arrow

Robin de los bosques

7,2
25.232
votos
Sinopsis
Robin de Locksey regresa a Inglaterra tras combatir contra los infieles en las Cruzadas, pero Juan sin Tierra, el hermano del Rey Ricardo I, ha usurpado el trono y gobierna como un tirano, por lo que el noble sajón decide refugiarse en el bosque de Sherwood y luchar contra él para devolverle la corona a Ricardo. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 4 6 >>
user-icon burton   Santander (España)
Muy buena
8 de Septiembre de 2006
23 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una de las mejores películas de aventuras de todos los tiempos, y de largo la mejor adaptación cinematográfica sobre la vida del legendario héroe de las baladas inglesas de finales del siglo XIV y principios del XV, Robin Hood.

Sustituyendo a su "otro" director,William Keighley, Curtiz toma las riendas del proyecto con una maestría narrativa y un sentido del espectáculo realmente abrumador.

Cierto que las situaciones narradas rayan por momentos la más estúpida de las inverosimilitudes, que los soldados proscritos de los bosques reales de Sherwood afrontan las batallas con el ánimo del simpático borracho con ganas de juerga, o que los pintorescos y coloristas disfraces de los personajes de la cinta, sabiamente retratados y realzados por la cámara del prestigioso colaborador habitual de Curtiz, Sol Polito (increíble que ni siquiera recibiera una triste nominación por tan portentoso trabajo), produzcan una suerte de risa ridícula de aquel que contempla una danza de saltimbanquis...

Todo ello no es óbice empero, para considerar esta legendaria cinta como todo un ejercicio de virtuoso estilo cinematográfico, con un poderoso y vertiginoso ritmo narrativo (papiros desplegables incluídos), unas interpretaciones sublimes y un ambiente de aventuras realmente espectacular.

La Biblia, "Gladiator", "Romeo y Julieta", Supermán....son muchas las lecturas que se pueden hacer de esta preciosa cinta...

En el mismo año que Curtiz también rodó "Ángeles con caras sucias", su noble "personaje" de Robin de Locksey robó nuestros corazones, más incluso que cuando leímos alguna vez las aventuras de este mito de la tradición británica, mitológico o real, extraídas de los escritos anónimos medievales y sus 30 baladas tituladas "The Gest of Robin Hood".

"...Sajones o Normandos, ¿qué más da? odio (odiamos) la injusticia...", aunque en este caso se dé la paradójica circunstancia que la justicia esté encarnada por otro régimen eternamente anacrónico e injusto por naturaleza como el gobierno monárquico...

Will Scarlett, el fraile Tuck, Little John y Robin Hood fueron y serán un ejemplo del camino a seguir... con permiso de Michael Curtiz en las lides cinematográficas y la maravillosa partitura de Erich Wolfang Korngold (ganadora del oscar aquel año) aún retumbando en nuestros oídos.

I M P R E S C I N D I B L E.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
burton
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon nuevacarne   Barcelona (España)
Excelente
8 de Junio de 2006
18 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película ideal para toda la familia sin sentirnos estafados. Una película en la que una persona puede preguntarse sin dificultades ¿Esto es un film del 38?
Si. Y eso no es todo. Flynn es el mejor Robin Hood y desde luego los ojos de Olivia de Havilland enamoran a cualquiera. Desde luego que Curtiz fue una magnífica elección para dar al film la energía de la que hace gala en su extenso metraje. Es un film que resiste formidablemente el paso del tiempo (salvo por el vestuario, pero queda tan bien en el fantástico Technicolor), con una eficaz e extraordinaria banda sonora y una sensación de estar frente a un gran clásico del que es de sobra reconocido.
nuevacarne
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Miquel   Palma (Mallorca) (España)
Notable
28 de Septiembre de 2007
16 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Film emblemático de aventuras, realizado por Michael Curtiz y William Keighley. Al primero se atribuyen las escenas de interior y al segundo las exteriores (las primeras que se ruedan). El guión, de Norman Reilly Raine y Seton I. Miller, se basa en las narraciones legendarias de Robin Hood, que aparecen citadas por primera vez en "Piers Plowman" (1377), de William Langland. Se rueda en Bidwell Park (Chico, CA), donde se recrea el bosque de Sherwood, y en los Warner Studios, con un coste ligeramente superior a los 2 M de dólares, el más elevado de una cinta hasta entonces. Es nominado a 4 Oscar y obtiene 3 (decoración, edición y música original). Producido por Hal B. Wallis (no acreditado), se estrena en "première" el 25-IV-1938 (EEUU). El estreno en España se retrasa 10 años, hasta el 11-X-1948.

La acción tiene lugar en el condado de Nottingham (suroeste de Inglaterra), en 1194, tras la 3ª Cruzada. Robert de Locksley es un noble sajón que se ve obligado a comportarse como un bandido cuando el príncipe Juan intenta usurpar el trono a su hermano Ricardo, apresado por Leopoldo de Austria. En los bosques de Sherwood toma el nombre de Robin Hood (Robín de la capucha). Allí reúne a los sajones proscritos, perseguidos y desheredados, entre los que se cuentan Will Scarlett, el fraile Tuck, pequeño John, el molinero Much, etc. Con su apoyo se enfrenta a las ambiciones del príncipe Juan, se opone a los impuestos arbitrarios de Sir Guy de Gisbourne, roba a los ricos y ayuda a los pobres.

La película está considerada como una de las más destacadas del cine de aventuras de todos los tiempos. Combina aventuras, acción, romance, drama y toques de comedia de humor, en un conjunto sorprendentemente entretenido. Suma secuencias, que explican hechos separados, con cierta falta de progresión dramática. Ofrece escenas memorables como la llegada de Robin al castillo de Nottingham durante el banquete, la proyección de sombras del príncipe Juan y sus ayudantes en la pared cuando firman la condena a muerte de Robin, la juxtaposición de la imagen del príncipe Juan preparándose para la coronación y la de Lady Marian en la celda, y el inolvidable duelo final.

La música, de Erich Wolfgang Korngold ("El capitán Blood", 1935), consta de 15 temas ("Prólogo", "El banquete", "Duelo y victoria", "Epílogo") y 2 motivos principales, uno triunfal (el de Robin) y otro siniestro (el de Sir Guy). De aire solemne y sinfónico, contiene fanfarrias marciales de tono épico. La fotografía, de Tony Gaudio y Sol Polito, ofrece un technicolor avanzado, de alto coste en su momento, largos movimientos de grúa y espectaculares perspectivas panorámicas. La imagen de Errol Flynn queda ligada al personaje de Robin Hood. El éxito de la obra anima a la Warner a realizar dos films similares el año siguiente: "Dodge City" (Curtiz, 1939) y "La vida privada de Elizabeth y Essex" (Curtiz, 1939).
Miquel
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon vircenguetorix   Valladolid (España)
Interesante
15 de Febrero de 2007
25 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cualquiera que haya viajado y leído un poco sabrá como yo que los países angloamericanos tienen grandes virtudes a los cuáles hay que agradecer pero también han aportado otras cosas muy negativas como su forma maniqueísta de ver el mundo debido a su carga religiosa de lucha entre el Bien y el Mal. Y eso está presente en su literatura y en su cine de forma continua, y mucho más en las películas de aventuras de los años 30 y 40, como esta paradigmática de “Robin de los bosques” donde no hay elección posible entre quién es el villano y el héroe, algo que gusta mucho por allí como digo y ha condicionado mucho su cine a posteriori cuando lo vemos.

Dicen que Errol Flynn fue espía nazi; bueno no entraré a valorar eso pero sí que viendo la película uno percibe un mensaje claro dirigido a la población y a los gobiernos de Londres como de Washington: Aislacionismo y dejar las guerras de fuera para quien les interese y les afecte. Y estamos en el 1938 cuando Hitler amenaza ya a media Europa. Pero aquí el discurso es bien claro, el rey Ricardo nunca debió irse a una guerra lejana que no nos importa.

Cinematográficamente hablando “Robin de los bosques” fue producida por la Warner cuando no era un de las “major” que hicieran ese tipo de películas sino más de gángsters lo cuál fue novedoso en su momento, la encomendó a William Keighley, amigo de Flynn y después de Michael Curtiz, aunque hay escenas filmadas por ambos casi a partes iguales. El director de origen húngaro, autor de “Casablanca” era un funcionario del cine y probablemente el mejor director de estudio junto a William Wyler.

La película fue un éxito en su momento, obteniendo tres Oscar y pasando instantáneamente a la condición de clásico, que perdura hasta nuestros días. Tiene unos magníficos decorados, vestuarios portentosos y un tecnicolor maravilloso, además de unos actores convincentes sobre todo la pareja principal. Aunque “Robin de los bosques” sea probablemente la más popular y conocida de las películas protagonizadas tanto por Olivia de Havilland como por Errol Flynn, no es ni de lejos la mejor, sobre todo si la comparamos con una obra maestra como “Murieron con las botas puestas”, esta dirigida no por Curtiz sino por Raoul Walsh.

“Robin de los bosques” es una película de aventuras, pero ante todo familiar, hay que verla de niño porque si no encontraríamos demasiados fallos y problemas. Los hombres de Robin saludando con la mano en la frente como si fueran marines, luchando en la Edad Media con espadas y posturas de la época de los espadachines de Dumas y los tres mosqueteros, flechas que nunca se acaban de la funda de Robin, paisajes biogeográficos (¡vaya bosque!) más propios de California que no de la Inglaterra húmeda atlántica del siglo XII...vamos realismo puro.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
vircenguetorix
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Gabriel   Almería (España)
Buena
30 de Mayo de 2010
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mítico film de aventuras con una de las mejores parejas de siempre de Hollywood: el apuesto Errol Flynn y la dulce Olivia de Havilland. Se dice que la comenzó Keighley pero cuando Jack Warner vio las primeras tomas en exteriores, rodadas en Chico, California, lo despidió y contrató a Michael Curtiz, que ya había dirigido a Flynn en “El capitán Blood” y “La carga de la brigada ligera”.

Era la cuarta vez que Errol y Olivia trabajaban juntos para la Warner de las nueve veces que lo hicieron juntos. En su momento fue la producción más cara de la Warner, llegando a dos millones de dólares en costes de producción (se había estipulado el máximo en 1,6). Consiguió tres oscars de Hollywood, el de mejor decoración, mejor música original y mejor montaje en el año en que “Vive como quieras”, de Capra obtuvo el premio a mejor película.

La película es de una gran riqueza visual, con un espléndido Technicolor, en donde priman los colores vistosos y los verdes bosques frondosos. El vestuario es de una gran variedad cromática. La figura de un esbelto Errol Flynn, con su inolvidable vestimenta verde y su arco, articulándose en portavoz de los oprimidos, ha quedado para siempre grabada a fuego en la memoria colectiva de los aficionados al cine.

Olivia de Havilland se muestra en su línea, espléndida como siempre, encarnando a una Lady Marian noble pero no altiva. Su incredulidad hacia Robin y demás seguidores va dando paso hacia la comprensión. Va de menos a más; gana cuando sonríe y hace gala de un magnífico vestuario, merced a su belleza y espléndida silueta.

Aunque la película no tiene como objetivo profundizar en hechos históricos, ya que se trata esencialmente de un film de aventuras, muestra el ascenso de Juan, interpretado por Claude Rains (el mítico policía Louis Renault de “Casablanca”), mientras su hermano Ricardo Corazón de León, se bate en las Cruzadas. Las escenas de la Corte, a pesar de su idealización y sus decorados, están muy bien realizadas (hay que atender al contexto histórico y la finalidad del film).

Curtiz articula una eficaz puesta en escena y demuestra que es uno de los mejores directores en escenas de masas, con muchos actores implicados (la lucha en el castillo o el magnífico banquete, que recuerda a las comilonas de Astérix y Obélix).

Sin llegar a cotas de obra maestra, la película es amena, divertida y de alto ritmo, apta para todo tipo de público. Al decir de muchos, una de las mejores versiones de Robin Hood hasta la fecha.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Gabriel
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
1 2 3 4 6 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados