arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Camino cortado

Cine negro Tras cometer un robo, una banda de atracadores trata de huir a Francia. Con el fin de evitar el control de la Guardia Civil, toman un camino cortado que los deja aislados en un pueblo casi desierto, que en pocas horas quedará inundado con motivo de la inauguración del pantano de Sau. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
31 de julio de 2010
12 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una característica común de bastantes policiacos españoles de los 50, que ayuda al verismo que transmiten, es su absoluta autenticidad geográfica —el ejemplo más claro está en "Apartado de correos 1001", donde se nombran las calles y locales barceloneses que aparecen—. En "Camino cortado", las localizaciones y circunstancias del momento (la población de Sant Romà de Sau, desalojada para ser anegada por las aguas del que sería el pantano de Sau) se integran en la ficción. Incluso se reconocen las antiguas carreteras comarcales. La única concesión en este sentido es que en la película la presa está a punto de inaugurarse cuando en realidad eso no se produjo hasta 1962.

Hoy, la vista del pantano desde el lujoso Parador Nacional (otra construcción prototípica de esa época, y que años después tuvo una alta simbología histórica, ya que allí se redactó el Estatut catalán de 1979), rodeado de montes westernianos, es una de las más bellas de la comarca de Osona. El campanario románico del siglo XI sirve al visitante para calibrar de un vistazo el nivel del pantano: cuando está lleno, apenas emerge su punta triangular; en máxima sequía, incluso se puede penetrar en la iglesia. Así pues, aparte de las consideraciones meramente artísticas, el film constituye un importantísimo legado de memoria histórica, a la par que emotivo. Resulta inevitable una cierta desazón al ver las calles y las casas donde transcurrieron vidas, historias, amores, de gente que se vio obligada a abandonarlas sabiendo que serían engullidas por las aguas.

Fue Ignacio F. Iquino un todoterreno que dio lo mejor de si, a mi entender, en el género negro, del que fue el máximo impulsor en España. Con todas las limitaciones presupuestarias de la más estricta serie B, se revela como un artesano, en el buen sentido de la palabra, hábil y eficaz, sin florituras autorales y gran pulso narrativo. Aquí destaca de manera especial el creciente y muy logrado suspense que se obtiene a partir de tres vectores paralelos: por un lado, cuando los bandidos son conscientes que están atrapados en el pueblo fantasma y falta una hora para que se abran las compuertas de la presa; por otro, el asedio al que les somete un guardia civil al que han herido pero al que necesitan porqué es el único que conoce una ruta de salida; y, finalmente, las tensiones internas cada vez más marcadas en el seno del grupo (cada personaje representa un simple y claro arquetipo de actitudes de la serie negra).

En definitiva, aunque estoy convencido que con estas premisas John Huston hubiera rodado una de sus grandes obras maestras, "Camino cortado" no deja de ser, a su escala mucho más modesta, un brillante peldaño de uno de los ciclos genéricos más estimulantes y merecedores de reivindicación de la historia del cine español.
Quim Casals
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de diciembre de 2011
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mediocre pero añapado thriller, realizado con pocos medios pero sentido del ritmo, por Ignacio F. Iquino, que por aquellos años de los cincuenta todavía tenía ínfulas de hacer, o al menos intentarlo, buen cine. Décadas después se tiró por el camino fácil y más sustancioso económicamente hablando, del cine erótico festivo.
Aquí, partiendo de una mínima anécdota, se narra de forma clara un thriller donde unos criminales, comandandos por un auténtico asesino frío y calculador, aunque no lo suficiente. Y por ello, por esta narración, la peli es lo suficientemente interesante para hacerla amena y no perder la cara a cuanto acontece.
Repito que no es una buena cinta, pero sí resultona y el paso del tiempo tampoco le ha hecho daño, pudiendo verse sin ningún problema.
Irregulares interpretaciones y buena fotografía en blanco y negro, una lástima pues con los bonitos paisajes donde se desarrollan las escenas exteriores (San Román de Bau; Barcelona), mejor hubiera sido en color.
Los protagonistas, una alemana (al ser coproducción con Alemania) de extraña belleza y un húngaro.
Baraka1958
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de diciembre de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Poco que añadir a la magnífica crítica del usuario Quim, pero sí un pequeño apunte.

En esta ocasión tenemos que agradecer que la inefable escena del tablao flamenco que se incluía en las cintas de esta época, se sustituyera, al comienzo de la cinta, por el erótico baile de Laya Raki (youtube: "Escena de Camino cortado Ignacio F Iquino, 1955 Laya Raki")

1955. Inexplicable cómo esta escena pasara la censura. Una censura aterrada porque la llamaran "de arriba". Además del baile, la presencia de Laya en otros varios planos encuadrados para resaltar sus atrevidos encantos resultan también sorprendentes para el momento. Lo dicho, el censor que fuera, el padre Rabalán quizá, o puede que D. Melquíades, a buen seguro después de esto no volvieron a mutilar ningún trabajo pero, hoy día, tenemos que agradecerles su buen gusto. Bravo por el que fuese.
telemendenge
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados