Haz click aquí para copiar la URL

El puente de la paz

Comedia Los caciques de dos pueblos rivales separados por un río acuerdan construir un puente que una ambos pueblos y comenzar a limar las asperezas que existen desde siempre entre los vecinos. La construcción supondrá pagar una tasa por el paso y contar con la aprobación del propietario de las tierras donde se va a construir el puente.
Críticas 4
Críticas ordenadas por utilidad
9 de julio de 2018
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
En los años 50 existían multitud de comedias de todo tipo: alguna hechas a mayor gloria del gobierno de la época, otras para encumbrar a sus protagonistas, y algunas simplemente para rellenar horas de programación en los cines.
Esta película se encuentra a medio de camino de todas las afirmaciones hechas anteriormente. Se trata de un film que, a día de hoy, no nos parece tan alejado de la realidad como parece.
Los caciques deciden sacar tajada con la construcción de un puente y siempre mirando por su porvenir, en lugar de pensar en los habitantes del pueblo. Una historia aderezada con elementos cómicos y con un grupo de actores de gran nivel: Manolo Morán, Antonio Ozores o el magnífico José Luis Ozores, que viven todo tipo de situaciones cómicas.
Una pequeña joya que demuestra que siempre hay personas dispuestas a manipular las cosas a su antojo sin preocuparse de los demás..
Bdange
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de noviembre de 2020
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pues sí, cuánto desconocimiento sobre lo propio y cuánto papanatismo sobre lo ajeno.
Sí, Jachi, tienes toda la razón. Esta es una película fresca de 1958, bien hecha, maravillosamente interpretada. Eran unos genios Morán, J.L.Ozores (el grande), Elisa Montés, que se merece un monumento porque era distinta, como caída del cielo, como que el cine no iba como ella...y lo bordaba. Y Alfredo Landa cuando no estaba encasillado en él landismo.
En los diálogos se nota la mano de Mihura. No siempre acertaba pero aquí lo clava.
Ah, y los políticos, de antes y de ahora. Pero ahora no hay películas que los critique con gracia, sin odio pero con claridad.
Las escenas sobre el partido de fútbol entre los dos pueblos no tienen desperdicio.
Yo sí veo cine español, pero el antiguo. Salvo que alguien me diga “esta te va a gustar” no veo nada posterior a los 70 y me recreo con estas antiguallas tan buenas, tan directas, con buen humor y sin cinismo.
Muchas veces lo he dicho aquí, pero una más no hace daño.¿Cuándo hicieron sus mejores películas Bardem y Berlanga? En los 50. No es cuestión de dictadura franquista. En plena dictadura ese cine se empezó a echar a perder a mediados de los sesenta para deslizarse luego en la basura de los 70 (basura de dictadura) y en los 80 (basura democrática).
“Tus hijos se sentirán orgullosos. Dirán: este puente lo hizo mi padre”.
Y el padre (que es constructor): “No dudará tanto”.
yoparam
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de noviembre de 2018
8 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hoy he visto en la tele LA LIBRERíA. Me ha parecido un coñazo grande, pero por encima de eso, muyyy mediocre.
Bien, me meto en la ficha y me entero de que le dieron el Goya... ¡a la mejor película! El (supuesto) máximo galardón español al cine, van y se lo dan a una película inglesa: BRRAAAAAAVOOOOOOOOOO (clap-clap-clap sonido de aplausos). Bravísimo, Academia.
Una película inglesa, con actores británicos, en idioma inglés y en localizaciones de Irlanda. Esto es una vergüenza, en serio.

Y como resulta que de vez en cuando suelto la poco o nada original sentencia ‘yo no veo cine español’, y siempre hay uno o dos imbéciles en la reunión que me reprochan con furia e indignación tal actitud, pues permitidme sentirme bastante mal cuando veo maravillas fílmicas como EL PUENTE DE LA PAZ. Este guión de oro firmado por Pedro Masó y Miguel Mihura (arre Pepi, agárrate) es una pura maravilla. Sí, de 1958... rabiosamente actual en 2018, hablo en serio. Retrata a la clase política más o menos como lo que, según parece, lleva siendo lustros y lustros.

Pero de verdad, madre mía, esos actores, esos diálogos, esa dirección, esa comedia, ESE CINE ¡¡¡Dónde coño se ha metido!!!
Ya sé que LA LIBRERíA pertenece a otro género, y que no es justa la comparación, pero que a una joya como EL PUENTE DE LA PAZ no la conozca hoy en día ni el Cristo Redentor, y a la de la (subvencionada forever) Coixet le otorguen el Goya a la mejor película de 2017, hiede a que este puto país da pena penita pena. No: da vergüenza, y da asco.

Si la repetición de la proclama que he mencionado antes me llevará en el futuro a nuevos enfrentamientos y malestares con los ignorantes de turno (quienes por cierto, al final ven bastante menos cine español que yo), he de declararme un orgulloso (e iracundo) disidente del Pacoleonismo, del Almodovarismo, del Ochoapellidismo, y del monopolio vulgar y la corrupta tiranía de la Academia del cine español.

YO NO VEO CINE ESPAÑOL, CARAJO.
JACHi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de mayo de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Me encanta ver cómo se cuela crítica social en películas de 1958. Aquí, vemos lo que “el progreso” de un puente a modo de autopista con peaje trae a una pacífica familia de un pueblo apartado, con su casa junto al río. La maldad de los poderosos, que solo buscan y miran por el dinero, esos “tejemanejes” entre caciques fuma puros en los palcos de los campos de fútbol. Al Franquismo se le iba metiendo entre las rendijas una protesta social imparable.

Manolo Morán es un actor que parecía salido de la misma tierra: su vestimenta, su manejo de los objetos rurales, su puesta en escena natural; su saber estar, como si fuera nuestro abuelo… Hoy descubrí en su biografía que falleció en San Juan en 1967.

El resto de los secundarios es excelente, formando un elenco pueblerino impecable. España estaba repleto de buenos actores por aquel entonces. Quizá el galán es el que más desentona y se agradece ver a la bella Elisa Montés, mujer de Antonio Ozores, madre de Emma Ozores y hermana de Terele Pávez. Bellísima y desconocida para mí.

La película tiene trazos de western y de neorrealismo italiano, pero alguna vez se reconocerá que el cine español de los 50 era un género en sí mismo.
CHIRU
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow