemos y lo aceptamos, al menos durante las casi tres horas que dura la película. Luego ya es otro cantar, y uno se pregunta si sería capaz de estafar a trote y moche si estuviera en el lugar del italoamericano y tuviese la capacidad de lograrlo. Cuando uno mira la sociedad actual ve reflejado a Blesa, ex presidente de Bankia, un tipo con menos glamour que una aceituna y que con esa cara de gañán, sorprendentemente, ha arruinado a medio país llevándoselo crudo. Y al parecer quedará impune.

Todo tipo de reflexiones buyen después de ver está película, sobre todo la de que se puede ser así de miserable y triunfar en la vida, ya que nuestro héroe no termina solo y olvidado en un calabozo de Sing Sing, sino que continúa sus días realizando charlas por todo el mundo sobre "cómo triunfar", como si la estafa, el engaño, el robo y el atraco fueran sinónimos de trabajo honrado y eficaz. Y no me extraña, soportando como lo hacemos a políticos tipo Magdalena Álvarez, ex mimistra de fomento del gobierno socialista, de verbo fluído y analfabeto, que entre otras perlas nos dejó aquella de "el dinero público no es de nadie", y que ahora, imputada por el caso de los ERE cobra mayor relevancia si cabe.
Scorsese se disfraza de genio y nos manda un mensaje claro: os voy a hacer reír, aunque no os haga ni puta gracia. Y sin nadie fumando en la oficina.

Sobresaliente.
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados