arrow

El castillo (de Franz Kafka) (TV)

6,1
1.032
votos
Sinopsis
Una metáfora de una sociedad que manipula y aliena a los individuos que la conforman. Haneke muestra en esta obra su habilidad para generar en el espectador sensaciones que lo remiten constantemente a la angustia existencial del hombre contemporáneo. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 >>
15 de julio de 2009
48 de 58 usuarios han encontrado esta crítica útil
Leo las criticas escritas sobre El castillo y me veo forzado a escribir esta misma. El motivo es claro, no disponen de ningún fundamento concluyente más que el opinar (subjetiva e injustamente) que se trata de una película aburrida.
Si la película parece aburrida ante tus ojos, de igual modo lo parecerá el libro. Haneke ha sido fiel cuidando minuciosamente cada detalle descrito por el magnifico Kafka. Las interpretaciones son sobresalientes, Ulrich Mühe caracteriza a K con una potencia psicológica que deja helado.
La consideración de llamar 'aburrido' a El Castillo se debe a que todo aquello que no despierta interés en uno mismo pueda parecerlo. Atribuiría a ello, refiriéndome a la cinta y libro, que no se han interpretado correctamente los parámetros de la obra. Trataré de explicarlo escuetamente en el spoiler.
Yo no la recomendaría no solamente sin haber leído antes el libro, factor claro y evidente debido a su alta complejidad, sino que tampoco recomendaría la lectura y visionado sin conocer la obra de Nietzsche.
El Castillo no es más que una fábula maestra de la filosofía nitzscheana. La he disfrutado tanto como lo hice con el libro, y este tanto a su vez como toda la filosofía que nos dejó y regaló el genial Nietzsche.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Lars_Seidl_Haneke
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de febrero de 2006
45 de 62 usuarios han encontrado esta crítica útil
"El castillo" es una adaptación de una obra clásica e inconclusa de Kafka, debido a su precoz fallecimiento.
Supone otra muestra kafkiana de la incapacidad del ser humano para adaptarse a una sociedad con estructuras incapaces de entender. El laberíntico mundo que nos muestra Kafka refleja la idiotez burocrática y la incapacidad de acceder a jerarquías superiores.

La adaptación de Haneke funciona como guión aunque sea tan reiterativo y aburrido. Pero le falta atmósfera y una dirección más visual y vanguardista como ya realizase Orson Welles en "El proceso". Creo que pocos directores en la actualidad se podrían acercar al universo kakfiano sin fallar. Posiblemente Spike Jonze, Cronenberg o Lynch.

El universo hanekiano-kafkiano no llega a buen puerto y los 120 minutos de "El castillo" se hacen eternamente aburridos. Para colmo de males tampoco Haneke se moja y deja inconclusa la adaptación, siendo fiel a la obra de Kafka.

Junto con "El tiempo del lobo" la película más prescindible y que más me ha defraudado de Haneke.
Maldito Bastardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de mayo de 2010
24 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
Haneke es pensador incisivo con limitaciones artísticas. En “Caché” o en “Código desconocido”, por ejemplo (y, desde luego, en “La cinta blanca”), sabe administrar esas carencias y adecuar a ellas la historia.

En cambio en “El castillo”, que es anterior, esas limitaciones, traducidas a tensa frialdad que se adopta como principio rígido, se hacen patentes de forma inapelable en varios pasajes.

En la novela, Kafka saca adelante el enrevesado relato gracias a un formidable despliegue de calidad literaria. La riqueza magnífica de las descripciones, el ritmo incesante en la sucesión de hechos mínimos, la profusión obsesionante de mil detalles vívidos, los jalones frecuentes de un absurdo humorístico, hacen que la lectura, pese a la final desolación del tono que prevalece, consista en disfrutar un festival de recursos.

En la película de Haneke ocurre lo contrario: los recursos son escasos, y además se hace de ello bandera estratégica. En experimento interesante (el material básico encierra potentes sugerencias) pero fallido, se adapta el texto con amplitud, se citan en off numerosos pasajes. A menudo los diálogos son excesivos por su densidad. No es lo mismo leídos que contemplados en monótono plano fijo, sin matices de cámara; con ideas filosóficas pero sin profundidad artística.

Y el que la película termine tan abruptamente como el original literario, inacabado, o los capítulos estén separados con brusquedad, sin el menor fundido, son gestos superficiales, que no suplen la pobreza general de la versión.
Vista de modo autónomo, olvidando la novela de referencia, nos queda una narración plana y farragosa, huérfana del lenguaje cinematográfico rico y barroco que habría podido llenarla de interés y darle vuelo.

Si al final vale, es porque remite a Kafka, que siempre merece la pena, se llegue como se llegue a sus libros.
Archilupo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de julio de 2007
22 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sin duda, suscribo lo que dice Maldito Bastardo pero, además, añado:

Haneke no debió adaptar este libro de Kafka. Ciertamente hay otros mucho más propicios para llevarlos al cine que una obra inconclusa. Inconclusa y compleja; porque el universo en el que nos sumerge Kafka en la novela no se ve para nada reflejado en la película, y es que es imposible.
Dos horas no bastan para recrear esa atmósfera de tremenda impotencia que siente un forastero cuando llega a una aldea y se encuentra con que las leyes y normas protocolarias que la rigen son diametralmente opuestas a las que uno está acostumbrado. ¿Qué hacer cuando has sido contratado para un trabajo y luego no lo ejerces porque la densísima burocracia nos avoca a los malentendidos?, ¿y si además has abandonado tu país, tu vida, recorriendo un largo camino, para luego encontrarte con esto?. Pues lógicamente luchas por lo que crees te pertenece por derecho.
Pero en ESA aldea, toda lucha es en vano.

La película no funciona para ninguno de los dos casos posibles; a saber:

-Si no has leído el libro, no te gustará porque, además de aburrirte, no entenderás nada, no le verás sentido a las acciones y, para colmo, la película no tendrá final (ciertamente, da la sensación de que Kafka podría haber seguido escribiendo sobre el Castillo hasta el infinito).

-Si has leído el libro, no te gustará porque no verás en pantalla lo que la novela se merece, y no por incompentencia del director; pues, para ser sinceros, la fidelidad es máxima (incluso la mayoría de diálogos están extraídos literalmente de la obra), sino porque, en definitiva, veo imposible adaptar este libro al cine; un formato que requiere presteza, espectacularidad visual, inicio, nudo y desenlace; justo todo lo que la obra Kafka no tiene, pues si bien se distingue por algo es por su lentitud, tranquilidad, densidad y complejidad.
Raven
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de febrero de 2010
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
No me siento, para nada, avergonzado, pero confieso que desconocía la filmografía de Haneke. ¿Imperdonable? Tal vez. Siempre hay almas caritativas dispuestas a echar un cable anímico. Con El castillo he saldado siquiera minimamente mi deuda con el cine de autor a pesar de que tengo la vaga sensación de que no he acertado plenamente. De Haneke todos, o casi, hablan excelentemente. Algo no funciona. ¿Que me pasa, doctor?. Mientras espero al galeno me estrujo las neuronas a ver si doy con la tecla y estas son las conclusiones a las que voy llegando...

Lector impenitente y devorador de negros sobre blancos, en mis años jóvenes, uffff, leí El castillo de Kafka. En un lenguaje que intuía más que comprendía, Kafka me hablaba de la pequeñez, de la impotencia, del orden establecido, del vuelva usted mañana. El castillo se me figuraba un monstruo devorador lleno de interminables laberintos repletos de legajos (no tan distinto de los actuales y abarrotados juzgados) y, enfrascado en la lectura, el pánico se iba apoderando de mi al entender que uno de aquellos polvorientos legajos, posiblemente el que estaba debajo de todos los demás llevaba mi nombre, tal vez subrayado en azul. Kafka me anticipaba ese poso que el devenir de los años va dejando en uno. Hoy la vida ha transformado aquellas intuiciones en relativas certezas.

La propuesta de Kafka exige necesariamente la soledad del lector y la ausencia de intermediarios. Comprendo que para directores de acusada personalidad como Haneke, Welles, Bergman o Lynch, llevar a Kafka al terreno de las imágenes suponga un auténtico reto. Aplaudo su osadía. Ensalzo su capacidad imaginativa para dar forma a la propia esencia de una novela que se desarrolla en las catacumbas de la mente humana. Pero el resultado no me llega, tal vez porque la sombra de aquella novela deteriorada por el uso es demasiado alargada.

Reconozco el ingenio de Haneke para crear esa sensación de irrealidad. La voz en off como lector de la novela e incluso interrumpiéndose en el mismo punto de la obra inacabada. El castillo siempre presente y nunca visto. Los espacios negros entre secuencias. El absurdo y el surrealismo dándose la mano. He descubierto un gran director en el austríaco pero seguro que no estoy ante su mejor película.

Disculpénme, llaman a la puerta. Probablemente sea el galeno.
FATHER CAPRIO
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados