arrow

Sharknado (TV)

3,4
7.349
votos
Sinopsis
La trama se centra en una ciudad que está aterrorizada por miles de tiburones que han sido transportados por un huracán. Cuando los tornados se empiezan a formar, los mortíferos escualos comienzan su destrucción en el agua, la tierra y en el aire. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 18 >>
27 de julio de 2013
291 de 307 usuarios han encontrado esta crítica útil
Coge a tu grupo de colegas habitual, un par de botellas de tequila (sí, un par, da para bastante el asunto), unos vasitos y dale al play. ENOUGH SAID.

-Cada vez que aparezca un tiburón hecho con Paint... CHUPITO.

-Frase cachonda antes de momento tenso... CHUPITO.

-Cada vez que un colega le de al pause para volver a ver una escena particularmente ridícula, tenéis derecho a hacerle beber un chupito.

-Drama familiar y/o amoroso sinsentido y que no tiene que ver con la trama... CHUPITO.

-Cada vez que un personaje muera y sus amigos no muestren ningún tipo de empatía, pena, dolor, sufrimiento o incluso preocupación... CHUPITO DOBLE. Uno por el muerto, otro por el alma fría-como-el-corazón-de-tu-ex del resto de personajes.

-Cada vez que sintáis lástima u os dé vergüenza ajena Tara Reid... CHUPITO.

-Si confundís al personaje de Baz con el cantante de Rammstein... CHUPITO (fuck yeah!).

-Siempre que:

a) En una misma escena el tiempo cambie de solazo a tormenta mortífera.
b) El agua del mar desafíe la gravedad e incluso las leyes de la física.
c) Personajes entren, salgan o desaparezcan de plano de forma aleatoria.
d) Estéis seguros de que algunas escenas son de otros documentales, películas o incluso imágenes de archivo.
d) Repitan la misma escena en varias ocasiones.

...CHUPITO. Por el amor de Dios. CHUPITAZO.

-Recomiendo encarecidamente no beber cada vez que veáis un gazapo. No queremos que la fiesta acabe en urgencias.

-Siempre que el ser humano desafíe de manera ilógica y con ideas de bombero el poder de la naturaleza... CHUPITO. Cagoendios, para algo somos humanos.

-Mandáis beber al aguafiestas que diga que esta película es un truño.

-Cada vez que deseéis haber participado como extra que sólo murmura "Oh my god" o se tapa la cara al fondo de la imagen... CHUPITO.

-"It's raining sharks, aleluya! It's raining sharks..." (CHUPITO)

-Veréis el FINALACO mínimo dos veces, porque la primera la pasaréis aplaudiendo eufóricos cual manada de orangutanes. Grandioso.

-Acabáis las botellas mientras imploráis una secuela entre lágrimas de gozo.

-Ya estáis lo suficientemente borrachos como para compartir vuestras teorías más locas sobre esta película y sus intenciones. Que si un homenaje al género, que si una parodia de la parodia de la parodia, que si una metáfora sobre el cambio climático, analogía sobre el paso de la vida del ser humano o mi vecina la del quinto.
DA IGUAL.
Ya hemos hecho lo importante: salvar a la humanidad. Con unas motosierras y unas bombas al estilo MacGyver.
Un día duro en Hollywood.
Cris
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
31 de julio de 2013
121 de 137 usuarios han encontrado esta crítica útil
En una época en la que la falta de ideas hace casi imposible ver algo novedoso no puedo por menos que darle las gracias a Syfy por habernos regalado este pedazo de película.

Es mala a rabiar, no tiene sentido, las interpretaciones son sonrojantes, la trama roza el surrealismo y los diálogos son lo peor pero es que los creadores de esta maravilla lo saben y les da exactamente igual.

Y eso es lo que valoro en este tipo de cine, si una película es de Serie B (o Z) ¿porqué no estar orgullosa de serlo?. No soporto las películas malas que van de pelis serias, no, lo que es una gozada son las películas que saben que son malas a rabiar y se regodean en ello. Y, señores y señoras, Sharkanado sabe que es mala pero le encanta serlo y lo es sin complejos.

Habrá gente que se eche las manos a la cabeza cuando vea el pedazo de 10 que le he cascado a esta película pero es que no se merecía otra nota porque ha cumplido punto por punto (y con nota) todo lo que yo podía esperar de ella. Esperaba algo bizarro (tiburones volando dentro de un tornado, qué más se puede pedir), efectos especiales bochornosos, personajes estereotipados (y en su mayoria hostiables como suele ser habitual en estos casos), y situaciones totalmente imposibles. Todo esto lo esperaba pero es que me he encontrado mucho más:
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Pinguirina
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de julio de 2013
29 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
No soy un experto en el 'género', ¿vale?, pero creo poder afirmar que "Sharknado" (Anthony C. Ferrante, 2013) es la mejor película de tiburones desde "Deep Blue Sea" (Renny Harlin. 1999). Ahora bien, si hablamos de cine de tornados con escualos en su interior, ya no hay duda posible. The Global Asylum, productora detrás de títulos como "El ataque del tiburón de dos cabezas", y la cadena SyFy, firmante de -entre otras- "Sharktopus" (sí, un tiburón-pulpo), consiguen por fin su obra maestra del subgénero, una película tan libre de pretensiones como fácil de apreciar, y es que 'cine' al margen aquí hay mucho a un precio muy bajo. Vamos, que sale rentable abrazarla como un 'placer culpable' y unirse al fenómeno fan que generó su primera emisión en Estados Unidos. Es más, lo difícil es hacer lo contrario. ¿Cómo puede demonizarse una película así de sincera?

"Sharknado" nos cuenta una historia sobre la familia, en primera instancia, y la supervivencia de ésta frente a un fenómeno extrañísimo que hace que los tiburones se alíen con los tornados para poner en jaque a la humanidad. O al menos a los habitantes de Los Ángeles. Ian Ziering interpreta a Fin, un padre que mantiene una escasa relación con su mujer e hijos, pero que decide salvarles cuando la amenaza de tormenta de tiburones se vuelve realidad. Y nosotros le acompañamos en su viaje, uno en el que no faltan personajes secundarios como Nova (interpretado por la guapísima Cassie Scerbo), el 'poeta de la catchphrase' Baz (el ex-vigilante de la playa Jaason Simmons) o George (John Heard) y su inseparable taburete. Se dice que las road movie son películas que pueden extrapolarse, por su desarrollo, al avance lineal de la propia vida humana. Aquí más o menos sucede lo mismo manteniendo esta estructura al paso que vamos descubriendo a nuevos iconos, como "Joni con í latina", la reportera más genial del mundo mundial, o cierto cuidador de niños con alergia a Hollywood.

Thunder Levin, guionista de "Sharknado", es capaz de concebir una película de redescubrimiento, desarrollo dramático mediante, e introducir en él un concepto de ciencia-ficción pura. El resultado es algo amorfo, pero en sus picos más elevados consigue ser sencillamente espectacular: giros de guión inesperados, uno de los mejores finales de la historia reciente del género y sobre todo, una infinidad de referencias que pueden pasar inadvertidas pero que están ahí: en diálogos, elementos del decorado o de forma más obvia, con escenas que remiten -por ejemplo- a "Troll 2" (Claudio Fragasso, 1990), "Batman: The Movie" (Leslie H. Martinson, 1966) o "Man of Steel" (Zack Snyder, 2013); apuntando a la etiqueta de culto. Mención al margen merece el trabajo de montaje, que mezcla sin ningún pudor escenas sin buscar que se respete la continuidad de la película: el agua aparece y desaparece entre planos, la luz cambia, así como el clima o el ciclo de tiempo. Un puro espectáculo, un ejercicio de deconstrucción del lenguaje que daría para una sesudo análisis.

"Sharknado" no es la mejor película de la historia, pero está muy por encima de las peores. En su imperfección encuentra sus grandes aciertos, en la inocencia del desarrollo de su ridículo concepto, en el que todo vale si se consigue el objetivo principal: hacer pasar un buen rato al espectador. Puedo admitir, sin pudor, que yo me he reído y lo he pasado bien. Objetivo cumplido, pues. Película de culto instantánea, además, que espero no sea vapuleada por los grupos elitistas incapaces de admitir que han disfrutado con una producción que no amolde a los códigos convencionales del 'buen cine'. Allá cada uno, no obstante: yo no me voy a perder "Sharknado 2", aun sabiendo que la magia de ésta es genuina y que forzar un segundo intento puede romper el hechizo. Tiempo al tiempo.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de julio de 2013
20 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película es sencillamente magistral. Es todo lo que son las películas de Assylum normalmente, pero elevado a la enésima potencia del ridículo. Es tan sumamente ridícula en todos los aspectos que es espectacular.

La película es descacharrante en todo momento, alcanza tales niveles de ridículo en ciertos momentos que no puedes evitar partirte de la risa. Tiburones volando dentro de tornados que azotan la ciudad y devoran todo a su paso, ¿Acaso se puede pedir algo más?

En serio, si te gustan esta clase de películas... Esta probablemente sea la obra cumbre, y evita tomarse en serio a si misma.

Y el final ya es... espectacular.

Prometen secuela. Espero que se cumpla, en este caso con una segunda parte solo puede empeorar, y en el nivel en el que peor es mejor, eso puede ser algo muy bueno.

Y las referencias a Tiburón y a otras películas... hacen el resultado brillante. We're gonna need a bigger chopper!
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
CartDestr
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de diciembre de 2013
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
De acuerdo, “Sharknado” es todo un BODRIO fecundado por obra y (des)gracia de The Asylum y defecado en el canal SyFy. Superada la anterior e irrefutable verdad llega la otra incuestionable realidad: nos encontramos ante la «película acontecimiento» de 2013 que ha engendrado todo tipo de comentarios en redes sociales y que debería haber quedado rebautizada como “Tiburón 33 1/3. El insulto (ventoso) final”. Si pensábamos que “Fast & Furious 6 (A todo gas 6)” iba a ser la película más «WTF» del año, en “Sharknado” sus momentos más ‘inspirados’ dejan en un juego de guardería la mayor de las flipadas y fantasmadas ideadas por Justin Lin… ¡en toda su carrera! Anthony C. Ferrante ha confeccionado la cinta más estúpida, gloriosa y genial para dejar congeladas nuestras neuronas en menos de hora y media. ¡Gracias Anthony! ¡G-R-A-C-I-A-S!

La ecuación del desastre y la ensaladilla —entre el género de catástrofes y los tiburones de los avernos de la productora de “El ataque del tiburón de dos cabezas” y “Megatiburón contra crocosaurio”— ha alcanzado una de las cúspides del pensamiento científico-cinematográfico. Basada en eventos naturales reales del tipo «si cagas en una playa y por allí pasa un tornado, tu mojón puede acabar en los cristales exteriores del rascacielos más alto del mundo» su argumento viene (re)cargado de lógica: es una realidad que los tornados son capaces de succionar miles de tiburones y traerlos de las costas al interior junto a un huracán para llenar nuestras calles de sus afilados e insaciables colmillos. ¡Es una realidad y punto! Yo siempre bajo a la calle con una motosierra si veo que el día está nublado y les recomiendo que hagan lo mismo. Después llega una lectura oculta que deviene en un drama social dentro “Sharknado”: los tiburones no son más que inmigrantes sin papeles que viven duramente en el interior de un tornado y necesitan alimentarse para poder sobrevivir. ¡No sean tan duros con ellos! ¡Usted hubiera hecho lo mismo si hubiera acabado atrapado en un ventoso torbellino privado durante días de alimentos!

Uno de los comentarios más frecuentes desde el estreno de la ignominiosa obra ha sido que el padre de Clark Kent en “Man of Steel” tendría que haber sido absorbido por un Sharknado en vez de un tornado tradicional para ver aquello que hubiera hecho el supuesto hombre de acero. No obstante, el guionista de “American Battleship”, seguramente bajo los efectos de la cocaína durante la escritura en una noche del libreto, no necesita superhéroes creando unos personajes geniales, inolvidables y carismáticos —borrachos aferrados a la silla del bar, camareras que superan sus traumas a golpe de escopeta, seres uni-neuronales con los huesos más inquebrantables de la serie B o los divorcios más traumáticos con hijos tróspidos secretos arrojados a medida que avanza la desopilante trama—. Con Ian Ziering y Tara Reid presidiendo el reparto, Los Ángeles son amenazados por tornados y tiburones sedientos de sangre mientras que al otro de la pantalla el espectador no puede evitar revolverse por los suelos de su morada cual escualo expulsado de un tornado.

Todo podría quedar resumido en el gran letrero de HOLLYWOOD arrasado por ese ciclón llamado The Asylum y aplastando a un señor que parece un clon de Santiago Segura. El mockbuster quiere dominar la meca de los sueños y no importa el raccord ni el risible chroma key o los peores defectos especiales de la historia de la Serie Z. Aquí lo fundamental es escupir un continuado canto a la estupidez entre todos los clichés y bikinis posibles. Sirviéndose de la reunión y cohesión familiar spielbergiana ante una amenaza venida del cielo como en “La guerra de los mundos”, Ferrante y Thunder Levin han firmado una mastodóntica locura con lógicas lagunas de guión: ¡la película no tiene fallos, algunas partes explicativas fueron comidas por los tiburones! Su desenlace brutal, lírico y completamente prodigioso es el insulto y espejo que necesitaba el mainstream para someterse a las nuevas reglas del firmamento de esos ávidos escualos digitales cada vez más reales llamados The Asylum.

Esperemos que “Sharknado” sea una simple aleta que emerge del mar catódico para salir definitivamente en su imparable e inminente secuela. ¿Tiburones vampiros? ¿Escualos zombis? ¿Tiburones con superpóderes después de alcanzar la estratosfera y comerse a Felix Baumgartner? ¿Sharkaggedon con bestias marinas del espacio exterior cayendo en meteoritos? Bienvenidos al mundo del mockbuster-motherfucker donde todo es posible. Bienvenidos a “Sharknado”, la mejor peor-película de la presente década e incuestionable clásico del cine cutre.
Maldito Bastardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 18 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados