arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Gabriela

6,0
294
votos
Sinopsis
En 1925, Gabriela se convierte en cocinera y esposa de Nacib, el propietario del bar de una pequeña localidad costera brasileña. Sin embargo, el hombre no tarda en cansarse de la forma de ser de su mujer, en muchas ocasiones algo ordinaria. Para colmo, un día la encuentra en la cama con su amigo Tonico, hecho que le llevará definitivamente a anular el matrimonio. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
13 de enero de 2009
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nacib (Marcello Mastroianni), mitad turco y mitad italiano, ha sido (mal)formado por la tradición machista de estos países, porque pregona y se ufana de dos principios:
1. Hay que hacer picadillo a la mujer infiel.
2. Hay que casarse con una mujer blanca, que tenga clase y que sea virgen.
Es decir, la palabrería de Nacib, lo hace ver ante los amigos y clientes de su cantina como todo un macho-machote y como un hombre de alcurnia… ¡pero la vida te da sorpresas y del dicho, al lecho, no hay mucho trecho.

Cierto día, Nacib conoce a una mulata llamada Gabriela que le solicita la contrate como sirvienta... y como ella demuestra que sabe consentir... ¡que cocina de maravilla! y que es ¡una pantera en la cama!, pronto, nuestro hombre tendrá que restregar con el pie su segundo principio y opta por casarse.

Lo que sigue, es una pícara y divertida historia -escrita por Bruno Barreto y Leopoldo Serran-, basados en la costumbrista novela, "Gabriela, Cravo e Canela" (1958) del laureado escritor brasileño, Jorge Amado, a quien ya el director, Barreto, le había llevado al cine, con gran éxito, “Doña Flor y sus Dos Maridos”.

Como Gabriela, una sensual y prometedora, Sonia Braga, recrea a ese atinado e irresistible tipo de mujer que, con suavidad y destreza, va realizando todo aquello a lo que aspira... y con detalles muy precisos, iremos captando que su mayor anhelo es la Libertad. Pero, acaso ¿la relación de la pareja, Nacib-Gabriela, se convertirá -como tantas otras-, en un mundo de “siempre lo mismo”, aislamiento y sexo rutinario?… Eso tendremos que verlo.

La forma en que, ellos, resuelven cada situación interesará a más de uno, y nos quedará la sensación de que hemos pasado un rato delicioso con los personajes de una sociedad que aún preserva tintes de feudalismo. Esto, dosificado con buen humor y coquetería, y donde, además, se nos recrean cosas que, como pareja, vale la pena recordar y, por supuesto, remediar.

La banda sonora de, Antonio Carlos Jobim, es otro aire positivo de esta película; y la fotografía de, Carlo di Palma, se recrea con preciosismo y placidez en los bellos paisajes y en la sensual piel canela de tantísimas mujeres brasileras.

<<GABRIELA>>, es un filme fresco y divertido, cuyas canciones quizás tararees durante un buen tiempo.
Luis Guillermo Cardona
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de abril de 2011
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Siguiendo la línea más tradicional de los culebrones brasileños, lo que incluye el retrato de una sociedad fuertemente estratificada, la división por el color y una producción de lo más mediocre... se presenta esta preciosa historia de Jorge Amado, escritor de gran éxito en Brasil cuyas obras desembocan en películas con la mezcla perfecta de humor y sensualidad. Gabriela representa el estereotipo de mujer salvaje y ardiente que vuelve locos a los hombres, pero de piel oscura y sin recursos económicos, lo que en un país como Brasil supone pertener al segmento menos prestigioso de la población. De ahí el dilema de nuestro protagonista y el nudo fundamental de la historia.

En realidad la película se queda reducida a mostrar el sensual encanto de Sonia Braga enmarcado en la inocencia de su personaje, bello homenaje al magnetismo de la mujer brasileña morena, salpicado con notas de oscuras pasiones por parte de los habitantes del pueblo y del ambiente de hipócrita asfixia moral de la época que, por cierto, aún perdura hoy en día, en el que los hombres disfrutan sus correrías sexuales en el local de alterne, mientras se espera de las mujeres que reduzcan a la mínima expresión el alcance de sus escotes. Ante tal panorama, la sexualidad natural e inocente de Gabriela sobresale como una punta de lanza que rasga las conciencias. El mensaje, en mi opinión, es claro: la garota es un grito a la libertad de expresión y al sexo libre, a la necesidad de vivir como uno quiera y al derecho a ser feliz cualquiera que sea el camino escogido.

Adornando la mediocridad surge la maravillosa banda sonora de A.C.Jobim, que al final resulta ser lo mejor de la película, y que transmite con la velocidad del rayo la pasión que las imágenes no son capaces de reproducir, salvando el cuerpo de Sonia, cuya belleza real también es más que cuestionable.
sandgirl
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados