arrow
Haz click aquí para copiar la URL

La nueva tierra

7,3
191
votos
Sinopsis
A finales del siglo XIX, una familia sueca emigra a Minesota. Van en busca de una vida mejor y más libertad y aunque no pretenden convertirse en americanos, la cultura de su nuevo país va influenciando cada vez más sus vidas. La tierra en la que se establecen es mucho más fértil que la que poseían en Suecia, pero igualmente deben luchar contra los elementos. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
16 de abril de 2015
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Max von Sydow y Liv Ullmann son pioneros en una tierra nueva y extraña, y nosotros con ellos.

Ya comenté en el comentario de "los emigrantes" que este díptico son dos películas fundamentales y únicas para entender el sentido y complejidad psicológica que conlleva el emigrar a una tierra nueva.
Esta segunda parte contiene las mismas virtudes que su predecesora, con el añadido de que se desarrolla enteramente en tierras norteamericanas y hace una descripción de aspectos que se han visto en otras películas pero pocas veces desde una estética tan realista, incluso en algunos momentos dolorosa, sobretodo los encuentros con los indios Sioux son de una crueldad extrema que puede herir la sensibilidad del espectador moderno acostumbrado a la abundante sangre digital.

Cine único, digno del mejor Andrzej Wajda, en su descripción de la intrahistoria de unos personajes anónimos.
Es una pena que sea tan difícil su acceso al estar completamente descatalogada. He tenido que rescatar una versión con subtítulos en inglés.
waldeker
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de julio de 2019
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Segunda parte de "Los emigrantes", con la cual forma un todo indisoluble que dibuja un fresco vivo de lo que debió ser, muy plausiblemente y casi sin duda, la peripecia de aquellas gentes que, como tantas otras, se ahogaban en la vieja Europa con estructuras económicas, sociales y culturales arcaicas y asfixiantes y, a pesar del dolor que supone abandonar tu país y tu familia, afrontaron con valor y entereza, y con distintos grados de suerte, la aventura durísima e incierta de la emigración, en busca de una oportunidad, algo que su país de origen les negaba por completo condenándoles de por vida, y a sus descendientes, a una pobreza sin horizonte alguno y de permanente humillación bajo los amos terratenientes y estamentos de poder.

No sólo es la formidable caracterización e interpretación de los actores, sino que todo rezuma credibilidad. No olvida tocar el tema de cómo aquellos inmigrantes suecos se llevaron a América sus férreas enseñanzas religiosas, y en la película también se roza en una escena el tema de los enfrentamientos entre distintas ramas del cristianismo que ya habían ocasionado sangrientas guerras en Europa, pero en América estos enfrentamientos religiosos ya no tenían sentido y se asumió bastante bien, hasta la fecha, la libertad de religión. No olvida tampoco, en esta magnífica segunda parte, La Nueva Tierra, referirse al drama de los indios que ya estaban en aquellas tierras, que eran suyas, y fueron despojados. Las más de seis horas que duran en total las dos películas, en ningún momento cansan.
Daniel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de septiembre de 2011
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Muy difíciles fueron las largas, difíciles y costosas travesías que los europeos que emigraban a los Estados Unidos tuvieron que emprender para llegar a esa tierra de oportunidades. Sin embargo el desembarcar sano y salvo a las costas del nuevo continente era sólo el principio, pues más allá del litoral había un vasto y practicamente inexplorado territorio que los esperaba, en el que no sabían qué se iban a encontrar, pero que les brindaba la valiosa oportunidad de prosperar en esa nación naciente a mediados del siglo XIX. Con algo de dinero se comprarían allí varios acres de tierra en el que establecerse con su familia, construir una granja y crear un nuevo hogar, a miles de kilómetros de sus orígenes en la lejana Europa. No obstante esto era un proceso que requería un gran esfuerzo, paciencia y fe en que todo saldría bien, a pesar de los dificultosos principios en los que tendrían que adaptarse y acostumbrarse a su nueva tierra.
Tras cruzar tierra y mar para llegar a Minessota desde su Suecia natal, los Nilsonn, Kristina y Karl-Oscar, con su prole se instalan en un terreno virgen, pero propenso para la agricultura y cercano a un lago. La dureza del clima y la distancia que en un inicio los separa de la civilización, no les impedirá construir una pequeña granja en la que vivir provisionalmente hasta que los tiempos de bonanza les permitan edificar una casa como Dios manda. Mientras que ellos ponen sus esperanzas en que sus tierras florezcan, den fruto y les permitan ir creciendo económicamente, Robert decide seguir su propio camino y marchar a California donde enriquecerse en la llamada Fiebre del oro, pero desgraciadamente no será ésa la fiebre que encontrará en su trayecto. Al estar establecido en territorio expropiado a los Siux, se verán envueltos en la violencia que enfrentará a estas tribus con los colonos en tiempos de la Guerra de Secesión (1861-1865). Los Nilsson y especialmente Karl-Oscar se verán duramente golpeados con la pérdida de Kristina tras numeroso embarazos, lo que no significará que no sigan adelante.
Con esta película, con base en la novela "Hacia una buena tierra" del autor sueco Vihelm Moberg, Jan Troell continúa la historia que comenzó en la anterior " Los emigrantes" (adaptada también de la obra literaria). Manteniendo el espíritu y la esencia de sus predecesora, nos adentra en la América profunda a través de los ojos de los emigrates suecos, de sus experiencias y de sus vivencias. Además de permitirnos conocer aún más a los personajes, su carácter, sus temores, sus creencias, sus esperanzas, sus miedos y su forma de afrontar el reto de aprender a vivir en el nuevo continente en el que han puesto su futuro.
Continuo en el spoiler.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
david panadero moya
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de octubre de 2020
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
328/39(29/09/20) Sugerente cierre de la bilogía épica que homenajea a los emigrantes que dejaron sus hogares en Suecia para colonizar USA y de este modo hacerla grande y fuerte, además de ser un tributo al genuino Sueño Americano. Segunda parte iniciada con “Los emigrantes” (1971), siendo rodadas las dos a la vez, pero divididas para el estreno en cine. Guionizada y dirigida (como la primera) por Jan Troell (que también se encargó de la fotografía y la edición), ambos basados en las novelas de “Los emigrantes” de Vilhelm Moberg (consta de cuatro libros: Los emigrantes, Hacia una buena tierra, Los colonos y Las últimas cartas a casa), basándose en la historia de las dos últimas de estas novelas, “The Settlers” (1956) y “The Last Letter Home” (1959), la película trata sobre inmigrantes suecos que establecieron su hogar en Minnesota, a mediados del SXIX. Jan Troell también recibió nominaciones a dirección y guionista (coescrita con Bengt Forslund), y Liv Ullmann recibió la nominación a Mejor Actriz (perdió ante Liza Minnelli por “Cabaret”), fue nominada a Mejor Película en Lengua Extranjera el mismo año en que “Los Emigrantes” fue nominada a Mejor Película (perdió ante la buñueliana “El discreto encanto de la burguesía”).

Los eventos importantes del período (1840-1890) , tocando con naturalidad orgánica temas norteamericanos tan fuertes como la Fiebre del Oro, el inicio de la Guerra Civil, la Rebelión Sioux (la Guerra de Dakota de 1862), los fanatismos religiosos, o la fiebre amarilla. Estando la familia protagonista embarcada en la odisea humanista por adaptarse a un nuevo entorno, con sus dificultados, barreras, peor también alegrías. La primera parte era el Éxodo, sobre las causas del hastío en tu tierra que llevan a un puñado de emprendedores familias a dejar las raíces atrás para ir en largo viaje en busca de la Tierra Prometida, en este caso Minnesota en USA. Esta es sobre adaptarse, sobre crecer, sobre evolucionar, sobre dejar de ser y convertirse en algo nuevo, reflejado en la carta que le mandan al protagonista para comunicarle que ha dejado de ser sueco para ser estadounidense. Ello narrado con crudeza, con sequedad, con realismo, surcamos el costumbrismo de modo epopéyico, donde su enorme duración de 204 minutos no es obstáculo para engancharte a un desarrollo que destila autenticidad. Protagonizada (al igual que la primera, pero aún con más peso por Max von Sydow, Liv Ullmann y Eddie Axberg.

La nueva tierra es Minnesota, 1852. Karl Oskar Nilsson (Max von Sydow) y su esposa Kristina (Liv Ullmann) llegan sin dinero y enfrentan un largo invierno. “Un día nuestros hijos nos agradecerán haber venido a Estados Unidos”, le dice. Pasan su primer invierno sostenidos más por la esperanza que por la comida. En la primavera, el hermano menor de Karl Oskar, Robert, se va a California con su fiel amigo Arvid (Pierre Lindstedt), porque "en Estados Unidos todo el mundo es su propio jefe". Ha oído hablar de las leyendas del oro. Tiene 18 años y eso es todo.

Es un lienzo ascético de la vida de los pioneros que colonizaron USA, una radiografía de las alegrías y tristezas que conlleva este nuevo hábitat, a orillas del lago Ki Chi Saga. Asistimos a como construyen su primera cabaña, como aran el campo, el sueño de tener un buey, como Karl lo sacrifica por un bien mayor (ello en una poderosa escena invernal en medio de la nada), como construyen una cabaña mayor, sus problemas con el fanatismo religioso también aquí (ello expuesto en una escena donde unos radicales cristianos exigen que los Nilson dejen de ver a Ulrika y esta responde de modo digno y orgulloso), como se relacionan con los lugareños, con los nativos. Con los indígenas se hace un acercamiento humanista, dando explicaciones de que ellos son los verdaderos dueños de la tierra que pisan estos suecos, y que estas fueron expoliadas por el gobierno USA para vendérselas a los colonos europeos, bajo el Manifest Destiny. Vemos que estos suecos tratan de modo amigable a los sioux (lo pobladores ancestrales de estas tierras).

El núcleo de la historia es la relación del matrimonio Karl Oskar y Kristina, su fuerza de voluntad, sus dificultades, sus anhelos, sus choques ideológicos, reflejados sobre todo en como ella no quiere que él se aliste en el ejército con motivo de la Guerra Civil porque matar según la Ley de Dios está Mal, y él piensa que matar en la guerra no es un crimen y que se ve en la obligación moral obligación con su nuevo país. Teniendo su zenit el matrimonio en los problemas de salud de ella si desea tener más hijos, lo cual crea una disyuntiva de fe que ella resuelve bajo el mantra de que sea lo que Dios quiera, pues de lo contrario no se sentirá mujer, esto puede generar debate interior en el espectador.

Hay un tramo formidable cuando Robert vuelve solo de su aventura de ir a buscar oro a California, vuelve envuelto en el misterio, no queriendo hablar de lo que le ha sucedido, ni lo que ha sido de su socio Arvid. Hasta que lo cuenta y lo vemos en un hermoso flash-back sin palabras, únicamente adornado por la ominosa partitura de percusión de Georg Oddner y unos efectos dramáticos de sonido, especie de cortometraje mudo claramente inspirado en “Avaricia” (1924). Un minutaje extraño en esta película, filmado cámara en mano temblorosa, con intercalado de fotogramas subliminales, creando una sensación febril de confusión, con esa odisea de supervivencia por el desierto, emitiendo una impresión oscura del Sueño Americano, con momentos tan desgarradores como esa búsqueda de agua por el hostil desierto, de cómo el poder de la naturaleza es implacable, muy buena.

Troell parece le faltó tiempo (seguramente están en las novelas) y solo apunta detalles que luego no se exploran, quedan cual apuntes a pie de página, como cuando sacrifican el buey y luego no os cuentan como lo sustituyen; como el matrimonio de Ulrika (prostituta) con un ministro bautista y quedó embarazada;...(sigo en spoiler)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
TOM REGAN
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados