Haz click aquí para copiar la URL

Simbad y el ojo del tigre

Fantástico. Aventuras Cuando Simbad, intrépido marino y Príncipe de Bagdad, pone rumbo a Charnak para pedir al Príncipe Kassim la mano de su hermana Farah, descubre que Kassim es víctima de un hechizo de Zenobia, su diabólica madrastra. Para conjurar el maleficio, tendrá que emprender un peligroso viaje que nadie ha realizado nunca y que lo llevará a enfrentarse con monstruosas criaturas como el Minoton, un coloso de bronce, el troglodita gigante, el tigre ... [+]
1 2 >>
Críticas 9
Críticas ordenadas por utilidad
26 de diciembre de 2011
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Simbad ya había tenido otros títulos, otros actores y otros contextos, pero El ojo del tigre alcanza un nivel de majestuosidad que las demás apenas rozaron. En principio, su manufactura técnica artesanal era, para la época, altamente avanzada. Hoy en día podemos percibir los cambios de relieve, personajes filtrados en una puesta en escena con primacía de maquetas a escala y los numerosos telones que hacen al fondo del plano. Lo curioso de ésto es que aún notando el artificio la aventura es altamente disfrutable porque, a diferencia de las otras pelis en donde se intercalaban acción y calma chicha, en este caso la historia es terriblemente consistente, dejando las secuencias con bichos simplemente como climax intercalados dentro de un guión muy organizado y, sobre todo, parejo.

El candidato a príncipe es convertido en un mandril mediante la magia negra de una poderosa bruja. Pues allí estará Simbad y su gente para encarar un viaje hasta los confines del mundo para devolver al príncipe a su forma original. Los cambios de paisaje son tan abruptos que, paradójicamente, no se genera por eso la sensación de una peli fragmentada, dado que se establecen puentes efímeros dentro de la historia para sobrellevar el collage de maquetas. El ojo del tigre es una peli que derrama amor por lo mitológico por todos lo poros, y una recomendación incondicionada para los amantes del género.
Juan Rúas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de diciembre de 2010
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es una de las producciones en el cual Harryhausen más trabajó, por la cantidad de criaturas, y que estás deberían de ser lo más creíbles, ya que el cine de ciencia ficción había alcanzado importantes cotas o dicho en otras palabras ya había alcanzado la mayoría de edad.
El famoso animador de stop-motion Ray Harryhausen inventa una colección de criaturas fantásticas - incluyendo un tigre de dientes de sable, un babuino que juega ajedrez, una morsa gigante y tres almas en pena - para este seguimiento de Simbad y el ojo del tigre. Patrick Wayne interpreta a Simbad, que busca la mano de la princesa Farah (Jane Seymour) en matrimonio, pero no puede conseguirlo hasta que su hermano, el príncipe Kassim (Damián Thomas), no salga del hechizo ya que su malvada madrastra lo ha convertido en un mono. Esta producción se las vería nada más y nada menos que con la laureada “La guerra de las galaxias”.
Como dato curioso el actor principal Patrick Wayne segundo hijo de la estrella de cine John Wayne y su primera esposa, Josephine Alicia Sáenz. Hizo más de 40 películas en su carrera, entre ellos nueve con su padre. Patrick hizo su debut en el cine a los 11 años de su padre, Río Grande (1950. Continuó con películas dirigidas por amigo de la familia e icónicas del director John Ford: El hombre tranquilo (1952), El sol brilla (1953), The Long Gray Line (1955), Míster Roberts (1955), y Centauros del desierto (1956). Su carrera alcanzó su punto máximo a finales de 1970 en la popular matinée fantasía Simbad y el Ojo del Tigre (1977). Y Jane Seymour la tan recordada solitare en “james Bond 007: Vive y deja morir”.
Hector Zuleta
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de noviembre de 2010
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
El príncipe Simbad (Patrick Wayne) es un aventurero y valiente navegante de los siete mares. Cuando llega al país de Charnak para pedir en matrimonio a la princesa Farah (Jane Seymour) se encuentra que el futuro califa está convertido en un mandril. Simbad estará viajando a peligrosas tierras lejanas, donde luchará contra extrañas criaturas para dar con una porción mágica que liberé al príncipe de su hechizo.

Este film es la última película de la trilogía del Simbad de Ray Harryhausen, “The 7th Voyage Of Sinbad” (1958) y “The Golden Voyage of Sinbad” (1973) son los anteriores dos. Esta trilogía se destaca por sus efectos especiales, para su tiempo estaba limitado por la poca tecnología de computadoras disponible y la pantalla verde.

El actor Patrick Wayne (hijo de John Wayne), para su experiencia y habilidad actoral, el papel le vino como anillo al dedo, pero Taryn Power (hija de Tyrone Power), su personaje no lucio tan bien, se veía como dibujado, carente de sentido.

La película generó por venta de taquillas la cantidad de $16 millones en EEUU solamente, más $7,7 millones por la venta de alquiler en los videoclubes, además recibió tres nominaciones a los “Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Films” por mejores efectos especiales, mejor vestuario y mejor película de fantasía.
operez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de mayo de 2012
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Grande Harryhausen. Es verdad, han pasado años, los efectos han megaevolucionado, y los bichillos del artesano del stop&motion ya no sorprenden por su espectacularidad.

En todo caso, siguen llamando la atención, porque sabemos como se hicieron, y sabemos valorar el mérito de conseguir esos resultados con esos medios. Sin embargo, que duda cabe, siguen manteniendo un aura mitológica propia. No sé, lo mismo son simplemente los rescoldos de los recuerdos que me quedan de cuando era un niño y me quedaba embobado viendo esta clase de pelis.

En este caso, y aún sabiendo que esto solo se lo va a leer mi primo en un plazo no inferior a un año, creo necesario reivindicar los trabajos de Minotón. Uno de los monstruos más vilipendiados y usados - en el peor sentido de la palabra - del cine. Un paradigma de mobbing fílmico.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Caramelo_C
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de agosto de 2022
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hace 40 años o mas que no veia esta bonita e instructiva película del mago de los FX, Ray Harryhausen, aunque la dirección fue de Sam Wannamaker, y me despertó una triste nostalgia de la infancia perdida y el cine perdido del siglo XX.
La vi en un cine de mi barrio en Madrid en alguno de los grandes cines que había y desaparecieron para siempre convirtiéndose en edificios fantasmas ocupados, por supermercados cutres, tiendas de ropa, gimnasios, etc, reflejo de la materialista y extraña sociedad Orwelliana en que estamos.
El cine Carlton, el Universal Cinema, el Benlliure, el Fundadores, etc, etc.
Cines que quedan en la profunda nostalgia...
Este film de aventuras destaca por su perfecta realización, y unos impresionantes efectos especiales artesanos del genio Ray Harryhausen que siempre en sus películas nos enseñaba mitología. Por lo que siempre se aprende algo de las criaturas mitológicas griegas, o otras.
En definitiva, bonita película para ver y entretenerse con la familia y sobre todo los niños, que son los que más disfrutarán de Simbad y sus aventuras en paraísos perdidos.
camegcat
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow