arrow
Haz click aquí para copiar la URL

La modista (The Dressmaker)

6,0
4.224
votos
Sinopsis
Australia, años 50. Tilly Dunnage (Kate Winslet), una glamurosa modista, regresa a su casa en el turbio pueblo de Dungatar tras muchos años trabajando en exclusivas casas de moda de París, con el objetivo de cerrar heridas del pasado y vengarse de quienes la forzaron a marcharse años atrás. Allí, no sólo se reconciliará con Molly (Judy Davis), su enferma y excéntrica madre, y se enamorará inesperadamente de Teddy (Liam Hemsworth), sino ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 8 >>
2 de marzo de 2016
35 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
A pesar de que ha sido promovida como un "Drama" a mí me parece que esta es una película absolutamente inclasificable, o mejor aún, es a la vez drama, comedia, thriller, sátira, historia romántica y de alguna manera tiene hasta un tono policial. Todos los géneros simultáneamente y ninguno definido se utilizan para contar una historia desmedida, exagerada y extravagante pero que, aunque parezca contradictorio, es muy, muy, muy entretenida.

Este extraño y tan fuera de lo común filme me divirtió, me hizo reír y sufrir por partes iguales. Hay una reconstrucción de los años '50 y, especialmente, un muestrario de la alta costura femenina que son extraordinarios y —algo que los veteranos podrán comprender mejor— Kate Winslet aquí me hizo recordar a la inolvidable Rita Hayworth por su belleza y sensualidad. Mención especial para las actuaciones de Judy Davis como madre de la Winslet y de Hugo Waving haciendo una divertidísima viñeta de un policía muy poco "sui generis".

Si no tenés prejuicios por ver una película en extremo fuera de lo común, creo que "La Modista" te gustará como una agradable sorpresa.
Atilio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de abril de 2016
24 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Estamos ante una comedia negra de interesante factura pero demasiado heterodoxa e irregular como para satisfacer del todo. Carga las tintas en la exageración y el esperpento, sin llegar a cuajar en una propuesta del todo convincente porque deambula entre varios géneros y diversas posibilidades, sin decantarse por ninguno y desperdigándose en exceso en vericuetos de los que no siempre sale airosa. Agradable de ver por la electrizante interpretación de Kate Winslet, quien aborda su cometido con un entusiasmo contagioso que fascina de principio a fin. Pero las vicisitudes van dando saltos en el tiempo de forma críptica e irritante, como si la opacidad narrativa fuese una virtud.

Los personajes son demasiado literarios y sin matices como para convencer al espectador (el despojo de madre a la que se presupone alcoholizada pero luego resulta recuperar la cordura no se sabe bien cómo, el policía incontinente y sin tabúes que pasa de ser una loca en el armario a un irreductible luchador por la diferencia, etc.). Cada hecho aislado – cada escena en sí misma – está trabado y resuelto con solvencia y hasta brillantez aparente, pero deviene en pastiche deshilvanado hecho de retales donde las piezas no acaban de encajar en un mosaico que transmita una historia digna de tal nombre, sino tan sólo un amontonamiento de secuencias que parecen sacadas de una coctelera surrealista que lo mismo ofrece atisbos de tragedia, que de melodrama romántico, que de historia de éxito y superación como de relato de venganza despiadada, como si de un western iracundo se tratase.

Demasiados vaivenes, demasiados desvaríos, demasiados despropósitos que acaban por abrumar y fatigar más que divertir, como si no hubieran sabido tejer una narración juiciosamente ensamblada, sin que las costuras salten a cada bandazo. No cabe duda de que es una película rara que se propone ser extravagante y singular – lo cual consigue – pero aparece demasiado caprichosa e iconoclasta como para atrapar la atención, sin dejar de soltar un tufillo exasperante de pretenciosidad chirriante a su paso. Quizás sea esa amalgama presuntuosa de géneros, tonos, texturas y patrones lo que acaba por provocar la indiferencia del espectador, que si bien no se aburre en ningún momento, no puede tomarse en serio nada de lo que está pasando. Todo ocurre porque sí.

La recuperación de la excelente Judy Davis en un excéntrico papel es un aliciente. Y los demás actores están convincentes en sus espasmódicos cometidos. Pero en conjunto resulta una propuesta demasiado atildada y recompuesta que no acaba de encontrar su horma. Entretenida sí, pero prescindible.
antonalva
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de marzo de 2016
22 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Quizás me ha cogido con un buen día, viendo la desigual crítica de prensa que tiene, pero a mí me ha parecido brillante e ingeniosa. Veo mucho más en esta película. Un grupo de personas cualesquiera en un pueblo cualquiera que podría ser, cualquiera que conozcamos. Un retrato psicológico de la envidia, los secretos, el egoísmo, y sobre todo la maldad. Maldad y falsedad en estado puro. Y un deseo de venganza que todos en alguna ocasión hemos sentido. Creo que es muy fácil identificarse con la protagonista. ¿Quién no ha pensado alguna vez aquello de "me ha mirado un tuerto"? , ¿quién no ha sentido que luchaba contra el destino y que los "malos" siempre se salen con la suya?.
Muy buena la banda sonora, la relación de las dos actrices y la evolución de la madre, teniendo en cuenta además que el escenario acompaña muy poco.
¿Es rara? sí, ¿disparatada? también, pero francamente me ha gustado. Gracias Kate, porque me has redimido.
patri
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de marzo de 2016
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Con una puesta en escena que se mueve entre el cine de “Amélie”, esa cámara de medios y primeros planos sobre rostros expresionistas, y los hermanos Coen, esos personajes de comic, cuando disparatan, en el buen sentido de la palabra, esta película cuenta de una original manera, una venganza. Con regate futbolero a los espectadores incluido. Lo que dice mucho de la sangre fría de los guionistas o de la disciplina férrea de la directora que no se deja tentar por la bella historia de amor que tenía entre las manos y sigue a lo suyo que es consumar una venganza.
Personajes extravagantes en un pueblo imposible, sin una calle asfaltada, reciben la visita de una mujer que siendo niña se tuvo que ir de malas maneras y hasta ahí puedo contar. Aunque si lo contara no perdería ni pizca de su atractivo y la diversión seguiría asegurada con guiños preciosos al cine del pasado y al actual, con alfombra roja incluida. Impagable esa alfombra roja ardiendo y… ¿Quemando qué? ……. ¿Hay un mensaje de la directora? ¿Hacia quién?
También podría decir que a un pueblo de la lejana Australia, en manos de un malandrín, llega una modista a imponer justicia. Y como en las películas del Oeste, el malandrín contrata a otra modista más rápida para que se enfrente a la recién llegada.
Y también valdría para explicar el argumento.
¿Qué no he hablado del sargento de policía?
Es que si hablo del sargento de policía salen todos los que lean esta reseña pitando para el cine.
Y la verdad es que si no lo hacen será una verdadera pena.
Kate Winslet va cogiendo peso, en todos los sentidos, y no me cabe la menor duda de que en el futuro será una gloriosa Gloria Swanson, una atractiva Susan Sarandon o una imponente Gena Rowlands. Está muy en su papel, que ahora está a la altura de Kathleen Turner o Meryl Streep, pero es que la tropa de secundarios es mucha tropa, dados sus papeles de llamativa presencia debido a sus debilidades, enfermedades u otras peculiaridades. No se salva ni uno. Y queda, aún siendo la indiscutible protagonista, un tanto ahogada por tanto friqui.
En fin, ni había oído hablar de la película, cuando decidí verla. Disponía de dos horas y no había ninguna otra que casara con mi horario, así que entré. Nada más empezar la proyección y ver bajar a la modista del tren, con la maquina Singer y con la música de la banda sonora supe que había tenido suerte. Mo me equivoqué.
¡Ah!, durante la proyección se puso a sonar un móvil. Durante casi un minuto. Se ve que su dueño no tenía muy claro como callarlo. No le vino mal a la historia que estábamos viendo.
¡Ay, el sargento de policía! ¡Qué hombre este!
cinefiloman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de marzo de 2016
15 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me parece una buena pélicula, que no gustara a todo el mundo. Nada conservadora, emocional, y con mucha fuerza. Es agradable que no recuerde a ninguna pélicula en las formas. Kate winslet está estupenda como siempre, llena de fuerza. Llena la pantalla, como pienso que pretende el director. La recomiendo a las personas creativas.
Rocio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 8 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados