arrow

Byzantium

6,0
3.380
votos
Sinopsis
Eleanor y Clara, dos jóvenes mujeres vampiro, solas y sin dinero, abandonan el escenario de un crimen violento y llegan a una pequeña ciudad costera. Para conseguir dinero y refugio, Clara, siempre práctica, decide prostituirse. El tímido y solitario Noel se muestra dispuesto a proporcionarles alojamiento en el destartalado hotel Byzantium. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 4 9 >>
user-icon Caith_Sith   Gijón (España)
Buena
13 de Agosto de 2013
31 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
En una época en la que cada vez se hace más cine de efectos especiales y enormes presupuestos, hay que agradecer que cineastas como Neil Jordan sigan recurriendo al talento y no a las máquinas para construir su cine. El responsable de la superlativa "Entrevista con el vampiro" o joyas como "En compañía de lobos" vuelve a recurrir al género fantástico para hablarnos de una historia de vampirismo desde un punto de vista íntimo, casi lírico, emparentado con aquel largometraje que puso en pantalla a Lestat y Louis de Pointe. Es más, podríamos hablar de "Byzantium" como una especie de spin-off de aquel: si alguna de las féminas de aquel film hubieran sido convertidas en vampiresas, podrían haber protagonizado esta nueva pequeña pieza a reivindicar del cine de género, que casualmente ha sido rechazada y calificada de menor, como ha ocurrido recientemente con cintas como "Passion" de Brian de Palma. De locos.

En "Byzantium" se cuenta la historia de dos mujeres, vampiresas, que deben huir constantemente de una amenaza que al principio se mantiene en secreto. Vemos cómo sobreviven, alimentándose, de forma pausada y tranquila. Moira Buffini, guionista del film, se toma su tiempo no ya para desarrollar a los personajes, sino también para reescribir algunos códigos del cine vampírico en pos de actualizar el mito a los cánones actuales: la necesidad de ser invitados a pasar a la casa del huesped, por ejemplo, un poco al estilo "Déjame entrar" aunque esta mitología sea muy anterior (pudo verse, por ejemplo, en la floja película "Buffy, cazavampiros" de 1992). La película se narra a varios tiempos, alternando pasado y presente para ahondar en esta construcción de personajes, introduciendo además otros que añaden interés a una trama que de otra forma podría pecar de ser demasiado sencilla. Lo verdaderamente importante aquí es crear una atmósfera, y en eso pocos pueden ganar a Neil Jordan cuando se encuentra en plena capacidad.

Saoirse Ronan y Gemma Arterton interpretan con convicción a las protagonistas, la primera con su tradicional mirada perdida y misterio añadido, la segunda sacando provecho de su salvaje sensualidad, pero complementándose perfectamente entre sí. Es gracias a ellas que la película parece atemporal, como si esos personajes pertenecieran a otro tiempo y a otra época, evocando al pasado pero con la mirada puesta en el presente. Fantásticamente dirigida, la música de Javier Navarrete y la fotografía de Sean Bobbitt no hacen más que redondear una película que está lejos de ser perfecta pero que yo, personalmente, he disfrutado bastante. Como fan del (buen) cine de vampiros no puedo dejar de recomendarla. Eso sí, un consejo para el gran Caleb Landry Jones ("Antirival"): pídele a tu agente que deje de buscarte papeles de enfermo. Los clavas, ¿eh? Pero ya es abusar. Una gran película.
Caith_Sith
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Sibila de Delfos   Madrid (España)
Notable
8 de Septiembre de 2013
12 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
El cine de Neil Jordan no es fácil. Nunca es fácil. A primera vista puede parecer poco arriesgado o tradicional, pero a poco que se empieza a ver una de sus películas para darse cuenta de que esa trama que en un principio nos podía parecer un lugar común es de todo menos comercial y convencional. Con Byzantium pasa lo mismo. Tenemos una madre y una hija que se alimentan de sangre. Pero lo que nos propone Jordan no es un entretenimiento adrenalítico de vampiros volando por los aires. Byzantium tiene más que ver con Déjame entrar que con la saga Crepúsculo o con la propia Entrevista con el vampiro. Es una película rara, decididamente outsider, violenta, dura, marcada por un ambiente profundamente malsano y no apta para todos los paladares. Ha de disfrutarse con paciencia, dejando que la historia envuelva poco a poco, que las palabras de Moira Baffini vayan llegando a donde la guionistas y Jordan quieren. Habrá quienes se vean incapaces de conectar con la historia de Clara y Eleanor por la contemplación con que está contada, pero si se logra, el viaje resulta uno de los más fascinantes y negros vistos en los últimos tiempos. Hay verdadera inteligencia en la manera en que el guión va desgranando los acontecimientos y reconstruyendo la historia de esta madre y esta hija tan peculiares, y Jordan, con una cámara elegante y exquisita para los detalles (Eleanor bebiendo la sangre recogida del suelo) y la acción más sangrienta (el crimen inicial de Clara), se sirve de la inmensa fotografía de Sean Bobbitt para pintar de grises, azules y negros una historia muy diferente a un reguero de sangre vampírico. Si Déjame entrar, esa obra maestra sueca, versaba sobre el incipiente amor adolescente, Byzantium es un drama sobre las relaciones entre madres e hijas. Y resulta tan hermosa y emotiva, a pesar de su violencia, en parte gracias a Saoirse Ronan y Gemma Arterton. La irlandesa clava el carácter introvertido de Eleanor, y aunque es algo inexpresiva en ocasiones (exigencia del guión, por otra parte), muestra una solvencia dramática y una naturalidad que la pone a la cabeza de las actrices menores de veinte años de la actualidad (ver su conversación en la escuela con la gran Maria Doyle Kennedy). La británica, por su parte, es la gran revelación de la película, pues nunca en Quantum of Solace o Prince of Persia dio muestras de ser la actriz superdotada para el drama que demuestra ser aquí. Su entrega es digna de aplauso, y su esfuerzo dramático, capaz de partir el corazón cuando toca, sobre todo cuando comparte pantalla con Ronan.
Una lástima que Buffini tuviera que incluir la (parece ser que) inevitable historia de amor adolescente, la cual, pese a no ser especialmente pastelosa e intragable, sí es un pegote innecesario para la trama y un lastre para el ritmo, que es sin duda el fallo más importante de la película. Le sobran fácilmente quince minutos de metraje y la narración es demasiado contemplativa en muchas ocasiones.
Pero nada ni nadie le puede quitar a Byzantium el ser una de las más fascinantes y originales historias vampíricas de los últimos tiempos. Bienvenidos sean su sangre y su riesgo.

Lo mejor: La fascinación que produce, la inmensa fotografía y el soberbio trabajo de sus dos protagonistas, Saoirse Ronan y Gemma Arterton.
Lo peor: La historia de amor no aporta nada y el ritmo peca de lento.
Sibila de Delfos
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon karba   madrid (España)
Buena
1 de Septiembre de 2013
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
El periplo intermitente de Neil Jordan por las aguas del fantástico siempre ha dejado películas muy interesantes. Con BYZANTIUM regresa al terreno conocido que en su momento le otorgó visibilidad mundial: el vampirismo. Si ENTREVISTA CON EL VAMPIRO era producto de su tiempo, una visión hipergótica y ultrarromántica del asunto de los chupasangres, debidamente operística, espectacular y barroca, BYZANTIUM arroja un tono mucho más oscuro, frío, intimista y reflexivo. Profundamente actual. Es BYZANTIUM un film sobrio y contenido en todos los sentidos, de una cadencia pausada y abundantes silencios rotos sólo por algún que otro alarido y puntuales surtidores de sangre. La profunda desolación y melancolía de sus imágenes (algunas de ellas de una potencia abrumadora, como las cataratas que se vuelven sangre cada vez que se realiza una conversión) calan en la piel mientras que la trama en realidad discurre por caminos ya explorados desde LET ME IN (la sueca), a la que BYZANTIUM le debe no pocos hallazgos y que parece que ya está creando escuela. Es también el recorrido existencial de una madre y su hija, mujeres acosadas (es ésta una obra profundamente feminista en cierto sentido) que se niegan a claudicar, que siguen adelante perseguidas por violentos hombres sin ética, todo apoyado por la magnífica química entre Saoirse Ronan y Gemma Arterton, ambas dos complementarias y clavando sus respectivos y jugosos personajes. Eso que llaman "sensibilidad poética" se cuela cada cierto tiempo en las imágenes, y el uso de las metáforas visuales que Neil Jordan practica desde la mítica EN COMPAÑÍA DE LOBOS consigue insuflar vida y crear empatía con estos dos seres de la noche. Ya os podéis imaginar que BYZANTIUM es una película densa y que requiere cierto esfuerzo, pero los resultados emocionales y estéticos merecen la pena. De esas que crecen en el recuerdo. Y nominada a mejor poster del año. Hermoso.

http://sesiongolfademondozombie.blogspot.com.es/
karba
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon El Criticón   Barcelona (España)
Interesante
22 de Septiembre de 2013
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hermoso drama vampírico rodado con mano firme por el artesano Neil Jordan. La película alterna momentos magníficos con otros un poco mas tópicos pero todos están rodados de manera ciertamente hermosa. Las actrices Saoirse Ronan y Gemma Arterton están impresionantes en sus papeles (sobre todo la primera) y ayudan al espectador a meterse en la piel de estas pobres mujeres destinadas a vagar por el mundo en busca de sangre. Lo mejor de todo es la dirección de Neil Jordan que en muchos momentos crea imágenes poéticas y consigue que todos los personajes tengan vida, parezcan reales. La película bascula entre un filme de autor y una película comercial pero prefiere coger el camino del medio para no asustar ni a unos ni a otros (y asegurarse una mínima carrera comercial). Puede que no sea la película de vampiros que espera todo aficionado del género pero si el espectador tiene paciencia obtendrá su recompensa. Una película de terror clásico, realmente hermosa y muy buen rodada. Gracias a Dios aun existe vida para los culebrones vampíricos a pesar de los desastres de “Crepúsculo” y similares.
El Criticón
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Ulher   Barcelona (España)
Interesante
11 de Octubre de 2013
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es evidente que Byzantium bebe, y mucho, de la sangre derramada de Déjame entrar. Esa obra maestra que en pleno auge vampírico llegó del báltico y templó los corazones de aquellos que en 2009 se sabían resignados a productos de dudosa calidad. Byzantium, en una comparativa con la cinta sueca de Alfredson, debe agachar la cabeza aunque en su interior compartan espíritu. Ambas se presentan como películas de vampiros en un tono intemporal, albergando un mensaje que va mas allá del mito y sin embargo, la cinta de Neil Jordan no llega a alcanzar la cumbre de hipnosis que supuso Déjame entrar. La narración de Byzantium se antoja contemplativa hasta rozar el paroxismo, sobre todo en la presentación de los personajes femeninos. Apenas están descritos y en cuestión de segundos emprenden un viaje del que hasta la segunda parte de la cinta no conocemos su destino. No es del todo errático caminar a ciegas por la senda de la elegancia de Jordan pero precisamente en esta cinta es fácil quedarse deslumbrado ante la belleza de los fotogramas y no bucear en ellos.

En Byzantium encontramos la leyenda del vampiro distorsionada y sin embargo se acepta sin rechistar. Los chupasangres nunca fueron tan comedidos como aquí. Y es que no hay que rascar demasiado para ver que Jordan nos está contando algo que va más allá del cuento gótico. La lucha de una madre y una hija por subsistir día a día en un mundo gobernado por el hombre. Ambas suponen una amenaza y no están dispuestas a rendirse aunque el precio que tienen que pagar sea muy caro. Una trama que tendría cabida en la agenda de cualquier realizador, por lo que tenemos que ubicar la relevancia de la cinta en su exposición y ante semejante marco no podemos más que rendirnos ante el buen gusto de un director coleccionista de ambientes insólitos.

Tanto Saoirse Ronan, en el papel de la retraída hija, como una incombustible Gemma Artenton encarnando a esa madre luchadora e imbatible por el bienestar de su hija, logran aupar un texto corriente que, sin la fuerza visual impresa por la fotografía de Sean Bobbitt, no pasaría del aprobado. Pura poesía visual que otorga al resultado final el principal aliciente para no dejar escapar un material digno de su autor.

Para amantes del lirismo renovado.

Lo mejor: su elegante y melancólica puesta es escena.
Lo peor: juega magistralmente con la ambientación pero le falta pulso al medir el equilibrio en la narración.
Ulher
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
1 2 3 4 9 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados