arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Palafrugell
Críticas de cinefiloman
Ordenadas por:
151 críticas
1 2 3 4 10 20 31 >>
2
8 de marzo de 2017
56 de 69 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lo mejor de la película son los escenarios por los que transcurre y a los que la fotografía de la película saca un rendimiento más que aceptable. Lo peor, es todo lo demás.
Después de unos cuantos thrillers patrios de una calidad gozosa nos llega éste que viene a recordarnos las películas tan malas que hacíamos antes sobre policías y asesinos.
El comienzo de la historia es de una falta de ritmo y coherencia en el hilo de la historia, confuso y mal trabado, que hecho adrede el guionista no lo podía haber hecho peor, o el director, o los de montaje, no sé quién. Los personajes no se saben de dónde vienen, en donde estamos, qué muerte fue primero o fue después, cuánto tiempo ha pasado, nos encontramos con un asesino en serie, no sabemos cómo se enlazan los primeros asesinatos con los últimos. La protagonista no termina de perfilarse en toda la proyección. A lo largo de ella vamos averiguando con esfuerzo qué está pasando y salvo algún instante de la hermana mayor de la protagonista, ningún personaje cuaja. Y es que la interpretación de todos los actores no puede dar más de sí, a pesar de que en alguna escena sin dialogo se les ve con recorrido, la misma Marta Etura, que me parece una buen actriz, lo demuestra en algunas apariciones silenciosas.
Eso es así porque hacía tiempo que no oía unos diálogos tan artificiosos, huecos y algunas veces tan torpes. Como cuando un doctor le dice a la protagonista que tenga cuidado al despertar a una paciente porque la puede asustar, que teniendo en cuenta como está la paciente y los hechos que ha cometido, y que el doctor conoce, hubiera más bien de haberle dicho: Tenga cuidado al despertarla, porque se puede llevar usted un buen susto.
Y claro, con unos diálogos así, a un actor meterse en el papel, se le hace complicado, o el comentario de un policía a su jefa en medio de la aparición de un cadáver,
-Igual soy un poco chafardero, pero mi compañero bebe.
Más o menos.
No he leído la novela pero no creo que la adaptación le haga justicia por muy mala que sea aquella porque esta es un desastre.
En fin, unos escenarios que dan para muchísimo, una historia con misterio, fantasía, suspense, y unos actores que podían haber dado más de sí, para una película mediocre, de tarde de televisión con mantita y siesta, por culpa de un guión insuperablemente ineficaz y torpe.
Lo de Marta Etura, ya lo de haber estudiado con el FBI da risa, lo de consultar a su experto compañero americano da pánico, montando la pistola y sorprendiéndose y casi matando al marido da grima y lo de la escena de amor a posteriori no da ni para un aprobado en la Escuela de Cine.
Un fiasco con tan buenos mimbres que había.
cinefiloman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
8 de abril de 2016
41 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
La intención de la película es clara. Aunque en el titulo esté la palabra amor, antes con mayúsculas está la palabra Kiki, que no es el nombre de un jefe zulú gay ni de una gheisa japonesa amanerada, y además en los créditos, harto elocuentes, se funden en ajustados acoplamientos, en una doble acepción, animales irracionales, incluido el ser humano, en plan pastiche. Se trata de sexo, aunque Paco León le diga amor. Que preguntaría Carver.
Es una película coral sobre algunas de las maneras de disfrutar del sexo que tenemos los seres humanos.
Sin vergüenza, con desparpajo y frescura Paco León nos da una vuelta por esos recovecos tan íntimos y tan de cada uno de nosotros con la naturalidad que algunos hablan de futbol o del tiempo.
Cinco historias que para sorpresa mía no levantan ningún oh! de extrañeza y sí mucha complicidad y mucha risa entre los espectadores. Se respira como una relajación, se oye como un suspiro de alivio entre la concurrencia y venga risas. Igual es que ya era hora de dejarse de ser tan pacatos y encarar el sexo como lo que es, una pura necesidad orgánica.
Estas cinco historias podían haber dado para mucho desmadre y mucho pasarse de lo que es el equilibrio pero el director de manera seria y concienzuda, sin histrionismos y con mucha humanidad, va contándonos mediante unas actuaciones muy centradas que es aquello que sexualmente nos pone.
Y hace algo muy difícil, casi diría que virtuoso, casar las cinco historias con actores diferentes sin perder la armonía y conseguir al final en una epifanía ferial, esperada, que todos casen con todos.
Creo que calificar la peli como una comedia erótico-festiva no le hace justicia. Es más humana que erótica y siendo muy festiva, es más didáctica.
Viendo a Paco León desenvolverse en estas comedias que hasta ahora ha realizado con tanta humanidad y soltura no me extrañaría que en un futuro se ponga serio y nos haga padecer. Su talante jovial no consigue ocultar la veta de tristeza que las anima.
Si esta película no triunfa internacionalmente no será porque artísticamente no lo merezca. Igual es que falta algún otro apoyo. A nosotros llegan películas americanas malísimas y se pasean por nuestras salas más de lo que sería entendible ateniendo a su calidad, algunas no sé ni como consiguen cruzar el charco.
Si tuviera que elegir una escena despiporrante de las muchas que hay no sé si elegiría entre el debate sobre fulbito en “misión de micción” o el “ménage à trois” con el sordomudo. Ahí lo dejo.

Nota: Pensándolo a posteriori, creo que la palabra amor en el título le ha permitido a Paco León obviar el oscuro lado del sexo y así saltarse algunas aficiones especialmente problemáticas, como la necrofilia, que hubiera teñido el film de una sabor agridulce difícilmente digerible, y la pedofilia, que le hubiera traído problemas con la Iglesia. Bien hecho.
cinefiloman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
24 de diciembre de 2016
40 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lo voy a decir porque si no lo digo reviento.
De aquí a unos años películas monstruosamente publicitadas y con recaudaciones extraordinarias habrán quedado en películas correctas, del montón de las decentes, y otras, no me extrañaría que esta lo fuese, que han pasado modestamente, perdurarán en el grupo de la películas inolvidables, que se realizaron en homenaje a esos seres humanos que de un día para otro, no sólo poder andar 100 metros, sino ver los colores, oír los pájaros o asomarse a la puerta de la calle se convirtió en un sueño imposible. Y además dirigida con una valentía y un acierto admirable.
Tengo que decir que fue ver el elenco y la desdeñé, me imaginaba una mezcla de ocho apellidos vascos y el club de la comedia, pero no sé si fue ver la foto del cartel, dónde no sé por qué me parecía que los de entonces no eran los mismos, o por la temática lo cierto es que fui. Y no, no me equivoqué.
Debe haber sido una labor de titanes para el director y para los tres actores principales conseguir actuar sin caer en el encasillamiento del que venían. El que más complicado lo tenía por lo definido de sus papeles interpretados era Karra Elejalde, después Dani Rovira y luego Alexandra Jiménez. Y ha sido en sentido inverso, lo que es lógico, cómo han superado la prueba. Ella está fantástica, Dani Rovira ha dado pruebas de que está preparado para lo que le echen y Karra Elejalde, no quiero ni pensar en el laborioso proceso en el que se habrá visto inmerso para no caer en lo que tantas veces hemos visto. Ha sido un goce para mí ver como había instantes en los que parecía que iba a caer en el encasillamiento y como se libraba. De filigrana. Ver dialogar a los dos, lanzándose pullas y no acordarse de los ocho apellidos es un logro de una dificultad formidable. Marcel Barrena lo ha conseguido.
Esta historia sobre el dolor, el sufrimiento y el tomarle a la vida la medida que en realidad tiene, indefinida pero impredecible, que debo decir que si ha habido gente que ha llorado monstruosamente con películas recientes, con esta puede deshidratarse, está rodada con la sencillez y la simpleza que tiene la cotidianidad cuando se vuelve horrible, de pesadilla: Ese dedo que deja de obedecer, esos ojos que se oscurecen para siempre, ese momento en el que asumes que vivir no es que sea un regalo, es que es un milagro.
El protagonista se lo resume muy bien a su suegro cuando lo pone a girar al borde del barranco y una vez que ya está mareado y en el filo del abismo le dice,
-Así es mi vida.
Basada en hechos reales, al final hay fotogramas de los verdaderos héroes, la película no es sólo es un homenaje a ellos, es un homenaje a aquellos que por encima de todo y contra todo defienden esa parte que les ha tocado administrar de lo verdaderamente importante: Vivir.
Vayan a verla y si no lloran más que en la monstruosa, es que la publicidad les ha obnubilado el sentimiento. Digo yo.
cinefiloman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
1 de marzo de 2017
28 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película es la última prueba, recién salida a las pantallas, de que un presupuesto generoso y tres actores de categoría no son garantía de que lo que vaya a salir sea una película de calidad. Porque este film es un film mediocre, apto para el consumo básico, cargado de tópicos y convencionalismos. Y nada original. Con la gracia de grueso calibre de las situaciones de toda la vida entre padres protectores y novios recién llegados, con el consabido machismo que despiden momentos en los que una y otra vez la mujer, en este caso hija, no está preparada para cualquier novio.
Es tan poco original que Roberto Álamo hace el mismo papel que en “Que Dios nos perdone” y hasta tiene frases parecidas sobre su falta de control. Hay que tener poca ambición, menos imaginación y todavía menos ganas de trabajar un guión para casi fusilar un personaje. Lo cambian de profesión. Pensarían que así iba a colar.
Una advertencia a Roberto Álamo: A poco que se descuide se queda de personaje descontrolado hasta los setenta que ya por la edad pues lo del descontrol no va a casar. Y es una pena porque me parece un actor que puede dar mucho de sí.
José Coronado y Javier Cámara dan pequeños atisbos de lo que son y poco más porque la corriente aburrida y muy transitada del guión no da para florituras.
Las situaciones son las esperadas, los novios díscolos cumplen con la heterodoxia del momento y las parejas que podían haber reflejado un poco el panorama familiar que empieza a ser habitual en nuestra sociedad, parejas monoparentales, parejas homosexuales y algún que otro hijo para hermano de las novias, pues no. Tres matrimonios como Dios manda, con una hija cada uno y lo demás ya es fácil de imaginar.
Vayan si quieren, todo lo que puedan ver ya lo han visto muchas veces en las series que desfilan por nuestra televisión. Vale más cualquier alocado y divertido capítulo de “La que se avecina” que esta película.
A destacar la monstruosa campaña comercial que de nuevo ha venido a vernos.
Ya ven que lo de los cuñados ni lo menciono. Desde Rafael Azcona hasta aquí ya se ha dicho todo y más. No es de imaginativos insistir.
cinefiloman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2
14 de junio de 2017
23 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película pretende poner un ladrillito, luego resulta que es un ladrillazo mal cocido y deforme, en la construcción mítica de Catalunya. Narra la aparición de un caballero que viene de Francia y libera Catalunya de los árabes. Y se ve que ahí empieza la historia de Catalunya. Estamos en el siglo VIII. Mi pregunta. ¿Y antes? ¿Qué era Catalunya en el siglo I? ¿Y en el siglo VII a. de C.? ¿Por qué el nacimiento de Catalunya empieza en ese momento? Misterio.
Remontándonos podemos llegar a los dinosaurios. ¿Había dinosaurios en Catalunya? ¿Fueron los dinosaurios los primeros catalanes? No, creo que no. No tengo ni idea de qué tipo de bicho era el primer ser vivo que puso sus pies, zarpas o lo que fuera en lo que hoy se llama Catalunya pero me importa un pimiento. Lo mismo que me importa un pimiento cualquier otra referencia a la historia de Catalunya, o de cualquier otro país actual. Entiéndase que dónde digo Catalunya, digo España, Francia o la Conchinchina. Entiéndase también que no estoy afirmando que la historia me importe un pimiento, estoy afirmando que las reinterpretaciones y usos de la historia para fines espurios me parece una estupidez. La historia hay que conocerla, y no por eso de no repetirla, que no es cierto, más que la estamos repitiendo ahora que es cuando más la conocemos, no ha pasado nunca, si no por el hecho de saber, pura y simplemente, saludable vicio del hombre.
Y ahora vayamos con la película.
Infumable. No había visto una película tan mala desde hace mucho tiempo.
Suelo ir al cine con un amigo y suelo escoger las películas yo, pues al salir me dijo,
-Hemos venido a ver películas afganas, iraníes, chinas, japonesas, coreanas, de esquimales pero tan malas como ésta nunca. Te has superado.
Me callé. ¿Qué iba a decir? No sé cómo saldrá nuestra amistad de esto.
Con la aparición de una ¿virgen? en el bosque que aprovechando que estás herido te viola a la vez que te cura para que lleves a cabo la liberación de lo que hoy es Catalunya me empecé a mosquear, menos mal que pusieron unas preciosas imágenes de los Pirineos. Después entrar en la vida cotidiana de un monasterio que tiene al lado un convento de monjas y ver los consabidos tocamientos y que había tema entre la madre superiora y uno de los frailes ya me subió la bilirrubina, menos mal que una panorámica del monasterio enclavado en un paraje bellísimo me frenó. A partir de aquí se van entrelazando las escenas, por un lado el monje que cuenta la historia del nacimiento de Catalunya y por otra las “duras batallas” que mantiene Otger Catalò, el violado, con los árabes para reconquistar la tierra sagrada que nunca debió ser sojuzgada y caer en manos impías, justo lo que piensa el Estado Islámico de Andalucía. Y ya toda la peli fue así, hasta el final. En que aparecieron unas imágenes de la actualidad y entonces me dije, claro, todo casa, era esto.
El guión no existe, son escenas emplastadas una detrás de otra. Las “duras batallas” entre catalanes y árabes cuando el director tenía a bien mostrarnos un plano general estaban compuestas por no más allá de cincuenta guerreros entre los dos bandos y no todos a caballo. No debería haber presupuesto. Por eso la cara de rabia y esfuerzo supremo que ponían los actores que representaban a los catalanes, al salir gratis, era de las que ponía yo cuando jugaba a los indios de pequeño. Los actores mal. Al ser doblados, doblemente mal.
Este buen francés, Otger Catalò, que viene a liberar a los catalanes no entiendo como no desistió al ver que iban llegando los caballeros que iban ayudarle y venían solos, sin tropas ni ná de ná, con lo puesto. Claro que viendo cómo iba pertrechado el ejercito árabe uno se preguntaba ¿Y estos, desde África, cómo han llegado aquí? Ver al jefe de los árabes pelear con nuestro héroe me hizo reír como en su tiempo sólo lo hizo Charlot.
Señor director, si no había presupuesto, pa que se metió.
Esta es una película que dentro de un tiempo lucirá muy armoniosa con las de Chuck Norris y parecidas glorias cinematográficas en el Paramount Channell. Iba a decir que era una peli se serie B, pero no, hay pelis de serie B que comparadas con esta son obras maestras.
Una duda. Del bebé que pretendidamente nace de la violación de nuestro héroe por parte de la ¿virgen? del bosque, ¿Qué se hizo? Porque no quiero ponerme a pensar en una cierta intención simbólica en la que el héroe es un esforzado carpintero, la aparición del bosque una virgen total y el bebé… no, no puede ser. A ver si ahora, que vivimos tiempos que nos acercan al 1 de Octubre, más de uno se va a poner a esperar la llegada del bebé que por fin liberará Catalunya, porque, créanme, enseguida me di cuenta de que allí donde yo veía árabes el director veía otra cosa. Lo ha disimulado tan mal, que a mí me pareció que en un determinado momento el jefe árabe dijo algo así como: “Cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor. Mejor para mí el suyo beneficio político” No sé si porque yo lo tenía reciente o qué.
Si van a ver la película, pocas veces en su vida habrán perdido el tiempo tan lastimosamente. Y si a algún padre o madre le da por poner a su bebé Otger, allá ellos, son muy libres, pero que la razón no sea la película, plis.
cinefiloman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 31 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados